Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí

Lo que deben saber las comunidades tribales acerca de las vacunas contra el COVID-19

Lo que deben saber las comunidades tribales acerca de las vacunas contra el COVID-19
Actualizado el 24 de sep. del 2021
una mujer y un hombre con mascarillas

Usted puede ayudar a detener la pandemia al vacunarse contra el COVID-19.

Para proteger a las personas mayores y a nuestra comunidad, debemos utilizar todas nuestras herramientas de prevención. Las vacunas son una de las herramientas más efectivas para proteger su salud. Las vacunas actúan con las defensas naturales de su organismo para poder combatir el COVID-19.

Contáctese con su departamento de salud o clínica para saber cuándo y dónde están disponibles las vacunas en su comunidad.

Las vacunas contra el COVID-19 pueden ayudarle a evitar que se enferme.

El COVID-19 puede provocar una enfermedad grave o la muerte. Todas las vacunas contra el COVID-19 disponibles en los Estados Unidos son efectivas para ayudar a prevenir el COVID-19. Incluso si se enferma después de vacunarse, debería estar protegido para evitar enfermarse gravemente. Las tres vacunas (Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson/Janssen) están autorizadas o aprobadas para su uso en adultos. Además, la vacuna de Pfizer-BioNTech está autorizada para jóvenes de 12 a 15 años de edad y está aprobada para los de 16 y 17 años.

La vacuna contra el COVID-19 es gratis.

El gobierno de los Estados Unidos está administrando la vacuna sin cargo a todas las personas que viven en los Estados Unidos. Nadie debe pagar por recibir la vacuna.

La vacuna contra el COVID-19 no lo infectará por COVID-19.

Las vacunas contra el COVID-19 no pueden infectarlo por COVID-19. No contienen el virus que causa el COVID-19. Vacunarse también puede proteger a las personas que lo rodean.

Debería vacunarse incluso si ya tuvo COVID-19.

Incluso si ya ha tenido COVID-19, es posible que vuelva a infectarse por COVID-19. Los expertos todavía no saben cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de tener COVID-19; no obstante, la vacunación es la mejor protección contra la reinfección.

Si se recuperó del COVID-19, pregúntele a su proveedor de salud cuándo debería vacunarse.

De todos modos debe tomar medidas para protegerse y proteger a los demás después de recibir la vacuna.

Una vez que esté totalmente vacunado, puede reanudar muchas de las actividades que solía hacer antes de la pandemia. Para reducir el riesgo de infección y evitar contagiar a los demás, use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.

La mejor protección contra el COVID-19 será vacunarse y seguir las recomendaciones de los CDC para protegerse y proteger a los demás y evitar contagiarse y propagar el virus.

Puede tener algunos efectos secundarios después de aplicarse la vacuna contra el COVID-19.

Puede tener dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo donde recibió la vacuna inyectable. También puede tener cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos y fiebre durante unos días. Estos son signos normales de que su organismo está generando protección contra el COVID-19. Después de vacunarse, se le pedirá que espere entre 15 y 30 minutos para asegurarse de que está bien.

El sistema de seguridad de las vacunas de los Estados Unidos monitorea la seguridad de todas las vacunas.

medicina

Todas las vacunas contra el COVID-19 utilizadas en los Estados Unidos fueron probadas en estudios clínicos que contaron con la participación de miles de personas, incluidos los indígenas estadounidenses y nativos de Alaska. Estos estudios se realizaron para asegurarse de que las vacunas cumplen con los estándares de seguridad y protegen a personas de diferentes edades, géneros, razas y etnias. Todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas cumplen con los rigurosos estándares científicos de seguridad, efectividad y calidad de fabricación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) necesarios para respaldar la autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés). Las vacunas contra el COVID-19 aprobadas cumplen con los mismos estándares de seguridad que otras vacunas utilizadas en los Estados Unidos.

Los CDC han creado una nueva herramienta llamada v-safe para poder identificar cualquier problema de seguridad con las vacunas contra el COVID-19. (vsafe.cdc.gov). Para usar v-safe es necesario tener un teléfono smartphone ya que envía mensajes de texto regularmente. ¡Inscríbase para participar después de vacunarse!

Si tuvo algún efecto secundario después de vacunarse contra el COVID-19, también puede completar un formulario y cargarlo al Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunasícono de sitio externo.

Incluso si ha tenido una reacción alérgica grave o inmediata a un ingrediente de una vacuna contra el COVID-19, es posible que pueda recibir otro tipo de vacuna contra el COVID-19.

Si ha tenido una reacción alérgica grave o inmediata —aunque no sea grave— a cualquier vacuna de ARNm contra el COVID-19, no debería recibir ninguna de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 (Pfizer-BioNTech y Moderna) que están disponibles actualmente. Si ha tenido una reacción alérgica grave o inmediata a cualquier ingrediente de la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen), no debería recibir la vacuna J&J/Janssen.

Si no puede recibir la segunda dosis de la vacuna de ARNm porque ha tenido una reacción alérgica cuando recibió la primera dosis, consulte con su médico si debería recibir otro tipo de vacuna contra el COVID-19. Si ha tenido una reacción alérgica a otras vacunas o medicamentos inyectables, consulte con su proveedor de atención médica.

Igual puede vacunarse si tiene alergias graves a medicamentos orales, alimentos, mascotas, picaduras de insectos, látex o a otros factores ambientales como el polen o el polvo.

Si está embarazada o desea tener un bebé en algún momento, debería vacunarse contra el COVID-19.

bebé

Se recomienda vacunar contra el COVID-19 a todas las personas de 12 años de edad o más, incluidas las personas que están embarazadas, en periodo de lactancia, que están intentando quedar embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Las personas embarazadas o que han estado embarazadas recientemente corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 que las personas que no están embarazadas. Actualmente no hay evidencia de que alguna vacuna, incluidas las vacunas contra el COVID-19, provoque problemas de fertilidad en mujeres u hombres.

Según lo que sabemos, las vacunas contra el COVID-19 no causan ningún problema para quedar embarazada.

La vacuna contra el COVID-19 no modificará su ADN.

Los diferentes tipos de vacunas actúan de manera diferente para ofrecer protección, pero las vacunas contra el COVID-19 —como cualquier otra vacuna— no pueden afectar a su ADN de ninguna manera.

Es seguro vacunarse contra el COVID-19 si tiene una afección subyacente.

Las personas con afecciones como enfermedades cardiacas o pulmonares, diabetes y obesidad son más propensas a enfermarse gravemente a causa del COVID-19. La vacunación es especialmente importante para las personas con estas afecciones. Es posible que las personas con el sistema inmunitario debilitado no obtengan tanta protección de la vacuna contra el COVID-19 como las que tienen el sistema inmunitario en funcionamiento. Por tal motivo, los CDC recomiendan que las personas con inmunodepresión moderada a grave reciban una dosis adicional de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 al menos 28 días después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o la vacuna contra el COVID-19 de Moderna.

Use y distribuya la tarjeta de vacunación contra el COVID-19 original del HHS/CDC sin alteraciones.

Los CDC aconsejan no alterar la tarjeta de vacunación contra el COVID-19 del HHS/CDC de ninguna manera, lo que incluye incorporar nombres de tribus o logotipos en las tarjetas. Aunque la intención de hacerlo sea promover la vacunación entre los miembros de las tribus, es posible que las tarjetas de vacunación contra el COVID-19 que han sido alteradas no sirvan como prueba suficiente de vacunación para poder ingresar a otros países. Para garantizar que las tarjetas de vacunación que reciben las personas sean aceptadas como prueba válida de vacunación, los CDC recomiendan que las tribus, las organizaciones que prestan servicios a las tribus y los proveedores de atención médica utilicen y distribuyan la tarjeta de vacunación contra el COVID-19 del HHS/CDC sin alteraciones.