Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Lo que usted puede hacer

Quédese en casa y evite el contacto cercano con otras personas, en especial si tiene un mayor riesgo de enfermarse gravemente o si podría tener problemas para recibir asistencia si se enferma.

ícono de casa y usuario
Medidas que puede tomar

Si tiene un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 debido a su edad o porque tiene un problema de salud grave de largo plazo, es sumamente importante que tome medidas para reducir su riesgo de contraer la enfermedad.

  • Quédese en casa si es posible.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Tome precauciones cotidianas para mantener distancia entre usted y otras personas (permanezca a 6 pies de distancia, que equivale aproximadamente a la longitud de dos brazos).
  • Manténgase alejado de las personas que están enfermas.
  • Abastézcase de suministros.
  • Limpie y desinfecte los servicios que toca con más frecuencia.
  • Evite los viajes en crucero y los viajes aéreos que no sean estrictamente necesarios.
  • Llame a su profesional de atención médica si tiene inquietudes acerca del COVID-19 y su afección subyacente, o si está enfermo.
  • Medidas que puede tomar (versión para imprimir)ícono de pdf
  • Cómo protegerse
ícono de perfil con cruz médica
Sobrellevar el estrés

Las personas mayores y las personas de cualquier edad con afecciones subyacentes graves tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Las personas que podrían tener problemas para obtener asistencia si se enferman, como las personas sin hogar o con discapacidades, también tienen un mayor riesgo de contraer el COVID-19.

Estas condiciones y situaciones pueden aumentar el estrés durante esta pandemia. El temor y la ansiedad pueden ser abrumadores y provocar emociones fuertes.

Cosas que puede hacer para ayudarse:

  • Tómese un descanso y deje de ver, leer o escuchar las noticias, incluso los medios sociales. Escuchar hablar de la pandemia reiteradamente puede afectarlo.
  • Cuide su cuerpo. Respire profundamente, haga ejercicios de estiramiento o medite. Trate de comer alimentos saludables y comidas bien balanceadas, hacer ejercicio con regularidad, dormir lo suficiente y evitar el alcohol y las drogas.
  • Hágase un tiempo para relajarse. Trate de hacer otras actividades que disfrute.
  • Comuníquese con otras personas. Hable con las personas en quienes confía sobre sus preocupaciones y cómo se está sintiendo.
  • Llame a su proveedor de atención médica si el estrés interfiere con sus actividades diarias por varios días seguidos.
  • Si usted o un ser querido se siente abrumado y está teniendo sensaciones de tristeza, depresión o ansiedad, o siente necesidad de lastimarse o lastimar a otros, llame:
    • 911
    • a la línea telefónica de ayuda para sobrellevar la angustia provocada por desastres, de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA): 1-800-985-5990 o envíe un mensaje de texto que diga TalkWithUs al 66746. (Línea TTY 1-800-846-8517)
ícono de boleta
Prepare un plan por si se enferma
  • Sepa cómo mantenerse en contacto con otras personas por teléfono o correo electrónico. Tal vez necesite pedir ayuda a amigos, familiares, vecinos y trabajadores de salud comunitaria si se enferma.
  • Determine quién puede atenderlo si la persona encargada de sus cuidados se enferma.
  • Contacte a su proveedor de atención médica para consultarle acerca de cómo obtener medicamentos necesarios adicionales para tener a mano en caso de que se produzca un brote de COVID-19 en su comunidad y necesite permanecer en su hogar durante un tiempo prolongado.
  • Si no puede obtener medicamentos adicionales, considere utilizar el servicio de pedido de medicamentos por correo.
  • Asegúrese de contar con medicamentos sin receta médica y suministros médicos (pañuelos, etc.) para tratar la fiebre y otros síntomas. La mayoría de las personas podrá recuperarse del COVID-19 en su hogar.
  • Tenga suficientes artículos del hogar y alimentos a mano de modo que esté preparado para quedarse en casa.
  • Considere formas de recibir los medicamentos y alimentos en su casa a través de redes familiares, sociales o comerciales.
  • Tenga un plan para que alguien cuide a sus mascotas si usted se enferma.
  • Cómo limpiar y desinfectar su casa
ícono de punto de referencia
Consulte a sus funcionarios de salud pública locales

Con base en la gravedad del brote, sus funcionarios de salud pública locales pueden recomendar medidas en la comunidad para reducir el riesgo de las personas de exposición al COVID-19. Estas medidas pueden desacelerar la velocidad de propagación y reducir el impacto de la enfermedad.

Permanezca en su hogar tanto como sea posible. Tome medidas adicionales para mantener distancia entre usted y otras personas a fin de reducir más su riesgo de exponerse a este nuevo virus.

Encuentre su departamento de salud local.

ícono de temperatura alta
Qué debe hacer si tiene síntomas
Cuándo buscar atención médica de emergencia

Esté atento a los signos de advertencia de emergencia* del COVID-19. Si alguien presenta alguno de estos signos, busque atención médica de emergencia de inmediato

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión
  • Incapacidad de despertarse o permanecer despierto
  • Coloración azulada en los labios o el rostro 

*Esta lista no incluye todos los síntomas posibles. Llame a su proveedor de servicios médicos por cualquier otro síntoma grave o que le preocupe.

Llame al 911 o llame antes a su centro de emergencias local: notifique al operador que necesita atención para alguien que tiene o podría tener COVID-19.

Lo que pueden hacer otras personas

ícono de escuela
Apoyo comunitario

La planificación de la preparación comunitaria para el COVID-19 debería incluir a los adultos mayores y a las personas con discapacidades, además de las organizaciones que les brindan apoyo en sus comunidades, para garantizar que se tomen en cuenta sus necesidades. Muchas de estas personas viven en la comunidad, y muchas dependen de los servicios y el apoyo que les proveen en su casa o en la comunidad para mantener su salud e independencia.

Los establecimientos de cuidados a largo plazo deben estar atentos para prevenir la introducción y propagación del COVID-19. Vea la guía para establecimientos de cuidados a largo plazo.

ícono de usuarios
Apoyo provisto por la familia y por cuidadores
  • Sepa qué medicamentos está tomando su ser querido y vea si puede ayudarle a tener dosis adicionales a mano.
  • Monitoree los alimentos y otros suministros médicos (oxígeno, suministros para incontinencia, para diálisis, para el cuidado de heridas, etc.) necesarios y elabore un plan de respaldo.
  • Abastézcase de alimentos no perecederos y téngalos a mano en su hogar para minimizar las visitas a la tienda.
  • Si usted se ocupa de un ser querido que vive en un centro de cuidados, esté atento a la situación, pregunte sobre la salud de los otros residentes con frecuencia y sepa cuál es el protocolo si hay un brote.
  • Aprenda más sobre cómo cuidar a una persona enferma en casa
Esta página fue revisada el 8 de mayo del 2020