Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Para personas que viven en prisiones y cárceles

Para personas que viven en prisiones y cárceles
Actualizado el 5 de mar. del 2021

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es causada por un virus llamado SARS-CoV-2. Este virus se propaga fácilmente de persona a persona. Es importante que se proteja de contraer el COVID-19 porque puede enfermarse gravemente.*

Si vive en una prisión o en una cárcel, tiene mayor riesgo de contraer el COVID-19 porque:
  • Puede ser difícil mantener al menos 6 pies de distancia (2 brazos extendidos) de otras personas.
  • Puede no haber suficiente espacio para apartar a las personas con COVID-19 del resto.
  • Podría estar compartiendo el espacio con una persona que tiene el virus y no lo sabe, porque no tose ni manifiesta otros síntomas.
  • El personal y las visitas pueden tener el virus y no saberlo.

Acerca del COVID-19

  • Muchas personas que tienen COVID-19 no se sienten enfermas.
  • En el caso de las que sí se tienen mal, algunos signos y síntomas del COVID-19 incluyen:

    Fiebre/escalofríos
    Tos
    Sensación de cansancio
    Dificultad para respirar
    Dolor de cabeza y en el cuerpo

    Pérdida reciente del olfato o el gusto
    Dolor de garganta
    Moqueo o sensación de tener la nariz tapada
    Nausea/vómitos
    Diarrea

Cómo se propaga el COVID-19 

El virus se propaga cuando una persona con COVID-19 respira, tose, estornuda, habla o canta a menos de 6 pies de distancia de otras personas.

  • Cuando respira, se forman gotitas. Estas gotitas pueden contener el virus. Si las personas cercanas inhalan las gotitas al respirar, pueden infectarse.
  • Las gotitas pueden permanecer en el aire por minutos hasta horas. Las gotitas también pueden infectar a una persona que se encuentra a más de 6 pies de distancia.
  • Una forma menos frecuente en la que las personas pueden infectarse por el virus es si tocan algo que lo contiene y luego se tocan la boca, la nariz o los ojos.

 Personas con riesgo de COVID-19

Si tiene alguno de estos problemas de salud, es más importante que nunca protegerse y vacunarse contra el COVID-19 ni bien la vacuna esté disponible para usted.

Cómo protegerse y proteger a otras personas

  • Intente mantener una distancia de al menos 6 pies (2 brazos extendidos) de otras personas, especialmente si viven en otra unidad.
    • Otras situaciones en las que debería intentar mantener distancia incluyen:
      • Momentos de recreación, especialmente si son en un espacio interior
      • Las horas de comidas (si come en un comedor con personas de otras unidades)
      • Al caminar por los pasillos
  • Use una mascarilla que le cubra la nariz y la  boca, especialmente cuando está en contacto con el personal o con personas de otras unidades.
  • Recuerde lavarse siempre las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos**:
    • Después de tocar su mascarilla
    • Antes de tocarse la cara
    • Después de toser, estornudar o sonarse la nariz
    • Después de ir al baño
    • Antes de comer
    • Antes y después de preparar la comida
    • Antes de tomar un medicamento

Espacios comunes

  • Evite compartir tenedores, cucharas, platos y tazas.
  • En el horario de recreación, si puede, pase tiempo al aire libre.
  • Si hay más de una cama en una habitación, duerma con la cabeza a la altura de los pies de la otra persona. Esto crea más espacio entre su cara y la de otras personas a su alrededor.
  • Si hay visitas autorizadas, deben evaluarlas para detectar síntomas del COVID-19 y se les debe solicitar que usen una mascarilla.
    • Las visitas no podrán ingresar al edificio si no pasan la evaluación para detectar síntomas (por ejemplo, cuando les toman la temperatura) o si se niegan a que las evalúen.

Si estuvo cerca de una persona con COVID-19

  • Es posible que le hagan una prueba de detección del virus, incluso si no se siente enfermo.
  • Lo enviarán a un área apartada. A esto se lo llama cuarentena.
    • La cuarentena consiste en separar a las personas que estuvieron expuestas al COVID-19 para observarlas y ver si se enferman.
    • Este espacio podría ser una celda individual o un área grande que comparte con otras personas.
    • La cuarentena ayuda a protegerlo de contraer o propagar el virus a otras personas.

Qué hacer si se siente enfermo

  • Informe a un funcionario o empleado del establecimiento correccional si se siente enfermo, para recibir atención médica.
  • Es posible que lo envíen a un área solo. Esto se conoce como aislamiento médico.
    • El aislamiento médico consiste en separar a las personas que pueden tener COVID-19 de las personas que no están enfermas. Se hace para evitar que se enfermen otras personas.
    • Este espacio podría ser una celda individual o un área grande que comparte con otras personas que también están enfermas.
    • El aislamiento médico no es un castigo.
  • Es posible que le hagan una prueba de detección del COVID-19.
    • Si el resultado de su prueba es positivo, lo que significa que tiene COVID-19, deberá permanecer en aislamiento médico por al menos 10 días.
    • Si su prueba es negativa pero estuvo cerca de una persona con COVID-19, es posible que lo envíen a un área de cuarentena por al menos 14 días para ver si desarrolla síntomas de COVID-19.
      • Un resultado negativo en la prueba de detección significa que probablemente no tenía COVID-19 al momento de la prueba o que estaba en las primeras instancias de la infección.
      • Podría verse expuesto al COVID-19 después de hacerse una prueba de detección.
      • Podrían volver a hacerle la prueba de detección.

Recursos

*Esta página web contiene recomendaciones para personas en prisión o encarceladas. Los CDC entienden que puede resultar difícil mantener una distancia de 6 pies y evitar las grandes aglomeraciones en estos entornos.

** Si está disponible, use un desinfectante de manos con alcohol cuando no hay agua y jabón disponibles.