Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

El dolor y la pérdida

Actualizado el 11 de junio del 2020

Muchas personas están sufriendo el dolor durante la pandemia del COVID-19. El dolor es una respuesta normal ante la pérdida durante o después de un desastre u otro evento traumático. El dolor puede aparecer como respuesta a una pérdida en la vida y a cambios drásticos en las rutinas diarias y maneras de vivir que suelen brindarnos una sensación de confort y estabilidad.  Las reacciones típicas ante el dolor son:

  • Conmoción, incredulidad o negación
  • Ansiedad
  • Angustia
  • Enojo
  • Periodos de tristeza
  • Falta de sueño y pérdida del apetito

Algunas personas pueden experimentar varias pérdidas durante un desastre o evento de emergencia a gran escala. Debido a la pandemia del COVID-19, es posible que no pueda estar junto a su ser querido cuando muera ni pueda velarlo con la presencia de familiares y amigos. Otros tipos de pérdidas incluyen el desempleo o la falta de ingresos, la pérdida o reducción en los servicios de apoyo y otros cambios en su estilo de vida. Estas pérdidas pueden ocurrir al mismo tiempo, lo que puede complicar aún más la situación o prolongar el dolor y dilatar la capacidad de una persona para adaptarse, aliviar el dolor y recuperarse.

Las personas sobrellevan las pérdidas de diferentes maneras. Si necesita ayuda para sobrellevar su pérdida, hay recursos disponibles que sirven de ayuda:

Los adolescentes también pueden experimentar el dolor de manera similar o diferente a los niños y adultos.  Los adolescentes pueden experimentar cambios significativos en sus patrones de sueño, mayor aislamiento, irritabilidad o frustración repentina, abandono de las actividades habituales o mayor uso de la tecnología. Es importante que los padres y cuidadores se relacionen más con los adolescentes durante el periodo de dolor para ayudarlos a aceptar y sobrellevar la situación de manera saludable. Es posible que los padres también necesiten acceder a servicios de salud mental para que los adolescentes y la familia puedan sobrellevar el dolor.

ícono de una mano con un corazón

Cuide su salud mental

Es posible que se sienta más estresado durante esta pandemia. El temor y la ansiedad pueden ser abrumadores y provocar emociones fuertes.

Reciba ayuda inmediata durante una crisis

Encuentre un proveedor de atención médica o tratamiento para trastornos de salud mental o de abuso de sustancias

Si perdió a un ser querido durante la pandemia del COVID-19

El duelo por la pérdida de un ser querido sumado al temor y la ansiedad relacionados con la pandemia del COVID-19 puede resultar especialmente abrumador.  El distanciamiento social, las "órdenes de quedarse en casa" y los límites en la cantidad de personas presentes en congregaciones cambiaron la manera en que familiares y amigos se reúnen y atraviesan el duelo, incluidos los servicios funerarios tradicionales, independientemente de si la causa de muerte estaba asociada o no al COVID-19.   No obstante, estos tipos de estrategias de prevención son importantes para desacelerar la propagación del COVID-19.

Algunas medidas que puede tomar para poder sobrellevar los sentimientos de dolor tras la pérdida de un ser querido incluyen:

  • Conectarse con otras personas
    • Dígales a las personas que lo llamen u organice teleconferencias con familiares y amigos para estar conectado.
    • Pida a familiares y amigos que compartan historias y envíen fotos por correo postal, correo electrónico, teléfono o videoconferencia, o a través de aplicaciones para compartir fotos o medios sociales (p. ej., grupos de chat, mensajería grupal, Facebook).
    • Coordine una fecha y hora para que los familiares y amigos rindan un homenaje recitando un determinado poema, una lectura espiritual o una oración de su propia familia.
  • Crear recuerdos o rituales.
    • Cree un libro de recuerdos virtual, un blog o una página web para recordar a su ser querido y pídales a los familiares y amigos que incluyan sus historias y recuerdos.
    • Realice actividades que son significativas para usted y que compartía con la persona que ha perdido, como plantar un árbol o preparar una comida favorita, en honor a la memoria de su ser querido.
  • Pedir ayuda
    • Recurra a los servicios de salud mental o terapias de duelo, grupos de apoyo o líneas directas, especialmente aquellos servicios que pueden ofrecerse por teléfono o en línea.
    • Busque ayuda espiritual por parte de organizaciones de fe, como líderes religiosos y congregaciones, si fuese posible.
    • Busque el apoyo de otros líderes de la comunidad y amigos de confianza.

Durante la pandemia del COVID-19, la familia y los amigos cercanos de la persona fallecida a causa del COVID-19 pueden ser estigmatizados, es decir, posiblemente las demás personas los eviten o rechacen. El estigma nos lastima a todos al generar temor o enojo hacia otras personas. Algunas personas que normalmente acudirían a usted pueden evitar estar en contacto con usted, sus familiares y amigos.  Los estigmas relacionados con el COVID-19 probablemente sean menos frecuentes cuando las personas conocen la información y la comparten con el resto de su familia, amigos y otros miembros de la comunidad.

Si siente angustia por otros tipos de pérdidas o cambios

Durante la pandemia del COVID-19, podría sufrir dolor por la pérdida de un empleo, la incapacidad de poder reunirse personalmente con familiares y amigos o acudir a los encuentros de organizaciones religiosas, el hecho de perderse eventos y momentos especiales (como graduaciones, bodas, vacaciones) y los cambios drásticos en las rutinas diarias y formas de vida que reconfortan. Es posible que también sienta culpa por sentir dolor por pérdidas que, ante la posibilidad de perder la vida, parecen menos relevantes. El duelo es un sentimiento de dolor universal. No existe una manera correcta o incorrecta de atravesarlo porque todas las pérdidas son importantes.

Aquí se mencionan algunas opciones para poder sobrellevar los sentimientos de dolor:

  • Reconozca sus pérdidas y sentimientos de dolor.
    • Busque la manera de expresar su dolor. Algunas personas expresan el dolor y hallan consuelo a través del arte, la jardinería, la escritura, charlas con familiares o amigos, la cocina, la música u otras prácticas creativas.
  • Considere implementar nuevas costumbres o rituales en su rutina diaria para mantenerse conectado con sus seres queridos y reemplazar aquello que solía hacer.
    • Las personas que conviven pueden disfrutar de juegos de mesa y hacer ejercicios al aire libre.
    • Aquellos que viven solos o están separados de sus seres queridos pueden optar por interactuar a través de llamadas telefónicas y aplicaciones que les permiten compartir un juego a través de medios virtuales.
  • Si le preocupa la posibilidad de futuras pérdidas, trate de vivir el presente y enfocarse en los aspectos de su vida que puede controlar ahora.

Ayudar a los niños a sobrellevar el dolor

Los niños pueden manifestar el dolorícono de pdfícono de sitio externo de un modo diferente a los adultos. Para los niños puede resultar especialmente difícil poder entender y sobrellevar la pérdida de un ser querido. A veces los niños parecen triste y extrañan a la persona o se portan mal. Otras veces juegan, interactúan con amigos y siguen con sus actividades habituales. Como resultado de las medidas que se tomaron para prevenir la propagación del COVID-19, ellos probablemente también sientan la pérdida de sus actividades habituales como ir a la escuela y jugar con los amigos. Los padres y cuidadores desempeñan un papel importante para ayudar a los niños a atravesar el proceso de duelo.

Para brindar apoyo a un niño que está atravesando un duelo:

  • Hágale preguntas para determinar su estado emocional y comprender mejor su percepción de la situación.
  • Permítale sentir dolor y deje que hable y exprese sus pensamientos y sentimientos de maneras creativas.
  • Brinde respuestas acordes a su edad y nivel de madurez.
  • Implemente estrategias para sobrellevar la situación y tranquilizar al niño.
  • Cuídese y adapte las estrategias para sobrellevar la situación para su hijo.
  • Mantener una rutina tanto como sea posible.
  • Pase tiempo junto a su hijo, ya sea leyendo, pintando o haciendo otras actividades que el niño disfrute.

Las señales que indican que los niños pueden necesitar ayuda adicional incluyen cambios en el comportamiento (como portarse mal, no interesarse en las actividades diarias, cambiar los hábitos alimenticios y de sueño, manifestar constante ansiedad, tristeza o depresión). Hable con el proveedor de atención médica de su hijo si las reacciones conflictivas se prolongan en el tiempo, interfieren con la escuela o las relaciones con familiares o amigos o si está preocupado por su hijo o tiene dudas respecto de su situación.

Esta página fue revisada el 11 de junio del 2020