Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas con el esquema de vacunación completo. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Respuesta ante casos de ​​​​​​​COVID-19 en escuelas de kínder a 12.º grado: recursos para administradores de escuelas

Respuesta ante casos de ​​​​​​​COVID-19 en escuelas de kínder a 12.º grado: recursos para administradores de escuelas
Actualizado el 14 de ene. del 2022

A medida que las escuelas de kínder a 12.º grado reanudan las clases presenciales, los administradores de escuelas deben estar preparados para responder rápidamente en caso de que alguien con COVID-19 haya estado en la escuela o en un evento escolar. En estas instancias, la investigación de casos y el rastreo de contactos sirven como estrategias importantes para reducir la transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.  La investigación de casos es el proceso que ayuda a una persona con COVID-19 a recordar con quiénes tuvo contacto cercano durante el lapso que podía propagar el virus a otras personas. El rastreo de contactos es el proceso de notificación a las personas expuestas identificadas (contactos cercanos) sobre su posible exposición. Son más efectivos cuando se implementan conjuntamente con otras estrategias de prevención.

El rastreo de contactos se utiliza para brindar apoyo e instrucciones a las personas con COVID-19 y a sus contactos cercanos. El rastreo de contactos realizado a tiempo y en forma completa puede ayudar a aislar rápidamente a las personas con COVID-19 e identificar a sus contactos cercanos para que puedan tomar rápidamente medidas (como cumplir la cuarentena, realizarse una prueba de detección y usar mascarilla) para prevenir una mayor propagación del virus. Esto puede desacelerar la propagación en las escuelas (y en la comunidad) y ayudar a evitar el cierre de escuelas por brotesa gran escala. Para que el rastreo de contactos sea efectivo, las escuelas necesitan tener protocolos para identificar rápidamente a las personas con COVID-19 y determinar sus contactos cercanos. El proceso requiere de acciones inmediatas y de la cooperación de todos los involucrados en la investigación confidencial de los casos de COVID-19 y la notificación de sus contactos cercanos.

Principios fundamentales de la investigación de casos y el rastreo de contactos

  • La investigación de casos es parte del proceso para brindar apoyo a las personas con COVID-19 presunto o confirmado (casos).
  • Las personas que tienen COVID-19 reciben información y apoyo para saber qué hacer si están enfermos, cómo aislarse de manera segura y cómo apartarse de los que no están infectados, cuándo buscar servicios médicos de emergencia y cómo evitar propagar el virus a otras personas.
  • En la investigación de casos para escuelas de kínder a 12.º grado, el personal designado (p. ej., de una agencia de salud pública, escuela o distrito) coordina con la persona que tiene COVID-19 para ayudarle a recordar a todas las personas con las que ha tenido contacto cercano durante el tiempo que pudo haber sido infecciosa.
  • Luego el personal designado comienza a realizar el rastreo de contactos y notifica a las personas expuestas (contactos cercanos) su posible exposición de manera confidencial y lo antes posible.
  • Para proteger la privacidad, solo se informa a los contactos cercanos de que pueden haber estado expuestos a una persona con COVID-19. No se les informa la identidad de la persona con COVID-19 que los identificó como contacto cercano.
  • A los contactos cercanos se les brinda apoyo e información para que comprendan el riesgo que corren, cómo monitorear los síntomas y qué medidas deben tomar, como cumplir la cuarentena o realizarse una prueba de detección y usar mascarilla, dependiendo de su estado de vacunación, si recibieron la dosis de refuerzo o de su historial de infección previa en los últimos 90 días.
  • También es importante hacerles entender que pueden propagar el virus incluso si no tienen los síntomas del COVID-19.

Proceso para responder ante casos de ​​​​​​​COVID-19 en escuelas de kínder a 12.º grado

Este proceso paso a paso pretende servir de guía para la respuesta de un administrador de escuela ante un caso de COVID-19 en su escuela o en un evento escolar. Incluye un enlace a recursos y herramientas que pueden adaptarse para su uso a nivel local y, en algunos casos, pueden compartirse directamente con los estudiantes, las familias y el personal.

Este proceso se pone en marcha cuando una escuela toma conocimiento de un caso de COVID-19 en la comunidad escolar.  Las escuelas pueden enterarse de que las personas tienen COVID-19 de varias maneras, incluso a través de los informes de los padres a la escuela, los informes de los estudiantes o los miembros del personal, o las pruebas de detección realizadas por la escuela.  Para asegurarse de que las escuelas estén al tanto de los casos de COVID-19, es importante alentar al personal, a los estudiantes y a sus familias a que notifiquen a la escuela en el caso de que tengan COVID-19 y han estado en la escuela o en un evento escolar.  Una vez que una escuela sepa de un caso de COVID-19 dentro de la escuela o en un evento escolar, la escuela debe tomar las siguientes medidas como respuesta:

1.ª medida: Averiguar la fecha en que la persona con COVID-19 empezó a manifestar los síntomas (si es sintomática) o, si es asintomática, la fecha en que dio positivo en la prueba de detección del COVID-19 (usar la fecha en que se tomaron las muestras para la prueba). Esto servirá como guía para determinar cuánto tiempo debe aislarse la persona y a quiénes identificar como contactos cercanos durante el rastreo de contactos (vea las siguientes medidas). Si corresponde, hay que notificar a los funcionarios de su distrito escolar o a otros funcionarios del organismo regulador en conformidad con el plan de notificación de su distrito u organismo regulador.  Además, se debe notificar al departamento de salud local de acuerdo con el plan de notificación de su distrito u organismo regulador.

2.ª medida: Proporcionarle a la persona con COVID-19 positivo una guía de aislamiento.  Se puede adaptar esta plantilla de la carta para personas con COVID-19 para ser utilizada por su escuela y compartir esta visión general sobre el aislamiento.

3.ª medida: Identificar de inmediato los contactos cercanos de las personas con COVID-19. Use la infografía Pasos para determinar el contacto cercano y la cuarentena en escuelas de kínder a 12.º grado como recurso de ayuda para esta tarea. Se deben considerar los contactos cercanos en todos los entornos dentro de la escuela (p. ej., el aula, la cafetería, las actividades después de la escuela) y los eventos patrocinados por la escuela (p. ej., reuniones de clubes, prácticas y eventos deportivos, actividades extracurriculares). Los contactos cercanos que no pertenecen al entorno escolar deben ser notificados por el departamento de salud local o por la persona con COVID-19.

Si la persona con COVID-19 tiene síntomas, hay que identificar a los contactos desde 2 días antes de la aparición de los síntomas de la persona infectada.  Si la persona con COVID-19 no tiene síntomas, hay que identificar a los contactos desde 2 días antes de obtener el resultado positivo en la prueba de detección (usar la fecha en que se tomaron las muestras para la prueba).  Los contactos deben ser identificados hasta la última fecha en que la persona con COVID-19 estuvo en la escuela o en un evento escolar.  Por ejemplo, si una persona dio positivo o presentó los síntomas el sábado 7 de agosto y estuvo en un evento escolar el sábado por la mañana, se debería identificar a todos los contactos cercanos del entorno escolar o de los eventos escolares que se realizaron el jueves (5 de agosto), viernes (6 de agosto) y sábado (7 de agosto).

4.ª medida: Notificar a todos los contactos cercanos sobre su condición de "contacto cercano".

Las personas que tuvieron contacto cercano con alguien con COVID-19 deberían seguir las recomendaciones de los CDC para protegerse y proteger a los demás. Las recomendaciones para que los contactos cercanos cumplan la cuarentena y se realicen las pruebas de detección variarán según el estado de vacunación y el diagnóstico previo de COVID-19 dentro de los últimos 90 días. Las personas que tienen contacto cercano con alguien diagnosticado con COVID-19 deberían seguir las recomendaciones que figuran en la página web Cuarentena y aislamiento por el COVID-19.  

Para que los estudiantes tengan tiempo para ponerse al día con las últimas recomendaciones y minimizar la interrupción de las clases presenciales, las escuelas podrían considerar la posibilidad de no hacerles cumplir la cuarentena a los estudiantes de entre 12 y 17 años de edad que hayan completado su esquema de vacunación principal pero que aún no han recibido todas las dosis de refuerzo elegibles.

Todos los contactos cercanos deberían usar una mascarilla bien ajustada cuando están rodeados de personas y deberían estar atentos a los síntomas del COVID-19 durante 10 días desde la fecha de su último contacto cercano con alguien con COVID-19 (la fecha del último contacto cercano se considera el día 0). Ellos también deben realizarse una prueba de detección al menos 5 días después de haber tenido contacto cercano con alguien con COVID-19, a menos que hayan tenido COVID-19 confirmado en los últimos 90 días y posteriormente se hayan recuperado. Aquellas personas que tengan un resultado positivo o presenten síntomas de COVID-19 deben seguir las recomendaciones para el aislamiento.

Los CDC siguen recomendando el uso de mascarillas en espacios cerrados en escuelas de kínder a 12.º grado a todas las personas de 2 años de edad o más, incluidos los estudiantes, maestros, el personal y los visitantes, independientemente del estado de vacunación. La escuela debe asegurarse de que existe un plan para que las personas identificadas como contactos cercanos usen mascarilla en todo momento en el interior del establecimiento si no tienen la obligación de hacer cuarentena. En los momentos del día escolar en los que los estudiantes o miembros del personal por lo general se quitarían las mascarillas en espacios cerrados (por ejemplo, durante el almuerzo, las meriendas, los ensayos de música, etc.), debe existir un plan para que mantengan la debida distancia y garantizar que usen sus mascarillas cuando no participan activamente de estas actividades (por ejemplo, mientras no están comiendo).

5.ª medida:: Notificar a la comunidad escolar la presencia de un caso de COVID-19 dentro del entorno escolar y que todas las personas identificadas como contactos cercanos han sido notificadas.  La frecuencia de la notificación puede adaptarse según la cantidad de casos identificados en su escuela y debe determinarse de acuerdo con los protocolos locales. Se puede adaptar esta plantilla de la carta para la notificación general de un caso de COVID-19 para ser utilizado por su escuela.

6.ª medida: Documentar la fecha más próxima posible para que cada persona con COVID-19 y cada contacto cercano regrese a la escuela o retome las actividades escolares, y asegurarse de que los estudiantes no retomen las clases presenciales hasta que terminen su periodo de aislamiento o cuarentena . Comunicarse con los contactos cercanos para documentar cualquier cambio de cuarentena a aislamiento si presentan síntomas o dan positivo en la prueba de detección del COVID-19.  Establecer una nueva fecha de regreso a la escuela y documentarla.  Usar estos registros para asegurarse de que las personas no regresan al entorno escolar antes de que finalicen el periodo de aislamiento o cuarentena. Si un contacto cercano presenta síntomas o da positivo en la prueba de detección del COVID-19, debe ser entrevistado para determinar sus contactos cercanos, y debería repetir este proceso hasta que todos los contactos cercanos de todos los casos positivos sean identificados y notificados.