Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

SI ESTÁ COMPLETAMENTE VACUNADO
Los CDC actualizaron esta guía para las personas que tienen la vacunación completa. Vea Recomendaciones para las personas totalmente vacunadas.
ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE PARA LAS ESCUELAS
Los CDC recomiendan que las escuelas sigan adoptando las estrategias actuales de prevención del COVID-19 para el año escolar 2020-2021. Conozca más
Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
La vacunación previene enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes. Las personas que aún no se han vacunado deberían vacunarse y seguir usando mascarillas hasta que estén totalmente vacunadas. Con la circulación de la variante Delta, la necesidad de vacunarse es más urgente. Los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas con base en la nueva evidencia sobre la variante Delta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Brindar apoyo a los adolescentes y jóvenes adultos

Brindar apoyo a los adolescentes y jóvenes adultos
Actualizado el 5 de mayo del 2021

Algunas de las preguntas que podría hacerse son: "¿Debería desesperarme por el COVID-19?" y "¿Por qué no puedo salir con amigos?". Puede sentirse preocupado, aburrido o frustrado. El COVID-19 provoca temor, y usted no es el único que se siente estresado.

Si bien cualquier persona puede contagiarse el virus que causa el COVID-19 y las personas de cualquier edad y con todo tipo de antecedentes se pueden enfermar gravemente, en la mayoría de los casos la enfermedad es leve y las personas se pueden recuperar en casa. Pero más allá de su riesgo personal, es natural estar preocupado por sus amigos y familiares, o acerca de la incertidumbre y los cambios en su rutina diaria.

Hay algunas cosas que puede hacer para controlar el estrés.

  • Infórmese sobre el COVID-19. Conocer los hechos y detener la propagación de rumores acerca del COVID-19 puede ayudarle a sentir mayor control sobre lo que ocurre.
  • Ayude a detener la propagación del COVID-19 al lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, cubrirse al toser y estornudar y evitar el contacto cercano con otras personas, incluso sus amigos. Las personas sin síntomas pueden transmitir el COVID-19. Estas medidas le ayudarán a evitar enfermarse y propagar el virus a otras personas importantes para usted.
  • Si no recibió la vacuna completa y tiene 2 años de edad o más, debería usar mascarilla en los espacios públicos cerrados.
  • En general, no es necesario que use mascarilla al aire libre.
    • En áreas con una gran cantidad de casos de COVID-19 , considere usar mascarillas en espacios al aire libre muy concurridos y para realizar actividades que requieran del contacto cercano con otras personas que no están totalmente vacunadas.
  • Puede mantener contacto social pero desde la distancia, como llamar a sus amigos por teléfono, enviarles mensajes de texto, hacer videoconferencias y comunicarse con ellos a través de los medios sociales.
  • Busque formas de relajarse. Respire profundo, haga ejercicios de estiramiento o mediteícono de sitio externo. Intente hacer actividades que disfruta, como ejercitarse, jugar juegos, leer u otros pasatiempos.
  • Respete un horario. Planifique momentos para hacer las tareas de la escuela, relajarse y conectarse con amigos.
  • Evite el alcohol y las drogas. Estas sustancias pueden debilitar la capacidad de su organismo de combatir infecciones y aumentar el riesgo de presentar ciertas complicaciones asociadas al COVID-19.
  • Hable con alguien de su confianza sobre lo que piensa y siente.
  • Es posible que se sienta confundido o angustiado por los cambios en su vida durante este tiempo. Hay medidas que puede tomar para sobrellevar su tristeza.

Los problemas relacionales en casa y en la escuela, los antecedentes familiares de abuso de sustancias, los problemas de salud mental como depresión y ansiedad, o los antecedentes de abuso sexual pueden aumentar su riesgo de sufrir trastornos por el uso de sustancias. El estrés, la ansiedad y la depresión provocados por el aislamiento y otros cambios en su forma de vida durante la pandemia del COVID-19 también pueden aumentar su riesgo de padecer trastornos por el uso de sustancias. Debido a la pandemia, es posible que esté lidiando con sentimientos de temor o ansiedad, o pérdida o separación de los amigos y seres queridos.

El tratamiento temprano de los trastornos por el uso de sustancias puede ayudar a prevenir problemas graves de salud e incluso la muerte. Las personas con trastornos por el uso de sustancias también tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.  Cuando los trastornos por el uso de sustancias no reciben tratamiento, el riesgo de sufrir una sobredosis o cometer suicidio aumenta.

Si usted o alguien que conoce podría estar en riesgo de sufrir un trastorno por el uso de sustancias, hable con un profesional capacitadoícono de sitio externo. Durante la pandemia del COVID-19 puede seguir recibiendo apoyo por un trastorno por abuso de sustancias. No demore en buscar ayuda debido a la pandemia del COVID-19. Pida ayudaícono de sitio externo ahora. Todas las personas de 16 años de edad o más deben vacunarse contra el COVID-19 lo antes posible.

Suicidio

Distintas experiencias de vida pueden afectar el riesgo de suicidio. Por ejemplo, el riesgo de suicidio es mayor entre las personas que han sido víctimas de violencia, como maltrato infantil, acoso escolar o abuso sexual. Se sabe que las sensaciones de aislamiento, depresión, ansiedad y otros problemas financieros o emocionales aumentan el riesgo de suicidio. Hay más probabilidades de que experimente estos sentimientos durante una crisis como una pandemia.

Puede sentirse especialmente abrumado cuando el estrés está asociado a un evento traumático como un desastre natural o una pandemia. Tanto los padres como los educadores pueden proporcionar estabilidad y apoyo para ayudarlo a sentirse mejor.

Hay maneras de evitar los pensamientos y comportamientos suicidas. Por ejemplo, el apoyo familiar y de la comunidad, y el sentirse conectado. Comuníquese con otras personas en línea, a través de medios sociales, videconferencias o por teléfono.  Tener acceso a consejería o terapia virtual o presencial puede ayudar a contrarrestar los pensamientos y comportamientos suicidas, especialmente durante una crisis como la pandemia del COVID-19.

Obtenga más información acerca del trabajo de los CDC para la prevención de suicidios.

ícono de una mano con un corazón

Cuide su salud mental

Es posible que se sienta más estresado durante esta pandemia. El temor y la ansiedad pueden ser abrumadores y provocar emociones fuertes.

Reciba ayuda inmediata durante una crisis

Encuentre un proveedor de atención médica o tratamiento para trastornos de salud mental o de abuso de sustancias