Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Personas que viven en un hogar de ancianos o en un establecimiento de cuidados a largo plazo

Actualización: 25 de junio de 2020

Mensaje para los cuidadores: si su ser querido no está en condiciones de preguntar o comunicarse con el personal del establecimiento, ayúdelo a tomar las medidas que se recomiendan en esta página.

Muchos de los casos de COVID-19 en los Estados Unidos se produjeron entre adultos mayores que viven en hogares de ancianos o establecimientos de cuidados a largo plazo.

Medidas que debe tomar

  • Siga estrictamente las instrucciones de prevención de infecciones del establecimiento.
  • Notifique de inmediato al personal si se siente enfermo.
  • Consulte a sus cuidadores acerca de las medidas que están tomando en su hogar de ancianos o establecimiento de cuidados a largo plazo para protegerlo y proteger a sus seres queridos, incluido si limitan las visitas y cómo lo hacen.

Síntomas

Los síntomas del COVID-19 pueden ser desde leves hasta graves, y a veces ocasionar la muerte. Los síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición.

En algunos casos, los adultos mayores y las personas de cualquier edad con afecciones subyacentes pueden tener síntomas que no se suelen observar en otras personas, o puede llevar más tiempo la aparición de fiebre u otros síntomas.

Síntomas febriles

La temperatura corporal normal de los adultos mayores puede ser más baja que la de los adultos más jóvenes. Por esta misma razón, las temperaturas corporales que indican fiebre pueden ser más bajas en los adultos mayores.

Si es adulto mayor y tiene fiebre u otros síntomas y quiere que le hagan la prueba, primero llame a su proveedor de atención médica. También puede visitar el sitio web de su departamento de salud estatal  o localícono de sitio externo para ver la información local más actualizada acerca de las pruebas de detección.

Si cuida a un paciente de 65 años o más, tenga en cuenta que una sola medición de temperatura de 100 ºF (37.8 ºC), varias mediciones por encima de los 99 ºF (37.2 ºC) o un aumento en la temperatura superior a los 2 ºF (1.1 ºC) con respecto a la temperatura normal (de referencia) del paciente podría ser un signo de infección.

Por qué podría correr mayor riesgo

La naturaleza comunitaria de los hogares de ancianos y establecimientos de cuidados a largo plazo, así como su población (por lo general adultos mayores, que además suelen tener afecciones subyacentes), aumentan el riesgo de infección y COVID-19 grave en las personas que viven en dichos establecimientos.

Si es proveedor de atención médica

Si es proveedor de atención médica en un hogar de ancianos o establecimiento de cuidados a largo plazo, recuerde tomar medidas adicionales para protegerse y proteger a los adultos mayores bajo su cuidado. Las pruebas virales para detectar el SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19, son una incorporación importante a otras prácticas de prevención y control de infecciones.

Obtenga más información acerca de las guías de los CDC para hogares de ancianos y establecimientos de cuidados a largo plazo.

Esta página fue revisada el 25 de junio del 2020