Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Cómo reducir el estigma asociado al COVID-19

Es importante recordar que aquellas personas —incluidas las de ascendencia asiática— que no viven ni han estado recientemente en un área con propagación en curso del virus que causa el COVID-19, o que no han estado en contacto con personas con cuadros confirmados o presuntos de COVID-19 no representan un riesgo mayor de propagar el COVID-19 que otros estadounidenses.

Las emergencias de salud pública, como el brote de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), son momentos estresantes para las personas y las comunidades. El temor y la ansiedad con respecto a una enfermedad pueden dar lugar al estigma(1) social hacia personas, lugares o cosas. Por ejemplo, pueden darse situaciones de estigmatización y discriminación cuando las personas asocian una enfermedad como el COVID-19 con una determinada población o nacionalidad, aunque no todas las personas de esa población o provenientes de esa región estén específicamente en riesgo de contraer la enfermedad. El estigma también puede ocurrir después de que a una persona se le dé el alta de la cuarentena por el COVID-19, aunque que ya no tenga riesgo de propagar el virus a otras personas.

Entre los grupos de personas que podrían estar siendo estigmatizados debido a la enfermedad del COVID-19 se encuentran:

  • Personas de ascendencia asiática
  • Personas que han viajado recientemente
  • Personal de los servicios de respuesta ante emergencias y profesionales de atención médica

El estigma nos lastima a todos al generar temor o enojo hacia otras personas.

Los grupos estigmatizados podrían enfrentar lo siguiente:

  • Rechazo social o sentir que las personas los evitan
  • Negación de atención médica, educación, vivienda o empleo
  • Violencia física.

El estigma afecta la salud mental(2) o emocional de los grupos estigmatizados y de las comunidades en las que viven. Detener el estigma es importante para hacer que las comunidades y los miembros de la comunidad sean resilientes(3).

Qué puede hacer

Todos podemos ayudar a detener el estigma relacionado con el COVID-19 al conocer la información y compartirla con otras personas en la comunidad.

Ayudarse y ayudar a otras personas a manejar el estrés puede fortalecer su comunidad. Obtenga más información sobre cómo manejar el estrés durante el brote de COVID-19.

Los comunicadores y funcionarios de salud pública pueden ayudar a contrarrestar el estigma durante la respuesta al COVID-19.

  • Respeten la privacidad y confidencialidad de quienes buscan atención médica y de aquellos que puedan ser parte de alguna investigación de contactos.​​​​​​​
  • Comuniquen pronto el riesgo o la ausencia de riesgo relacionado con productos, personas y lugares.
  • Generen conciencia acerca del COVID-19 sin fomentar el temor.
  • Compartan información precisa sobre cómo se propaga el virus.
  • Exprésense contra los comportamientos negativos, incluidas las declaraciones negativas en las redes sociales sobre grupos de personas, o el hecho de excluir de actividades regulares a personas que no representan ningún riesgo.
  • Sean cuidadosos con las imágenes que comparten. Asegúrense de no reforzar estereotipos.
  • Interactúen con grupos estigmatizados en persona y a través de los diferentes canales, incluidos los medios de comunicación y las redes sociales.
  • Agradezcan a los trabajadores de atención médica y al personal de servicios de emergencia. Las personas que han viajado para ayudar en áreas donde hay un brote de COVID-19 han prestado un servicio valioso a todos, ayudando a evitar que esta enfermedad se siga propagando.
  • Compartan la necesidad de apoyo social de las personas que han regresado de China o están preocupadas por amigos o familiares en la región afectada.​​​​​​​
Términos clave
  1. Estigma se produce cuando las personas asocian un riesgo con una población, una cosa o un lugar específicos (como un grupo de población minoritario) y no existe ninguna evidencia de que el riesgo sea mayor en ese grupo que en el de la población general. La estigmatización es sumamente común cuando se producen brotes de enfermedades.  https://emergency.cdc.gov/cerc/cerccorner/article_123016.asp
  2. Salud mental es, según la Organización Mundial de la Salud, un estado de bienestar en el que una persona es consciente de sus propias capacidades, puede hacer frente a las tensiones normales de la vida, puede trabajar de manera productiva y fructífera, y es capaz de contribuir a su comunidad https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/mental-health-strengthening-our-responseícono de sitio externo
  3. Resiliencia es la capacidad de soportar y recuperarse de situaciones de estrés. https://blogs.cdc.gov/publichealthmatters/2017/08/predicting-community-resilience-and-recovery-after-a-disaster/
Esta página fue revisada el 30 de marzo del 2020