Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

SI ESTÁ COMPLETAMENTE VACUNADO
Los CDC actualizaron esta guía para las personas que tienen la vacunación completa. Vea Recomendaciones para las personas totalmente vacunadas.
ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE PARA LAS ESCUELAS
Los CDC recomiendan que las escuelas sigan adoptando las estrategias actuales de prevención del COVID-19 para el año escolar 2020-2021. Conozca más
Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más

Realización de pruebas de antígeno con fines de evaluación en lugares de trabajo que no prestan servicios de salud

Realización de pruebas de antígeno con fines de evaluación en lugares de trabajo que no prestan servicios de salud

Una herramienta para prevenir la propagación del COVID-19

Actualizado el 4 de mayo del 2021

Las pruebas de antígeno son una herramienta eficaz para ayudar a los empleadores a prevenir la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo. Las pruebas de antígeno, cuando se las utiliza para evaluar a los empleados en lugares de trabajo que no prestan servicios de salud, pueden detectar infecciones actuales antes de que los empleados ingresen al lugar de trabajo o vuelvan a trabajar. Las pruebas de antígeno son:

  • Fáciles de realizar
  • Rápidas en cuanto a la obtención de resultados
  • De bajo costo

Las pruebas de antígeno son particularmente útiles como herramienta de evaluación porque pueden identificar a miembros del personal que:

  • Tienen COVID-19 pero no presentan signos ni síntomas de la enfermedad ni exposición conocida al COVID-19
  • Tienen mayor riesgo de exposición al COVID-19, como los viajeros de negocios y aquellos que trabajan en espacios cerrados muy concurridos

Hay otras pruebas de detección de evaluaciónícono de sitio externo en el punto de atención disponibles, como las pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT, por sus siglas en inglés). Sin embargo, esta hoja informativa solo ofrece información acerca de la realización de pruebas de antígeno en entornos donde no se prestan servicios de salud para ayudar a los empleadores de esos entornos a tomar decisiones informadas acerca de este tipo de opción de realización de pruebas de evaluación.

Creación de un plan para realizar pruebas de detección a los empleados

La realización de pruebas de detección del virus que causa el COVID-19 debería ofrecerse como parte de un programa integral para el control y la prevención del COVID-19. Al crear un plan para realizarles una prueba de detección a los empleados, los empleadores deben tener en cuenta varios factores, entre ellos:

  • Disponibilidad de pruebas de detección. Varias pruebas de antígeno han recibido la autorización de uso de emergencia (EUA)ícono de sitio externo por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. para detectar el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.
  • Costo de las pruebas. Por lo general, las pruebas de antígeno cuestan entre $5 y $50. Los empleadores que exijan someterse a pruebas de antígeno de evaluación no deben cobrarles las pruebas a los empleados.
  • Estado de vacunación. Si es factible, los empleados totalmente vacunados que no tengan síntomas ni exposición conocida al virus deberían quedar exentos de los programas de realización de pruebas de detección de rutina.

Empleadores que exigen someterse a pruebas de evaluación

  • Deben asegurarse de que la realización de pruebas de detección responda a motivos laborales y concuerde con una necesidad de la empresa
  • Deben obtener el consentimiento del empleado antes de realizarle la prueba
    • Si el empleado no presta su consentimiento, el empleador debería considerar ofrecer otras opciones adecuadas, como la reasignación de tareas que puedan realizarse a través del teletrabajo o el desempeño de funciones de forma tal que permita mantener la distancia física con otros trabajadores o clientes.

Cómo proporcionar pruebas de antígeno

Hay dos formas principales en que los empleadores pueden ofrecer las pruebas de antígeno para evaluar a los empleados con el fin de detectar el virus que causa el COVID-19.

  1. Realización de pruebas de detección al personal. Los empleadores pueden implementar directamente un programa de realización de pruebas de detección o contratar a personal especializado para que realice las pruebas de detección a los empleados en el lugar de trabajo o una clínica. Los empleadores deben asegurarse de obtener, o de que los laboratorios o lugares de realización de pruebas de detección que contraten obtengan, un certificado conforme a las Enmiendas para la Mejora de Laboratorios Clínicos (CLIA, por sus siglas en inglés) y cumplan con las regulaciones de las CLIA.
  2. Kit de prueba de detección. Se trata de un kit ofrecido por los empleadores o que los empleados pueden comprar, y que se puede utilizar en cualquier sitio: en casa, en el auto o en cualquier otro lugar privado y conveniente.

Si proporciona kits de pruebas de detección para evaluar a sus empleados, como empleador debería:

  • Usar pruebas de detección que hayan recibido la EUA por parte de la FDA.
  • Crear políticas que alienten a los empleados a participar en el programa de realización de pruebas de detección sin temor a represalias por obtener un resultado positivo, y garantizar que los empleados conozcan estas políticas.
  • Alentar el uso de aplicaciones móviles que registren, almacenen y muestren la fecha y hora del resultado de la prueba de detección.

Hisopado para la realización de pruebas de antígeno

La mayoría de las pruebas de antígeno se realiza al insertar un hisopo en las fosas nasales de la persona para recoger una descarga nasal. Hay diferentes lugares en las fosas nasales donde se pueden recoger las muestras. Consulte siempre las instrucciones del kit de prueba de detección para determinar la ubicación correcta del hisopo.

Comprender los resultados de las pruebas de antígenos

Si un empleado sin síntomas y sin exposición conocida al COVID-19 recibe un resultado positivo en la prueba de detección de antígenos, debe quedarse en casa y hacer cuarentena mientras espera que ese resultado sea confirmado con una prueba NAAT realizada en laboratorio ícono de pdf[457KB, 1 página]. Las pruebas NAAT realizadas en laboratorio detectan el material genético del virus y son utilizadas comúnmente en laboratorios. Estas pruebas suelen ser más precisas pero se demora más tiempo en procesar los resultados que con otros tipos de pruebas.

Si la prueba NAAT realizada en laboratorio es positiva, el empleado ha sido infectado por el virus que causa el COVID-19. El empleado debe:

  • Quedarse en casa
  • Mantenerse alejado de las personas no infectadas
  • Mantenerse en contacto con su médico
  • Colaborar con las autoridades de salud pública en las actividades de rastreo de contactos correspondientes

Si el empleado recibe un resultado negativo en la prueba de detección de antígenos, significa que el empleado:

  • No estaba infectado por el virus que causa el COVID-19 al momento de recoger la muestra

ó

  • No tenía suficientes virus en la muestra para que la prueba pudiera detectarlos al momento de realizar la prueba

Los empleados con resultado negativo en la prueba de detección pueden trabajar. Obtener un resultado negativo en la prueba de detección no significa que el empleado no esté infectado o que no se enfermará. El empleado podría enfermarse luego de realizarse la prueba, o podría estar expuesto al virus que causa el COVID-19 luego de realizarse la prueba. Deben seguir tomando medidas para protegerse y proteger a las demás personas.

Notificar el resultado de las pruebas de antígeno de los empleados

Todos los resultados de las pruebas de antígeno de los empleados obtenidos como parte de un programa de realización de pruebas de detección en el lugar de trabajo deben notificarse al empleador para determinar quiénes están autorizados a ingresar al lugar de trabajo. Los empleadores deben preservar la confidencialidad de los resultados de las pruebas de detección de los empleados.

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES) exige que los laboratorios notifiquen los resultados de las pruebas de detección a los departamentos de salud estatales o locales. Compartir los resultados con las autoridades de salud pública locales respalda las iniciativas de rastreo de contactos para desacelerar la propagación del COVID-19.

El rastreo de contactos ayuda a identificar casos rápidamente para proteger a los empleados, sus familias y sus comunidades. Todos pueden colaborar con las iniciativas de rastreo de contactos, incluso quienes están totalmente vacunados. Las iniciativas de rastreo de contactos son beneficiosas porque:

  • Permiten informarles a las personas que pueden haber estado expuestas al COVID-19 y que deben monitorear su salud para detectar signos y síntomas del COVID-19
  • Ayudan a las personas que pueden haber estado expuestas al COVID-19 a realizarse la prueba de detección
  • Solicitan a todas las personas, incluidas quienes están totalmente vacunadas, que se autoaíslen si tienen COVID-19
  • Solicitan a las personas no vacunadas que se autoaíslen si son un contacto cercano

Decidir con qué frecuencia realizarles una prueba de detección a los empleados

La realización repetida de pruebas de detección a los empleados puede ayudar a detectar infecciones y evitar que el COVID-19 se propague a los demás trabajadores. Los CDC recomiendan usar dos indicadores comunitarios de los últimos 7 días para decidir con qué frecuencia realizarles una prueba de detección a los empleados:

  1. Cantidad total de casos nuevos de COVID-19 cada 100 000 habitantes
  2. Porcentaje de pruebas NAAT positivas de detección del COVID-19

Estos dos indicadores comunitarios deben tenerse en cuenta a nivel de condado tanto en las comunidades donde viven los empleados como en la ubicación del lugar de trabajo. Esta información suele estar disponible en el sitio web de los departamentos de salud estatales y locales.

En función del nivel (alto, sustancial, moderado o bajo) de casos nuevos y pruebas NAAT positivas, podría recomendarse que las pruebas de detección se realicen al menos semanalmente. Si las pruebas de detección se realizan con regularidad, es importante informar a sus autoridades de salud pública acerca de su programa de realización de pruebas de detección ya que este podría generar muchos resultados de pruebas de detección.

Las pruebas de antígeno por sí solas no previenen la propagación del COVID-19. Es fundamental tomar las medidas preventivas cotidianas para desacelerar la propagación del COVID-19.

Puede ayudar a proteger a sus empleados al:

  • Alentar a sus empleados a vacunarse, cuando puedan hacerlo, y apoyar las iniciativas para vacunar a los empleados.
  • Alentar a los empleados enfermos a quedarse en casa.
  • Evaluar a los empleados para detectar síntomas del COVID-19 y posibles exposiciones al COVID-19.
  • Obtener los resultados de las pruebas de detección de los empleados antes de que ingresen al lugar de trabajo.
  • Consultar a un profesional de ventilación de edificios para mejorar la ventilación en el lugar de trabajo.
  • Instalar barreras físicas, como barreras acrílicas o de otro material similar, para separar a los trabajadores entre sí o de los clientes.
  • Limitar la cantidad de empleados o clientes en el establecimiento.
  • Alentar a las personas a mantener una distancia de al menos 6 pies y usar ayudas visuales para indicar la distancia física.
  • Proporcionar estaciones de lavado de manos o desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Suministrar materiales y capacitación para la limpieza de las superficies que se tocan con frecuencia.
  • Proporcionar mascarillas y equipos de protección personal (EPP) necesarios para el trabajo, y exigir el uso constante y correcto de mascarillas y EPP en el lugar de trabajo, excepto mientras las personas comen o beben.