Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Estrategias para proteger al personal de escuelas de kínder a 12.º grado del COVID-19

Estrategias para proteger al personal de escuelas de kínder a 12.º grado del COVID-19

La información contenida en esta página está enfocada específicamente en la salud y seguridad del personal de escuelas de kínder a 12.º grado. Las estrategias también aportan información de salud y seguridad en el lugar de trabajo para administradores, en relación con la protección de los maestros, maestros suplentes, paraprofesionales, personal de portería y mantenimiento, personal administrativo, personal de nutrición en escuelas, profesionales de enfermería/salud de escuelas, conductores de autobuses escolares, auxiliares de cuidado en autobuses, entrenadores y personal de práctica atlética y profesores de música, coro y teatro. Esta lista no es exhaustiva y aborda solo algunos de los muchos empleos dentro de una escuela. El objetivo de estas consideraciones es complementar —no reemplazar— lasConsideraciones de los CDC para el funcionamiento de las escuelas durante la pandemia del COVID-19 y las leyes y normas federales, estatales, locales, territoriales o tribales de salud y seguridad a las que deben acogerse las escuelas.

Estas estrategias son válidas tanto en caso de que el personal y los estudiantes hayan reanudado las clases presenciales, haya personal asignado a las escuelas para propiciar las clases virtuales, o si la escuela implementa modelos híbridos (que combinan educación presencial y virtual). Hay ciertos aspectos de estas estrategias que alcanzan a establecimientos que no son escuelas pero están bajo la administración de sistemas de escuelas de kínder a 12.º grado (como trabajadores administrativos en oficinas de administración de distritos escolares, centros de transporte y talleres de mantenimiento).

Específicamente, en esta página puede ver información acerca de:

  • Lo que se conoce en la actualidad acerca de la transmisión del COVID-19 en las escuelas y el riesgo de exposición para el personal de escuelas de kínder a 12.º grado
  • Cómo prevenir y reducir la propagación del virus SARS-CoV-2 que causa el COVID-19 entre personal de escuelas, que también permite prevenir la transmisión entre estudiantes y la comunidad en general
  • Cómo garantizar operaciones escolares sanas
  • Cómo mantener un entorno sano en la escuela/trabajo
  • Consideraciones especiales para ciertas ocupaciones dentro del ámbito escolar.

¿A quiénes está destinada esta información?

Estas estrategias fueron creadas para orientar a los administradores de escuelas de kínder a 12.º grado que se preparan para iniciar programas escolares para el personal y los estudiantes durante la pandemia del COVID-19. Los administradores supervisan las operaciones diarias de las escuelas de kínder a 12.º grado. Estas estrategias están orientadas también a otros grupos, como superintendentes de distritos escolares, directores y vicedirectores de escuelas, que comparten la responsabilidad de garantizar un entorno seguro en los edificios de las escuelas. Por último, esta información también puede ser útil para juntas educativas, encargados de políticas públicas estatales y locales, sindicatos/representantes de trabajadores, empleados de escuelas incluidos maestros, paraprofesionales y otro personal de apoyo, así como los padres, las familias y los estudiantes.

Todos los entornos laborales de escuelas de kínder a 12.º grado que elaboren planes para la continuidad de sus operaciones cuando se producen brotes de COVID-19 entre los maestros, el personal o en la comunidad vecina deben:

  1. Coordinar el trabajo de manera directa con los funcionarios de salud pública estatales, tribales, locales y territoriales correspondientes, así como con profesionales de salud y seguridad ocupacional;
  2. Incorporar aspectos relevantes de las guías de los CDC, incluidas, entre otras, las siguientes: Escuelas y programas de cuidados infantiles: planificar, prepararse y responder y Guía interina para empresas y empleadores;
  3. Incorporar las guías de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA)ícono de sitio externo y de otras agencias reguladoras federales y estatales, según sea necesario, y
  4. Mantener una comunicación regular con las familias, el personal y otros socios acerca de la información importante sobre el COVID-19.

Principios orientadores a tener en cuenta

El riesgo de propagación del COVID-19 se incrementa en la medida que aumenta el contacto cercano con otras personas. Cuanto mayor sea la cantidad de personas con las que interactúan los maestros y el personal, y cuanto más prolongada sea la interacción, mayor será el riesgo de propagación del COVID-19. Si bien no son exhaustivas, las Consideraciones de los CDC para el funcionamiento de las escuelas durante la pandemia del COVID-19 ofrecen una estratificación cuyo objetivo es intentar caracterizar el riesgo de propagación entre los estudiantes, maestros y empleados en cada una de las instancias.

Riesgo de exposición entre el personal de escuelas de kínder a 12.º grado

El riesgo de propagación ocupacional del COVID-19 depende de varios factores. Algunos de estos factores se describen en la publicación conjunta del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, cuyo título es Guía sobre la preparación del entorno laboral para el COVID-19​​​​​​​ícono de pdfícono de sitio externo. Los factores particulares que inciden en el riesgo de exposición al COVID-19 entre maestros y personal de escuelas incluyen:

  • Distancia entre los empleados y otras personas: además de sus funciones principales y la interacción con los estudiantes, es posible que los empleados de las escuelas se encuentren cerca (a menos de 6 pies) de sus colegas por momentos, por ejemplo al llegar a la escuela o durante los recesos. Los espacios compartidos (como las salas de descanso, entradas/salidas, baños) y los medios de transporte compartidos hacia y desde la escuela (como medios de transporte público o personal, autos o taxis compartidos) pueden aumentar su riesgo. Estos riesgos se pueden mitigar o minimizar con buenas prácticas.
  • Duración del contacto: el contacto prolongado con personas que podrían estar infectadas aumenta el riesgo de propagación del COVID-19.
  • Tipo de contacto: según la evidencia actual, el COVID-19 se propaga principalmente a través de las gotitas respiratorias y los aerosoles de corto alcance que produce una persona infectada al toser, estornudar o hablar muy cerca de otras personas. Por el momento no se cree que la transmisión de largo alcance por aire sea una de las formas principales de transmisión del COVID-19. Todavía no existe evidencia clara de que los sistemas de ventilación puedan propagar el virus de un espacio a otro causando exposición. Los estudios indican que las personas que no manifiestan síntomas (es decir, asintomáticas) igual pueden propagar el virus. También puede haber exposición al COVID-19 al tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos después de entrar en contacto con superficies u objetos contaminados, como equipos de oficina, puestos de trabajo o mesas en las salas de descanso.

Puede obtener más información sobre lo que se sabe acerca de los signos y síntomas, la carga y la transmisión del SARS-CoV-2 entre niños en Medidas para que los administradores de escuelas de kínder a 12.º grado se preparen para reabrir de manera segura en el otoño del 2020.

Personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente

El personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 incluye a los adultos mayores y a las personas de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes. Las políticas y los procedimientos en los que se abordan cuestiones relacionadas con maestros y otros empleados con mayor riesgo de enfermarse gravemente se deben elaborar en coordinación con profesionales de recursos humanos y medicina ocupacional y sin descuidar lo relacionado con la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEO, por sus siglas en inglés).

Síntomas

El perfil de los síntomas asociados al COVID-19 sigue siendo objeto de estudio y actualizaremos la información en la medida que surjan más hallazgos a partir de las investigaciones. Ver el sitio web de los CDC para obtener la información más reciente.

Cree un plan de evaluación de riesgo de COVID-19

Todas las escuelas deben tener un plan vigente para proteger al personal, a los niños y a sus familias de la propagación del COVID-19, y un plan de respuesta por si un estudiante, maestro o empleado recibe un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19. Consulte el sitio web de las Consideraciones de los CDC para el funcionamiento de las escuelas durante la pandemia del COVID-19 para obtener información sobre crear e implementar un Plan de operaciones de emergencia (EOP, por sus siglas en inglés).

Una parte importante del EOP de una escuela es crear un plan para llevar adelante evaluaciones de riesgoícono de sitio externo iniciales y periódicas en la escuela para identificar riesgos de COVID-19, estrategias de prevención (como controles de ingeniería y administrativos o el uso de equipo de protección personal (EPP)), y para identificar riesgos nuevos o recurrentes.

Para crear un plan de evaluación de riesgos:

  • Consulte la página web de la OSHA para obtener más información acerca de cómo crear un plan de evaluación de riesgosícono de sitio externo .
  • Incluya al personal de todas las áreas de las escuelas (como maestros de clase, profesionales de salud de escuelas, personal de nutrición en escuelas, personal de mantenimiento, personal administrativo y otros) para conocer los riesgos y exposiciones específicos asociados a cada puesto de trabajo.
    • Cree grupos de trabajo reducidos o equipos que puedan evaluar los riesgos de cada grupo particular y notificarlos a un equipo más amplio de evaluación.
  • Cree grupos de trabajo en cuestiones de salud y seguridad con representantes de los empleados y de la administración, tanto a nivel del distrito como de la escuela, para colaborar en la creación, implementación y evaluación de un plan de salud y seguridad y en los ajustes que correspondan.
    • Trabaje estrechamente con profesionales de salud y seguridad ocupacional y/o con profesionales de salud ocupacional, siempre que sea posible.
    • Si corresponde, incluya a representantes sindicales autorizados.
  • Realice una evaluación de riesgos para determinar si hay riesgos en su lugar de trabajo, o si hay probabilidad de que se presenten, y determine el tipo de controles o EPP necesarios para completar las tareas. Si desea obtener más información sobre cómo llevar adelante una evaluación de riesgosícono de sitio externo, consulte la Guía interina para empresas y empleadores en su respuesta a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).
  • Obtenga de manera regular información a través de diversos canales (por ejemplo, por email, a través de encuestas electrónicas, reuniones virtuales, grupos focales) para llegar de manera transversal a un grupo con representación más amplia de trabajadores y obtener respuestas más informativas.

Vea la página web de la OSHA sobre COVID-19ícono de sitio externo para obtener más información acerca de cómo proteger a los trabajadores de posibles exposiciones al COVID-19. Las organizaciones estatales, locales o profesionales y técnicas también pueden ofrecer guías. Por ejemplo, la American Society of Heating, Refrigerating and Air Conditioning Engineers (ASHRAE) publicó la Guía de reapertura para escuelas y universidadesícono de pdfícono de sitio externo que incluye planes y listas de verificación útiles para preparar los edificios que volverán a ser ocupados y revisar los equipos y sistemas, además de planes y revisiones de mantenimiento durante el año académico.

Estrategias para controlar las exposiciones al COVID-19

Las recomendaciones de prevención de infecciones para el personal y los estudiantes se basan en una metodología conocida como jerarquía de controles. Este enfoque agrupa las medidas a tomar según su eficacia para reducir o eliminar riesgos. En la mayoría de los casos, el enfoque preferido es que la gerencia:

  1. Reduzca el riesgo de COVID-19 al indicarles a los maestros, miembros del personal y estudiantes que se queden en casa si están enfermos o si tuvieron contacto cercano con una persona con COVID-19. Monitoree las tasas de transmisión de COVID-19 en la comunidad más cercana y en las comunidades en las que viven los estudiantes, maestros y el personal. Colabore con los funcionarios de salud locales para determinar si es necesario cerrar la escuela de manera temporal.
  2. Instaure controles de ingeniería como modificar las áreas de trabajo, usar barreras físicas, incorporar los requisitos de accesibilidad obligatorios y mejorar la ventilación, si es posible.
  3. Implemente controles administrativos y prácticas laborales seguras para que siga todo el personal, que incluyen prácticas correctas de limpieza y desinfección y políticas de uso de mascarillas.
  4. Entregue EPP de conformidad con la evaluación de riesgos en el lugar de trabajo del administrador de la escuela para proteger al personal de riesgos que no se pueden controlar únicamente con controles de ingeniería y administrativos (por ejemplo, al personal de salud escolar, el personal de portería y mantenimiento).
ícono de virus

Cómo reducir los riesgos de COVID-19 en lugares de trabajo de escuelas de kínder a 12.º grado

Los administradores de escuelas de kínder a 12.º grado, especialmente las de áreas con propagación de COVID-19 en la comunidad, deben crear e implementar una estrategia integral orientada a prevenir la introducción del COVID-19 en los establecimientos educativos. Consulte la página Medidas para que los administradores de escuelas de kínder a 12.º grado se preparen para reabrir de manera segura para obtener más información.

Las estrategias para reducir la propagación del COVID-19 en las escuelas incluyen informar y capacitar al personal acerca de las evaluaciones para detectar síntomas en casa (como fiebre, tos, dolor de garganta) y cooperar con los funcionarios de salud pública, lo que incluye facilitar el rastreo de contactos si hay exposiciones o infecciones que lo justifican.

Evaluación para detectar síntomas del COVID-12 para el personal de escuelas de kínder a 19.º grado

Dada la amplia gama de síntomas y el hecho de que algunas personas con COVID-19 son presintomáticas o asintomáticas, la evaluación para la detección de síntomas tienen sus limitaciones a la hora de identificar casos de COVID-19. En la actualidad los CDC no recomiendan que las escuelas realicen evaluaciones universales en persona para detectar síntomas. Consulte Evaluar a estudiantes de kínder a 12.º grado para detectar síntomas de COVID-19: limitaciones y consideraciones para obtener más información acerca de evaluar a los estudiantes. Puede encontrar información acerca de evaluar a empleados en la página de Preguntas frecuentes generales para empresas. Una opción es recomendar al personal que se autoevalúe antes de llegar.

Pruebas de detección del personal de escuelas de kínder a 12.º grado

Los CDC no recomiendan la realización universal de pruebas de detección a estudiantes y empleados. Las Consideraciones interinas sobre pruebas de detección de SARS-CoV-12 para administradores de escuelas de kínder a 2.º grado de los CDC recomiendan que las escuelas determinen, en coordinación con los funcionarios de salud locales, si es necesario implementar una estrategia de pruebas de detección y, si corresponde, cuál es la mejor manera de hacerlo. Recomendamos a los administradores de escuelas que consulten el documento Estrategia de pruebas de detección de SARS-CoV-2: consideraciones para lugares de trabajo que no prestan servicios de salud al evaluar la factibilidad de hacer pruebas a todos los empleados de la escuela.

Manejo del personal enfermo

Cuando el personal de la escuela o los estudiantes notifican o tienen síntomas (como fiebre, tos, dolor de garganta) al llegar a la escuela, o si se enferman durante la jornada escolar, los administradores de escuelas deben:

  • Apartar de inmediato a esas personas del resto. Las personas enfermas se deben retirar inmediatamente a sus casas o a un establecimiento de atención médica, según la gravedad de los síntomas, y seguir la guía de los CDC para cuidarse y cuidar a otras personas enfermas.
  • Recomendar especialmente al personal y a los estudiantes enfermos, o a aquellos que recientemente tuvieron contacto cercano con una persona infectada por el COVID-19, que se hagan la prueba de detección y se queden en casa.
  • Crear políticas que fomenten que el personal enfermo se quede en casa sin temor a represalias y garantizar que los empleados estén al tanto de estas políticas.
  • Designar un área de aislamiento para apartar a cualquier persona que tenga síntomas de COVID-19 o haya podido estar expuesta, idealmente con un baño de uso exclusivo que no utilicen otras personas. Importante: Las consideraciones para la evaluación y el manejo de síntomas en adultos pueden diferir de las consideraciones para estudiantes de kínder a 12.º grado. Puede encontrar otras consideraciones relacionadas con la evaluación de maestros y personal en la página de preguntas frecuentes para empresas en general.
  • Garantizar que el personal a cargo de los empleados o estudiantes enfermos esté debidamente protegido de la exposición. Vea Lo que debe saber el personal de atención médica acerca de la atención de pacientes con infección por COVID-19 confirmada o posible.
    • Solo el personal capacitado designado debe interactuar con las personas que manifiestan síntomas del COVID-19. Debe haber al menos un empleado capacitado designado disponible en todo momento en caso de que sea necesario aislar a un empleado o estudiante sintomático.
    • Al atender a cualquier persona con infección por SARS-CoV-2 confirmada o presunta, el personal que deba estar a menos de 6 pies del colega o estudiante enfermo debe contar con el EPP correspondiente (que incluye guantes, una bata, un protector facial o gafas de protección, una mascarilla N95 o equivalente o de mayor nivel de protección, como una mascarilla quirúrgica si no hay mascarillas de respiración disponibles), y adoptar las Precauciones estándar y basadas en la transmisión.
    • Si se necesitan mascarillas de respiración, deben usarse en el contexto de un programa integral de protección respiratoria que incluya exámenes médicos, pruebas de ajuste y capacitación de conformidad con el estándar de Protección respiratoria de la OSHA (29 CFR 1 910.13ícono de sitio externo).
  • El personal de servicios de atención médica del lugar, que incluye al personal de enfermería de escuelas, debe seguir las guías de los CDC y de la OSHA correspondientes para personal de respuesta a emergencias y personal de atención médica. Para obtener más información, consulte la sección Consideraciones especiales: personal de enfermería/de atención médica en escuelas a continuación.
  • Implementar un procedimiento para el traslado seguro y accesible de un empleado que se enferma durante la jornada laboral. Es posible que se deba trasladar al empleado a su casa o a un proveedor de atención médica.
  • Si se confirma que un empleado de la escuela tiene COVID-19, contactar a las autoridades de salud pública locales para iniciar el proceso de rastreo de contactos.
  • Si un empleado de la escuela se enferma o notifica que se siente enfermo, limpie y desinfecte el área de trabajo y las áreas de uso común (incluidos los baños), así como cualquier suministro, herramienta o equipo con el que haya tenido contacto el empleado.
  • Coordinar con los funcionarios de salud locales para facilitar la identificación de otras personas expuestas o con posible exposición, como colegas o estudiantes, dentro de la escuela.
  • Los estudiantes, maestros y personal con resultado positivo en la prueba de detección o que tuvieron contacto cercano con una persona con SARS-CoV-2 positivo deben recibir una guía para saber cuándo es seguro suspender el aislamiento en el hogar o finalizar la cuarentena.
Ícono de rueda y usuario

Controles de ingeniería

Aumentar la ventilación

Considere medidas para aumentar la circulación de aire puro y diluir posibles contaminantes. No todas las medidas son aptas para todos los escenarios. Consulte a profesionales especializados en HVAC al evaluar cambios a los sistemas y equipos de ventilación, calefacción y aire acondicionado. Algunas de estas recomendaciones se basan en las Guías para operaciones en edificios durante la pandemia del COVID-19 de ASHRAEícono de sitio externo. Puede ver más Directrices de ASHRAE para escuelas y universidadesícono de pdfícono de sitio externo para obtener más información sobre recomendaciones de ventilación para diferentes tipos de edificios y la preparación de los edificios para su ocupación.

Las medidas de mejoras pueden incluir las siguientes actividades o algunas de ellas:

  • Aumentar la circulación de aire exterior, con cautela si la calidad de aire externa es baja.
    • Si las condiciones climáticas lo permiten, aumente el ingreso de aire fresco del exterior abriendo ventanas y puertas. No abra las puertas y ventanas si hacerlo representa un riesgo de salud o seguridad (p. ej., riesgo de caídas, riesgo de desencadenar síntomas de asma) para los niños y el personal dentro de la escuela.
    • Si las circunstancias lo permiten, evalúe organizar las clases al aire libre.
    • Use ventiladores para potenciar la efectividad de las ventanas abiertas. Coloque los ventiladores con cuidado y bien sujetos en/cerca de las ventanas de manera de no inducir una circulación de aire posiblemente contaminado directamente de una persona por encima de otra (la colocación estratégica de los ventiladores en modo extractor en las ventanas puede ayudar a atraer aire puro hacia la habitación a través de las ventanas y puertas abiertas sin generar corrientes de aire muy fuertes).
    • Reduzca la ocupación en las áreas en las que no se puede aumentar la ventilación exterior.
  • Garantizar que los sistemas de ventilación funcionen correctamente y propicien una calidad de aire aceptable, según las definiciones de la norma 62.1 de ASHRAE, Ventilación para lograr una calidad de aire aceptableícono de sitio externo, para el nivel de ocupación actual de cada espacio.
  • Aumentar la circulación total de aire en los espacios ocupados, siempre que sea factible.
  • Deshabilitar los controles de ventilación a demanda (DCV, por sus siglas en inglés) que reducen el suministro de aire con base en la ocupación o temperatura durante los horarios de ocupación.
  • Abrir más los reguladores de aire mínimo para reducir o eliminar la recirculación de aire de los sistemas HVAC, si es practicable. Si el clima es templado, esto no afectará el confort térmico ni la humedad. Sin embargo, puede ser difícil implementar esto con clima frío, caluroso o húmedo.
  • Mejorar la filtración central del aire:
    • Aumente el modo de filtración de aireícono de sitio externo a la configuración más alta posible sin reducir el diseño de manera sustancial.
    • Inspeccione la carcasa y los portafiltros para garantizar un ajuste adecuado del filtro y haga los controles necesarios para reducir las fugas.
    • Revise los filtros para garantizar que se encuentren dentro de su período de vida útil y estén correctamente instalados.
  • Considerar hacer funcionar el sistema HVAC con el máximo flujo de aire exterior por 2 horas antes y después de los horarios de ocupación.
  • Garantizar que los extractores de aire de los baños funcionen con capacidad total cuando el edificio está ocupado.
  • Inspeccionar y mantener la ventilación con extractor en áreas como baños, cocinas y áreas de preparación de comidas, etc.
  • Considerar el uso de sistemas de ventilación/filtración de partículas de alta eficiencia (HEPA) portátiles para ayudar a optimizar la purificación del aire (especialmente en áreas de riesgo más alto, como la enfermería).
  • Generar movimiento de aire limpio a menos limpio reevaluando la ubicación de los difusores de suministro y extracción de aire y/o los reguladores (especialmente en áreas de mayor riesgo, como las áreas de recepción administrativa y la enfermería).
  • Considerar el uso de irradiación germicida ultravioleta (UVGI, por sus siglas en inglés) como complemento para ayudar a inactivar el SARS-CoV-2, especialmente si las opciones para aumentar la ventilación ambiental son limitadas.
  • Las consideraciones sobre ventilación también son importantes en los autobuses escolares. Vea la sección con el título Consideraciones especiales: conductores de autobuses escolares y sus auxiliares para obtener más información.

Otros controles de ingeniería

Si desea obtener más información sobre otros controles de ingeniería, como en sistemas de agua, a través de la modificación de la disposición y el uso de barreras y guías físicas, consulte Consideraciones de los CDC para el funcionamiento de las escuelas durante la pandemia del COVID-19 y Guía interina de los CDC para empresas y empleadores.

ícono de tablero con lista y marca de verificación

Controles administrativos

Algunos controles administrativos importantes incluyen escalonar y alternar los horarios, reducir la capacidad máxima de ocupación en todas las áreas del edificio, cerrar los espacios de uso común, fomentar la higiene de manos, implementar protocolos de limpieza y desinfección y colocar carteles y mensajes que promuevan las medidas de protección cotidianas.

Además, los administradores de escuelas de kínder a 12.º grado pueden evaluar estrategias para:

    • Garantice que las políticas fomenten que el personal enfermo se quede en casa sin temor a represalias, y que todos los empleados estén al tanto de la existencia de estas políticas.

Considere estrategias para proteger al personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente

  • Ofrezca opciones al personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 (como teletrabajo, oportunidades de enseñanza virtual, la modificación de sus responsabilidades laborales o la reasignación temporal de otras responsabilidades). Los empleadores también pueden considerar ampliar estas opciones al personal con un miembro de su hogar con mayor riesgo de enfermarse gravemente si se ve expuesto al COVID-19.
    • De conformidad con las leyes federales, estatales y locales aplicables, se deben implementar políticas para proteger la privacidad de las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente  porque padecen afecciones subyacentes.

Capacite e informe al personal de escuelas de kínder a 12.º grado sobre cómo reducir la propagación del COVID-19

Se debe capacitar a todo el personal, incluidos los maestros suplentes y otro personal temporal. La comunicación y capacitación del personal debe ser fácil de comprender y, si es necesario, estar disponible en otros idiomas que no sean el inglés. La capacitación además debe estar acompañada de los materiales educativos necesarios en formatos accesibles, según corresponda, e incluir información acerca de:

  • Los síntomas del COVID-19, cómo de propaga, los riesgos de exposición en el lugar de trabajo y qué pueden hacer los maestros y el personal para protegerse, así como los diferentes niveles de riesgo para las diferentes poblaciones en función de la edad y sus afecciones.
  • Las prácticas correctas de lavado de mano y de uso de desinfectante de manos.
  • El protocolo al toser y estornudar.
  • Otras precauciones de control de infecciones de rutina (como la forma de colocarse y quitarse las mascarillas, las medidas de distanciamiento social).
  • Los procedimientos que se deben seguir cuando un empleado se enferma o está expuesto a alguien posiblemente enfermo.
  • Otros peligros en el lugar de trabajo, como la exposición a los químicos de los artículos de limpieza y desinfección, y formas de minimizar la exposición sin poner en riesgo la debida limpieza y desinfección.
  • La OSHA ofrece más informaciónícono de sitio externo acerca de la capacitación en su página web sobre el COVID-19.

Limpieza y desinfección en escuelas de kínder a 12.º grado

  • Consulte la guía de los CDC general para la limpieza y desinfección de lugares de trabajo, que puede serle útil en la planificación de las tareas de desinfección por COVID-19.
  • Consulte la lista Nícono de sitio externo en el sitio web de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) para saber cuáles son los desinfectantes registrados en la EPA certificados de conformidad con el programa de microbios patógenos virales emergentes de la EPA para usar contra el SARS-CoV-2.
  • Minimice la exposición a los químicos de los productos de limpieza y desinfección sin comprometer su efecto. Para ello, evalúe medidas como:
    • Usar productos de limpieza y desinfección que ya vienen mezclados (listos para usar) en lugar de tener que mezclar o diluir el producto.
    • Usar sistemas dispensadores cerrados para mezclar/diluir los productos de manera precisa y minimizar la exposición.
    • Evitar el uso de productos en aerosol para limpiar superficies como espejos y ventanas y usar toallitas desinfectantes o paños húmedos en su lugar.
    • Usar contenedores/cubetas con tapa para guardar los trapos/paños de limpieza o los productos, y mantener las tapas cerradas entre cada tarea de limpieza de superficies.
    • Leer y seguir todas las instrucciones en las etiquetas para garantizar el uso seguro y apropiado. No se deben usar concentraciones más fuertes que las recomendadas, ya que no solo no son más eficaces sino que además podrían exacerbar los síntomas de asma y otras afecciones relacionadas con la exposición a químicos.
  • Cree un protocolo escrito para ampliar las tareas de limpieza y desinfección de áreas como baños, salas de casilleros, áreas de oficinas, comedores, áreas de descanso y espacios de uso común, para garantizar un proceso de limpieza y desinfección rutinario de las superficies que se tocan con frecuencia (como escritorios, manijas de las puertas, relojes de control de asistencia, manijas de microondas y refrigeradores, lavabos, dispensadores, teclados de las máquinas expendedoras) al menos una vez por jornada escolar, si es factible.
  • Limpie frecuentemente las barras de empuje y manijas de todas las puertas que no se abren automáticamente, además de los pasamanos de las escaleras o pasillos.
  • Limpie con frecuencia las barreras físicas (si las usa).
  • Garantice que el personal mantenga los productos de limpieza y desinfección fuera del alcance de los niños y en un espacio de acceso restringido.
  • Vea Consideraciones especiales: personal de portería y mantenimiento para ver más información sobre capacitación y precauciones de seguridad.
ícono de guante

Equipos de protección personal (EPP)

Los empleadores son responsables de propiciar un lugar de trabajo seguro y saludableícono de sitio externo. Realice una evaluación de riesgosícono de sitio externo pormenorizada del sitio de trabajo escolar para identificar posibles riesgos en el entorno laboral relacionados con el COVID-19. Cuando no es posible implementar controles de ingeniería y administrativos, o cuando no propician protección completa, los empleadores están obligados de conformidad con la norma de la OSHA (29 CFR parte 1910, subparte Iícono de sitio externo) a:

  • Determinar cuál es el EPP necesario para cada tarea específica (por ejemplo, para personal de enfermería o profesionales de salud de escuelas que realizan tareas que los exponen a químicos o partículas).
    • Por ejemplo, algunos empleados de la escuela necesitan EPP para cumplir con su trabajo de manera segura, como el personal de portería y mantenimiento.
    • Mascarillas no son EPP.
  • Seleccionar y proporcionar al personal el EPP adecuado sin costo, si está indicado.
    • Algunas barreras pueden ofrecer mayor protección contra una variedad de químicos. Puede ver más información sobre las barreras recomendadas para los desinfectantes en el documento de los CDC Comunicación de riesgos de los desinfectantes utilizados para combatir virus. Siempre consulte la etiqueta del producto antes de usarlo y siga las recomendaciones del fabricante consignadas en la hoja de datos de seguridad del producto.
  • Capacitar a su personalícono de sitio externo sobre cómo identificar riesgos y sobre el uso correcto (que incluye la colocación y remoción) del EPP.

Cuando no es obligatorio el uso de mascarillas de respiración para proteger a los trabajadores, los empleadores pueden analizar autorizar el uso voluntario de mascarillas de respiración con filtro (como las mascarillas N95), si el personal está dispuesto a hacerse cargo de la obtención y uso de dicho equipo. Los propietarios y operadores que autorizan el uso voluntario de mascarillas de respiración deben garantizar que estén conformadas a las disposiciones de uso voluntario de la norma de Protección respiratoria de la OSHA (29 CFR 1 910.13).

A la luz de la posible escasez de EPP, los administradores deberían considerar modificaciones en las interacciones del personal y los estudiantes y aplicar los controles de ingeniería y administrativos sugeridos que se mencionan más arriba como medidas principales de prevención y control, para reducir la necesidad de usar EPP. Vea la sección de Consideraciones especiales para obtener información sobre las circunstancias limitadas en las que puede ser necesario el uso de EPP para el personal de escuelas de kínder a 12.º grado.

Brindar apoyo de salud mental y bienestar para maestros y personal

Para proteger y brindar apoyo para la salud mental de los maestros y el personal de escuelas de kínder a 12.º grado durante la pandemia del COVID-19, los administradores deben considerar estas opciones:

  • Ofrecer beneficios de salud mental. Haga circular información acerca del Plan de Asistencia a Empleados de su distrito y cualquier servicio de salud mental y consejería disponible. Recuerde al personal cuáles son los beneficios de salud mental que están incluidos en sus planes de seguro.
  • Implementar políticas y prácticas flexibles de licencia por enfermedad. La vida de cada empleado fuera del trabajo es diferente. Muchos tienen responsabilidades de cuidado de otras personas y es posible que deban cuidar a seres queridos enfermos, supervisar las clases virtuales y/o coordinar el cuidado de niños o adultos mayores, en un momento en el que el acceso a ese tipo de cuidado puede ser limitado. Sea comprensivo y flexible con las políticas de licencia y los horarios de trabajo a medida que se modifiquen las circunstancias y surjan necesidades.
  • Evaluar cambios en las tareas. Elimine las tareas no esenciales para que el personal pueda concentrarse en las que sí lo son. Para evitar las ambigüedades, proporcione los recursos y guías necesarios sobre cómo educar y llevar adelante tareas cuando las circunstancias son cambiantes. Permita que el personal tenga más poder de decisión sobre la forma en que completan sus tareas.
  • Brindar apoyo para sobrellevar la situación y desarrollar resiliencia. Aliente a los maestros y al personal de la escuela a que se tomen pausas de lo que ven, leen o escuchan en las noticias sobre el COVID-19, incluidas redes sociales, si se sienten abrumados o angustiados. Aliente a los empleados a hablar con alguien de su confianza acerca de sus inquietudes y cómo se sienten. Evalúe colocar carterles con el contacto de la línea telefónica de ayuda para sobrellevar la angustia provocada por desastres: 1-800-985-5990 y que también indiquen que pueden enviar la palabra TalkWithUs por mensaje de texto al 66746.
  • Fomentar el bienestar. Considere organizar reuniones con todo el personal con el fin de concientizar sobre temas de salud mental, si las instalaciones tienen un espacio que permita mantener el distanciamiento social. Si capacita al personal acerca de salud mental y fomenta las conversaciones francas acerca de las dificultades que están enfrentando, es más probable que los empleados acudan en busca de atención cuando la necesiten. Si tiene acceso a un prestador de servicios de bienestar, analice organizar sesiones virtuales de técnicas de conciencia plena o debates. Tenga en cuenta la importancia del descanso sano. Los empleados también pueden ser recursos valiosos para sus colegas compartiendo sus estrategias para sobrellevar el estrés que provoca la pandemia.
  • Mantener las conexiones. Si es necesario trabajar en forma remota, recuerde que la distancia física no implica distancia social. Usar plataformas virtuales para no suspender las actividades grupales y las reuniones de personal puede ser bueno para el ánimo, porque fomenta la sensación de comunidad y unión y alivia la sensación de soledad. Sé inclusivo; el personal de todos los niveles, en todos los departamentos, debe tener oportunidades de participar de estas interacciones.
  • Ofrecer capacitación. Tenga en cuenta que los empleados pueden tener diferentes niveles de competencia en el uso de plataformas virtuales y tecnologías de enseñanza novedosas. Ofrezca capacitación y soporte técnico para las nuevas exigencias del trabajo. Esto puede ayudar a reducir el estrés.
  • Ser modelos de comportamientos saludables. Aliente a los directivos de la escuela a cuidar de su propia salud física, social y psicológica. Al hacerlo, serán el modelo a seguir y el darán el ejemplo demostrando que cuidarse es aceptable y necesario.

Consulte la sección Recursos para obtener más información.

Consideraciones especiales

ícono de pizarrón y maestro

Maestros, maestros suplentes, paraprofesionales y especialistas

Las guías generales de control y prevención contenidas en este documento son suficientes en la mayor parte de los entornos escolares y de aulas estándar. Es posible que algunos maestros y empleados enfrenten situaciones que requieran modificar o adaptar políticas o procedimientos por la naturaleza del trabajo requerido, por ejemplo:

Cuando no es posible mantener el distanciamiento social

El personal de escuelas de kínder a 12.º grado no siempre podrá mantener los 6 pies de distancia entre ellos y los estudiantes. Este problema puede ser especialmente importante en el caso de los paraprofesionales, terapeutas y otro personal que tiene contacto cercano y constante con estudiantes con discapacidades. Se considera que estos maestros y personal están en la misma categoría general de riesgo que los proveedores de servicios directos, que prestan servicios similares fuera del ámbito escolar. En esos casos, se deben tomar otras medidas para garantizar la seguridad del personal y los estudiantes al reducir la probabilidad de propagación del COVID-19 con medidas de control adicionales como:

  • Usar barreras físicas (como de plexiglás o materiales similares u otros divisores impermeables) para separar al personal y a los estudiantes entre sí en las aulas y otros espacios de uso compartido.
  • Reducir el nivel de exposición al disminuir la carga de trabajo diaria, donde sea posible.
  • Trasladar los espacios de trabajo a los lugares mejor ventilados del edificio.
  • Usar una mascarilla tanto como sea posible al prestar los servicios.
  • Evaluar adaptaciones y alternativas, siempre que sea posible, para aumentar posibilidad de uso de mascarillas y así reducir el riesgo de propagación del COVID-19.
  • Considerar si los prestadores de servicio podrían necesitar otro equipo de protección para algunas interacciones con los estudiantes. Ver la información de los CDC Guía para proveedores de servicios directos para obtener más información.

Cuando el personal (o algunos estudiantes) no pueden usar mascarilla

Los CDC reconocen que el uso de mascarillas puede no ser posible en todas las situaciones o para algunas personas. En algunas situaciones, usar mascarilla puede exacerbar una afección física o mental o presentar riesgos importantes para la seguridad. El uso de mascarillas puede ser difícil para personas con dificultades sensoriales, cognitivas o conductuales. Las mascarillas impiden la lectura de labios y la posibilidad de observar las expresiones faciales. Los empleadores pueden solicitar documentación que respaldeícono de sitio externo la necesidad de los pedidos de exención en el uso de mascarillas a las personas que la soliciten. Se debe mantener la confidencialidad de esta información de salud, de conformidad con las leyes y normas de protección de la privacidad federales y estatales vigentes. Se deben buscar adaptaciones y alternativas siempre que sea posible para reducir el riesgo de propagación del COVID-19 cuando no es posible el uso de mascarillas.

Cuando los administradores y personal de escuelas de kínder a 12.º grado deben visitar diferentes lugares

Además de las consideraciones generales a tener en cuenta que se describen más arriba, los administradores y el personal que se trasladan de un lugar a otro durante el día deben tener particular cuidado de no propagar el COVID-19 entre un lugar y otro al trasladarse. Las medidas para prevenir la propagación en estos casos incluyen:

ícono de herramientas

Personal de portería y mantenimiento

Implemente prácticas optimizadas de limpieza y desinfección

  • Cree un horario y una lista de verificación diaria con tareas de limpieza de rutina más asiduas. Tener un horario fijo puede ayudar evitar el uso excesivo o por debajo de lo necesario de los productos de limpieza.
  • Cree un protocolo integral por escrito para aumentar la frecuencia y profundidad de las tareas de limpieza y desinfección de áreas como aulas, comedores o cafeterías de uso compartido, baños, salas de casilleros, áreas de oficinas, áreas de descanso y espacios de uso común que garantice un proceso de limpieza y desinfección rutinario de las superficies que se tocan con frecuencia (como escritorios, manijas de las puertas, relojes de control de asistencia, manijas de microondas y refrigeradores, lavabos, dispensadores, teclados de máquinas expendedoras).
  • Considere si puede ser necesario limpiar y desinfectar en los siguientes momentos:
    • Por la mañana, antes de la llegada de los estudiantes y el personal
    • Entre clases
    • Entre usos de superficies u objetos compartidos
    • Antes y después de las comidas
    • Antes de que los estudiantes regresen del receso
    • Una vez que se retiran los estudiantes al terminar la jornada
  • Seleccione productos desinfectantes que sean parte de la lista Nícono de sitio externo con componentes más seguros para personas con asmaícono de sitio externo (ácido cítrico o ácido láctico), para reducir el riesgo de asma y otros efectos nocivos para la salud por la desinfección, de conformidad por lo recomendado por el programa de Diseño para el Medioambiente de la EPA.
  • Garantice que todos los empleados de limpieza tengan acceso a las hojas de datos de seguridad (SDS, por sus siglas en inglés) de los productos de limpieza y que estén al tanto de los posibles riesgos y estén capacitados acerca de las prácticas de seguridad asociadas, de conformidad con la información de las SDS.
  • Minimice la exposición a los químicos de los productos de limpieza y desinfección sin comprometer su efecto. Para ello, consulte la sección Limpieza y desinfección en escuelas de kínder a 12.º grado más arriba.
  • Capacite al personal que utiliza productos de limpieza y desinfección sobre el protocolo integral escrito, de modo que puedan leer e interpretar todas las etiquetas de instrucciones y entiendan cuál es el uso seguro y apropiado.
  • De ser necesario, proporcione materiales informativos fáciles de entender y capacitación en otros idiomas que no son el inglés.

Consideraciones de ventilación durante las tareas de limpieza y desinfección

  • Consulte la sección Ventilación para conocer cómo prevenir la sobreexposición a agentes químicos al limpiar y desinfectar.

Proporcione el equipo de protección personal (EPP) necesario y fomente su uso

  • El personal de mantenimiento y cualquier otro empleado que realice tareas de limpieza y desinfección en la escuela debe tener acceso al EPP necesario, que incluye guantes, protección para los ojos, protección respiratoria y otro EPP adecuado, de conformidad con lo que indican las instrucciones del producto en la SDS, y se los debe capacitar en el uso seguro.
    • Si la SDS recomienda el uso de protección respiratoria, considere el uso de una mascarilla de respiración con un cartucho combinado que filtre químicos y partículas.
  • Los trabajadores de mantenimiento que realizan tareas de mantenimiento de rutina del sistema HVAC, especialmente los encargados de revisar o cambiar los filtros y la acumulación de polvo, deben usar el EPP correspondiente.
  • Si es necesario el uso de mascarillas de respiración, estas se deben usar en el contexto de un programa integral de protección respiratoria que incluya exámenes médicos, pruebas de ajuste y capacitación de conformidad con la norma de Protección respiratoria de la OSHAícono de sitio externo (29 CFR 1 910.13ícono de sitio externo).
  • Descarte los guantes desechables después de cada limpieza. Si son guantes reutilizables, use un par exclusivamente para la desinfección de superficies para prevenir la propagación del COVID-19. Después de quitarse los guantes, lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos.
    • Algunas barreras (caucho butílico, caucho natural, caucho de neopreno, caucho de nitrilo y cloruro de polivinilo) pueden ofrecer mejor protección contra una serie de químicos que otros tipos de barreras. Puede encontrar más información sobre las barreras recomendadas contra los desinfectante más comunes en la página web sobre limpieza y desinfección de los CDC.

Consulte la sección Recursos al final de este documento para obtener más información.

ícono de teléfono de oficina

Personal de oficina

  • Revise las consideraciones en el documento de los CDC Información sobre el COVID-19 para los empleadores de edificios de oficinas.
  • Modifique o adapte los asientos, los muebles y las estaciones de trabajo de manera de propiciar un distanciamiento social de 6 pies entre los empleados administrativos, siempre que sea posible e incorporando los requisitos de accesibilidad.
  • Instale protectores transparentes u otras barreras físicas, siempre que sea posible, para separar al personal administrativo de los visitantes en las situaciones en las que el distanciamiento social no es una opción.
  • Cambie la disposición de las sillas en recepción u otras áreas de uso común con asientos; gírelas, cúbralas con cinta o tela para evitar que las usen, sepárelas o quítelas para mantener el distanciamiento social.
  • Use métodos para separar físicamente al personal en todas las áreas del edificio, incluidas las áreas de trabajo y otras como salas de reuniones, salas de descanso, estacionamientos, áreas de entrada y salida y salas de casilleros.
  • Use carteles, marcas con cinta adhesiva y otras guías visuales como calcomanías o cinta de color en el piso, colocados a una distancia de 6 pies, para indicar dónde ubicarse cuando no hay barreras físicas disponibles.
  • Reemplace los artículos comunes de mayor contacto, como cafeteras y refrigerios a granel, con alternativas como porciones individuales previamente envasadas. Recomiende al personal de la oficina que traiga su propia agua para minimizar el uso de bebederos y el contacto, o considere instalar métodos de activación sin contacto en los bebederos.
  • De conformidad con el protocolo integral de limpieza y desinfección por escrito de su escuela, limpie y desinfecte todas las superficies de contacto frecuente y a las que acceden diferentes personas, como manijas de las puertas, escritorios, interruptores de luz, grifos, estaciones de trabajo, teclados, teléfonos, barandas, impresoras/fotocopiadoras y bebederos, al menos una vez al día. Podría ser necesario limpiar y desinfectar con mayor frecuencia según el nivel de uso.

Consulte la sección Recursos al final de este documento para obtener más información.

ícono de manzana

Personal de nutrición en escuelas

No hay evidencia que dé cuenta de que el COVID-19 se propague a través de los alimentos. Para mantener entornos lo más seguros posible para los profesionales de nutrición en escuelas, los administradores que supervisan las cafeterías y cocinas deben revisar las siguientes consideraciones para prevenir la propagación del COVID-19. Estas medidas complementan las consideraciones generales para proteger al personal de escuelas que se presentan más arriba, y las Consideraciones de los CDC para escuelas.

Brinde apoyo a los profesionales de nutrición en escuelas para que puedan protegerse y proteger a otras personas.

Considere las siguientes medidas:

  • En la medida de lo posible, los niños deberían comer sus comidas en las aulas o en espacios al aire libre, con distanciamiento social, en lugar de en un comedor o cafetería de uso común.
  • Limite las modalidades de autoservicio de comidas y bebidas, como bufés fríos y calientes, puestos de ensaladas o estaciones de aderezos o de recarga de bebidas. En lugar de ello, sirva las comidas en porciones individuales o previamente envasadas, si es posible.
  • Cree barreras físicas para proteger a los profesionales de nutrición en escuelas y a las personas que reciben sus servicios, incluidos los estudiantes y otros empleados.
  • Use cinta adhesiva para marcar los puestos de trabajo (cuadros o rayas en el piso) a 6 pies de distancia en las cocinas, áreas de servicio y puntos de entrega de comidas donde se producen las interacciones con los estudiantes y el personal.
  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia, como los mesones de las cocinas, las manijas de los refrigeradores, las mesas de servicio y de la cafetería, manijas de puertas, carritos, bandejas, mesas, sillas, molinetes y mesones, a lo largo del día. Siga las indicaciones que figuran en la etiqueta del producto y luego lávese las manos para evitar la irritación de la piel.
  • Capacite al equipo profesional de nutrición sobre cómo protegerse y proteger a otras personas. Considere realizar las capacitaciones en forma virtual o, si son presenciales, garantice el distanciamiento físico.
  • Coloque afiches en lugares visibles, incluidas las cocinas o áreas de uso común, que fomenten medidas como quedarse en casa si están enfermos, protocolos para toser y estornudar, y una buena higiene de manos.
  • Proporcione mascarillas, guantes y otro equipo adecuado para la protección de colegas, estudiantes y espacios de trabajo.

Siga los pasos de preparación segura de comidas

  • Instale barreras de plástico o plexiglás para proteger al personal en situaciones en las que se dificulta mantener el distanciamiento social.
  • Planifique los horarios para la preparación de comidas, producción y menús para que los empleados puedan mantener la distancia social recomendada de 6 pies mientras trabajan, siempre que sea posible.
  • Designe una persona para cada tarea o puesto de trabajo, si es posible.
  • Limite la cantidad de empleados que tienen acceso a áreas de almacenamiento o equipos grandes, como refrigeradores.
  • Proporcione pañuelos desechables y botes sin contacto para desecharlos, para uso del personal.
  • Implemente un plan para que se pueda pasar a buscar la comida u ofrecer un servicio de entrega sin contacto (si corresponde, en caso de suspensión de las clases presenciales) para minimizar el contacto con los estudiantes y sus familias, siempre que sea posible.
  • Exija al personal que use mascarillas.

Consulte la sección Recursos al final de este documento para obtener más información.

ícono de personal de enfermería

Profesionales de enfermería/salud de escuelas

De manera similar a otros empleados de la escuela, el personal de enfermería y los profesionales de atención médica en escuelas deben estar familiarizados con las recomendaciones generales para empleados de escuelas. También deben estar al tanto de las Recomendaciones interinas de prevención y control de infecciones para personal de atención médica durante la pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Algunos de los temas más relevantes en el entorno de las clínicas escolares incluyen:

  • Capacitación sobre el uso y cuidado del EPP. Los administradores de escuelas deben elegir el EPP apropiado y proporcionarlo al personal de enfermería y a los profesionales de la salud de escuelas, de conformidad con las normas de uso de EPP de la OSHA (29 CFR 1910 subparte I).ícono de sitio externo El personal de enfermería y los profesionales de la salud de escuelas deben recibir capacitación y demostrar que comprenden:
    • cuándo usar EPP
    • qué EPP necesitan
    • cómo colocarse, usar y quitarse correctamente el EPP de manera de evitar la autocontaminación
    • cómo desechar o desinfectar y mantener correctamente el EPP
    • las limitaciones del EPP
  • Prácticas de control y prevención de infecciones (IPC, por sus siglas en inglés) recomendadas para la prestación de servicios médicos de rutina durante la pandemia, que incluyen:
    • Evaluar y hacer triaje a todas las personas que ingresan a un establecimiento de atención médica (como la enfermería, el centro de salud/clínica de la escuela (SBHC, por sus siglas en inglés)) para detectar signos y síntomas del COVID-19.
    • Implementar medidas universales de control de fuentes de infecciones.
    • Limitar la ocupación en consultorios y salas de aislamiento para cumplir con las guías de distanciamiento físico tanto como sea posible.
    • Adoptar prácticas de higiene de manos.
    • Garantizar mayor ventilación en los espacios de prestación de servicios médicos en escuelas, o trasladarlos a espacios con mejor ventilación.
  • Implementar el uso universal de EPP para el personal de atención médica en escuelas.
    • Proporcione el EPP correspondiente al personal de salud, sin costo.
      • Se prefieren las mascarillas quirúrgicas a los otros tipos de mascarillas para el personal de salud, ya que las mascarillas quirúrgicas son útiles tanto para el control de fuentes de infección como para la protección del usuario contra la exposición a fluidos, gotitas respiratorias y partículas grandes de otras personas.
      • Protección para los ojos en áreas con transmisión moderada a sustancial en la comunidad.
    • Para los procedimientos que generan aerosoles (AGP, por sus siglas en inglés), se recomienda una mascarilla de respiración N95 o de nivel más alto en lugar de una mascarilla quirúrgica. Sin embargo, es muy poco frecuente la necesidad de AGP en clínicas escolares.
    • Se debe tener particular consideración por los niños con asma que usan "tratamientos respiratorios" o espirómetros. Brevemente:
      • Debido a la cantidad limitada de datos, no se sabe con certeza si los aerosoles generados por los tratamientos con nebulizador podrían ser infecciosos. Durante la pandemia del COVID-19, los tratamientos con nebulizador en las escuelas se deben reservar para los niños que no pueden usar o no tienen acceso a un inhalador (con o sin cámara o mascarilla).
      • El uso de espirómetros, incluso en un entorno escolar, requiere de una exhalación forzada. Con base en los datos limitados disponibles, la exhalación forzada no se considera un procedimiento generador de aerosoles asociado a un mayor riesgo de transmisión del virus que causa el COVID-19. Sin embargo, en algunas personas asmáticas, el uso de espirómetros puede provocar tos.
    • Capacite al personal de atención médica sobre el uso correcto del EPP.

Puede ver más detalles sobre todos los temas de la lista de arriba en Recomendaciones interinas de prevención y control de infecciones para personal de atención médica durante la pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

Consulte la sección Recursos al final de este documento para obtener más información.

ícono de autobús

Conductores de autobuses escolares y sus auxiliares

Los conductores de autobuses escolares y sus asistentes, así como el resto del personal escolar, tienen la posibilidad de entrar en contacto con el virus que causa el COVID-19 al:

  • Estar en contacto cercano con otras personas en el lugar de trabajo, que pueden ser estudiantes, colegas y trabajadores de mantenimiento.
  • Asistir a los pasajeros con discapacidad.
  • Tocar o manipular superficies y equipos de alto contacto y luego tocarse la cara, la boca, la nariz o los ojos.

Los sistemas escolares pueden implementar una serie de estrategias para reducir el riesgo de transmisión en los autobuses:

  • Siempre que sea posible, los conductores y sus asistentes deben abrir las ventanillas del autobús para aumentar la circulación de aire exterior, pero no si hacerlo puede suponer un riesgo para la salud o seguridad (como riesgo de caídas).
  • Los conductores de autobuses escolares y sus asistentes deben adoptar todas las medidas y protocolos de seguridad indicados para el resto del personal de escuelas (como la higiene de manos). De manera similar a otras superficies que se tocan con frecuencia, las superficies de los autobuses se deben limpiar y desinfectar después de cada uso del autobús, con desinfectantes aprobados por la EPAícono de sitio externo. Se debe tener cuidado especial durante las tareas de desinfección para evitar la sobreexposición a desinfectantes en autobuses con mala ventilación.
  • Las escuelas deben evaluar tener mascarillas adicionales disponibles, para garantizar que todos los estudiantes usen una mascarilla en el autobús escolar.
  • A la salida, las escuelas deben ofrecer guías físicas, como carteles o cinta adhesiva en la acera, que indiquen a los estudiantes que mantengan una distancia de al menos 6 pies mientras aguardan el transporte. Si las circunstancias son seguras, se puede esperar al transporte en un lugar al aire libre.
  • De ser posible, coloque barreras físicas entre los conductores de autobuses escolares y los estudiantes.
    • Use cortinas de tiras de plástico, barreras plásticas o materiales similares para crear divisores impermeables.
    • Evalúe dejar los asientos cercanos al conductor libres si no es posible usar barreras.
  • Considere organizar el tráfico en una sola dirección en áreas angostas o confinadas del autobús para fomentar el distanciamiento social. Por ejemplo, puede hacer subir a los pasajeros de atrás hacia adelante y hacer bajar de adelante hacia atrás.
  • Coloque desinfectantes de manos con al menos un 60 % de alcohol en la entrada del autobús escolar para fomentar su uso seguro al subir/bajar del autobús, para el conductor y los estudiantes.
    • Si es posible, use estaciones sin contacto.
    • Supervise a los niños pequeños cuando usan el desinfectante de manos.
  • Proporcione toallitas desinfectantes desechables y otros materiales de limpieza y realice limpiezas más específicas y frecuentes de las superficies que se tocan con frecuencia (elevadores para sillas de ruedas, correas de sujeción para sillas de ruedas y las áreas en la cabina que el conductor toca con frecuencia).
  • Mantenga el distanciamiento social en los autobuses, incluso en las puertas.
    • Limite la cantidad de estudiantes en un autobús por vez. Consulte las guías estatales y locales, si están disponibles.
    • Los conductores y sus asistentes deben propiciar distancia entre los niños en los autobuses escolares, lo que incluye que los niños se sienten de a uno por hilera mirando hacia adelante y salteando hileras entre estudiantes. Los niños que viven en el mismo hogar se pueden sentar juntos, si es necesario.
    • Mantener la distancia física puede ser difícil para los conductores de autobuses y sus asistentes, que tienen la obligación de conformidad con las normas estatales de bajar del autobús para ayudar a los estudiantes a cruzar la calle o asistirlos cuando están en el autobús. Se recomienda intentar encontrar un equilibrio entre cruzar la calle de manera segura, cuidar al estudiante y mantener una distancia física segura. Usar mascarillas que brinden un mayor nivel de protección podría ayudar a reducir el riesgo de transmisión. Vea la sección Consideraciones especiales: maestros, maestros suplentes, paraprofesionales y especialistas más arriba.
  • Recomiende el uso de mascarillas. Sin embargo, los conductores y sus asistentes no deben usar mascarillas si su uso crea un riesgo nuevo (por ejemplo, si interfiere con la visión al conducir, contribuye a enfermedades relacionadas con el calor) que anula los beneficios relacionados con el COVID-19 de desacelerar la propagación del virus.

Consulte la sección Recursos al final de este documento para obtener más información.

ícono de correr

Entrenadores y personal de entrenamiento atlético

Los administradores deben tomar las decisiones en relación con reanudar las actividades atléticas extracurriculares en coordinación con los funcionarios de salud locales y con base en una serie de factores. Estos factores incluyen el nivel de transmisión en la comunidad, si hay casos identificados entre los estudiantes, maestros o el personal, y en qué otros indicadores basan los funcionarios de salud pública locales su seguimiento del COVID-19. Además, los administradores deben considerar el riesgo de transmisión en un deporte particular (por ejemplo, las maratones y el tenis en general suponen menor riesgo que la lucha libre, los deportes al aire libre por lo general suponen menor riesgo que los que se practican en espacios interiores, etc.) y la posibilidad de mitigar el riesgo de transmisión, así como si se utiliza el método de división en cohortes de estudiantes, maestros y empleados en la escuela.

El personal de entrenamiento atlético podría entrar en contacto con el virus que causa el COVID-19 al:

  • Estar en contacto cercano con otras personas en el lugar de trabajo, que pueden ser colegas y estudiantes.
  • Tocar o manipular superficies y equipos de contacto frecuente y luego tocarse la cara, la boca, la nariz o los ojos.

Los sistemas escolares pueden implementar una serie de estrategias para reducir el riesgo de COVID-19 entre los entrenadores y el personal de entrenamiento atlético:

  • Crear planes para comunicarse con los estudiantes, padres y personal con respecto a las modificaciones en los gimnasios y establecimientos de entrenamiento.
  • Modificar o ajustar el equipo de ejercitación cardio, las áreas de pesas libres, los equipos de entrenamiento de peso y las aulas, de manera de propiciar un distanciamiento social de al menos 6 pies entre los estudiantes y los entrenadores y personal de entrenamiento atlético.
  • Colocar, siempre que sea posible, barreras físicas entre el personal y entre el personal y los estudiantes durante el entrenamiento, las prácticas y las competencias.
    • Instale protectores transparentes que se puedan limpiar u otras barreras para separar físicamente al personal de entrenamiento atlético de los estudiantes cuando no es posible mantener el distanciamiento social (por ejemplo, entre piezas de equipos que no se pueden mover).
    • Use cortinas de tiras de plástico, barreras plásticas o materiales similares para crear divisores impermeables.
  • Fomentar un distanciamiento social de al menos 6 pies entre el personal y los estudiantes en todas las áreas del establecimiento, como las áreas de entrenamiento, aulas, piscinas, campos de juego, pistas de atletismo, salas de casilleros, estacionamientos y áreas de entrada/salida.
  • Fomentar el distanciamiento social durante las actividades de entrenamiento.
  • Considerar crear carriles de una dirección para trasladarse en áreas angostas o muy cerradas, como pasillos y escaleras, para fomentar que las personas se muevan en fila a una distancia de 6 pies o más.
  • Poner a disposición toallitas desinfectantes desechables y otros materiales de limpieza y realizar limpiezas de áreas específicas más asiduas de las superficies que se tocan con frecuencia (pesas libres, equipos de entrenamiento, máquinas de entrenamiento cardio, salas de casilleros (si se usan), máquinas expendedoras, barandas y manijas de las puertas, mesones, inodoros, mesas, interruptores de luz, teléfonos, grifos, lavabos, teclados, etc.).
  • Limpiar y desinfectar todos los equipos y herramientas de entrenamiento entre usuarios.
  • Considerar mover los artículos y equipos difíciles de limpiar, como las bandas de ejercicio, las alfombrillas de goma, los rodillos de espuma y los bloques de yoga.
  • Considere abrir sectores del establecimiento por etapas.
  • Considerar limitar el acceso a las salas de casilleros exclusivamente al área de baños, y prohíba el uso de las áreas de duchas y vestuarios.
  • Considere cerrar las estaciones de agua y bebederos si los estudiantes tienen acceso alternativo a agua.
    • Recomiende al personal (y a los estudiantes) que traigan sus propias botellas de agua para minimizar el uso de bebederos y el contacto, o considere instalar métodos de activación sin contacto en los bebederos.
  • Determinar si se puede hacer alguna modificación adicional para minimizar el riesgo de transmisión, como reducir los tamaños de las clases, trasladarlas a áreas más grandes o tener las clases al aire libre, y retirar las alfombrillas de yoga compartidas y pedir a los estudiantes que traigan las suyas.
  • Evaluar el uso de mascarillas en la medida de lo posible (vea las Consideraciones para el uso de mascarillas) al participar de actividades de alto impacto.
  • Considerar pedir a los entrenadores que usen amplificadores portátiles para mantener sus voces a un volumen bajo de conversación.

Consulte la sección Recursos al final de esta página para acceder a más información.

ícono de audio

Profesores de música, coro y teatro

Los administradores deben evaluar la reanudación de las actividades artísticas extracurriculares en coordinación con los funcionarios de salud locales y con base en una serie de factores. Estos factores incluyen el nivel de transmisión en la comunidad, si hay casos identificados entre los estudiantes, maestros o personal, en qué otros indicadores basan los funcionarios de salud pública locales su seguimiento del COVID-19, y si se implementó la división en cohortes de estudiantes, maestros y personal dentro de la escuela.

Cantar y tocar instrumentos de viento y metal puede generar gotitas respiratorias y aerosoles que pueden contener el virus del COVID-19 si una persona está infectada.

Las siguientes son algunas consideraciones para las clases de música y teatro:

  • Imponer el uso de mascarillas por parte de todos los estudiantes y personal cuando no cantan ni tocan un instrumento que requiera el uso de su boca (excepto que la clase tenga lugar al aire libre y se pueda mantener distancia).
  • Considerar organizar la clase en un espacio abierto al aire libre o debajo de una tienda abierta.
    • Garantice que las clases al aire libre sean seguras con respecto a otros riesgos, como el calor, el frío o la contaminación en el aire.
    • Si la clase tiene lugar en un espacio cerrado, garantice que el sistema de ventilación esté optimizado en relación con el nivel y filtrado del aire que circula. Consulte la sección Ventilación más arriba para ver más información.
  • Considerar que los maestros usen un amplificador portátil para mantener sus voces a un nivel bajo de conversación.
  • Limitar la cantidad de estudiantes por vez en zonas de almacenamiento y detrás de escena.
  • Instalar protectores transparentes y otras barreras físicas, si es posible, para separar a los estudiantes y al personal.
  • Mantener el distanciamiento social para proteger a los estudiantes y al personal.

Educación musical

  • Cree planes para comunicar a los estudiantes qué se espera en términos de seguridad durante las clases de música.
  • Implemente división en cohortes; los ensayos deben tener lugar en "contingentes" de estudiantes con los mismos 5 a 10 estudiantes juntos en todos los ensayos.
  • Limite el intercambio (o uso compartido) de instrumentos, piezas, partituras u otros artículos.
  • Modifique o adapte la disposición de los asientos durante las clases de música para propiciar una distancia mínima de 6 pies entre los estudiantes y los maestros de música. Esto podría reducir la cantidad de estudiantes que pueden participar al mismo tiempo en una clase de artes escénicas.
  • Si es posible, coloque barreras físicas entre el personal y entre el personal y los estudiantes.
    • Instale protectores transparentes que se puedan limpiar u otras barreras para separar físicamente al personal de música y a los estudiantes.
    • Use cortinas de tiras de plástico, barreras plásticas o materiales similares para crear divisores impermeables.
  • Use almohadillas absorbentes desechables u otro tipo de receptáculo, si es posible, para el contenido de las válvulas de descarga de saliva; descártelas y límpielas correctamente después de su uso.
  • Considere el uso de protectores para los instrumentos de metal y bolsas especialmente diseñadas con aberturas para las manos para los instrumentos de viento, para minimizar la generación de gotitas y aerosoles.

Teatro y danza

  • Siempre que sea posible, limite el uso compartido de elementos de utilería, trajes y pelucas.
  • Limpie y desinfecte los camarines, las salas de espera y las áreas de producción, con un desinfectante de uso doméstico registrado en la EPAícono de sitio externo.
  • Considere organizar espectáculos virtuales o al aire libre en lugar de hacerlo en espacios cerrados.
  • Imponga el distanciamiento social y el uso de mascarillas entre el personal y los estudiantes, cuando no están cantando o tocando un instrumento que requiere el uso de su boca (excepto que la clase tenga lugar al aire libre y que se pueda mantener distancia).

Otra información

Derechos de los trabajadores

Los empleados tienen derecho a un lugar de trabajo seguro y sano. Si un empleado considera que las condiciones de trabajo no son seguras o podrían afectar su salud, el empleado puede presentar un reclamo de salud y seguridad ante la OSHA en cualquier momento. De ser posible, los empleados deben manifestar cualquier tipo de inquietud a su empleador. Si desea obtener más información sobre cómo presentar un reclamo de salud y seguridad, visite el sitio web para presentar un reclamoícono de sitio externo de la OSHA.

Los empleados también tienen derecho a hablar sobre los riesgos sin temor a represalias. La Sección 11(c)ícono de sitio externo de la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional de 1970ícono de sitio externo, 29 USC 660(c), prohíbe que los empleadores tomen represalias contra los trabajadores por expresar su preocupación acerca de las condiciones de salud y seguridad. Las represalias pueden incluir desvinculaciones, la reducción de su categoría de empleado, rechazos de horas extras o promociones, o reducciones en el salario o las horas. Cualquier trabajador que considere que su empleador está tomando represalias en su contra por informar condiciones de trabajo no seguras debe contactar de inmediato a la OSHA. La OSHA recomienda a los trabajadores que sufren dichas represalias que envíen un reclamo a la OSHAícono de sitio externo lo antes posible, para hacerlo dentro de los límites de tiempo legales. Los reclamos de conformidad con la sección 11(c) se deben presentar dentro de los 30 días posteriores a la presunta medida desfavorable de su empleador (es decir, el momento en el que la medida se comunica al empleado).

Tenga en cuenta que si la condición presenta un riesgo claro de muerte o daño físico grave, no hay suficiente tiempo para que la OSHA realice una inspección y, dentro de lo posible, el empleado informó esto al empleador, puede tener derecho legal a negarse a trabajar en una situación en la que se vería expuesto al riesgo. Visite el sitio web de la OSHA sobre el Derecho de los trabajadores a negarse a trabajar en entornos no segurosícono de sitio externo para obtener más información.

La OSHA recomienda a los empleadores que consulten su publicación Prácticas recomendadas para programas que prevengan represaliasícono de pdfícono de sitio externo.

Recursos

Recursos de los CDC sobre COVID-19 para lugares de trabajo

Recursos de salud mental

Recursos para personal de portería y mantenimiento

Recursos para personal de oficinas

Recursos para profesionales de nutrición en escuelas

Recursos para profesionales de enfermería/atención médica de escuelas

Recursos para conductores de autobuses escolares y sus asistentes

Recursos para entrenadores y personal de entrenamiento atlético

Recursos para profesores de música, coro y teatro

Última actualización: 21 de oct. del 2020