Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Ayude a detener la propagación del COVID-19 en niños

Consejos para proteger a los niños durante el brote de COVID-19

Con base en la evidencia disponible, los niños no parecen correr mayor riesgo de contraer el COVID-19 que los adultos. Si bien algunos niños y bebés han contraído el COVID-19, la mayoría de los casos conocidos a la fecha son en adultos.

Vigile a su hijo para detectar cualquier signo de COVID-19

La enfermedad del COVID-19 puede manifestarse de diferentes maneras en diferentes personas. Para muchas personas, estar enfermo con COVID-19 sería muy similar a tener influenza (gripe). Otras personas pueden tener fiebre o tos, o les puede costar respirar profundo. La mayoría de las personas que han tenido COVID-19 no se han enfermado gravemente. Solo un pequeño grupo de personas que contrajeron la enfermedad han tenido problemas más graves.

Los CDC y sus socios están investigando casos de síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) asociado al COVID-19. Aprenda más sobre COVID-19 y el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C).

Tome medidas para proteger a los niños y a las demás personas

Ayude a detener la propagación del COVID-19 tomando las medidas que todos deberían tomar para mantenerse sanos. Enseñe a sus hijos para que hagan lo mismo.

  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o usar un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Evitar el contacto con personas enfermas (que tosen o estornudan).
  • Mantener distancia entre sus hijos y las demás personas fuera de su casa. Mantener a los niños al menos a 6 pies de distancia de otras personas.
  • Los niños de 2 años de edad en adelante deben usar una cubierta de tela para la cara que cubra la nariz y la boca en entornos públicos cuando no es posible mantener el distanciamiento social. Es una medida de salud pública adicional que las personas deben adoptar para reducir la propagación del COVID-19, además de (y no en lugar de) las otras medidas preventivas cotidianas mencionadas arriba.
  • Limpiar y desinfectar a diario las superficies que se tocan con frecuencia en las áreas comunes de la casa (como mesas, sillas con respaldo duro, manijas de las puertas, interruptores de luz, controles remotos, manijas, barandas, escritorios, inodoros, lavamanos y lavaplatos (fregaderos).
  • Lavar los artículos como los juguetes de peluche lavables, según corresponda. Seguir las instrucciones del fabricante. De ser posible, hay que lavar los artículos usando la temperatura de agua máxima permitida y secarlos por completo. Se puede lavar la ropa de una persona enferma con la del resto de los integrantes del hogar.

Puede encontrar más información sobre cómo prevenir el COVID-19 en los siguientes enlaces:  Cómo protegerse y Prevenir la propagación del COVID-19 en las comunidades. Hay más información disponible relacionada con la propagación del COVID-19 en  Cómo se propaga el COVID-19 .

Limite el tiempo que pasa con otros niños

Si los niños se reúnen en grupo, pueden ponernos a todos en riesgo. Los niños pueden contagiar el virus a otras personas que podrían tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente, incluidos los adultos mayores y las personas con afecciones subyacentes graves.

Ponga en práctica el distanciamiento social

La clave para desacelerar la propagación del COVID-19 es limitar el contacto tanto como sea posible. Mientras estén suspendidas las clases en las escuelas, los niños no deben juntarse en persona con niños de otras familias. Si los niños juegan fuera de sus casas, es esencial que se mantengan a una distancia de 6 pies de cualquier persona que no viva con ellos.

Para ayudar a los niños a mantener sus vínculos sociales durante el periodo de distanciamiento social, ayúdelos a realizar llamadas telefónicas o chats de video supervisados con sus amigos.

Límpiese las manos con frecuencia

Asegúrese de que sus hijos tomen medidas preventivas cotidianas, como lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20​​​​​​​ segundos. Hacerlo es de suma importancia si ha estado en un lugar público.

Cambie sus planes de viaje

Revise sus planes de viaje si incluían viajes no esenciales.

Limite el tiempo que pasa con personas que tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Los adultos mayores y las personas con afecciones subyacentes graves tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

  • Si otras personas de su hogar tienen un riesgo particularmente alto de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, considere tomar precauciones adicionales para separar a su hijo de esas personas.
  • Si no puede quedarse en casa con su hijo durante la suspensión de clases en la escuela, piense detenidamente quién podría ser la persona más indicada para cuidarlo. Si alguien con un mayor riesgo de presentar complicaciones por COVID-19 será quien lo cuide (adulto mayor, como un abuelo o alguien con una afección crónica), limite el contacto de sus hijos con otras personas.
  • Considere posponer las visitas o viajes para ver a los abuelos o familiares de edad avanzada. Conéctese de manera virtual, o escriba cartas y envíelas por correo.
Esta página fue revisada el 20 de mayo del 2020