Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Consideraciones interinas sobre pruebas de detección de SARS-CoV-2 para administradores de escuelas de kínder a 12.º grado

Consideraciones interinas sobre pruebas de detección de SARS-CoV-2 para administradores de escuelas de kínder a 12.º grado

Estas consideraciones provisionales se basan en lo que se conoce actualmente acerca del SARS-CoV-2 y el COVID-19 a la fecha de publicación, 30 de junio del 2020.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. actualizarán estas consideraciones según sea necesario a medida que cuenten con más información disponible. Consulte sitio web de los CDC en forma periódica para ver la guía interina actualizada.

Nota: Este documento tiene la intención de ofrecer consideraciones sobre el uso adecuado de pruebas y no impone la determinación sobre decisiones de pagos o cobertura de seguros de dichas pruebas, excepto que se indique (o prescriba) lo contrario por otra entidad o agencia estatal o federal. Los CDC son una agencia no reguladora; por lo tanto, la información de este documento pretende ayudar a las escuelas de kínder a 12.º grado a tomar decisiones más que a establecer requisitos regulatorios.

A medida que ciertas comunidades de los Estados Unidos abren las escuelas de kínder a 12.º grado, los CDC ofrecen consideraciones sobre cómo las escuelas pueden ayudar a proteger a los estudiantes y al personal, y desacelerar la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La realización de pruebas de diagnóstico del COVID-19 es uno de los componentes de una estrategia integral y debería usarse en combinación con otras medidas, como promover conductas que reduzcan la propagación, mantener entornos saludables, mantener operaciones saludables y prepararse para cuando alguien se enferme.

Las escuelas deberían determinar, en colaboración con los funcionarios de salud estatales, tribales, territoriales y locales, y, en el caso de las escuelas de kínder a 12.º grado administradas por el gobierno federal (p. ej., escuelas de kínder a 12.º grado para el Departamento de Defensa [Empleados del DoD]) en colaboración con los funcionarios de salud federales correspondientes, si es necesario implementar alguna estrategia de realización de pruebas de detección y, de ser así, cómo hacerlo de la mejor manera. El objetivo de las consideraciones de los CDC es complementar —no reemplazar— cualquier ley, norma o regulación de salud y seguridad federal, estatal, local, territorial o tribal a la que deban acogerse las escuelas. La implementación debe estar guiada por lo que es posible, práctico, aceptable y necesario en cada comunidad.

La evaluación de síntomas y la realización de pruebas de detección son estrategias para identificar a personas con COVID-19. Además de las evaluaciones y las pruebas de detección, el rastreo de contactos es una estrategia efectiva para el control de la enfermedad que involucra la investigación de casos y sus contactos, y por lo general se les pide a las personas que se aíslen y a sus contactos que respeten la cuarentena y se queden en sus casas de manera voluntaria. La evaluación, la realización de pruebas de detección y el rastreo de contactos son medidas que pueden tomarse para desacelerar y detener la propagación del COVID-19. Estas estrategias deben llevarse a cabo de manera tal que proteja la privacidad y confidencialidad de las personas, conforme con las leyes y regulaciones vigentes. Además de cumplir con las leyes, regulaciones y guías estatales y locales, los administradores de las escuelas deberían seguir la guía de la Comisión para la Igualdad de Oportunidad de Empleoícono de sitio externo cuando ofrecen pruebas de detección del SARS-CoV-2 a los empleados y al personal. Las escuelas también deberían seguir la guía del Departamento de Educación de los Estados Unidos basada en la Ley de Privacidad y Derechos Educacionales de la Familia (FERPA)ícono de pdfícono de sitio externo y su aplicabilidad en los estudiantes, el rastreo de contactos y la realización de pruebas de detección del COVID-19.

Si bien las escuelas desempeñan un papel importante al identificar a los estudiantes, docentes y personal con síntomas del COVID-19 que han tenido una reciente exposición o posible exposición al SARS-CoV-2, no se pretende que el personal sea el encargado de realizar las pruebas de detección del SARS-CoV-2. En algunas circunstancias, los proveedores de atención médica que atienden en la escuela (p. ej., médicos, enfermeros de la escuela) pueden realizar las pruebas de detección del SARS-CoV-2 en calidad de proveedores de atención médica, como en centros de salud ubicados en la escuela. No todos los proveedores de atención médica situados en la escuela contarán con los recursos o la capacitación para realizar pruebas y, no tienen la obligación de hacerlo; estos proveedores pueden ayudar a contactar a los estudiantes y a sus familias y personal con otras opciones para realizarse pruebas en la comunidad.

Tipos de pruebas de detección para identificar el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19

Las pruebas virales aprobadas o autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se recomiendan para diagnosticar infecciones actuales de SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Las pruebas virales evalúan si el virus está presente en una muestra respiratoria. Los resultados de estas pruebas ayudan a los funcionarios de salud pública a identificar y aislar a las personas infectadas para reducir al mínimo la transmisión del SARS-CoV-2.

Las pruebas de anticuerpos aprobadas o autorizadas por la FDA se usan para detectar infecciones anteriores por SARS-CoV-2. Los CDC actualmente no recomiendan usar las pruebas de anticuerpos como único recurso para diagnosticar infecciones actuales. Con base en cuándo se ha infectado una persona y el tiempo de la prueba, es posible que no se encuentren anticuerpos en una persona que está infectada por el COVID-19. Además, aún no se ha demostrado si una prueba de anticuerpos positiva indica protección contra una futura infección por SARS-CoV-2; por lo tanto, las pruebas de anticuerpos no se deberían usar en este momento para determinar si una persona es inmune.

Las recomendaciones de los CDC para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 se basan en lo que se conoce actualmente acerca del SARS-CoV-2 y lo que se conoce al respecto continúa cambiando rápidamente. La información acerca de la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 se actualizará a medida que haya más información disponible.

Cuándo podría ser necesario realizar una prueba de detección

Este documento describe situaciones en las que las escuelas de kínder a 12.º grado podrían necesitar realizar pruebas virales para la detección del SARS-CoV-2, aunque la decisión final de hacerlo es responsabilidad de las escuelas luego de consultar a los funcionarios de salud locales:

  • Realización de pruebas de detección en personas con signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19
  • Realización de pruebas de detección en personas asintomáticas con exposición reciente conocida o presunta al SARS-CoV-2 para controlar la transmisión

Realización de pruebas de detección en personas con signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19

En conformidad con las recomendaciones de los CDC, las personas con signos o síntomas del COVID-19 deberían ser remitidas a un proveedor de atención médica para evaluar si se debe realizar una prueba de detección. En algunos lugares, las personas también pueden visitar el sitio web de su departamento de salud estatal, tribal, territorial o local para conocer la última información a nivel local sobre pruebas.

Una estrategia para identificar a las personas con síntomas del COVID-19 es llevar a cabo chequeos y evaluaciones de los síntomas, como controlar la temperatura y/o los síntomas de los estudiantes y miembros del personal. Estas evaluaciones son una de las muchas herramientas que las escuelas pueden utilizar para ayudar a reducir el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2. No obstante, dado que las evaluaciones de síntomas no resultan útiles para identificar a las personas con COVID-19 que podrían ser asintomáticas o presintomáticas o que se hayan infectado por un virus no relacionado, la evaluación de síntomas por sí sola no evitará que todas las personas con COVID-19 ingresen a la escuela. Las evaluaciones deben llevarse a cabo de manera segura y respetuosa, y conforme a las leyes y regulaciones de privacidad vigentes. Las autoridades de escuelas pueden usar los ejemplos de métodos de evaluación de la Guía complementaria para los programas de cuidados infantiles que permanecen abiertos de los CDC como guía para evaluar a los niños, y las Preguntas frecuentes para empresas en general de los CDC para evaluar al personal.

Como parte de la evaluación de síntomas, las escuelas deberían estar preparadas para remitir a las personas sintomáticas a un proveedor de atención médica adecuado o a un sitio de pruebas. Los funcionarios de salud estatales, tribales, territoriales y locales y/o proveedores de atención médica determinarán cuándo corresponde realizar las pruebas virales para detectar el SARS-CoV-2. Para los empleados y el personal del DoD, los funcionarios de salud federales o del DoD determinarán cuándo corresponde realizar las pruebas.

Realización de pruebas de detección en personas asintomáticas con exposición reciente conocida o presunta a una persona con COVID-19

Las pruebas de detección del SARS-CoV-2 se recomiendan a todos los contactos cercanos de las personas con COVID-19:

  • Debido a la posibilidad de que se produzca el contagio asintomático y presintomático, es importante identificar y realizar la prueba de detección rápidamente a los contactos de los estudiantes o miembros del personal con COVID-19. Esto es vital para proteger especialmente a las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Todas las personas corren el riesgo de contraer el COVID-19 si están expuestas al virus, pero algunas personas son más propensas que otras a enfermarse gravemente, lo que significa que podrían requerir hospitalización, cuidados intensivos o un respirador que los ayude a respirar, o incluso podrían morir.
  • Además, de conformidad con las leyes y regulaciones estatales, tribales, territoriales y locales, los administradores de las escuelas deberían trabajar junto con los funcionarios de salud locales para indicarles a quienes hayan tenido contacto cercano con una persona diagnosticada con COVID-19 que se queden en sus casas y controlen los síntomas.
  • Los proveedores de atención médica o funcionarios de salud determinarán cuándo corresponde realizarles a los estudiantes y al personal asintomáticos las pruebas virales de detección del SARS-CoV-2.

Realización de pruebas de detección a personas asintomáticas sin exposición conocida a alguien con COVID-19

No se ha estudiado de manera sistemática la realización de pruebas universales de detección del SARS-CoV-2 a todos los estudiantes y miembros del personal en entornos escolares. Se desconoce si la realización de pruebas de ingreso en los entornos escolares permite reducir en algún grado la transmisión del virus de persona a persona más allá de lo que se esperaría con la implementación de otras medidas para la prevención de infecciones (p. ej., el distanciamiento social, el uso de mascarilla, el lavado de manos, una mayor limpieza y desinfección). Por consiguiente, los CDC no recomiendan que se hagan pruebas universales a todos los estudiantes y al personal. La implementación de un enfoque universal para la realización de pruebas en escuelas puede suponer retos, como la falta de infraestructura para apoyar las pruebas de rutina y el seguimiento en entornos escolares, aceptación incierta por parte de los estudiantes, padres y miembros del personal ante este enfoque de realización pruebas, falta de recursos exclusivos, consideraciones prácticas relacionadas con las pruebas de menores y posibles dificultades en el ambiente educativo.

Más recursos para escuelas de kínder a 12.º grado:

    • Aliente a los empleados y estudiantes a tomarse descansos para dejar de mirar, leer o escuchar las noticias, incluidas las redes sociales, si se sienten abrumados o angustiados.
    • Promueva que los empleados y estudiantes se alimenten de manera saludable, hagan ejercicio, duerman bien y dediquen tiempo a relajarse.
    • Aliente a los empleados y estudiantes a hablar con personas de su confianza acerca de sus preocupaciones y cómo se sienten.
    • Considere colocar carteles de la línea directa de ayuda nacional: llamar al 1-800-985-5990 o enviar TalkWithUs por mensaje de texto al 66746
    • Comunidades, escuelas, lugares de trabajo y eventos: información para donde usted vive, trabaja, estudia y se entretiene
Última actualización: 30 de jun. del 2020