Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Planificación para el regreso a clases: listas de verificación para guiar a padres, tutores y cuidadores

Planificación para el regreso a clases: listas de verificación para guiar a padres, tutores y cuidadores

Para muchas familias, la planificación del regreso a clases será diferente este año de lo que fue en años anteriores. Su escuela habrá implementado nuevas políticas para prevenir la propagación del COVID-19. Además, es posible que comience el año escolar con componentes de aprendizaje virtual. Sea cual fuere la situación, estas listas de verificación tienen el objetivo de ayudar a los padres, tutores y cuidadores a planificar y prepararse para el próximo año escolar.

Algunos de los cambios en la estructura o asistencia al salón de clases en las escuelas pueden incluir:

  • Cohortes: dividir a los alumnos y maestros en grupos específicos que permanezcan juntos a lo largo de todo el día escolar durante la enseñanza presencial en el aula. Es posible que las escuelas permitan una interacción mínima entre las cohortes (en ocasiones, también denominadas "grupos"), o que directamente no la permitan.
  • Sistema híbrido: una combinación de aprendizaje virtual y aprendizaje presencial. Las opciones híbridas pueden aplicar la estrategia de cohortes a la educación presencial brindada.
  • Sistema solo virtual/en casa: los alumnos y maestros participan de clases, actividades y eventos solo de forma virtual.

Planificación para clases presenciales

El regreso a clases este otoño requerirá que las escuelas y las familias trabajen incluso más juntas que antes. Las escuelas realizarán cambios en sus políticas y operaciones con distintos objetivos: enseñar; prestar servicios importantes, como comidas escolares, cuidado infantil ampliado, actividades extracurriculares y servicios sociales; y limitar la transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Los maestros y miembros del personal pueden enseñar y alentar conductas preventivas en la escuela. De modo similar, será importante que las familias enfaticen y alienten las conductas saludables en casa, y que hablen con sus hijos acerca de los cambios que se producirán este año escolar. Incluso si su hijo asistirá a la escuela de forma presencial, es importante prepararse para la posibilidad de la implementación del aprendizaje virtual si la escuela cierra o si su hijo se ve expuesto al COVID-19 y necesita quedarse en casa.

Los CDC han creado una lista de verificación para ayudar con la planificación del regreso a clases durante el año escolar (AE) 2020-2021. Si su escuela utiliza un modelo híbrido, debería consultar las listas de verificación tanto para el aprendizaje presencial como virtual/en casa.

Tabla. Planificación para clases presenciales
Medidas a tomar y puntos a considerar
  • Controle a su hijo cada mañana para detectar signos de enfermedad. Si la temperatura de su hijo es de 100.4 grados o más, no debería ir a la escuela.
  • Asegúrese de que su hijo no tenga dolor de garganta ni otros signos de enfermedad, como tos, diarrea, dolor de cabeza intenso, vómitos o dolores corporales.
  • Si su hijo ha tenido contacto cercano con un caso de COVID-19, no debería asistir a la escuela. Siga la guía sobre lo que debe hacer si alguien estuvo expuesto al virus.
  • Identifique a la(s) persona(s) designada(s) por la escuela con quien debe contactarse si su hijo se enferma.

    Nombre de la(s) persona(s) designada(s) por la escuela:


    Información de contacto:




  • Asegúrese de que su hijo esté al día con todas las vacunas recomendadas, incluida la vacuna contra la influenza. Todos los niños en edad escolar deberían recibir la vacuna contra la influenza cada año, con raras excepciones. Esto es fundamental este año porque aún no sabemos si tener COVID-19 e influenza (gripe) al mismo tiempo causará una enfermedad más grave.

    Fecha de vacunación contra la influenza:



  • Conozca cómo hará su escuela para proporcionar agua durante el día. Considere llevar consigo una botella de agua.
  • Cree rutinas diarias antes y después de la escuela. Por ejemplo, cosas que se deben preparar para llevar a la escuela en la mañana (como el desinfectante de manos y una cubierta de tela para la cara adicional) y cosas que se deben hacer al volver a casa (como lavarse las manos de inmediato y lavar las cubiertas de tela para la cara usadas).
  • Hable con su hijo acerca de las precauciones que debe tomar en la escuela. A los niños se les puede indicar lo siguiente:
    • Lavarse y desinfectarse las manos con mayor frecuencia.
    • Mantener la distancia física con respecto a otros estudiantes.
    • Use una cubierta de tela para la cara.
    • Evitar compartir objetos con otros estudiantes, lo que incluye botellas de agua, dispositivos, elementos de escritura y libros.
    • Usar un desinfectante de manos (que contenga al menos un 60 % de alcohol). Asegúrese de estar usando un producto seguro. La FDA retiró productos del mercadoícono de sitio externo que contienen metanol tóxico. Estar atento a cómo se siente y avisarle a una persona adulta si no se siente bien.
  • Asegúrese de que su información esté actualizada en la escuela, incluidos los contactos de emergencia y las personas autorizadas para retirar a sus hijos de la escuela. Si esa lista incluye a alguna persona con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, considere identificar a una persona alternativa.
  • Familiarícese con el plan de su escuela sobre cómo se comunicarán con las familias cuando identifiquen un caso positivo o exposición a alguien con COVID-19, y cómo garantizarán que se respete la privacidad de los estudiantes.
  • Prepárese para posibles cierres de escuelas o periodos de cuarentena. Si la transmisión en su comunidad aumenta o si varios niños o miembros del personal dan positivo para el COVID-19, el edificio de la escuela podría cerrar. De manera similar, si un contacto cercano de un niño (dentro o fuera de la escuela) da positivo para el COVID-19, es posible que su hijo deba quedarse en casa por un periodo de cuarentena de 2 semanas. Tal vez deba considerar la viabilidad del teletrabajo, tomarse una licencia laboral o designar a alguien que pueda cuidar a su hijo en caso de que se cierre el edificio de la escuela o se inicie un periodo de cuarentena.
  • Planifique cómo se transportará:
    • Si su hijo toma un autobús, haga que su hijo use una cubierta de tela para la cara arriba del autobús, y hable con su hijo acerca de la importancia de respetar las reglas del autobús y cualquier otra regla sobre dejar asientos libres.
    • Si compartirá el traslado, haga que todos los niños que hacen carpool y el conductor usen cubiertas de tela para la cara durante todo el viaje. Si su escuela implementa el modelo de cohortes, considere buscar familias que pertenezcan al grupo/cohorte de su hijo en la escuela para organizar los traslados compartidos.
  • Si su hijo tiene un Programa de Educación Individualizado (IEP) o un Plan 504 o recibe otra asistencia educativa (p. ej., tutorías), consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios.
  • Si su hijo recibe terapia física, ocupacional o del habla u otros servicios relacionados a través de la escuela, consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios.
  • Si su hijo recibe servicios conductuales o de salud mental (p. ej., capacitación en habilidades sociales, asesoramiento), consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios.
  • Si su escuela implementa el modelo de cohortes, considere permitir que su hijo interactúe de forma presencial fuera de la escuela solo con niños que pertenezcan a la misma cohorte o que solo participe de actividades en las que pueda mantenerse el distanciamiento físico.
  • Refuerce el concepto de distanciamiento físico con su hijo.
  • Hable con los administradores y maestros de la escuela acerca de sus planes en cuanto a la educación física y la actividad física (p. ej., durante el recreo).
    Las opciones más seguras incluyen estar al aire libre cuando sea posible, reducir la cantidad de personas en espacios interiores y alentar a los alumnos a mantener una distancia entre sí de al menos 6 pies.
  • Consulte cómo su escuela planea ayudar a garantizar que los estudiantes sigan las prácticas para reducir la propagación del COVID-19.

Cubiertas de tela para la cara
Si su escuela exige o alienta el uso de cubiertas de tela para la cara, analice las siguientes acciones. Considere consultar qué medidas tomará su escuela para reducir al mínimo la posibilidad de que los estudiantes sean señalados o reciban burlas por usar o no usar una mascarilla. Usar correctamente y con constancia las cubiertas para la cara puede resultar difícil para algunos niños. Usar cubiertas de tela para la cara debería ser una prioridad cuando resulte difícil que los estudiantes permanezcan a una distancia de 6 pies entre sí (p. ej., al dejarlos en la escuela o buscarlos en transportes compartidos, al ingresar al edificio o al esperar en fila en la escuela, o mientras están arriba del autobús).

Las cubiertas de tela para la cara no deben ser usadas por:

  • Niños menores de 2 años de edad
  • Personas con problemas respiratorios
  • Personas que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitarse la cubierta de tela para la cara sin ayuda
Tabla. Cubiertas de tela para la cara
Medidas a tomar y puntos a considerar
  • Tenga varias cubiertas de tela para la cara de modo que pueda lavarlas a diario y tenga repuestos siempre listos. Opte por cubiertas de tela para la cara que:
    • Se ajusten de manera firme pero cómoda contra los lados de la cara
    • Cubran por completo la nariz y la boca
    • Se aseguren a las orejas con algún tipo de lazo
    • Incluyan varias capas de tela
    • Permitan respirar sin dificultad
    • Puedan lavarse y secarse en secadora sin sufrir daños ni deformarse
  • Etiquete claramente las cubiertas de tela para la cara de su hijo con marcador permanente para que no las confundan con las de otros niños.
  • Practique con su hijo cómo ponerse y quitarse la cubierta de tela para la cara sin tocar la tela.
  • Explique la importancia de usar cubiertas de tela para la cara y cómo protegen a otras personas para que no se enfermen.
  • Considere hablar con su hijo acerca de las personas que no pueden usar cubiertas de tela para la cara por motivos médicos (p. ej., asma).
  • Como familia, enseñe que se deben usar cubiertas de tela para la cara especialmente en situaciones en las que sea difícil o imposible mantener el distanciamiento físico.
  • Si tiene hijos pequeños, ayúdeles a acostumbrarse a usar cubiertas de tela para la cara y que no les parezca extraño ver a otras personas con cubiertas para la cara.
    • Elogie a su hijo por usar correctamente las cubiertas de tela para la cara.
    • Colóqueles una cubierta de tela para la cara a los peluches.
    • Dibuje una cubierta de tela para la cara sobre el personaje favorito de su libro.
    • Muéstrele imágenes de otros niños usando cubiertas de tela para la cara.
    • Permita que su hijo elija una cubierta de tela para la cara que cumpla con los requisitos de vestimenta que podría tener su escuela.
    • Sugerencias de la Academia Estadounidense de Pediatríaícono de sitio externo
  • Considere proporcionarle a su hijo un recipiente (p. ej., una bolsa etiquetada que pueda volver a sellarse) para que lo lleve a la escuela donde pueda guardar sus cubiertas de tela para la cara cuando no las esté usando (p. ej., mientras come).

Consideraciones sobre salud mental y bienestar social y emocional:
Dado que la experiencia escolar será muy diferente a la de antes, con mesas distanciadas entre sí, maestros practicando la distancia física y la posibilidad de quedarse en el salón de clases durante el almuerzo, la situación será totalmente diferente a lo que su niño está acostumbrado. Antes de que comiencen las clases, debería hablar con su hijo y explicarle que todas estas medidas se están tomando para proteger a las personas y mantenerlas saludables. La siguiente lista ofrece medidas y consideraciones con respecto a la salud mental y el bienestar emocional de su hijo durante la transición a la escuela presencial. La guía de los CDC sobre el estrés y cómo sobrellevarlo durante la pandemia de COVID-19 ofrece recursos adicionales para usted y su familia. Además, si cree que su hijo podría necesitar servicios conductuales o de salud mental (p. ej., capacitación en habilidades sociales, asesoramiento), debería solicitarle más información acerca de estos servicios al administrador de su escuela.

Tabla. Consideraciones sobre salud mental y bienestar social y emocional:
Medidas a tomar y puntos a considerar
  • Hable con su hijo sobre las diferencias con las que se encontrará en la escuela (p. ej., mesas distanciadas entre sí, maestros practicando la distancia física, la posibilidad de quedarse en el salón de clases durante el almuerzo).
  • Hable con su hijo acerca de la nueva dinámica de la escuela, y sobre cómo deberá interactuar con sus compañeros de clase y maestros. Averigüe cómo se siente su hijo y dígale que lo que podría estar sintiendo es normal.
  • Sepa que podrían producirse cambios de comportamiento en su hijo. Esté atento a cambios como llanto o irritación excesivos, exceso de tristeza o preocupación, hábitos no saludables de alimentación o descanso, y dificultad para concentrarse ya que pueden ser signos de que su hijo está luchando contra el estrés y la ansiedad.
  • Procure asistir a las actividades y reuniones escolares. Es probable que las escuelas las realicen cada vez más de forma virtual. Como padres, mantenerse informados y conectados puede reducir sus sentimientos de ansiedad y brindarles una manera de expresar sus preocupaciones acerca de la escuela de su hijo.
  • Consúltele a su escuela acerca de sus planes para disminuir el posible estigma relacionado con ser un caso de COVID-19 presunto o confirmado.
  • Averigüe si su escuela ha implementado algún sistema para identificar y brindar servicios de salud mental a los estudiantes que podrían necesitar apoyo. Si es así, identifique al punto de contacto de estos servicios en su escuela.

    Nombre de la persona designada por la escuela:


    Información de contacto:


  • Averigüe si su escuela tiene algún plan para ayudar a los estudiantes a adaptarse durante el regreso a clases. Es posible que los estudiantes necesiten adaptarse a los cambios que ha producido el COVID-19 en su vida diaria. El apoyo podría incluir asesoramiento escolar y servicios psicológicos (lo que incluye servicios de terapias de duelo), programas y planes de estudio centrados en el aprendizaje social y emocional (SEL, por sus siglas en inglés), y grupos de apoyo sociales/de pares.
  • Averigüe si su escuela capacitará a los estudiantes sobre técnicas de mindfulness (conciencia plena), si incorporará el SEL al plan de estudios del salón de clases (ya sea de forma virtual o presencial) o si brindará apoyo a los niños para sobrellevar el estrés y la ansiedad. Si no es así, considere indagar acerca de cómo podrían incorporarse estas estrategias al aprendizaje en casa de su hijo.
  • Usted puede ser un modelo a seguir para su hijo al practicar el autocuidado:
    • Tome descansos
    • Duerma bien
    • Ejercítese
    • Aliméntese bien
    • Manténgase conectado socialmente

Planificación para clases virtuales o en casa

La educación virtual puede ser una opción o una parte del Programa de Educación Individualizado (IEP) o Plan de la Sección 504 para algunos niños y familias, y podría ser necesaria si su hijo tiene ciertas afecciones subyacentes o se encuentra inmunodeprimido. En el modelo híbrido, la enseñanza se puede impartir de manera virtual durante una parte de la semana y dictarse de forma presencial durante el resto de los días.  Como alternativa, el año escolar podría comenzar con aprendizaje virtual y luego continuar con el aprendizaje presencial durante el resto de los meses o en ciertos momentos del año escolar. Volver a clases de manera virtual podría representar retos adicionales a la hora de mantenerse conectados con los pares, dado que los estudiantes podrían interactuar con menos frecuencia o solo virtualmente entre sí. Tal vez desee hablar con el personal escolar para obtener más información sobre cómo harán para fomentar la conexión entre los estudiantes, implementar el aprendizaje interactivo con comentarios, fortalecer la resiliencia, y garantizar el bienestar social y emocional de los estudiantes que no estarán físicamente en la escuela. Además, si su hijo recibe terapia física, ocupacional o del habla u otros servicios relacionados a través de la escuela, consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios durante el aprendizaje virtual en casa. De modo similar, si su hijo recibe servicios conductuales o de salud mental (p. ej., capacitación en habilidades sociales, asesoramiento), consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios durante el aprendizaje virtual en casa.

Cómo prepararse para las clases virtuales o en casa

Factores a considerar mientras se prepara para el aprendizaje virtual o en casa.

Tabla. Cómo prepararse para las clases virtuales o en casa
Medidas a tomar y puntos a considerar
  • Procure asistir a las actividades y reuniones escolares. Es probable que las escuelas las realicen cada vez más de forma virtual. Estas reuniones pueden ser una forma de expresar sus preocupaciones acerca de los planes de la escuela.
  • Cree un cronograma con su hijo y hagan la promesa de cumplirlo. La estructura y la rutina pueden ayudar considerablemente a su hijo para evitar que se atrase con sus asignaciones. Acuerde un cronograma con su familia e identifique los mejores momentos para el aprendizaje y la enseñanza, además de incorporar la actividad física orientada a la familia, como las caminatas al aire libre. Tener un calendario familiar u otras ayudas visuales podría resultar útil para llevar un registro de los plazos y asignaciones.
  • Procure buscar un espacio donde usted vive donde no haya distracciones, ruidos ni desorden para aprender y hacer la tarea. Podría ser un lugar tranquilo y bien iluminado en su comedor o sala de estar, o un rincón de su casa donde pueda colocar una mesa pequeña, si cuenta con ella.
  • Identifique oportunidades para que su hijo se conecte con otros pares y realice actividades sociales, ya sea de forma virtual o presencial, mientras mantiene la distancia física.

Planificación para clases virtuales o en casa

Estos son algunos de los aspectos que debe tener en cuenta al revisar el plan de su escuela sobre aprendizaje virtual o en casa. Tal vez deba hablar con los administradores de su escuela o proveedor de atención médica sobre estas medidas y puntos a considerar.

Tabla. Planificación para clases virtuales o en casa
Medidas a tomar y puntos a considerar
  • Averigüe si habrá oportunidades regulares y constantes durante cada día para interactuar con el personal y los estudiantes y para el aprendizaje entre pares.
  • Averigüe si los maestros dictarán clases en vivo por video de manera regular o si los estudiantes mirarán principalmente videos pregrabados para luego recibir las tareas correspondientes.
  • Consulte si la escuela ofrecerá actividades físicas virtuales o con distanciamiento social. De lo contrario, busque formas de incorporar la actividad física a la rutina diaria de su hijo.
  • Consúltele a su escuela qué medidas está tomando para ayudar a los estudiantes a adaptarse a la vuelta a clases y a los cambios que el COVID-19 podría haber generado en su vida diaria. El apoyo podría incluir asesoramiento escolar y servicios psicológicos, programas centrados en el aprendizaje social y emocional (SEL), y grupos de apoyo sociales/de pares.
  • Si su hijo participa de programas de comidas escolares, identifique cómo su distrito escolar planea brindarles las comidas a los estudiantes que están aprendiendo virtualmente en casa.
  • Si su hijo tiene un Programa de Educación Individualizado (IEP) o un Plan 504 o recibe otra asistencia educativa (p. ej., tutorías), consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios durante el aprendizaje virtual en casa.
  • Si su hijo recibe terapia física, ocupacional o del habla u otros servicios relacionados a través de la escuela, consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios durante el aprendizaje virtual en casa.
  • Si su hijo recibe servicios conductuales o de salud mental (p. ej., capacitación en habilidades sociales, asesoramiento), consúltele a su escuela cómo se seguirán prestando estos servicios durante el aprendizaje virtual en casa.
  • Si prevé que experimentará dificultades tecnológicas para aprender desde casa, consulte si su escuela o comunidad pueden brindar apoyo o asistencia a los estudiantes que no cuenten con dispositivos electrónicos adecuados para realizar los trabajos escolares (como una computadora de escritorio/portátil o tableta).
  • Si su escuela ofrece un modelo híbrido, familiarícese con el plan de su escuela sobre cómo se comunicarán con las familias cuando identifiquen un caso positivo o exposición a alguien con COVID-19, y cómo garantizarán que se respete la privacidad de los estudiantes.

Consideraciones sobre salud mental y bienestar social y emocional:
Dado que la experiencia escolar será muy diferente a la de antes, con mesas distanciadas entre sí, maestros practicando la distancia física y la posibilidad de quedarse en el salón de clases durante el almuerzo, la situación será totalmente diferente a lo que su niño está acostumbrado. Antes de que comiencen las clases, debería hablar con su hijo y explicarle que todas estas medidas se están tomando para proteger a las personas y mantenerlas saludables. La siguiente lista ofrece medidas y consideraciones con respecto a la salud mental y el bienestar emocional de su hijo durante la transición al aprendizaje virtual o en casa.  La guía de los CDC acerca del estrés y cómo sobrellevarlo durante la pandemia de COVID-19 ofrece recursos adicionales para usted y su familia.

Tabla. Consideraciones sobre salud mental y bienestar social y emocional
Medidas a tomar y puntos a considerar
  • Esté atento y prepárese para que ocurran cambios conductuales en su hijo (p. ej., llanto o irritación excesivos, exceso de tristeza o preocupación, hábitos no saludables de alimentación o descanso, y dificultad para concentrarse) ya que pueden ser signos de que su hijo está luchando contra el estrés y la ansiedad.
  • Hable con su hijo acerca de la nueva dinámica de la escuela, y sobre cómo deberá interactuar con sus compañeros de clase y maestros. Averigüe cómo se siente su hijo y dígale que lo que podría estar sintiendo es normal.
  • Consúltele a su escuela acerca de sus planes para disminuir el posible estigma relacionado con ser un caso de COVID-19 presunto o confirmado.
  • Consúltele a su escuela acerca de los planes para garantizar la conectividad escolar de modo que los estudiantes no queden socialmente aislados durante periodos prolongados de aprendizaje virtual/en casa.
  • Averigüe si su escuela ha implementado algún sistema para identificar y brindar servicios de salud mental a los estudiantes que podrían necesitar apoyo. Si es así, identifique el punto de contacto de estos servicios de su escuela.

    Nombre de la persona designada por la escuela:


    Información de contacto:



  • Averigüe si la escuela tiene un plan para ayudar a los estudiantes a adaptarse al aprendizaje virtual/en casa y, de manera más amplia, a los cambios que el COVID-19 podría haber generado en su vida diaria. El apoyo podría incluir asesoramiento escolar y servicios psicológicos, programas de estudio centrados en el aprendizaje social y emocional (SEL), y grupos de apoyo sociales/de pares.
  • Identifique oportunidades para que su hijo se mantenga físicamente activo durante el aprendizaje virtual/en casa.
  • Usted puede ser un modelo a seguir para su hijo al practicar el autocuidado:
    • Tome descansos
    • Duerma bien
    • Ejercítese
    • Aliméntese bien
    • Manténgase conectado socialmente

Recursos para afrontar el estrés y la incertidumbre

A continuación encontrará recursos gubernamentales y no gubernamentales que pueden ayudar a padres, tutores y cuidadores a manejar el estrés y la incertidumbre, y a fortalecer su propia resiliencia y la de sus hijos a medida que se aproxima el año escolar.

Recursos no gubernamentales

Política sobre notificación de salida/descargo de responsabilidad

Los enlaces que tienen este ícono (ícono de sitio externo) indican que está saliendo de un sitio web de los CDC. El enlace puede llevarlo a un sitio no federal, pero brinda información adicional que concuerda con el propósito de un sitio federal. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) no puede dar fe de la exactitud de la información proporcionada por sitios no federales. Los enlaces a sitios que no pertenecen al Gobierno Federal no están avalados por el HHS, ni tampoco por ninguno de los empleados de los patrocinadores ni la información y productos presentados en el sitio. Quedará sujeto a la Política de privacidad del sitio en cuestión cuando opte por seguir el enlace.

Última actualización: 23 de jul. del 2020