Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre COVID-19 que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Cuidar a una persona enferma en casa

Cuidar a una persona enferma en casa

Consejos para cuidadores en entornos no relacionados con los cuidados de salud

Actualizado el 19 de ene. del 2022

Los CDC están revisando esta página para modificarla en función de las guías actualizadas.

Si cuida a una persona con COVID-19 en casa o en entornos que no son de atención médica, siga estos consejos para protegerse y proteger a los demás. Sepa qué hacer si una persona tiene síntomas de COVID-19 o cuando le diagnosticaron el virus. También debería tener en cuenta esta información cuando cuida a las personas con pruebas de laboratorio con resultado positivo que no presentan síntomas.

*Nota: Los adultos mayores y las personas de cualquier edad con afecciones subyacentes y otras condiciones graves corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente deben llamar a sus médicos ni bien aparecen los síntomas.

Brinde apoyo

Ayude a satisfacer las necesidades básicas
Mujer latina enferma bebiendo té caliente 

Procure que la persona enferma beba mucho líquido y descanse

  • Ayude a la persona enferma a seguir las instrucciones de cuidado y medicamentos de su médico.
    • En la mayoría de los casos, los síntomas duran pocos días y las personas se sienten mejor después de una semana.
  • Pruebe si los medicamentos de venta sin receta médica ayudan a la persona a sentirse mejor.
  • Procure que la persona enferma beba mucho líquido y descanse.
  • Ayúdela con las compras de comestibles, a surtir sus medicamentos y acceder a otros artículos que puedan necesitar. Evalúe recurrir a un servicio de entrega a domicilio de los artículos siempre que sea posible.
  • Cuide a sus mascotas y limite el contacto de la persona enferma con sus mascotas siempre que sea posible.
Esté atento a los signos de alarma
  • Si el estado de la persona empeora, llame a su médico. Para emergencias médicas, llame al 911 y dígale al operador de despacho que la persona tiene o podría tener COVID-19.
Cuándo buscar servicios médicos de emergencia

Esté atento a los signos de advertencia de emergencia* del COVID-19. Si alguien presenta alguno de estos signos, busque atención de servicios médicos de emergencia de inmediato:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión
  • Incapacidad de despertarse o permanecer despierto
  • Piel, labios o lechos de uñas pálidos, grises o azulados, según el tono de la piel

*Esta lista no incluye todos los síntomas posibles. Llame a su proveedor de servicios médicos por cualquier otro síntoma grave o que le preocupe.

Llame al 911 o llame antes a su centro de emergencias local: notifique al operador que necesita atención para alguien que tiene o podría tener COVID-19.

Protéjase

Limite el contacto
Joven enfermo en casa limpiándose la nariz congestionada

Asigne un dormitorio y un baño separados para una persona enferma

El COVID-19 se propaga entre las personas en contacto cercano (a una distancia de hasta aproximadamente 6 pies), a través de las gotitas respiratorias que una persona produce al hablar, toser o estornudar. Mantenerse apartado de otras personas ayuda a detener la propagación del COVID-19.

Siempre que sea posible, el cuidador no debe ser una persona con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

La persona enferma debería aislarse

La persona enferma debería mantenerse separada de los demás integrantes de la casa. Sepa cuándo y cómo aislarse.

  • Si es posible, la persona enferma debe permanecer en una habitación separada y usar otro baño. Si es posible, la persona enferma debe permanecer en su propia "habitación o área para personas enfermas", alejada de las demás personas. Intente mantener una distancia de al menos 6 pies de la persona enferma.
  • Espacios compartidos: si debe compartir el espacio, procure que haya buena circulación de aire en el ambiente.
    • Abra la ventana para aumentar la circulación de aire.
    • Mejorar la ventilación ayuda a eliminar las gotitas respiratorias del aire.
  • Evite recibir visitas. Evite cualquier visita innecesaria, especialmente si se trata de personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente.

Los cuidadores deberían ponerse en cuarentena

Los cuidadores y cualquier persona que haya tenido contacto cercano con alguien con COVID-19 deberían quedarse en casa, excepto en determinadas circunstancias. Sepa cuándo y cómo ponerse en cuarentena.

Cuándo es seguro que alguien que ha estado enfermo esté con otras personas

Determinar cuándo es seguro estar en contacto con otras personas varía según cada situación. Sepa cuándo es seguro que una persona enferma pueda finalizar el aislamiento en el hogar.

Coman en habitaciones o áreas separadas
  • Manténgase alejados: la persona enferma debe comer (o se la debe alimentar) en su propia habitación, siempre que sea posible.
  • Lave los platos y utensilios con guantes y agua caliente: use guantes para manipular los platos, tazas/vasos o cubiertos utilizados por la persona que está enferma. Lávelos con jabón y agua caliente o en el lavavajillas.
  • Límpiese las manos después de quitarse los guantes o manipular artículos usados.
Evite compartir artículos personales
  • No comparta: evite compartir platos, vasos, cubiertos, toallas, ropa de cama o artículos electrónicos (como un teléfono celular) con la persona enferma.
Cuándo usar una mascarilla o guantes
  • En general, las personas no necesitan usar mascarillas cuando están al aire libre.
  • Si está enfermo y necesita estar rodeado de personas o se encarga del cuidado de una persona con COVID-19, use una mascarilla.
  • Si el nivel de COVID-19 en la comunidad donde usted vive es
    • Bajo
      • Use una mascarilla con base en sus preferencias personales, según su nivel de riesgo personal.
    • Medio
      • Si tiene riesgo de enfermarse gravemente, consulte con su proveedor de atención médica acerca del uso de mascarillas en público en espacios cerrados.
      • Si convive o planea reunirse con una persona con riesgo de enfermarse gravemente, use una mascarilla cuando estén reunidos en espacios cerrados.
    • Alto
      • Si tiene 2 años de edad o más, use una mascarilla bien ajustada en público en espacios cerrados, independientemente de su estado de vacunación o riesgo personal (incluso en escuelas de kínder a 12.° y otros entornos comunitarios).
  • Si tiene riesgo de enfermarse gravemente, use una mascarilla o respirador que le ofrezca mayor protección.
  • Si asistirá a un evento o encuentro en lugares cerrados, hágase una autoprueba inmediatamente antes o lo más cerca posible del horario del evento.

Persona enferma

  • La persona enferma debe usar una mascarilla cuando está cerca de otras personas en el hogar y cuando sale (incluso antes de ingresar al consultorio del médico).
  • La mascarilla ayuda a evitar que una persona enferma transmita el virus a otras personas. Contiene las gotitas respiratorias para que no lleguen a otras personas.
  • Los niños menores de 2 años de edad, las personas con dificultad para respirar y quienes no pueden sacarse la cubierta sin ayuda no deben usar mascarilla.

Cuidador

  • Colóquese una mascarilla y pida a la persona enferma que también lo haga antes de ingresar a la habitación.
  • Use guantes al tocar o tener contacto con sangre, deposiciones o fluidos corporales como saliva, moco, vómito y orina de la persona enferma. Bote los guantes en un cesto de basura con bolsa y lávese las manos de inmediato.
    • Implemente medidas preventivas cotidianas para evitar enfermarse: lávese las manos con frecuencia, evite tocarse los ojos, la nariz y la boca, y limpie y desinfecte las superficies frecuentemente.
Límpiese las manos con frecuencia 
  • Lávese las manos: lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Instruya a todos los integrantes del hogar para que hagan lo mismo, especialmente después de haber estado cerca de la persona enferma.
  • Desinfectante de manos: si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Cubra toda la superficie de las manos y frótelas hasta que las sienta secas.
  • No tocar: evite tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos antes.
  • Aprenda más sobre lavado de manos.
Hágase una prueba para prevenir la propagación

Las autopruebas son una de las diferentes opciones para hacerse una prueba de detección del virus que causa el COVID-19 y pueden ser una opción más conveniente que las pruebas de laboratorio y las que se hacen en los puntos de atención. Consulte a su proveedor de atención médica o a su departamento de salud local si necesita ayuda para interpretar los resultados de su prueba.

Limpie las superficies de su casa de manera regular

  • Limpie las superficies de alto contacto (como manijas de las puertas, mesas, manijas, interruptores de luz, controles remotos, teléfonos y mesones) de manera regular y después de tener visitas en casa.
  • Limpie otras superficies de su casa si están visiblemente sucias o según sea necesario. Limpie más frecuentemente si hay personas en su casa con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Desinfecte si se dan ciertas condiciones.
  • Limpie superficies con un producto apto para la superficie correspondiente, y siguiendo las instrucciones en la etiqueta del producto.

Cuando hay una persona enferma

Si un miembro de su hogar está enfermo o recibió en su casa la visita de una persona con COVID-19 en las últimas 24 horas, limpie y desinfecte su casa. Desinfectar elimina los gérmenes y reduce su propagación. Inmediatamente después de desinfectar, lávese las manos con agua y jabón por 20 segundos.

Monitoree su propia salud
  • Los cuidadores deben quedarse en casa y monitorear su salud para detectar síntomas del COVID-19 mientras cuidan a la persona enferma.
    • Los síntomas incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar, pero también pueden presentarse otros síntomas. La dificultad para respirar es el signo de advertencia más grave de que puede necesitar atención médica.
  • Los cuidadores deberían seguir quedándose en casa luego de finalizar la atención. Los cuidadores pueden salir de su casa 5 días después de su último contacto cercano con la persona enferma (con base en el tiempo que tarda en desarrollarse la enfermedad) o 5 días después de que la persona enferma cumpla los criterios para finalizar el aislamiento en el hogar.
  • La mejor forma de protegerse y proteger a los demás es quedarse en casa por 5 días si cree que estuvo expuesto a una persona con COVID-19. 
  • Use la herramienta de autoverificación de los CDC, que puede ayudarle a decidir si es necesario pedir atención médica.
  • Si tiene dificultad para respirar, llame al 911.
    • Llame a su médico o a la sala de emergencias e infórmeles sobre sus síntomas antes de salir. Le dirán qué debe hacer.