Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Adultos mayores

Adultos mayores
Ilustración de adultos mayores

Entre los adultos, el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 aumenta con la edad, por lo que los adultos mayores corren mayor riesgo. Que una persona se enferme gravemente a causa del COVID-19 significa que podría requerir hospitalización, cuidados intensivos o un respirador para poder respirar, o incluso podría morir.

El riesgo de enfermarse gravemente aumenta con la edad

A medida que envejece, aumenta el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Por ejemplo, las personas en sus 50 tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que las personas en sus 40. Del mismo modo, las personas en sus 60 o 70, en general, tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente que las personas en sus 50. El riesgo más alto de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 lo tienen las personas de 85 años de edad o más.

También hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de enfermarse gravemente, como tener afecciones subyacentes. Al conocer los factores que hacen que usted corra mayor riesgo, puede decidir acerca de qué tipo de precauciones tomar en su vida diaria.

Hospitalizaciones asociadas a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)

A medida que envejece, aumenta el riesgo de ser hospitalizado a causa del COVID-19. Todos, especialmente los adultos mayores y otras personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente, deberían tomar medidas para protegerse del COVID-19.

En general, el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 aumenta a medida que envejece. De hecho, 8 de cada 10 muertes relacionadas con el COVID-19 notificadas en los Estados Unidos ocurrieron entre adultos de 65 años de edad o más.

8 de cada 10 muertes relacionadas con el COVID-19 notificadas en los Estados Unidos ocurrieron en adultos de 65 años de edad o más.

Hospitalización y muerte por COVID-19, por edad
Hospitalización y muerte por COVID-19, por edad
Hospitalización y muerte por COVID-19, por raza/grupo étnico
Hospitalización y muerte por COVID-19, por raza/grupo étnico

ícono de caja de pañuelo desechable

Proteja su salud esta temporada de influenza 

Ahora más que nunca es importante vacunarse contra la influenza durante la temporada 2020-2021 debido a la pandemia del COVID-19 en curso. Vacunarse contra la influenza es particularmente importante para los adultos de 65 años de edad o más, quienes representan la mayor parte de las hospitalizaciones y muertes a causa de la influenza y del COVID-19.

Reduzca el riesgo de infectarse por COVID-19.

Es sumamente importante para las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, y para sus convivientes, que se protejan para evitar contraer el COVID-19.

La mejor manera de protegerse y ayudar a reducir la propagación del virus que causa el COVID-19 es haciendo lo siguiente:

  • Limite todo lo posible las interacciones con otras personas.
  • Tome precauciones para prevenir el COVID-19 cuando interactúa con los demás.

Si comienza a sentirse mal y cree que podría tener COVID-19, póngase en contacto con su proveedor de atención médica dentro de las 24 horas

¿Decidió ir a un lugar público? Cuestiones a considerar antes de salir.

Como comenzaron a abrir las comunidades y los negocios en los Estados Unidos, probablemente esté pensando en retomar algunas actividades, hacer mandados, y asistir a eventos y congregaciones. No existe el modo de eliminar por completo el riesgo de infección, por lo que es importante conocer los riesgos y saber qué hacer para estar lo más seguro posible.

Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 y sus convivientes deberían considerar su nivel de riesgo antes de Si piensa salir y asegurarse de tomar las medidas necesarias para protegerse. Considere evitar las actividades donde se dificulta tomar medidas de protección, como las actividades donde no es posible respetar el distanciamiento social. Todos deberían tomar medidas para evitar ser infectado por el COVID-19 y prevenir su propagación para poder protegerse a sí mismos y proteger a sus comunidades y a las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente.

En general, cuanto más sean las personas con las que interactúa, cuanto más cerca interactúen y cuanto más dure la interacción, mayor será el riesgo de infectarse y propagar el COVID-19.

  • Si decide participar en actividades públicas, siga protegiéndose con las medidas preventivas cotidianas.
  • Tenga estos artículos a mano y úselos cuando salga: una mascarilla de tela, pañuelos desechables y un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol, si es posible.
  • En lo posible, evite a las personas que no usan mascarillas o pídales a quienes lo rodean que usen mascarillas.

¿Está pensando en reunirse personalmente con familiares y amigos? Aquí tiene algunas cosas a tener en cuenta para que el encuentro sea lo más seguro posible:

Cuándo postergar o cancelar una visita

En general, cuanto más sean las personas con las que interactúa, cuanto más cerca interactúen y cuanto más dure la interacción, mayor será el riesgo de infectarse y propagar el COVID-19. Así que, piense en lo siguiente::

  • ¿Con cuántas personas tendrá que interactuar?
  • ¿Puede mantener 6 pies de distancia con respecto a otras personas?
  • ¿Estará al aire libre o en un espacio interior?
  • ¿Cuánto tiempo pasará en contacto con otras personas?

Aliente el distanciamiento social durante la visita

  • Disfrute de una charla con familiares y amigos al aire libre, siempre que sea posible. Si esto no es posible, asegúrese de que el espacio o la sala en la que se reúnen esté bien ventilado (por ejemplo, con puertas y ventanas abiertas) y sea lo suficientemente grande como para propiciar el distanciamiento social.
  • Disponga las mesas y sillas de manera que propicien el distanciamiento social. Las personas que conviven pueden estar juntas en grupo y no necesitan mantener una distancia de 6 pies.
  • Considere realizar actividades en las que se puede mantener el distanciamiento social, como arte con tizas en la acera o juegos en el patio.
  • Trate de evitar el contacto cercano con la visita. Por ejemplo, no se estrechen las manos, golpeen los codos ni se abracen. En lugar de ello, salúdense de lejos y verbalmente.
  • En lo posible, evite a las personas que no usan mascarillas o pídales a quienes lo rodean que usen mascarillas.
  • Considere llevar una lista de las personas que visitó o que lo visitaron y cuándo se visitaron. Esto será útil para el rastreo de contactos en caso de que alguno se enferme.

Use mascarilla

  • Las mascarillas deberían cubrir la zona de la nariz y la boca. El uso de mascarillas es fundamental cuando se dificulta mantener una distancia de 6 pies de las demás personas o cuando las personas están reunidas en interiores a fin de protegerse entre sí.
  • El uso de mascarillas puede desacelerar la propagación del virus y ayudar a evitar que quienes puedan tener el virus sin saberlo se lo transmitan a otras personas:
    • Usar una mascarilla ayuda a proteger a los demás en caso de que usted esté infectado, mientras que los demás la usan para protegerlo a usted en caso de que ellos estén infectados.
  • Quiénes NO deben usar mascarillas: los niños menores de 2 años de edad y las personas que tienen dificultad para respirar, o que están inconscientes, incapacitadas o no son capaces de quitárselas sin ayuda.

Lávese las manos con frecuencia

  • Todos deberían lavarse las manos por al menos 20 segundos a la llegada y a la salida de la visita y cada vez que considere que sus manos pudieron haberse contaminado.
  • Si no dispone de agua y jabón, por ejemplo en encuentros y actividades al aire libre, use un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol. Cubra toda la superficie de las manos y frótelas hasta que las sienta secas.
  • Recuerde a los invitados que se laven o desinfecten las manos antes de comer o servir la comida.
  • Use toallas de mano o de papel desechables para secarse las manos, para que los invitados no deban compartirlas. Ponga a disposición de los invitados un cesto de basura que no requiera contacto.

Limite el contacto con las superficies que se tocan con frecuencia o los artículos compartidos

  • Proponga a los visitantes que traigan su propia comida y bebida.
  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia y cualquier objeto compartido entre cada uso.
  • Si opta por el uso de objetos compartidos reutilizables (como fundas de asientos, manteles, servilletas de tela), lávelos, límpielos y desinféctelos después del evento.

Si está planeando participar en un evento o encuentro:

Si tiene mayor riesgo de enfermarse gravemente, considere evitar los encuentros de alto riesgo. El riesgo de propagación de COVID-19 en eventos y congregaciones aumenta de la siguiente manera:

Riesgo más bajo: actividades, eventos y congregaciones únicamente virtuales.

Más riesgo: congregaciones presenciales más pequeñas al aire libre en las que los miembros de diferentes hogares mantienen una distancia de al menos 6 pies, usan mascarillas, no comparten objetos y provienen de la misma área local (p. ej., comunidad, pueblo, ciudad o condado).

Mayor riesgo: congregaciones presenciales de tamaño mediano que están adaptadas para permitir que las personas puedan mantener una distancia de al menos 6 pies, con asistentes que provienen de otros lugares, fuera del área local.

Riesgo más alto: congregaciones presenciales más grandes donde resulta difícil mantener una distancia de al menos 6 pies y los asistentes provienen de otros lugares, fuera del área local.

Manténgase sano durante la pandemia del COVID-19.

Durante la pandemia es importante mantenerse sano. Consulte a su proveedor de atención médica si tiene sus vacunas y otros servicios de prevención al día para evitar contraer otras enfermedades.

  • Es especialmente importante que las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente, incluidos los adultos mayores, reciban las vacunas recomendadas contra la influenza y la enfermedad neumocócica.
  • Recuerde la importancia de mantenerse físicamente activo y tener hábitos saludables para sobrellevar el estrés.

 Si tiene una afección subyacente, debería seguir con su tratamiento:

  • No suspenda sus medicamentos y no modifique su plan de tratamiento sin consultar a su proveedor de atención médica.
  • Tenga un suministro para al menos 30 días de sus medicamentos recetados y de venta sin receta médica. Hable con un proveedor de atención médica, su asegurador y su farmacéutico acerca de la posibilidad de obtener un suministro adicional (es decir, para más de 30 semanas) de sus medicamentos recetados, en la medida de lo posible, para reducir la cantidad de veces que debe ir a la farmacia.
  • No demore la solicitud de atención de emergencia para su afección subyacente por el COVID-19. Los departamentos de emergencia tienen planes de contingencia para la prevención de infecciones, diseñados para protegerlo del COVID-19 en caso de que necesite atención.
  • Llame a su proveedor de atención médica si tiene alguna inquietud acerca de sus afecciones subyacentes o si se enferma y cree que podría tener COVID-19. Si necesita ayuda de emergencia, llame al 911 de inmediato.
  • Si no tiene un proveedor de atención médica, contacte al centro de salud comunitarioícono de sitio externo o departamento de salud más cercano.
ícono de perfil con cruz médica

Estrés y cómo sobrellevar la situación

Es posible que se sienta más estresado durante esta pandemia. El temor y la ansiedad pueden ser abrumadores y provocar emociones fuertes.  Conozca estrés y cómo sobrellevarlo.

Si cree que tiene COVID-19 o estuvo expuesto al COVID-19:

  • Si usted tiene síntomas de COVID-19, póngase en contacto con su proveedor de atención médica dentro de las 24 horas y siga las medidas para cuando se sienta enfermo. Puede usar el autoverificador de los CDC para ayudarle a tomar decisiones.
  • Si usted o alguien que conoce tienen signos de advertencia de emergencia de COVID-19 (dificultad para respirar, dolor persistente en el pecho, confusión, dificultad para despertarse o mantenerse despierto, color azulado en los labios o en el rostro), busque atención médica de emergencia de inmediato. Llame al 911.
  • Si cree que ha estado expuesto a alguien con COVID-19, contacte a su proveedor de atención médica. Si no tiene un proveedor de atención médica, contacte a su centro de salud comunitarioícono de sitio externo o departamento de salud más cercano.
ícono de perfil tosiendo

Síntomas

Los síntomas del COVID-19 pueden variar de síntomas leves a enfermedad grave y muerte. Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición.

En algunos casos, los adultos mayores y las personas de cualquier edad con afecciones subyacentes pueden tener síntomas que no se suelen observar en otras personas, o puede llevar más tiempo la aparición de fiebre u otros síntomas.

Síntomas febriles

La temperatura corporal normal de los adultos mayores (65 años de edad o más) puede ser más baja que la de los adultos más jóvenes. Por esta misma razón, las temperaturas corporales que indican fiebre pueden ser más bajas en los adultos mayores.

Si es adulto mayor y tiene fiebre u otros síntomas y quiere que le hagan la prueba, primero llame a su proveedor de atención médica. También puede visitar el sitio web de su departamento de salud estatal o localícono de sitio externo para ver la información local más actualizada acerca de las pruebas de detección. Si no tiene un proveedor de atención médica, contacte a su centro de salud comunitarioícono de sitio externo o departamento de salud más cercano.

Si cuida a un paciente de 65 años o más, tenga en cuenta que una sola medición de temperatura de 100 ºF (37.8 ºC), varias mediciones por encima de los 99 ºF (37.2 ºC) o un aumento en la temperatura superior a los 2 ºF (1.1 ºC) con respecto a la temperatura normal (de referencia) del paciente podría ser un signo de infección

ícono de tablero con lista y marca de verificación

Cree un plan de atención

Los planes de atención resumen sus afecciones, medicamentos, proveedores de atención médica, contactos de emergencia y opciones de cuidados al final de la vida (por ejemplo, directivas anticipadas). Complete su plan de atención en colaboración con su médico y, si es necesario, con la ayuda de un familiar o auxiliar de enfermería en el hogar.

Los planes de atención puedan tener beneficios más allá de la pandemia actual. Puede actualizar su plan de atención cada año o cada vez que haya un cambio en su salud o medicamentos. Los planes de atención pueden ayudar a reducir las visitas a la sala de emergencias y las hospitalizaciones, además de mejorar el manejo médico general de las personas con afecciones crónicas, lo que da como resultado una mejor calidad de vida.

Durante la pandemia del COVID-19, tener un plan de atención es una parte importante de la preparación para emergencias.

ícono de usuario

Medidas para reducir el riesgo de enfermarse

Hay cosas que puede hacer para reducir su riesgo de enfermarse.

ícono de clínica con cruz médica

Establecimientos de vida para adultos mayores

Si usted, un familiar o un amigo viven en un hogar de ancianos, establecimiento de vida asistida u otro tipo de establecimiento para adultos mayores, es posible que estén preocupados por el COVID-19.

Para proteger a familiares y amigos que se encuentran en estos establecimientos, los CDC han recomendado que los establecimientos de cuidados a largo plazo:

  • Restrinjan las visitas,
  • Exijan o recomienden el uso de mascarillas que cubran la nariz y la boca por parte de los visitantes, en caso de que se permitan las visitas,
  • Chequeen regularmente a los trabajadores de atención médica y a los residentes para detectar fiebre y síntomas, y
  • Limiten las actividades dentro del establecimiento para mantener a los residentes distanciados unos de otros y preservar su seguridad.

Obtenga más información acerca de los riesgos entre las personas que viven en hogares de ancianos u otros establecimientos de cuidados a largo plazo y acerca de las guías de los CDC para hogares de ancianos y establecimientos de cuidados a largo plazo.

Última actualización: 11 de sept. del 2020