Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Cómo se propaga el COVID-19 

Cómo se propaga el COVID-19 
Actualizado el 14 de julio del 2021

El COVID-19 se propaga cuando una persona infectada exhala gotitas y partículas respiratorias muy pequeñas que contienen el virus. Estas gotitas y partículas respiratorias pueden ser inhaladas por otras personas o depositarse sobre sus ojos, nariz o boca. En algunas circunstancias, pueden contaminar las superficies que tocan. Quienes están a menos de 6 pies de distancia de una persona infectada tienen mayor probabilidad de infectarse.

Hay tres formas principales en las que se propaga el COVID-19:

  • Al inhalar estando cerca de una persona infectada que exhala pequeñas gotitas y partículas respiratorias que contienen el virus.
  • Al hacer que estas pequeñas gotitas y partículas respiratorias que contienen el virus se depositen sobre los ojos, nariz o boca, especialmente a través de salpicaduras y aspersiones como las generadas al toser o estornudar.
  • Al tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas con el virus.
ícono de virus
Acerca de las variantes
Los virus cambian constantemente, incluido el virus que causa el COVID-19. Estos cambios se producen con el paso del tiempo y pueden dar lugar a la aparición de variantes que podrían tener nuevas características. Las vacunas siguen reduciendo el riesgo de las personas de infectarse por el virus que causa el COVID-19. Las vacunas son altamente efectivas contra las enfermedades graves.

Protéjase y proteja a los demás

Cualquier persona infectada por el COVID-19 puede propagar la enfermedad, incluso si NO presenta síntomas.

Medidas importantes de desacelerar la propagación del COVID-19

Lo que necesita saber

Use la mascarilla que mejor le ajuste, brinde la mejor protección y le resulte cómoda.
  • En general, las personas no necesitan usar mascarillas cuando están al aire libre.
  • Si está enfermo y necesita estar rodeado de personas o se encarga del cuidado de una persona con COVID-19, use una mascarilla.
  • Si el nivel de COVID-19 en la comunidad donde usted vive es
    • Bajo
      • Use una mascarilla con base en sus preferencias personales, según su nivel de riesgo personal.
    • Medio
      • Si tiene riesgo de enfermarse gravemente, consulte con su proveedor de atención médica acerca del uso de mascarillas en público en espacios cerrados.
      • Si convive o planea reunirse con una persona con riesgo de enfermarse gravemente, use una mascarilla cuando estén reunidos en espacios cerrados.
    • Alto
      • Si tiene 2 años de edad o más, use una mascarilla bien ajustada en público en espacios cerrados, independientemente de su estado de vacunación o riesgo personal (incluso en escuelas de kínder a 12.° y otros entornos comunitarios).
  • Si tiene riesgo de enfermarse gravemente, use una mascarilla o respirador que le ofrezca mayor protección.

Obtenga más información sobre lo que puede hacer para protegerse y proteger a los demás, y lo que puede hacer después de ponerse al día con sus vacunas.

El COVID-19 y los animales

El COVID-19 puede propagarse de personas a animales en ciertas situaciones. En algunos casos, los perros y los gatos pueden infectarse luego de tener contacto cercano con personas con COVID-19. Sepa qué debe hacer si tiene mascotas.

Los alimentos y el agua

Alimentos

No hay evidencia que sugiera que la manipulación o el consumo de alimentos esté asociada al COVID-19. Siga las directrices de seguridad de los alimentos al manipular y lavar productos frescos. No lave los productos frescos con jabón, cloro, desinfectante, alcohol ni otros productos químicos.

Agua potable

Tampoco existe evidencia actual de que las personas puedan contraer COVID-19 a través del agua potable. Aún no se ha detectado el virus del COVID-19 en el agua potable. Los métodos convencionales de tratamiento de agua que la filtran y desinfectan, como los de la mayoría de los sistemas municipales de agua potable, deberían eliminar o matar el virus que causa el COVID-19.​

Fuentes naturales de agua (lagos, océanos, ríos)

No hay informes científicos que digan que el virus que causa el COVID-19 se propague entre las personas a través del agua en lagos, océanos, ríos u otras fuentes de agua naturales.

Aguas residuales

Se ha detectado material genético del virus que causa el COVID-19 en aguas residuales no tratadas (también denominadas "aguas servidas"). Hasta la fecha no hay información de que alguna persona haya contraído el COVID-19 por exposición directa a aguas residuales tratadas o no tratadas. Las plantas de tratamiento de las aguas residuales usan productos químicos y otros procesos de desinfección para eliminar y degradar muchos virus y bacterias. Los métodos de desinfección utilizados en el tratamiento de aguas residuales neutralizan el virus que causa el COVID-19.