Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí

Las personas con ciertas afecciones

Las personas con ciertas afecciones
Actualizado el 14 de oct. del 2021
Ilustración de personas con afecciones

Esta información está dirigida al público en general. Los proveedores de atención médica deberían ver Afecciones subyacentes asociadas a un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 para obtener información más detallada.

Lo que necesita saber

  • Las personas de cualquier edad con las afecciones mencionadas a continuación tienen más probabilidades de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Las vacunas contra el COVID-19 (dosis iniciales o dosis de refuerzo) y las medidas preventivas para el COVID-19 son importantes, especialmente si es mayor o tiene varias de las afecciones graves incluidas en la lista. Las vacunas contra el COVID-19 (dosis iniciales o dosis de refuerzo) son seguras y efectivas y deberían administrarse a las personas con mayor riesgo, incluidas las personas con afecciones subyacentes.
  • Esta lista no incluye todas las afecciones posibles que aumentan el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Si tiene una afección que no figura en esta lista, hable con su médico acerca de cómo controlar su afección y protegerse del COVID-19.

Visión general

Las personas de cualquier edad con las siguientes afecciones son más propensas a enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Enfermedad grave quiere decir que una persona con COVID-19 podría:

  • Ser hospitalizada
  • Permanecer en la unidad de cuidados intensivos
  • Necesitar un respirador que la ayude a respirar
  • Morir

Además:

  • Los adultos mayores tienen mayor probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Más del 81 % de las muertes por COVID-19 ocurre en personas de más de 65 años de edad. La cantidad de muertes entre personas mayores de 65 años es 80 veces mayor que la cantidad de muertes entre personas de 18 a 29 años.
  • El riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 aumenta cuanto más afecciones subyacentes tiene una persona
  • Las desigualdades sociales y de acceso a la salud sistémicas y de larga data han aumentado el riesgo de enfermarse y morir a causa del COVID-19 para diversos grupos, incluidos muchos grupos de minorías raciales y étnicas y personas con discapacidades.
    • Hay estudios que muestran que las personas pertenecientes a minorías raciales y étnicas también mueren de COVID-19 más jóvenes. Las personas que pertenecen a grupos minoritarios a menudo desarrollan afecciones crónicas a una edad más temprana y pueden ser más propensas a tener más de una afección.
    • Las personas con discapacidades tienen mayor probabilidad que aquellas sin discapacidades de sufrir afecciones crónicas, vivir en espacios compartidos y enfrentar más obstáculos para el acceso a los servicios de salud. Hay estudios que demuestran que algunas personas con ciertas discapacidades tienen mayor probabilidad de contraer el COVID-19 y con peores consecuencias que otros grupos.

Las vacunas contra el COVID-19 (dosis iniciales o dosis de refuerzo) y las medidas preventivas para el COVID-19 son importantes, especialmente si es mayor o tiene varias afecciones graves. Obtenga más información acerca de las recomendaciones de vacunación contra el COVID-19 de los CDC, lo que incluye cómo las afecciones y otros factores afectan las recomendaciones proporcionadas. Si tiene una afección, conozca más acerca de las medidas que puede tomar.

Afecciones

  • Esta lista se presenta en orden alfabético y no en orden de riesgo.
  • Los CDC completaron un proceso de revisión de evidencia de cada afección de esta lista a fin de garantizar que cumplan con los criterios para ser incluidas en esta lista. Los CDC realizan revisiones en curso de afecciones subyacentes adicionales y algunas de estas afecciones podrían tener suficiente evidencia para ser incluidas en la lista.
  • Como cada día estamos aprendiendo más acerca del COVID-19, esta lista no incluye todas las afecciones que hacen que una persona corra mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Las afecciones poco frecuentes, incluidas muchas afecciones que afectan principalmente a niños, podrían no estar incluidas a continuación. La lista se actualizará a medida que avanza la ciencia.
  • Las personas con alguna afección no mencionada en la lista podrían correr mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 que personas de una edad similar que no tienen esa afección, y deberían hablar con su proveedor de atención médica.

Cáncer

Tener cáncer puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Los tratamientos de muchos tipos de cáncer pueden debilitar la capacidad de su organismo de combatir la enfermedad. En este momento, con base en los estudios disponibles, tener antecedentes de cáncer puede aumentar su nivel de riesgo.

Obtenga más información:

Enfermedad renal crónica

Tener una enfermedad renal crónica en cualquier etapa puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Enfermedad crónica del hígado

Tener una enfermedad crónica del hígado, como las relacionadas con el consumo de alcohol, la enfermedad de hígado graso no alcohólico, la hepatitis autoinmunitaria y, especialmente, la cirrosis o lesiones en el hígado, podrían aumentar la probabilidad de que se enferme gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Enfermedades pulmonares crónicas

Las enfermedades pulmonares crónicas pueden aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Estas enfermedades pulmonares crónicas pueden incluir:

  • Asma, si es moderada a grave
  • Bronquiectasias (engrosamiento de los conductos respiratorios)
  • Displasia broncopulmonar (enfermedad pulmonar crónica que afecta a recién nacidos)
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), lo que incluye enfisema y bronquitis crónica
  • Tener tejido pulmonar dañado o cicatrizado, como enfermedad pulmonar intersticial (incluida la fibrosis pulmonar idiopática)
  • Fibrosis quística, con o sin trasplante de pulmón u otro órgano sólido​​​​​​​
  • Embolia pulmonar (coágulo sanguíneo en los pulmones)
  • Hipertensión pulmonar (hipertensión en los pulmones)

Obtenga más información:

Demencia u otras afecciones neurológicas

Tener afecciones neurológicas, como demencia, puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Diabetes (tipo 1 o tipo 2)

Tener diabetes tipo 1 o tipo 2 puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Síndrome de Down

Tener síndrome de Down puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Afecciones cardiacas

Tener afecciones cardiacas como insuficiencia cardíaca, enfermedad de la arteria coronaria, miocardiopatías y posiblemente hipertensión, puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

VIH

Tener VIH (virus de inmunodeficiencia humana) puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Personas inmunodeprimidas (sistema inmunitario debilitado)

Tener el sistema inmunitario debilitado puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Muchas afecciones y tratamientos pueden causar que una persona esté inmunodeprimida o tenga el sistema inmunitario debilitado. La inmunodeficiencia primaria es causada por defectos genéticos que pueden heredarse.​​​​​​​ El uso prolongado de corticoesteroides u otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario puede provocar inmunodeficiencia secundaria o adquirida.

Las personas que tienen alguna afección o que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario podrían no estar protegidas, incluso si tienen la vacuna completa. Deberían seguir tomando todas las medidas de precaución recomendadas para las personas no vacunadas, como usar una mascarilla que se ajuste bien a la cara, hasta que su proveedor de atención médica le indique lo contrario.

Las personas con inmunodepresión moderada a grave deberían recibir una dosis adicional de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 al menos 28 días después de haber recibido la segunda dosis.

Obtenga más información:

Problemas de salud mental

Tener trastornos del estado de ánimo, incluida la depresión, y trastornos del espectro de la esquizofrenia puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Sobrepeso y obesidad

El sobrepeso (lo que equivale a tener un índice de masa corporal [IMC] >25 kg/m2 pero <30 kg/m2), la obesidad (IMC ≥30 kg/m2 pero <40 kg/m2) o la obesidad grave (IMC ≥40 kg/m2) pueden aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.  El riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 aumenta abruptamente con un IMC elevado.

Obtenga más información:

Embarazo

Las personas embarazadas y que han estado embarazadas recientemente (por al menos 42 días luego del final del embarazo) tienen mayor probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 en comparación con las personas que no están embarazadas.

Obtenga más información:

Enfermedad de células falciformes o talasemia

Tener trastornos sanguíneos relacionados con la hemoglobina, como la enfermedad de células falciformes (ECF) o talasemia, puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Consumo de tabaco, actual o pasado

Fumar cigarrillos actualmente o haberlo hecho en el pasado puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Si fuma actualmente, abandone el hábito. Si solía fumar, no vuelva a empezar. Si nunca fumó, no empiece ahora.

Obtenga más información:

Trasplante de órganos sólidos o células madre sanguíneas

Haber tenido un trasplante de órganos sólidos o células madre sanguíneas, lo que incluye trasplantes de médula ósea, puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Accidentes cerebrovasculares o enfermedades cerebrovasculares, que afectan el flujo sanguíneo hacia el cerebro

Tener una enfermedad cerebrovascular, como tener accidentes cerebrovasculares, puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Trastornos por uso de sustancias

Sufrir un trastorno por uso de sustancias (como trastornos por el consumo de alcohol, opioides o cocaína) puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Tuberculosis

Tener tuberculosis puede aumentar su probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Obtenga más información:

Más información sobre niños y adolescentes

Aunque los niños se han visto menos afectados por el COVID-19 en relación con los adultos, los niños pueden ser infectados por el virus que causa el COVID-19 y algunos niños pueden enfermarse gravemente como consecuencia. Los niños con afecciones subyacentes tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente en comparación con los niños sin afecciones subyacentes.

La evidencia actual sugiere que los niños con complejidades médicas, con afecciones genéticas, neurológicas o metabólicas, o con enfermedades cardiacas congénitas pueden tener mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. De modo similar a los adultos, los niños con obesidad, diabetes, asma o enfermedad pulmonar crónica, enfermedad de células falciformes o inmunodepresión también pueden tener mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Una forma de proteger la salud de los niños que por el momento no son elegibles para la vacunación es asegurarse de que todos los miembros del hogar que son elegibles estén totalmente vacunados contra el COVID-19.

Medidas que puede tomar

En general, cuanto mayor sea su edad, más afecciones tenga y más graves sean esas afecciones, más importante será tomar medidas preventivas para el COVID-19 como vacunarse, usar mascarilla, respetar el distanciamiento social y practicar una buena higiene de manos. Comuníquese con su departamento de salud estatal, tribal, local o territorial para obtener más información sobre la vacunación contra el COVID-19 en su área.

Es importante que las personas con afecciones y sus proveedores trabajen en conjunto y manejen esas afecciones cuidadosamente y de forma segura. Vacúnese contra el COVID-19 cuanto antes, incluidas las dosis de refuerzo si corresponden y están recomendadas para usted. Si tiene alguna afección, estas son algunas de las medidas que puede tomar con base en sus afecciones y otros factores de riesgo:

Busque atención médica cuando sea necesario

  • Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguna duda acerca de sus afecciones o si se enferma y cree que podría tener COVID-19. Hable con su proveedor de atención médica acerca de las medidas que puede tomar para manejar su salud y nivel de riesgo. Si necesita ayuda de emergencia, llame al 911 de inmediato.
  • No se demore en buscar atención médica para su afección a causa del COVID-19. Los departamentos de emergencias, atención de urgencia, clínicas y su médico o proveedor de atención médica tienen planes de prevención de infecciones para protegerlo del COVID-19 en caso de que necesite atención.

Continúe con los medicamentos y cuidados preventivos

  • No suspenda sus medicamentos y no modifique su plan de tratamiento sin consultar a su proveedor de atención médica.
  • Tenga un suministro para al menos 30 días de sus medicamentos recetados y de venta sin receta médica. Hable con un proveedor de atención médica, su asegurador y su farmacéutico acerca de la posibilidad de obtener un suministro adicional (es decir, para más de 30 semanas) de sus medicamentos recetados, en la medida de lo posible, para reducir la cantidad de veces que debe ir a la farmacia.
  • Siga su plan de tratamiento actual (p. ej., plan de acción para el asma, cronograma de diálisis, análisis del nivel de azúcar en la sangre, recomendaciones de nutrición y ejercicio) para mantener su afección bajo control.
  • Cuando sea posible, asista a las consultas de cuidados preventivos y otras citas de atención médica de rutina (p. ej., las visitas para vacunarse y controlar su presión arterial) con su proveedor. Consúltele a su proveedor qué precauciones de seguridad debe tomar al asistir al consultorio y pregúntele acerca de las opciones de telemedicina o consultas remotas de atención médica.
  • Obtenga información acerca del estrés y cómo sobrellevarlo. Es posible que se sienta más estresado durante esta pandemia. El temor y la ansiedad pueden ser abrumadores y provocar emociones fuertes.

Adapte su dieta a las necesidades nutricionales y evite los desencadenantes de asma