Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Vacúnese: Encuentre una vacuna y sepa qué puede hacer después de recibir la vacuna completa.

Guía para proveedores de servicios directos, cuidadores, padres y personas con trastornos conductuales y del desarrollo

Guía para proveedores de servicios directos, cuidadores, padres y personas con trastornos conductuales y del desarrollo
Actualizado el 27 de mayo del 2020

Las personas con trastornos conductuales y del desarrollo probablemente residan en viviendas grupales o interactúen con proveedores de servicios directos (DSP, por sus siglas en inglés). Los CDC han proporcionado guías para viviendas grupales y DSP que brindan asistencia a personas con discapacidades. Muchas de las recomendaciones para la preparación y respuesta al COVID-19 descritas en dichas guías también se aplican a los cuidadores y a los DSP de personas con trastornos conductuales y del desarrollo.

Adaptaciones, modificaciones y asistencia

Es posible que se necesiten consideraciones especiales para las personas con trastornos conductuales y del desarrollo que tienen movilidad limitada, tienen dificultades para acceder a la información, necesitan tener contacto cercano con los proveedores de servicios directos, tienen problemas para comprender información, les cuesta adaptarse a los cambios en sus rutinas o tienen otras preocupaciones relacionadas con su discapacidad. Es necesario incluir consideraciones especiales para las medidas preventivas y de comunicación, tales como:

  • Consulte con las organizaciones que brindan apoyo a las personas con trastornos conductuales y del desarrollo para obtener herramientas de comunicación y otros recursos relacionados con el COVID-19.
  • El distanciamiento social y el aislamiento pueden resultarles difícil y es posible que necesiten recordatorios o supervisión.
  • El uso de mascarillas puede ser difícil para personas con problemas sensoriales, cognitivos o conductuales. No se recomienda el uso de mascarillas en niños menores de 2 años de edad o personas con dificultad para respirar o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitarse la cubierta sin ayuda.
  • Es posible que necesiten asistencia o recordatorios visuales y verbales para cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al estornudar y/o toser (cuando no se lleva puesta la mascarilla), botarlo a la basura y lavarse las manos posteriormente.
  • Limpiar y desinfectar podría afectar a quienes tienen problemas sensoriales o respiratorios.
  • El lavado de manos o el uso de un desinfectante de manos podría requerir asistencia o supervisión.
  • La limpieza y la desinfección podrían requerir asistencia o supervisión.

Monitoreo y evaluación del desarrollo de los niños durante el COVID-19

No se debe interrumpir el monitoreo del desarrollo de los niños ni las evaluaciones del desarrollo recomendadas durante la pandemia de COVID-19. El monitoreo y evaluación del desarrollo pueden realizarse en el consultorio de un proveedor de atención médica, en un centro de cuidados infantiles, a través de programas para mujeres, bebés y niños (WIC, por sus siglas en inglés) y a través de otros programas de infancia temprana. Los padres de niños de 2 meses a 5 años pueden monitorear el desarrollo de su hijo con la aplicación gratuita Milestone Tracker de los CDC.

Si un niño menor de tres años tiene problemas de desarrollo, el niño puede ser elegible para el programa de intervención temprana de su estado. Las evaluaciones para la intervención temprana y los servicios de intervención temprana siguen realizándose durante la pandemia del COVID-19.

Si un niño tiene tres años o más, puede ser elegible para obtener servicios a través de su sistema escolar local. Estos servicios pueden incluir educación especial preescolar y de escuelas de kínder a 12.° grado; terapia del habla, terapia ocupacional, fisioterapia, entre otras. Contacte al Departamento de Educación Especial del sistema escolar local para saber cómo acceder a las evaluaciones y a los servicios durante la pandemia del COVID-19.

Clases a distancia para estudiantes universitarios y de posgrado con trastornos conductuales y del desarrollo

Aliente a los estudiantes a que consulten con el centro de recursos para discapacitados (DRC, por sus siglas en inglés) de su escuela acerca de cualquier adaptación que necesiten para el aprendizaje en línea. Si los estudiantes tienen problemas de acceso a Internet o necesitan nuevas tecnologías, el DCR puede prestarles equipos. Las agencias estatales de reinserción laboralícono de sitio externo también pueden ayudarlos con el acceso a la tecnología. Aconseje a los estudiantes que se contacten con sus profesores para informarles acerca de las nuevas adaptaciones aprobadas por el DCR y averiguar cómo acceder a los horarios de consulta virtual.

Se pueden seguir ofreciendo otros servicios, como los centros de consejería universitarios para las consultas de telesalud y los consejeros académicos para ayudar a los estudiantes a planificar los semestres de verano y otoño.

Cómo los padres pueden ayudar a los niños con las clases a distancia

Si tiene un hijo que recibe servicios de educación especial, las adaptaciones o los servicios recibidos en la escuela a través de su plan 504 o Plan Educativo Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) deben continuar, en la medida de lo posible, mientras recibe el aprendizaje en casa. Muchas escuelas continúan con sus intervenciones, como la terapia del habla, las clases en grupos reducidos, el horario extendido y más.  Si su hijo o familia tienen dificultades con los retos que representa la educación en el hogar, hable con sus maestros para buscar alternativas y poder ayudar.

Para algunas familias, puede ser un buen momento para revaluar los puntos fuertes del niño en cuanto al aprendizaje e identificar los puntos débiles en los que puede necesitar más apoyo.  Vea qué intervenciones y estrategias son útiles para el aprendizaje de su hijo y cuáles no. Tome notas y comente sus observaciones y realice preguntas en la próxima reevaluación o reunión del IEP.

Los niños con diferencias en el aprendizaje y el desarrollo también pueden sufrir estrés y tener ansiedad. Los cambios relacionados con la pandemia del COVID-19 pueden aumentar sus niveles de estrés. A algunos niños les cuesta más expresar sus emociones y otros pueden necesitar ayuda para desarrollar su capacidad para manejar el estrés. Obtenga más información acerca de cómo ayudar a los niños a sobrellevar situaciones de emergencias.

Busque lo que mejor funciona para su familia y establezca sus propios objetivos: comer juntos, hacer ejercicio y mantenerse conectado con los demás mientras trabaja en los objetivos académicos. Las habilidades académicas, como aprender a separar las tareas en bloques más pequeños, utilizar un organizador académico y trabajar en la planificación de la transiciónícono de sitio externo pueden ser tan importantes como las tareas específicas.  Encuentre recursosícono de sitio externo que le sirvan para participar en la educación y el desarrollo de su hijoícono de sitio externo mediante su centro de padres localícono de sitio externo.