Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Guía para los programas de cuidados infantiles que permanecen abiertos

Guía para los programas de cuidados infantiles que permanecen abiertos

Guía complementaria

Advertencia: desinfectantes de manos envasados como alimentos o bebidas

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) está advirtiendo a los consumidores acerca de desinfectantes de manos a base de alcohol envasados como si fueran alimentos o bebidas; algunos incluso vienen saborizados. La ingesta de estos productos podría causar lesiones graves e incluso la muerte. Advertencia de la FDAícono de sitio externoícono de sitio externo

Resumen de los cambios recientes:
  • Incluye opciones adicionales para evaluar a los niños al llegar para garantizar que los niños que tengan fiebre u otros signos de enfermedad no sean admitidos en el establecimiento.
  • Las opciones adicionales pueden ser útiles cuando no haya suficientes equipos de protección personal (EPP).

El objetivo de estas consideraciones adicionales es ofrecer una guía para una gama de programas de cuidados infantiles, como:

  • Programas de cuidados infantiles familiares, también conocidos como cuidados infantiles en casa
  • Programas Pre-K (prekínder) en escuelas privadas y públicas
  • Programas Head Start y Early Head Start
  • Centros de cuidados infantiles privados
  • Centros de cuidados infantiles temporarios operados por municipios para los hijos de prestadores de servicios esenciales, como personal de respuesta a emergencias, trabajadores de la salud, trabajadores del tránsito y de otras industrias que impiden que los padres se queden en casa
  • Centros de cuidados infantiles asociados a establecimientos de atención médica para asistir a los trabajadores de la salud que necesitan cuidados para sus hijos

Esta información está dirigida a los programas de cuidados infantiles que permanecen abiertos, y se debe usar junto con la guía de los CDC para administradores de programas de cuidados infantiles y escuelas de kínder a 12.º grado. Esta guía no sustituye las leyes y políticas federales, estatales y locales que rigen los programas de cuidados infantiles.

Preparación y planificación general

Al pensar en la forma en la que su establecimiento enfrentará el impacto de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), es importante que coordine con sus funcionarios de salud locales, distritos escolares, juntas u organismos de certificación de programas de cuidados infantiles, organismos de acreditación de programas de cuidados infantiles, consultores de salud y otros socios comunitarios para determinar el plan y las medidas más adecuadas. El objetivo de este documento es ayudar a los administradores a crear planes de operaciones de emergencia y adaptarlos al nivel de transmisión en sus respectivas comunidades.

Más allá del nivel de transmisión en una comunidad, un programa de cuidados infantiles debe tener un plan implementado para proteger a su personal, niños y familias contra la propagación del COVID-19.

Consulte la guía de los CDC  para conocer más detalles.

Prevenga la propagación del COVID-19

Planifique con anticipación para garantizar un suministro adecuado de artículos que faciliten los hábitos de higiene de manos y la limpieza de objetos o superficies. Si tiene alguna dificultad para obtener estos suministros, comuníquese con su agencia local de recursos y remisiones de cuidados infantiles (CCR&R, en inglés) para obtener más información sobre las organizaciones de servicios en su comunidad que podrían tener recursos adicionales. Encontrará su agencia local de CCR&R en la sección "Recursosícono de sitio externo" en Child Care Aware of America.

Fomente que su personal adopte medidas preventivas cotidianas para evitar la transmisión de enfermedades respiratorias.

Solicite que los niños y personal enfermos se queden en sus casas.

  • Comunique a los padres la importancia de mantener a los niños en casa si están enfermos.
  • Comunique al personal la importancia de estar atento a los síntomas y mantenerse en contacto con la administración del establecimiento si los niños comienzan a sentirse enfermos.
  • Implemente procedimientos para garantizar que los niños y empleados que llegan enfermos al centro de cuidados infantiles, o que se enferman estando en el establecimiento, sean enviados a sus casas lo antes posible.
  • Mantenga a los niños y empleados enfermos alejados de los niños y empleados en buen estado de salud hasta que puedan ser enviados a sus casas.
  • Los miembros del personal que estén enfermos no deben volver a trabajar hasta que hayan cumplido los criterios para discontinuar el aislamiento en el hogar.

Tenga un plan si alguien está enfermo o comienza a estarlo.

  • Tenga previsto tener una sala o área de aislamiento (como un catre en la esquina de un salón de clase) que se pueda usar para aislar a un niño enfermo. Puede encontrar más información acerca del aislamiento en entornos relacionados aquí: aislamiento en casa y aislamiento en entornos de atención médica.
  • Prepárese para seguir la guía de los CDC sobre cómo desinfectar su edificio o establecimiento si hay una persona enferma.
  • Si un niño enfermo ha sido aislado en su establecimiento, limpie y desinfecte las superficies de la habitación o área de aislamiento luego de que el niño enfermo se haya ido a casa.
  • Si se confirma el COVID-19 en un niño o miembro del personal:
    • Cierre las áreas utilizadas por la persona enferma.
    • Abra las puertas y ventanas exteriores para aumentar la circulación de aire en el área.
    • Espere 24 horas o tanto como sea posible antes de limpiar o desinfectar para permitir que las gotitas respiratorias se depositen en las superficies.
    • Limpie y desinfecte todas las áreas utilizadas por la persona enferma, como oficinas, baños y áreas comunes.
    • Si pasaron más de 7 días desde que la persona enferma estuvo en el establecimiento o utilizó las instalaciones, no es necesario realizar tareas de limpieza y desinfección adicionales.
      • Continúe con la limpieza y desinfección de rutina.

Monitoree el ausentismo de su personal y tenga un plan en caso de que aumente

  • Elabore planes para cubrir las clases en caso de que se incrementen las ausencias entre sus empleados. Coordine con otros programas de cuidados infantiles locales para contactarse con suplentes y determinar con anticipación su disponibilidad si los empleados habituales deben quedarse en casa si ellos o algún familiar se enferman.
  • Recomiende a las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 (adultos mayores y personas de cualquier edad con afecciones subyacentes graves) que consulten con su proveedor de atención médica para evaluar su nivel de riesgo y determinar si deberían quedarse en casa si se produce un brote en la comunidad.

Revise los planes para implementar estrategias de distanciamiento social

  • El distanciamiento social consiste en permanecer alejado de entornos con grandes congregaciones, evitar los encuentros masivos y mantener la distancia con otras personas siempre que sea posible. Puede encontrar una guía detallada para adoptar estrategias de distanciamiento social en centros de cuidados infantiles y escuelas aquí: Estrategias de distanciamiento social

Evalúe la necesidad de encuentros y eventos grupales

  • Siga la guía actual sobre encuentros y eventos.
  • Planifique para limitar las visitas que no son estrictamente necesarias y posponer o cancelar la participación de voluntarios en las aulas.

Si su programa de cuidados infantiles permanece abierto

Los programas de cuidados infantiles que permanecen abiertos durante la pandemia de COVID-19 deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:

Algunas escuelas, programas de cuidados infantiles y organizaciones de servicios están brindando apoyo a sus comunidades a través de servicios de cuidados infantiles temporales o de emergencia para los hijos de prestadores de servicios esenciales como personal de respuesta a emergencias, trabajadores de atención médica, trabajadores de tránsito o de tiendas de alimentos, y personas que no tienen licencia paga, no pueden trabajar desde sus casas o no tienen una persona que pueda encargarse de cuidar a los niños en casa.

Estrategias de distanciamiento social

Coordine con sus funcionarios de salud pública locales para determinar una serie de estrategias en función de la situación de su comunidad. Siga implementando estrategias de preparación y considere las siguientes estrategias de distanciamiento social:

  • De ser posible, las clases de cuidados infantiles deben incluir al mismo grupo todos los días, a cargo de los mismos encargados de cuidados infantiles, todos los días. Si su programa de cuidados infantiles permanece abierto, evalúe designar un aula o grupo separado para los hijos de trabajadores de la salud y otro personal de respuesta a emergencias. Si su programa no puede tener un aula separada, evalúe prestar servicio exclusivamente a hijos de trabajadores de atención médica y personal de respuesta a emergencias.
  • Cancele o posponga eventos especiales como festivales, eventos festivos o actuaciones especiales.
  • Evalúe si es necesario modificar o suspender actividades grupales diarias que podrían propiciar la transmisión.
    • Mantenga a cada grupo de niños en un salón separado.
    • Limite la mezcla entre grupos de niños, por ejemplo, escalonando los horarios de juego en el patio y separando los grupos para actividades especiales como arte, música y educación física.
    • De ser posible, a la hora de la siesta garantice que las colchonetas (o cunas) para la siesta estén lo más separadas posible (idealmente a 6 pies una de otra) Evalúe ubicar a los niños de manera que la cabeza de uno apunte a los pies de otro para reducir aun más la posible propagación de virus.
  • Evalúe escalonar los tiempos de ingreso y salida y/o pida a los encargados de cuidados infantiles que salgan a recibir a los niños a medida que llegan. Su plan para la recepción y salida de los niños en la acera debe limitar el contacto directo entre los padres y el personal, siguiendo las recomendaciones de distanciamiento social.
  • De ser posible, coordine para que el personal administrativo trabaje en forma remota desde sus casas.

Llegada y salida del establecimiento

  • Se deben colocar estaciones de higiene de manos en la entrada del establecimiento, para que los niños puedan lavarse las manos antes de ingresar. Si no hay un lavabo con agua y jabón disponible, ponga a disposición un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol al lado de las hojas de firma de ingreso de los padres. Mantenga el desinfectante de manos fuera del alcance de los niños y supervise su uso. De ser posible, coloque las estaciones de firma de ingreso afuera y proporcione toallitas desinfectantes para limpiar los bolígrafos entre cada uso.
  • Evalúe escalonar los horarios de entrada y salida y tenga un plan para limitar el contacto directo con los padres tanto como sea posible.
    • Pida a los encargados de cuidados infantiles que reciban a los niños afuera a medida que llegan.
    • Designe a un padre como voluntario de entrada y salida que lleve a los niños a su aula y, al finalizar el día, acompañe a los niños a sus autos.
    • Los bebés se deben transportar en sus asientos para auto. Guarde el asiento para autos lejos del alcance de los niños.
  • Lo ideal es que el mismo padre o persona designada se ocupe de llevar a los niños al aula y acompañarlos al auto a a la salida todos los días. De ser posible, las personas mayores como abuelos o quienes tienen afecciones subyacentes graves no deben recoger a los niños dado que tienen un mayor riesgo de enfermedad grave a causa del COVID-19.

Evalúe a los niños cuando llegan (si es posible)

No se debe permitir el acceso al establecimiento de personas con fiebre de 100.40 (38 0C) o más u otro signo de enfermedad. Aliente a los padres a estar atentos a los signos de la enfermedad en sus hijos y que los hagan quedarse en casa si se enferman. De ser posible, evalúe a los niños cuando llegan.

Hay varios métodos que los establecimientos pueden usar para proteger a sus trabajadores mientras realizan evaluaciones de temperatura. Los métodos más seguros incorporan el distanciamiento social (mantener una distancia de 6 pies de las otras personas) o barreras físicas para eliminar o minimizar la exposición debido al contacto cercano con un niño que presenta síntomas durante la evaluación.

Ejemplos de métodos de evaluación

Confiar en el distanciamiento social (ejemplo 1)

  • Pídales a los padres/tutores que le tomen la temperatura al niño ya sea antes de dirigirse al establecimiento o al llegar al establecimiento. Al llegar, párese al menos a 6 pies de distancia del padre/tutor y el niño.
  • Pídale al padre/tutor que confirme que el niño no tiene fiebre, dificultad para respirar ni tos.
  • Evalúe visualmente al niño para detectar signos de enfermedad, que podrían incluir mejillas enrojecidas, respiración rápida o dificultad para respirar (sin actividad física reciente), fatiga o irritabilidad excesiva.

No necesita usar un equipo de protección personal (EPP) si puede mantener una distancia de 6 pies.

Confiar en los controles de barrera/mampara (ejemplo 2)

  • Párese detrás de una barrera física, como una ventanilla o mampara de vidrio o plástico, que sirva para proteger la cara y las membranas mucosas del miembro del personal de las gotitas respiratorias que podrían producirse si el niño que está evaluando estornuda, tose o habla.
  • Evalúe visualmente al niño para detectar signos de enfermedad, que podrían incluir mejillas enrojecidas, respiración rápida o dificultad para respirar (sin actividad física reciente), fatiga o irritabilidad excesiva.
  • Tome la temperatura (siga los pasos a continuación):
    • Lávese las manos
    • Lávese las manos con agua y jabón por 20 segundos. Si no dispone de agua y jabón, use algún desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Colóquese guantes desechables.
  • Verifique la temperatura del niño desde la mampara o a través de la ventanilla.
  • Asegúrese de que su cara permanezca detrás de la barrera en todo momento durante la evaluación.
  • Si debe tomar la temperatura de varias personas, debe usar un par de guantes nuevo por cada niño y limpiar el termómetro en profundidad después de cada medición.
  • Si usa termómetros desechables o sin contacto (para la zona temporal) y no tiene contacto físico con el niño, no necesita cambiarse los guantes antes del siguiente control de temperatura.
  • Si usa termómetros sin contacto, límpielos con un paño con alcohol (o alcohol isopropílico en un hisopo) entre un cliente y otro. Puede reutilizar el mismo paño, siempre y cuando se mantenga húmedo.

Confiar en el equipo de protección personal (ejemplo 3)

Si no es posible implementar el distanciamiento social o los controles de barrera/mampara durante la evaluación, se puede usar un equipo de protección personal (EPP) al estar a una distancia de hasta 6 pies del niño. No obstante, recurrir solo al EPP es un método de control menos efectivo y más difícil de implementar dada la escasez de EPP y los requisitos de capacitación.

  • Al llegar, lávese las manos y colóquese una mascarilla, protección para los ojos (gafas protectoras o una mascarilla facial que cubra completamente el frente y los costados de la cara) y un solo par de guantes desechables. Puede usar una bata si tendrá un contacto prolongado con el niño.
  • Evalúe visualmente al niño para detectar signos de enfermedad, que podrían incluir mejillas enrojecidas, respiración rápida o dificultad para respirar (sin actividad física reciente), fatiga o irritabilidad excesiva, y confirme que el niño no presenta tos ni dificultad para respirar.
  • Tome la temperatura al niño.
    • Si debe tomar la temperatura de varias personas, debe usar un par de guantes nuevo por cada niño y limpiar el termómetro en profundidad después de cada medición.
    • Si usa termómetros desechables o sin contacto (para la zona temporal) y no tuvo contacto físico con la persona, no necesita cambiarse los guantes antes del siguiente control de temperatura.
    • Si usa termómetros sin contacto, límpielos con un paño con alcohol (o alcohol isopropílico en un hisopo) entre un cliente y otro. Puede reutilizar el mismo paño, siempre y cuando se mantenga húmedo.
  • Luego de cada evaluación, quítese y descarte el EPP, y lávese las manos.
  • Use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60 % de alcohol o lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos.
  • Si las manos están visiblemente sucias, debe utilizar agua y jabón antes de usar un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Si su personal no tiene experiencia en el uso de EPP:

Limpieza y desinfección

Caring for Our Childrenícono de sitio externo (CFOC) ofrece estándares nacionales de limpieza y desinfección de establecimientos educativos para niños. Los juguetes que los niños pueden llevarse a la boca se deben limpiar y desinfectar (ver abajo). Se pueden desinfectar otras superficies duras, como estaciones de cambio de pañales, manijas de puertas y pisos.

Intensifique los esfuerzos de limpieza y desinfección:

  • Los establecimientos deben elaborar un cronograma de limpieza y desinfección. Puede encontrar un ejemplo aquíícono de pdfícono de sitio externo.
  • Limpie y desinfecte de manera rutinaria las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia, especialmente juguetes y juegos. Esto también puede incluir limpiar objetos/superficies que no suelen limpiarse a diario, como manijas de puertas, interruptores de luz, llaves de grifos en los lavabos de las aulas, mesones, almohadillas, orinales infantiles, escritorios, sillas, casilleros y estructuras en los patios de juego. Use los productos de limpieza que se usan habitualmente en su establecimiento. Hay una guía disponible para elegir los desinfectantesícono de pdfícono de sitio externo adecuados para entornos de cuidados infantiles
  • Use todos los productos de limpieza según las instrucciones de la etiqueta. Para las tareas de desinfección, los desinfectantes sin fragancia de uso doméstico registrados en la EPA deberían ser efectivos. Hay un listado de productos aprobados por la EPA para combatir el virus que causa el COVID-19 disponible aquíícono de sitio externo. Si las superficies están sucias, se deben limpiar con agua y jabón o detergente antes de su desinfección. Siga las instrucciones del fabricante con respecto a la concentración, el método de aplicación y el tiempo de contacto de todos los productos de limpieza y desinfección.
  • De ser posible, proporcione paños desechables registrados en la EPA a los encargados de cuidados infantiles y a otros empleados para que puedan limpiar superficies que se tocan con frecuencia como teclados, escritorios y controles remotos, antes de usarlos. Si no hay paños disponibles, consulte la guía de los CDC para la desinfección de entornos comunitarios.
  • Todos los materiales de limpieza se deben mantener en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños.
  • No se deben usar productos de limpieza cerca de los niños, y el personal debe garantizar que haya una ventilación adecuada al usar estos productos, para evitar que los niños inhalen vapores tóxicos.

Limpie y desinfecte los juguetes

  • No se deben usar juguetes que no se puedan limpiar y desinfectar.
  • Los juguetes que los niños se llevan a la boca o que se contaminan de otra forma con secreciones o excreciones corporales se deben apartar hasta que una persona con guantes pueda limpiarlos manualmente. Límpielos con agua y detergente, enjuáguelos, desinféctelos con un producto de desinfección registrado en la EPA, vuelva a enjuagarlos y séquelos al aire. También puede lavarlos en un lavavajillas mecánico. Ponga especial cuidado en los artículos que un niño podría llevarse a la boca, como comida, platos y utensilios de juego.
  • Los juguetes de paño que se pueden lavar en lavadora pueden ser utilizados por una persona a la vez o directamente no se pueden utilizar. Estos juguetes se deben lavar antes de que los use otro niño.
  • No comparta juguetes con otros grupos de bebés o niños pequeños, excepto que los lave y desinfecte antes de pasarlos de un grupo al otro.
  • Separe los juguetes que debe limpiar. Colóquelos en una fuente con agua jabonosa o en un recipiente separado con un rótulo que diga "juguetes sucios". Mantenga la fuente y el agua fuera del alcance de los niños para prevenir el riesgo de ahogamiento. El método ideal de limpieza es el lavado con agua jabonosa. Intente tener suficientes juguetes como para rotarlos entre limpiezas.
  • No se considera que los libros infantiles, al igual que otros materiales de papel como correspondencia y sobres, supongan un riesgo alto de transmisión y no es necesario someterlos a procedimientos adicionales de limpieza y desinfección.

Limpie y desinfecte la ropa de cama

  • Use ropa de cama (sábanas, almohadas, mantas, bolsas de dormir) que sean lavables. Mantenga la ropa de cama de cada niño separada, y evalúe guardarla de manera individual en recipientes, casilleros o bolsas con rótulo. Se deben rotular los catres y colchonetas de cada niño. La ropa de cama que entra en contacto con la piel de un niño se puede lavar una vez a la semana o antes que la use otro niño.

Cuidado de bebés y niños pequeños

Cambio de pañales

Al cambiar los pañalesícono de sitio externo de un niño, lávese las manos y lave las manos del niño antes de comenzar y, de ser posible, use guantes. Siga procedimientos seguros de cambio de pañales. Se deben colocar carteles con los procedimientos en todas las áreas de cambio de pañales. Los pasos incluyen:

  • Preparación (incluido ponerse guantes)
  • Limpiar al niño
  • Botar los desechos (pañal y toallitas sucias)
  • Colocar el pañal nuevo
  • Lavar las manos del niño
  • Limpiar la estación de cambio de pañales
  • Lavarse las manos

Después de cambiar pañales, lávese las manos (incuso si usó guantes) y desinfecte el área de cambio de pañales con blanqueador con cloro sin fragancia registrado en la EPA como una solución desinfectante. Si usa otros productos para desinfectar, también deben ser sin fragancia y estar registrados en la EPA. Si la superficie está sucia, se debe limpiar con agua y jabón o detergente antes de la desinfección.

Si se usan pañales de tela reutilizables, no se deben lavar ni enjuagar en el establecimiento. Se debe colocar el pañal de tela sucio y su contenido (sin vaciarlo ni enjuagarlo) en una bolsa de plástico o en una cubeta para pañales con tapa y bolsa de plástico para entregar a los padres/tutores o al servicio de lavandería.

Descargue afiches con los procedimientos para el cambio de pañales.

Lavar, alimentar o sostener en brazos a un niño

Es importante consolar a los bebés y niños pequeños que lloran, se sienten tristes y/o ansiosos, y es muy frecuente que necesiten estar en brazos. En la medida de lo posible, al lavar, alimentar o sostener en brazos a un niño, los encargados de cuidados infantiles se pueden proteger con una camisa abotonada extragrande de mangas largas y el cabello recogido en una cola de caballo o rodete alejado del cuello de la camisa.

  • Los encargados de cuidados infantiles deben lavarse las manos, el cuello y cualquier otra zona que haya entrado en contacto con las secreciones de un niño.
  • Los encargados de cuidados infantiles deben cambiar la ropa del niño si tiene restos de sus secreciones. Deben cambiarse la camisa abotonada si se manchó con secreciones, y volver a lavarse las manos.
  • La ropa contaminada se debe colocar en una bolsa de plástico o se debe lavar en lavadora.
  • Los bebés, niños pequeños y sus cuidadores deben tener varias mudas de ropa a mano en el centro de cuidados infantiles o en la casa del programa de cuidados infantiles a domicilio.
  • Los proveedores de cuidados infantiles deben lavarse las manos antes y después de tocar los biberones preparados en casa o preparados en el establecimiento. Los biberones, tapas de biberones, tetinas y otros equipos utilizados para la alimentación con biberón se deben limpiar a fondo después de cada uso al lavarlos en el lavaplatos o con un cepillo para biberones, agua y jabón.

El personal de enfermería escolar de las escuelas que fueron reorganizadas como centros de cuidados infantiles temporarios o de emergencia debe usar las Precauciones estándar y basadas en la transmisión al atender a pacientes con COVID-19 presunto o confirmado. Consulte Información importante para el personal de atención médica que atiende a pacientes con infección confirmada o presunta por COVID-19.

Comportamientos saludables de higiene de manos

  • Todos los niños, personal y voluntarios deben lavarse las manos en los siguientes momentos:
    • Al llegar al establecimiento y después de cada receso
    • Antes y después de preparar comidas o bebidas
    • Antes y después de comer o manipular comida, o de alimentar a los niños
    • Antes y después de administrar medicamentos o aplicar ungüentos medicinales
    • Antes y después de cambiar el pañal
    • Después de usar el baño o ayudar a un niño a usar el baño
    • Después de entrar en contacto con líquidos corporales
    • Después de manipular animales o limpiar sus residuos
    • Después de jugar al aire libre o en la arena
    • Después de manipular basura
  • Lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si las manos no están visiblemente sucias, se puede usar un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
  • Supervise a los niños cuando usan el desinfectante de manos para evitar su ingestión.
  • Ayude a los niños con el lavado de manos, incluidos los bebés que no pueden lavarse las manos solos.
    • Después de ayudar a los niños con el lavado de manos, el personal también debe lavarse las manos.
  • Coloque afiches que describan los pasos para lavarse las manos cerca de los lavabos. Los CDC ofrecen afiches acordes a cada etapa de desarrollo y en varios idiomas.

Preparación y servicios de comidas

  • Si suele usarse una cafetería o comedor grupal, opte por servir las comidas en el aula. Si por lo general se sirven comidas al estilo familiar, emplate la comida de cada niño para que no haya varios niños que usan los mismos utensilios de servicio.
  • La preparación de las comidas no debe estar a cargo del mismo personal que se encarga de cambiar los pañales de los niños.
  • Los fregaderos que se utilizan para la preparación de comidas no se deben usar con ningún otro fin.
  • Los cuidadores deben garantizar que los niños se laven las manos antes de e inmediatamente después de comer.
  • Los cuidadores deben lavarse las manos antes de preparar la comida y después de ayudar a los niños a comer.

Los establecimientos deben seguir todas las demás reglamentaciones y guíasícono de sitio externo federales, estatales y locales aplicables relacionadas a la preparación segura de las comidas.

Grupos vulnerables/de alto riesgo

Con base en la información disponible actualmente y la experiencia clínica, los adultos mayores y las personas de cualquier edad que tienen afecciones subyacentes graves podrían tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Para poder proteger a los grupos de mayor riesgo, es importante que todos adopten comportamientos de higiene saludables.

  • Si tiene miembros del personal o maestros de 65 años de edad en adelante, o con afecciones subyacentes graves, aliéntelos a hablar con su proveedor de atención médica para evaluar su nivel de riesgo y determinar si deberían quedarse en casa.
    La información acerca del COVID-19 en niños es algo limitada, pero la información que está disponible sugiere que muchos niños tienen síntomas leves. Sin embargo, existen informes de un pequeño porcentaje de niños que tuvieron un cuadro más grave. Si tiene niños con afecciones subyacentes, hable con sus padres acerca de su nivel de riesgo. Siga los planes de cuidados de los niños que tengan afecciones subyacentes, como un plan de acción para el asma.
  • Si tiene niños con discapacidad, hable con sus padres acerca de cómo pueden continuar recibiendo el apoyo que necesitan.

Otros recursos

El sitio web de los CDC contiene diversos recursos para programas de cuidados infantiles y escuelas de kínder a 12.º grado, incluidas guías detalladas, consideraciones en caso de cierre y preguntas frecuentes para administradores, maestros y padres. Juntos, estos recursos aportan más información sobre:

  • Qué hacer si se enferma un niño o empleado de su establecimiento.
  • Cierres de programas de cuidados infantiles.

Los recursos enfatizan que cualquier decisión de cierre temporal de programas de cuidados infantiles o cancelación de eventos relacionados se debe tomar en coordinación con sus funcionarios educativos federales, estatales y locales, además de sus funcionarios de salud estatales y locales. No se espera que los programas de cuidados infantiles tomen decisiones de cierre por sí mismos. Los recursos también abordan medidas para garantizar la continuidad de los programas de comidas y otros servicios esenciales si su establecimiento cierra; puede encontrar más recursos del gobierno relacionados con comidas y meriendas aquí: https://www.fns.usda.gov/cacfpícono de sitio externo

También hay guías disponibles sobre estos temas:

Última actualización: 23 de jul. del 2020