Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Herramienta de ayuda sobre el regreso a la escuela para padres, tutores y cuidadores

Herramienta de ayuda sobre el regreso a la escuela para padres, tutores y cuidadores
Actualizado el 23 de julio del 2020

Muchos padres, cuidadores y tutores deben tomar nuevas y difíciles decisiones sobre cómo su hijo volverá a la escuela en el otoño, por ejemplo, al decidir entre el aprendizaje presencial y el aprendizaje virtual.

Esta herramienta está diseñada para ayudar a padres, cuidadores y tutores a ponderar los riesgos y beneficios de las opciones educativas disponibles para ayudarlos a tomar decisiones a la hora de enviar a su hijo nuevamente a la escuela. Está organizada para brindarles a los padres y cuidadores:

  • Información acerca del COVID-19 y por qué es tan importante abrir las escuelas de manera segura.
  • Herramientas para:
    • Ayudarlos a evaluar el riesgo de su hijo y de su familia de contraer COVID-19;
    • Analizar factores que los ayudarán a tomar decisiones, si deben hacerlo, acerca del formato educativo de su preferencia (p. ej., opciones virtuales, presenciales o híbridas); y
    • Prepararse para el año escolar, independientemente del formato.
¿Está planificando el próximo año escolar?

Relacionado: Vea nuestras listas de verificación de vuelta a la escuela para prepararse para el próximo año escolar: listas de verificación para planificar la vuelta a la escuela

Introducción

Las escuelas cumplen una función importante en los logros educativos, la salud y el bienestar de los estudiantes. Al trabajar con los funcionarios de salud locales y con los padres y cuidadores, las escuelas también desempeñan un rol fundamental para desacelerar la propagación del SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19) mientras protegen a los estudiantes, maestros y miembros del personal, y ayudan a garantizar que los estudiantes puedan aprender en entornos seguros y saludables.

A medida que las escuelas comienzan a reabrir en todo el país, los padres, tutores y cuidadores deberán tomar decisiones con base en numerosos factores, como las preferencias individuales, las cuestiones de salud, las situaciones laborales y las consideraciones escolares. Al tomar decisiones relacionadas con la escuela y su familia, hay muchas cosas en las que debe pensar más allá del aspecto académico, como por ejemplo el acceso a los programas de comidas escolares, los servicios sociales, los programas diurnos ampliados de cuidado infantil, las actividades extracurriculares, el apoyo social y emocional de pares y educadores, y el transporte. Los padres, tutores y cuidadores deberán pensar en numerosos factores, como las preferencias individuales, las cuestiones de salud, las situaciones laborales y las consideraciones escolares.

Muchas escuelas están ofreciendo a padres y tutores la posibilidad de elegir entre el modo de enseñanza presencial o virtual. La Herramienta de ayuda para padres y tutores de los CDC está diseñada para ayudarle a analizar el reingreso a la escuela y las opciones que ofrece la escuela de su hijo.

Evalúe los riesgos y beneficios

Debido a la emergencia de salud pública del COVID-19 (PHE, por sus siglas en inglés), es probable que los formatos de enseñanza, como el tamaño de las clases, el entorno y los cronogramas diarios, sean diferentes de como solían ser en años anteriores. Considere los riesgos y beneficios de los diferentes formatos de enseñanza. Por ejemplo, la enseñanza presencial puede ofrecer un acceso más fácil a los servicios escolares, una mejor eficiencia educativa, más oportunidades de interacción social y la posibilidad de que algunos padres y cuidadores vuelvan a trabajar, pero también representa un mayor riesgo de exposición al COVID-19 para su hijo que la enseñanza virtual. Las familias optarán por diferentes formatos de enseñanza en función de si el estudiante o los miembros del hogar tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente, las necesidades académicas del estudiante, el nivel de propagación del COVID-19 en la comunidad, las opciones disponibles de transporte escolar, la capacidad de la escuela de ejecutar las directrices recomendadas, el bienestar social y emocional del estudiante, el nivel de satisfacción y familiaridad con los planes de reapertura de la escuela, y la situación y las necesidades de la familia.

A la hora de tomar decisiones sobre la vuelta a clases de sus hijos, es importante que considere el espectro completo de los riesgos involucrados tanto en la opción de aprendizaje presencial como virtual. Los padres, tutores y cuidadores deberían ponderar los riesgos relativos para la salud de la transmisión del COVID-19 que representa la enseñanza presencial y los riesgos educativos, socioconductuales y emocionales de no proporcionar enseñanza presencial al decidir entre estas dos opciones. Más allá de su hogar, no hay ningún otro espacio que influya más en la salud y el bienestar de un niño que la escuela. El entorno escolar presencial no solo brinda enseñanza educativa, sino que también fomenta el desarrollo de las habilidades sociales y emocionales de los niños, además de brindarles seguridad y permitirles desarrollar el habla, respaldar su salud mental, facilitarles una nutrición confiable y proporcionarles oportunidades de realizar actividad física. Esta herramienta está diseñada para permitirle ponderar los riesgos y beneficios de las opciones educativas disponibles para ayudarle a tomar decisiones a la hora de enviar a su hijo nuevamente a la escuela.

El COVID-19 y los niños: lo que sabemos

El COVID-19 es una enfermedad identificada recientemente causada por el virus SARS-CoV-2. Los científicos aún están descubriendo cómo se propaga, cómo afecta a los niños y qué rol podrían desempeñar los niños en su propagación. Los datos limitados acerca del COVID-19 en niños sugieren que los niños son menos propensos a contraer COVID-19 que los adultos y que, si efectivamente contraen COVID-19, por lo general tienen una enfermedad menos grave que los adultos [1]. Los síntomas comunes del COVID-19 en los niños incluyen fiebre, tos, moqueo, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor corporal y diarrea; muchos niños pueden tener síntomas leves o ningún síntoma en absoluto [1]. Al 21 de julio del 2020, el 6.6 % de los casos notificados de COVID-19 y el <0.1 % de las muertes relacionadas con el COVID-19 corresponden a niños y adolescentes de menos de 18 años de edad en los Estados Unidos [2]. Aunque es poco común, existe la posibilidad de que se produzcan muertes y enfermedades raras como el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) [3].

La evidencia e información disponibles acerca de la transmisión (la forma en que los gérmenes pasan de una persona a otra) del COVID-19 a los niños son relativamente limitadas. La evidencia de otros países sugiere que la mayoría de los casos pediátricos se debió a que los niños contrajeron la infección a través de un miembro de su familia [4]. Cuanto mayor sea la cantidad de personas con las que alguien interactúe, y cuanto más prolongada sea esa interacción, mayor será el riesgo de propagación del COVID-19. El riesgo de contraer COVID-19 también depende de la intensidad de la transmisión en su comunidad. El sitio web de su departamento de salud estatal, local, tribal o territorial debería proporcionar información acerca de la propagación del COVID-19 en su área.

Niños con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Algunos niños podrían tener un mayor riesgo de contraer COVID-19 o correr mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.  Es posible que los padres y cuidadores de este tipo de niños necesiten tomar precauciones adicionales con respecto al reingreso a la escuela. Hay más casos de COVID-19 notificados entre niños con discapacidades intelectuales y del desarrollo que entre niños que no las tienen [5]. Las personas de cualquier edad, incluidos los niños, con ciertas afecciones subyacentes tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Además, los niños con complejidades médicas, que tienen afecciones neurológicas, genéticas o metabólicas, o una enfermedad cardiaca congénita podrían tener mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 que otros niños. Enfermarse gravemente significa que podrían requerir hospitalización, cuidados intensivos o un respirador que los ayude a respirar, o incluso morir.

Miembros del hogar y cuidadores con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Aunque no existe un modo de eliminar por completo el riesgo de infección, es importante entender los riesgos potenciales y cómo adoptar diferentes tipos de medidas de prevención al reanudar las actividades, incluido el regreso a clases. Los padres y tutores deberían considerar si otros integrantes del hogar tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 al decidir qué actividades retomar.

Además, las inequidades sociales y de acceso a la salud sistémicas y de larga data han puesto a algunos grupos en mayor riesgo de contraer COVID-19 o enfermarse gravemente, incluidos ciertos miembros de grupos de minorías raciales y étnicas, y personas sin hogar.

Si usted, su hijo o un integrante de su hogar tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, necesitará ponderar los beneficios, riesgos y viabilidad de las opciones educativas disponibles. La siguiente tabla le ayudará a evaluar su riesgo de contraer COVID-19.

Riesgos de contraer COVID-19 para los miembros del hogar y la comunidad

En esta sección, una respuesta "Verdadera" indica un mayor riesgo de contraer COVID-19.

 

Riesgos de contraer COVID-19 para los miembros del hogar y la comunidad. En esta sección, responder "Verdadero" en alguno de los puntos indica mayor riesgo de contraer COVID-19
No se aplica Falso No estoy seguro Verdadero (riesgo alto)
Mi hijo tiene una afección subyacente que aumenta su riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
La persona con la que vivo, o el cuidador de mi hijo, tiene mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 debido a la edad o a afecciones subyacentes.
El nivel de propagación en la comunidad en mi área es alto.

El rol decisivo de las escuelas

La transmisión del COVID-19 y la enfermedad en sí no son los únicos riesgos que se deben considerar al decidir enviar a los niños nuevamente a la escuela. Las escuelas brindan apoyo y servicios importantes para el desarrollo académico, el bienestar social y emocional, y la salud física de los niños. Por ejemplo, la interacción social entre los niños de kínder a 12.º grado es importante no solo para su bienestar emocional, sino también para el desarrollo de sus habilidades lingüísticas, comunicativas, sociales e interpersonales [6]. Algunos estudiantes pueden haber experimentado el aislamiento social y un mayor nivel de ansiedad al no poder asistir de manera presencial a la escuela por el COVID-19.

Las escuelas también proporcionan servicios críticos, como programas de comidas escolares, y servicios conductuales y de salud mental. Continuar prestando otros servicios especiales es importante para el éxito de los estudiantes, y la falta de acceso a estos servicios y asistencia puede ampliar las disparidades actuales y provocar efectos a largo plazo en los resultados educativos de los niños, la salud y el bienestar económico de las familias y comunidades.

Revise los planes de su escuela para reducir el riesgo

Revise los planes de reapertura de las escuelas locales o el distrito escolar para conocer las medidas que están tomando para reducir la propagación del COVID-19 y cumplir con las metas educativas.

Las escuelas pueden implementar estrategias en 4 áreas clave para reducir la propagación del COVID-19:

  1. Promoting behaviors that reduce spread (e.g., social distancing, washing hands and wearing cloth face coverings)
  2. Maintaining healthy environments (e.g., ensuring proper ventilation, cleaning and disinfecting frequently touched surfaces)
  3. Maintaining healthy operations (e.g., staggering schedules, keeping students in small groups)
  4. Preparing for when someone gets sick

Es probable que las escuelas de comunidades con niveles más altos de SARS-CoV-2 tomen más medidas para prevenir la propagación de la enfermedad. Consulte las Consideraciones para escuelas de los CDC si desea ver ejemplos de algunas de las medidas que pueden tomar las escuelas como parte de su estrategia de reapertura. A los padres y cuidadores también podría interesarles saber cómo la escuela planea apoyar el bienestar emocional de los estudiantes, tanto de manera presencial como virtual.

Las escuelas pueden trabajar junto con los funcionarios de salud estatales, locales, territoriales y tribales para determinar si es necesario implementar estas consideraciones para satisfacer las necesidades y circunstancias particulares de la comunidad local, y cómo hacerlo. La implementación debe estar guiada por lo que es posible, práctico, aceptable y necesario en cada comunidad.

Herramienta de ayuda para padres y tutores

Decidir enviar a su hijo a la escuela nuevamente o no puede ser difícil. Al sopesar las decisiones sobre la vuelta a la escuela de su hijo, es importante considerar las necesidades y la situación específicas de su familia, y su nivel de satisfacción con las medidas que su escuela está tomando para reducir la propagación del COVID-19. Algunas consideraciones podrían incluir los riesgos específicos para los miembros de su hogar si su hijo contrae la infección en la escuela, además del acceso a los programas de comidas escolares, servicios sociales, servicios diurnos ampliados de cuidados infantiles y actividades extracurriculares, apoyo social y emocional de los pares y educadores, y transporte escolar.

Las preguntas de estas herramientas están diseñadas para ayudarle a ponderar los riesgos y beneficios de las opciones educativas disponibles antes de tomar decisiones. Reconociendo que podría haber muchas respuestas desconocidas, responda cada pregunta con una marca de verificación en la columna que mejor lo refleje a usted y a su familia actualmente. Cuando termine, revise sus respuestas. Recuerde que cada familia es diferente por lo que ciertas preguntas podrían ser particularmente importantes para usted. Si coloca varias marcas de verificación en las columnas "No estoy seguro" o "No estoy de acuerdo", es posible que deba hablar con las autoridades de la escuela, su proveedor de atención médica o su empleador. Es posible que los padres también deseen usar la herramienta para comunicarles sus opiniones, preocupaciones y sugerencias a las autoridades de la escuela.

Si a su hijo o a un miembro de su familia le han diagnosticado COVID-19, sigan las directrices de los CDC y quédense en casa hasta que hayan cumplido los criterios para interrumpir el aislamiento en el hogar.

Herramienta de ayuda interactiva (PDF)
captura de pantalla de una lista de verificación de ayuda para la vuelta a la escuela

Herramienta interactiva para ayudarle a ponderar los riesgos y beneficios

  • Descargar
  • Editar y guardar
  • Imprimir

También puede ver una versión no interactiva de la lista de verificación más abajo en esta página.

ícono de pdfHerramienta de ayuda personal

Vuelta a la escuela

Estas preguntas abordan sus puntos de vista sobre cómo se está preparando su escuela para el año escolar 2020-2021. Si respondió "No estoy seguro" en alguno de los puntos relacionados al plan de su escuela, considere hablar con las autoridades de su escuela para obtener más información.

Vuelta a la escuela
No se aplica No estoy de acuerdo No estoy seguro Estoy de acuerdo
Estoy conforme con los planes de reapertura de mi escuela para reducir el riesgo de propagación del COVID-19.
Creo que mi escuela tiene los recursos necesarios para implementar eficazmente su plan de reapertura (p. ej., personal, suministros, capacitación).
Estoy conforme con el plan de mi escuela si un estudiante o miembro del personal da positivo para el COVID-19.
Creo que mi escuela tiene un plan para brindar un programa de enseñanza eficaz cada día de la semana escolar regular (por lo general, de cinco días).
Estoy satisfecho con la forma en que mi escuela se comunica con las familias acerca de los cambios que está analizando implementar.
Estoy satisfecho con la forma en que mi escuela está abordando las preocupaciones y preguntas de los padres y cuidadores.
Mi hijo sabe cómo usar correctamente una cubierta de tela para la cara y comprende la importancia de hacerlo.
Mi hijo puede usar una cubierta de tela para la cara durante períodos prolongados si la escuela así lo requiere.
Mi hijo cuenta con un modo confiable de transporte para ir y volver de la escuela (p. ej., autobús escolar, transporte compartido, caminata/bicicleta, transporte público).
Estoy conforme con la forma en que el tipo de transporte que mi hijo utiliza para ir y volver de la escuela está reduciendo el riesgo de propagación del COVID-19 (p. ej., menor capacidad del autobús/vehículo, uso de mascarillas, incremento en las prácticas de limpieza y desinfección).

Viabilidad del aprendizaje virtual/en casa

Las preguntas de esta sección evalúan si este tipo de aprendizaje sería factible para usted y su hijo.

Viabilidad del aprendizaje virtual/en casa
No se aplica No estoy de acuerdo No estoy seguro Estoy de acuerdo
Puedo trabajar mientras mi hijo no está en la escuela (es decir, puedo seguir haciendo mi trabajo sin problemas o puedo teletrabajar).
Tengo acceso a una conexión de Internet confiable y un dispositivo, como una computadora o tableta, que mi hijo puede usar para aprender de manera virtual.
Puede supervisar o designar a alguien que supervise a mi hijo durante los periodos de aprendizaje virtual/en casa.
Mi hijo tiene un espacio donde vivo donde puede estar sin sufrir distracciones durante el horario escolar.
Mi escuela ofrece una opción de aprendizaje virtual que permite que los estudiantes interactúen en tiempo real con sus maestros (p. ej., clases en vivo).
Las necesidades y el estilo de aprendizaje de mi hijo son compatibles con los modos digitales de aprendizaje.

Bienestar académico, social y emocional

Bienestar académico, social y emocional
No se aplica No estoy de acuerdo No estoy seguro Estoy de acuerdo
Mi hijo podrá mantenerse al día con las actividades académicas a través del aprendizaje virtual/en casa.
Mi hijo recibirá educación de calidad a través del aprendizaje virtual/en casa.
Mi hijo se mantendrá lo suficientemente interesado durante periodos prolongados de aprendizaje virtual/en casa.
Mi hijo podrá mantenerse conectado socialmente durante periodos prolongados de aprendizaje virtual/en casa.
Si mi hijo necesita dispositivos de comunicación, equipos o materiales de ayuda adaptados especializados, puedo contar con ellos donde vivo.

Servicios escolares

Las preguntas a continuación repasan algunos de los servicios escolares que su familia podría estar utilizando. Tal vez quiera analizar si ha podido acceder a estos servicios a través de la opción de aprendizaje virtual/en casa, su satisfacción con los servicios hasta la fecha y si preferiría recibir estos servicios en la escuela. Si su hijo tiene un mayor riesgo de enfermarse gravemente y depende de los servicios escolares que están disponibles únicamente in situ, le sugerimos hablar con su escuela acerca de sus inquietudes.

Vuelta a la escuela
No se aplica No estoy de acuerdo No estoy seguro Estoy de acuerdo
Si su hijo tiene un Programa de Educación Individualizada (IEP) u otro plan conductual o de aprendizaje especializado:
Mi hijo puede recibir las adaptaciones requeridas de aprendizaje del EIP a través de una opción de aprendizaje virtual/en casa que satisface las necesidades de mi familia.
Si su hijo recibe servicios escolares de aprendizaje (p. ej., tutorías antes o después de clases):
Mi hijo puede recibir los servicios escolares de aprendizaje necesarios a través de una opción de aprendizaje virtual/en casa que satisface las necesidades de mi familia.
Si su hijo recibe servicios escolares de nutrición (p. ej., desayuno o almuerzo escolar):
Mi hijo puede acceder a opciones alternativas a los servicios de nutrición provistos en las escuelas que satisfacen adecuadamente las necesidades de nuestra familia [Es posible que el sitio web sobre nutrición infantil de su distrito escolar proporcione esta información].1
Si su hijo recibe servicios escolares conductuales (p. ej., capacitación en habilidades sociales, terapia ocupacional, terapia del habla/lenguaje): 
Mi hijo puede recibir los servicios conductuales necesarios a través de una opción virtual/en casa que satisface las necesidades de mi familia.
Si su hijo recibe servicios escolares de salud emocional o mental:
Mi hijo puede recibir los servicios de salud emocional o mental necesarios a través de una opción virtual/en casa que satisface las necesidades de mi familia.
Si su hijo recibe servicios de cuidado extraescolar (p. ej., clubes y actividades después de la escuela) proporcionados por la escuela:
Mi hijo cuenta con una alternativa a los servicios de cuidado extraescolar proporcionados por las escuelas que satisface adecuadamente las necesidades de mi familia.

1 Es posible que las comidas escolares sigan estando disponibles en ciertos estados para los padres con hijos que asisten a clase desde su casa, aunque podrían producirse cambios al respecto. Obtenga más información acerca de las opciones de retiro de comidas para padres aquí: https://www.fns.usda.gov/meals4kidsícono de sitio externo

Herramienta de ayuda personal

Descargue todas las listas de verificación: Herramienta de ayuda para padres y tutores ícono de pdf[3 páginas]

Referencias

  1. Coronavirus Disease 2019 in Children — United States, February 12–April 2, 2020. Morb Mortal Wkly Rep. 2020;69:422–426.
  2. CDC COVID Data Tracker. Available at https://www.cdc.gov/covid-data-tracker/. Accessed on July 21, 2020.
  3. Feldstein LR, Rose EB, Horwitz SM, Collins JP, Newhams MM, Son MB, Newburger JW, Kleinman LC, Heidemann SM, Martin AA, Singh AR. Multisystem Inflammatory Syndrome in US Children and Adolescents [published online ahead of print June 29, 2020]. New Eng J Med. DOI: 10.1056/NEJMoa2021680
  4. Rajmil L. Role of children in the transmission of the COVID-19 pandemic: a rapid scoping review. BMJ Paediatr Open. 2020;4:e000722.
  5. Turk, M.A., et al. (2020). Intellectual and developmental disability and COVID-19 case-fatality trends: TriNetX analysis. Disability and Health Journal, online ahead of print: https://doi.org/10.1016/j.dhjo.2020.100942external icon
  6. Fitzpatrick, B. R., Berends, M., Ferrare, J. J., & Waddington, R. J. (2020). Virtual Illusion: Comparing Student Achievement and Teacher and Classroom Characteristics in Online and Brick-and-Mortar Charter Schools. Educational Researcher, 49(3), 161–175. https://doi.org/10.3102/0013189X20909814.
Última actualización: 23 de jul. del 2020