Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Transición de los indicadores de los CDC de ayuda dinámica para escuelas (lanzados el 15 de septiembre del 2020) a una estrategia operativa de los CDC para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una mitigación por etapas (lanzada el 12 de febrero del 2021) para reducir el COVID-19

Transición de los indicadores de los CDC de ayuda dinámica para escuelas (lanzados el 15 de septiembre del 2020) a una estrategia operativa de los CDC para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una mitigación por etapas (lanzada el 12 de febrero del 2021) para reducir el COVID-19
Actualizado el 18 de feb. del 2021

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) lanzaron una nueva estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado para incorporar la mejor evidencia disponible hasta el momento. Los indicadores y límites de la estrategia operativa reemplazan a los indicadores principales en los indicadores de ayuda dinámica para escuelas. A continuación se ofrece una comparación de los indicadores y límites anteriores y nuevos.

A medida que las comunidades planifican la implementación segura de las clases presenciales en escuelas de kínder a 12.º grado, es esencial decidir cuándo y en qué condiciones se implementarán para ayudar a proteger a los estudiantes, maestros y miembros del personal y desacelerar la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Es fundamental que las escuelas abran sus puertas lo antes posible de forma segura y que permanezcan abiertas para aprovechar los beneficios de las clases presenciales y los servicios de apoyo clave. Para que las escuelas puedan abrir y permanecer abiertas, es importante adoptar e implementar medidas de manera sistemática para desacelerar la propagación del SARS-CoV-2 tanto en las escuelas como en la comunidad.

Si la transmisión en la comunidad es alta, es más probable que los estudiantes y el personal asistan a la escuela siendo infecciosos, y que el COVID-19 se propague con mayor facilidad en las escuelas. La asociación entre la incidencia y la transmisión del COVID-19 en los entornos escolares y los niveles de transmisión en la comunidad destaca la importancia de controlar la propagación de la enfermedad en la comunidad para proteger a los maestros, al personal y a los estudiantes de las escuelas. Es decir, todos los miembros de la comunidad, los estudiantes, las familias, los maestros y los miembros del personal deberían tomar medidas para protegerse y proteger a otras personas donde viven, trabajan, estudian y se entretienen. En pocas palabras, el éxito a la hora de prevenir la introducción y posterior transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas está relacionado con evitar la transmisión en las comunidades.

Las escuelas de kínder a 12.º grado deben ser los últimos entornos en cerrar después de que se hayan implementado todas las medidas de mitigación en la comunidad y los primeros en reabrir cuando puedan hacerlo de manera segura. Esto implica que se debe priorizar la reapertura de las escuelas y el hecho de que permanezcan abiertas para las clases presenciales por encima de los negocios y las actividades no esenciales.

Dada la posible asociación entre los niveles de transmisión del SARS-CoV-2 en la comunidad y el riesgo de exposición al SARS-CoV-2 en las escuelas, la primera medida para determinar cuándo y cómo realizar una reapertura de manera segura implica evaluar el nivel de transmisión en la comunidad. Las autoridades de las escuelas, en colaboración con los funcionarios de salud pública locales, deben evaluar el nivel de riesgo en la comunidad y la probabilidad de que se produzca un caso en un establecimiento escolar, la probabilidad de que un caso genere un brote y las consecuencias de la transmisión intraescolar.

Los niveles de transmisión en la comunidad están disponibles en los sitios web de los departamentos de salud estatales, tribales, locales y territoriales (STLT) y en la vista por condado de la herramienta de seguimiento de datos del COVID-19 de los CDC.

Las escuelas que están abiertas para clases presenciales (totalmente abiertas o híbridas) pueden decidir permanecer abiertas incluso con niveles altos (rojos) de transmisión en la comunidad. Estas decisiones deben tomarse guiándose por la información sobre factores específicos de la escuela, como las estrategias de mitigación implementadas, las necesidades locales, los aportes de las partes interesadas, la cantidad de casos entre los estudiantes, los maestros y el personal, y la experiencia de la escuela. La decisión de mantener la escuela abierta debe tomarse teniendo en cuenta las consideraciones para reforzar aún más las estrategias de mitigación y continuar monitoreando los casos para reevaluar las decisiones. Esto debería ser impulsado por un enfoque que priorice las clases; se debe priorizar la enseñanza presencial por encima de las actividades extracurriculares, incluidos los deportes y los eventos escolares, que son una fuente común de transmisión en las escuelas, para minimizar el riesgo de transmisión en las escuelas y proteger las clases presenciales.

Recomendaciones para las estrategias de mitigación por etapas para reducir el riesgo de COVID-19

Fortalecer las estrategias actuales de mitigación e implementar nuevas estrategias son medidas fundamentales para controlar la pandemia del COVID-19. Los CDC crearon la estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una estrategia de mitigación por etapas, que presenta indicadores y límites actualizados para evaluar el nivel de transmisión del COVID-19 en la comunidad y las correspondientes recomendaciones para las estrategias de mitigación, las modalidades de aprendizaje y las pruebas. La estrategia operativa pretende complementar las guías, herramientas y recursos para escuelas de kínder a 12.º grado de los CDC, incluida la guía para el funcionamiento de las escuelas durante la pandemia del COVID-19 y la visión general sobre las pruebas de detección del SARS-CoV-2 (COVID-19). Refleja la cantidad cada vez mayor de pruebas sobre el COVID-19 entre niños y adolescentes y lo que se sabe acerca de la transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas, resumido en el Informe científico sobre la transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas de kínder a 12.º grado de los CDC. La estrategia operativa presenta una vía para la reapertura de las escuelas y para ayudarlas a permanecer abiertas mediante la implementación sistemática de estrategias de mitigación, especialmente a través del uso universal y adecuado de mascarillas y el distanciamiento físico. La estrategia operativa realiza recomendaciones sobre la modalidad de aprendizaje y las actividades extracurriculares, incluidos los deportes, según el nivel de transmisión en la comunidad.

La estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una estrategia de mitigación por etapas refleja el conocimiento actual acerca del COVID-19 en los Estados Unidos y, por consiguiente, reemplaza a los indicadores de ayuda dinámica para escuelas de los CDC. Para aquellos que utilizan los indicadores de ayuda dinámica para escuelas de los CDC, la tabla a continuación muestra una comparación entre los indicadores de ayuda dinámica para escuelas anteriores y la estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una estrategia de mitigación por etapas, que incluye nuevos indicadores y límites para la transmisión del COVID-19 en la comunidad.

Comparación entre los indicadores de ayuda dinámica para escuelas anteriores y los nuevos límites para la transmisión del COVID-19 en la comunidad (de la nueva estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado de los CDC a través de una estrategia de mitigación por etapas )

Indicadores de ayuda dinámica para escuelas anteriores (notificados durante más de 14 días)
Indicador Riesgo más
bajo de
transmisión
en las escuelas
Menor riesgo
de transmisión
en las
escuelas
Riesgo moderado
de transmisión
en las escuelas
Mayor riesgo
de transmisión
en las
escuelas
Riesgo más
alto de transmisión
en las escuelas
Casos nuevos por cada 100 000 habitantes en los últimos 14 días < de 5 5 a <20 20 a <50 50 a ≤200 >200
(Para la comparación con los nuevos límites, se muestran entre paréntesis los casos nuevos equivalentes por cada 100 000 habitantes en el periodo de 7 días) (2-3 en 7 días) (3-9 en 7 días) (10-24 en 7 días) (25-100 en 7 días) (>100 en 7 días)
Tasa de positividad en los resultados de pruebas de diagnóstico RT-PCR en los últimos 14 días <3 % 3 % a <5 % 5 % a <8 % 8 % a ≤10 % >10 %

Resumen de los cambios de los indicadores anteriores a los nuevos límites para la transmisión en la comunidad (de la nueva estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado de los CDC a través de una estrategia de mitigación por etapas):

  • Cantidad de categorías: los indicadores anteriores tenían cinco niveles de transmisión en la comunidad (más bajo, bajo, moderado, alto y más alto) mientras que los nuevos límites tienen cuatro niveles de transmisión en la comunidad (bajo, moderado, sustancial y alto).
  • Periodo utilizado para los indicadores: los indicadores anteriores utilizaron la cantidad total de casos nuevos por cada 100 000 personas en los últimos 14 días, mientras que los nuevos límites usan la cantidad total de casos nuevos por cada 100 000 personas en los últimos 7 días.
    • Al traducir a los casos en los últimos 7 días, los nuevos límites combinan la categoría "más baja" con la categoría de transmisión baja (azul) y proporcionan nuevos límites para las categorías azul, amarilla, anaranjada y roja.
    • Los indicadores anteriores y los nuevos límites son comparables, pero parecen diferentes porque los periodos ahora son distintos.
  • Positividad en los resultados de las pruebas: las categorías "más baja" y "baja" se fusionaron en una sola categoría, la categoría de transmisión baja (azul). También hay cambios muy sutiles debido al uso de puntos decimales más precisos en lugar de los símbolos mayor que/menor que. Por lo demás, son idénticos.
  • Tipo de prueba de detección del SARS-CoV-2: los indicadores anteriores requerían el uso de pruebas de diagnóstico RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa), mientras que los nuevos límites de transmisión en la comunidad recomiendan el uso de pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT). (Nota: Esta es una actualización en la terminología. RT-PCR es un tipo de prueba de diagnóstico que evalúa la amplificación de ácido nucleico).
Nuevos indicadores y límites para la transmisión del COVID-19 en la comunidad* (notificada durante 7 días) (de la nueva estrategia operativa de los CDC para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una mitigación por etapas)
Indicador Transmisión
más baja
Transmisión
baja
Azul
Transmisión
moderada
Amarillo
Transmisión
sustancial
Anaranjado
Transmisión
alta
Rojo
Cantidad total de casos nuevos por cada 100 000 personas en los últimos 7 días** Esta categoría no existe más.
Se fusionó
en una sola
categoría, la
categoría de
transmisión baja (azul).
0-9 10-49 50-99 ≥100
Porcentaje de NAAT positivas durante los últimos 7 días*** <5 % 5 %-7,9 % 8 %-9,9 % ≥10 %

*Si los dos indicadores sugieren niveles diferentes, deben tomarse las medidas correspondientes al límite más alto. Los datos a nivel de condado sobre la cantidad total de casos nuevos en los últimos 7 días y el porcentaje de positividad en las pruebas están disponibles en la pestaña Vista por condado en la herramienta de seguimiento de datos del COVID-19 de los CDC.

**La cantidad total de casos nuevos cada 100 000 personas en los últimos 7 días se calcula al sumar la cantidad de casos nuevos en el condado (u otro tipo de comunidad) en los últimos 7 días y dividirla por la población del condado (u otro tipo de comunidad), para luego multiplicar el resultado por 100,000.

***El porcentaje de pruebas de diagnóstico y NAAT con resultados positivo durante los últimos 7 días se calcula dividiendo la cantidad de pruebas positivas en el condado (u otro nivel administrativo) durante los últimos 7 días por la cantidad total de pruebas resultantes durante los últimos 7 días. Obtenga más información en la página web Calcular la positividad porcentual de las pruebas de laboratorio para el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2 (SARS-CoV-2): métodos y consideraciones de los CDC sobre comparaciones e interpretación.  

 

Los nuevos límites para la transmisión del COVID-19 en la comunidad que figuran en la estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado a través de una estrategia de mitigación por etapas pueden utilizarse para evaluar el nivel actual de transmisión en la comunidad (bajo, moderado, sustancial o alto) y ver qué estrategias de mitigación, modalidades de aprendizaje y pruebas se recomiendan según el nivel de transmisión en la comunidad.

Indicadores secundarios

Los indicadores de ayuda dinámica para escuelas de los CDC incluyen indicadores secundarios que pueden utilizarse a la hora de tomar decisiones en las comunidades. Estos indicadores secundarios pueden seguir utilizándose. Los CDC siguen recomendando que no se utilicen los indicadores secundarios como criterio principal para determinar el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas. Deberían utilizarse para respaldar la toma de decisiones que surgen de los nuevos indicadores para la transmisión del COVID-19 en la comunidad (baja, moderada, sustancial o alta) de la estrategia operativa para escuelas de kínder a 12.º grado de los CDC a través de una estrategia de mitigación por etapas.

Es fundamental que las escuelas abran de la forma más segura y rápida posible para reanudar las clases presenciales. Para que las escuelas puedan abrir y permanecer abiertas, es importante adoptar e implementar de manera correcta y constante las medidas correspondientes para desacelerar la propagación del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, no solo dentro de la escuela sino también en la comunidad. Esto significa que los estudiantes, sus familias, maestros, personal de la escuela y todos los miembros de la comunidad en general deberían adoptar medidas para protegerse y proteger a otras personas en los lugares donde viven, trabajan, aprenden y juegan. En pocas palabras, el éxito a la hora de prevenir la introducción y posterior transmisión del SARS-CoV-2 en las escuelas está relacionado con evitar la transmisión en las comunidades, y de ello depende.

Indicadores y límites anteriores de los CDC respecto del riesgo de introducción y transmisión del COVID-19 en las escuelas

Indicadores y límites de los CDC con respecto al riesgo de introducción y transmisión del COVID-19 en las escuelas
Indicadores Riesgo más
bajo de
transmisión
en las escuelas
Menor riesgo
de transmisión
en las
escuelas
Riesgo moderado
de transmisión
en las escuelas
Mayor riesgo
de transmisión
en las
escuelas
Riesgo más
alto de transmisión
en las escuelas
Indicadores principales
Cantidad de casos nuevos cada 100 000 personas en los últimos 14 días* < de 5 5 a <20 20 a <50 50 a ≤200 >200
Porcentaje de pruebas RT-PCR positivas durante los últimos 14 días** <3 % 3 % a <5 % 5 % a <8 % 8 % a ≤10 % >10 %
Capacidad de la escuela de implementar 5 estrategias clave de mitigación:
  • Uso correcto y constante de mascarillas
  • Distanciamiento social en la máxima medida posible
  • Higiene respiratoria y de manos
  • Limpieza y desinfección
  • Rastreo de contactos en colaboración con los departamentos de salud locales

Las escuelas deberían adoptar las medidas de mitigación adicionales que se describen a continuación en la mayor medida posible, práctica y factible.

Se implementaron
las 5
estrategias de forma correcta y constante
Se implementaron
las 5
estrategias
de forma correcta
pero inconstante
Se implementaron 3-4 estrategias de forma correcta y constante Se implementaron 1-2 estrategias de forma correcta y constante No se implementaron las estrategias
Indicadores secundarios
Cambio de porcentaje de casos nuevos cada 100 000 habitantes durante los últimos 7 días en comparación con los 7 días previos (los valores negativos indican tendencias de mejora) <-10 % -10 % a <-5 % -5 % a <0 % 0 % a ≤10 % >10 %
Porcentaje de camas para pacientes hospitalizados en la comunidad que están ocupadas*** <80 % <80 % 80 al 90 % >90 % >90 %
Porcentaje de camas de unidades de cuidados intensivos en la comunidad que están ocupadas*** <80 % <80 % 80 al 90 % >90 % >90 %
Porcentaje de camas para pacientes hospitalizados en la comunidad que están ocupadas por pacientes con COVID-19*** <5 % 5 % a <10 % 10 % al 15 % >15 % >15 %
Existencia de brotes localizados de COVID-19 en la comunidad o entornos públicos**** No No

*La cantidad de casos nuevos cada 100 000 personas en los últimos 14 días se calcula al sumar la cantidad de casos nuevos en el condado (u otro tipo de comunidad) en los últimos 14 días y dividirla por la población del condado (u otro tipo de comunidad), para luego multiplicar el resultado por 100,000.

**El porcentaje de pruebas RT-PCR positivas en la comunidad (p. ej., condado) durante los últimos 14 días se calcula al dividir la cantidad de pruebas positivas durante los últimos 14 días por la cantidad total de pruebas resultantes durante los últimos 14 días. Las pruebas de diagnóstico son pruebas de laboratorio de diagnóstico y detección viral (RT-PCR) (no se incluyen las pruebas de anticuerpos y las pruebas RT-PCR para fines de vigilancia). Obtenga más información en la página web Calcular la positividad porcentual de las pruebas de laboratorio para el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2): métodos y consideraciones de los CDC sobre comparaciones e interpretación.

***Camas hospitalarias y camas de UCI ocupadas: estos indicadores son sustitutivos de la carga subyacente en la comunidad y la capacidad del sistema de atención médica local de atender a más personas con enfermedades graves, incluidas quienes tienen COVID-19. Una comunidad puede definirse a nivel de ciudad, condado o área metropolitana; los análisis federales de las tasas de utilización hospitalaria dentro de una comunidad suelen llevarse a cabo en el área estadística básica (p. ej., por estado metropolitano o micropolitano).

**** Incremento repentino de la cantidad de casos de COVID-19 en una comunidad o área geográfica localizadas según lo determinado por el departamento de salud local y estatal.