Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Cómo prevenir la propagación del COVID-19 en comunidades de jubilados y establecimientos de vivienda independiente (guía interina)

Muchas personas que viven en comunidades para jubilados y establecimientos de vivienda independiente (ILF, por sus siglas en inglés) tienen un mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19 porque:

  • Son adultos mayores y/o
  • Tienen afecciones crónicas graves como enfermedades cardíacas, diabetes o enfermedades pulmonares.

Las comunidades para jubilados o los establecimientos de vivienda independiente son comunidades residenciales o de vivienda que, por lo general, tienen restricciones de edad (p. ej., son para personas de 55 años o más). Sus residentes están parcial o totalmente jubilados y, en la mayoría de los casos, pueden cuidarse solos sin la ayuda regular de personal de enfermería ni asistencia médica de rutina.   Pueden contar con instalaciones comunales, actividades comunitarias, comidas, transporte y opciones de socialización.  Los diferentes tipos de vivienda independiente con servicios de asistencia para adultos mayores incluyen:

  • Vivienda pública para personas mayores con ingresos bajos a moderados
  • Hogares de vida asistida que no brindan servicios médicos
  • Comunidades de jubilados de atención continua, que incluyen una variedad de opciones de alojamiento, entre ellas las viviendas independientes.

¿A quiénes está dirigida esta guía?

Esta guía es para propietarios, administradores, operadores, trabajadores, voluntarios, visitantes y residentes de comunidades de jubilados e ILF que no son establecimientos de atención médica. La guía para establecimientos de cuidado a largo plazo (LTCF, por sus siglas en inglés) que ofrecen servicios médicos —como hogares de ancianos, centros de enfermería especializada, establecimientos de vida asistida y programas de atención para adultos durante el día— está disponible aquí.

Además, se ofrece una lista de verificaciónícono de pdf para que los establecimientos de atención a largo plazo y centros de vida asistida evalúen y mejoren su preparación para responder ante el COVID-19. Las comunidades de jubilados y los ILF pueden adaptar esta lista de verificación según sus necesidades y circunstancias particulares.

También puede encontrar información relevante para las comunidades de jubilados e ILF en las guías  para adultos mayores y personas con afecciones crónicas graves y para comunidades de fe.

¿Por qué se publica esta guía?

Se están notificando cada vez más casos de COVID-19​​​​​​​ en comunidades de todos los Estados Unidos. Es probable que el nuevo coronavirus esté circulando en la mayoría de las comunidades incluso si aún no se han notificado casos. Se considera que los residentes de comunidades de jubilados e ILF tienen un mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19 debido a su edad avanzada y porque podrían tener afecciones subyacentes, como enfermedades cardíacas crónicas, diabetes o enfermedades pulmonares. También podrían tener un mayor riesgo de contraer y propagar el virus debido a las características de las comunidades, como actividades sociales frecuentes, y comedores y espacios comunales de uso compartido. La guía específica para comunidades de jubilados y vivienda independiente pueden ayudar a los residentes, y a quienes los asisten, a desacelerar la propagación del virus y evitar enfermedades graves.

Esta guía toma en consideración que los residentes de las comunidades de jubilados por lo general pueden cuidarse solos. Las comunidades de jubilados y los ILF también pueden evaluar adoptar las recomendaciones más rigurosas para establecimientos de cuidados a largo plazo u hogares de ancianos, en especial si se trata de comunidades de jubilados de atención continua que incluyen un establecimiento de cuidados a largo plazo.  De cualquier manera, los propietarios, administradores u operadores de comunidades de jubilados e ILF desempeñan un rol importante y deben trabajar junto a los residentes, trabajadores, voluntarios y departamentos de salud locales para desacelerar la propagación de enfermedades y ayudar a garantizar la seguridad de los residentes.

Lo que los propietarios, operadores o administradores pueden hacer:

Los propietarios, administradores y operadores pueden ayudar a desacelerar la propagación del virus y evitar las enfermedades graves dentro de las comunidades si siguen la guía que se encuentra a continuación.

ícono de signo de verificación

Cancele todas las actividades y eventos grupales públicos o no esenciales.

En el caso de actividades grupales esenciales que no puedan cancelarse, implementar las siguientes medidas de distanciamiento social puede resultar útil:

  • Modificar los horarios para reducir los encuentros grupales (p. ej., escalone las comidas, las actividades y los horarios de llegada y salida)
  • Limitar los programas con personal externo
  • Limitar la cantidad de asistentes en un momento dado a menos de diez personas y pedirles a los participantes que mantengan una distancia de al menos seis pies con las demás personas.
  • Colocar las sillas y mesas con una separación de al menos 6 pies durante las comidas comunales o eventos similares.

Dado que cancelar la interacción social puede aumentar el riesgo de resultados adversos para la salud mental, en especial durante un evento estresante como lo es el brote de una enfermedad, los administradores pueden brindar información para ayudar a los residentes a manejar el estrés y la ansiedad durante este brote de COVID-19.

ícono de signo de verificación

Limpie y desinfecte las áreas comunes e instalaciones compartidas.

  • Limpie y desinfecte los espacios comunes a diario
  • Dedique especial atención a las superficies de contacto frecuente que incluyen, entre otras, manijas de puerta, grifos, manijas de inodoro, interruptores de luz, botones de ascensor, pasamanos, mesones, sillas, mesas, controles remotos, equipos electrónicos de uso compartido y equipos de ejercicio de uso compartido.
  • Asegúrese de que el personal siga las indicaciones del fabricante de todos los productos de limpieza y desinfección (p. ej., concentración, método de aplicación y tiempo de contacto, necesidad de usar equipo de protección personal, etc.). Podrá encontrar un listado de productos aprobados por la EPA para combatir el virus que causa el COVID-19 aquíícono de sitio externoícono de sitio externo.
ícono de signo de verificación

Informe a los residentes, trabajadores, voluntarios y visitantes acerca del COVID-19.

Compartir los datos disponibles acerca del COVID-19 y garantizar que todos los residentes, trabajadores, voluntarios y visitantes conozcan los síntomas del COVID-19, las afecciones que podrían ponerlos en mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19, sus riesgos para la salud y qué hacer si se enferman puede hacer que el brote sea menos estresante, además de ayudar a prevenir o desacelerar la propagación de la enfermedad.

Los administradores pueden ayudar a los residentes sin acceso o con acceso limitado a Internet al:

ícono de signo de verificación

Aliente la implementación de medidas de protección personal

Los trabajadores, contratistas (como barberos, peluqueros, cuidadores y personal de limpieza), y voluntarios que ofrecen cuidados en múltiples hogares o establecimientos pueden ser una fuente de transmisión del coronavirus entre las residencias de estos establecimientos. Se debe indicar a estas personas que limiten la cantidad de personas con las que interactúan que tengan un mayor riesgo de presentar complicaciones graves a causa del COVID-19, y que mantengan una distancia de >6 pies al interactuar con ellas.

ícono de signo de verificación

Ayude a los residentes a establecer un sistema de "amigos" para asegurarse de que se mantengan conectados.

Los propietarios, administradores y operadores de comunidades de jubilados y ILF deberían identificar a los residentes con necesidades médicas particulares (incluidas sus necesidades de salud conductual), además de sus necesidades funcionales y de acceso, para alentarlos a crear un plan por si ellos o alguno de sus cuidadores principales se enferman.

Pueden ayudar a encontrar voluntarios que asistan a los residentes que podrían necesitar asistencia adicional para que reciban la ayuda médica requerida, y capacitar a estos voluntarios para que respeten las medidas de protección personal. Estos voluntarios no deben ser personas que tengan un mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19. Los voluntarios también pueden evaluar mantenerse en contacto con los residentes a través de medios electrónicos, si correspondiera.

ícono de signo de verificación

Evalúe limitar la cantidad de visitantes no esenciales.

Las comunidades de jubilados y los ILF deberían evaluar limitar las visitas (p. ej., máximo de un visitante por residente por día, restringir la visita de personas que hayan viajado recientemente y de quienes tengan síntomas del COVID-19), especialmente en las áreas comunes, a los trabajadores, voluntarios y visitantes que sean esenciales para preservar la salud, incluida la salud mental, el bienestar y la seguridad de los residentes. Indique a las personas que mantener el distanciamiento social (al menos 6 pies) puede ayudar a reducir la transmisión del coronavirus.

ícono de signo de verificación

Cuando sea posible, realice chequeos y aconseje a trabajadores y voluntarios esenciales.

Cuando sea posible, los administradores también pueden considerar evaluar a los trabajadores y voluntarios esenciales que interactuarán con los residentes para detectar signos y síntomas del COVID-19. Esto incluye tomar activamente la temperatura de cada persona con un termómetro sin contacto, y preguntarle si experimenta dificultad para respirar o tiene tos. Se les debe indicar que si tienen fiebre o síntomas de infección respiratoria mientras están en su puesto laboral, deben colocarse una mascarilla de inmediato, informar a su supervisor y abandonar el lugar de trabajo.

ícono de signo de verificación

Siga la guía para empresas y empleadores

Esta guía también puede ser útil para propietarios, administradores y operadores de comunidades de jubilados y ILF, y puede encontrarla aquí​​​​​​​. Las recomendaciones incluyen:

  • Alentar de forma activa a los empleados enfermos a que permanezcan en su hogar
  • Implementar políticas flexibles de licencias por enfermedad y, en la medida de lo posible, políticas flexibles de asistencia (p. ej., teletrabajo, turnos alternados, etc.)
  • Hacer énfasis en el cumplimiento del protocolo para la higiene respiratoria y de manos
  • Asegurarse de que en todos los edificios haya suministros de productos para la higiene de manos disponibles.

Lo que los residentes pueden hacer:

Los residentes pueden seguir las recomendaciones para personas con mayor riesgo de COVID-19 para protegerse y proteger a otros:

ícono de signo de verificación

Los residentes pueden seguir las recomendaciones para personas con mayor riesgo de COVID-19 para protegerse y proteger a otros:

  • Límpiese las manos con frecuencia 
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de sonarse la nariz, toser o estornudar, o luego de haber estado en un lugar público/área de uso común.
  • Si no dispone de agua y jabón, use algún desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • En la medida de lo posible, evite intercambiar apretones de mano y tocar superficies de contacto frecuente en lugares públicos, como botones de ascensor, manijas de puerta y barandillas, entre otras. Use un pañuelo desechable o su manga para cubrir su mano o dedo si necesita tocar algo.
  • Lávese las manos luego de tocar superficies en lugares públicos.
  • Evite tocarse la cara, la nariz y los ojos.

Además, pueden evitar el contacto cercano:

  • Permanezca en su casa o en exteriores lejos de grupos de personas tanto como sea posible.
  • Permita la visita solo de personas esenciales para preservar su salud, bienestar y seguridad. La interacción social es importante; no obstante, las interacciones sociales en persona están asociadas a un mayor riesgo de infección.
  • Aprenda y practique formas alternativas de interactuar, lo que incluye reemplazar las interacciones grupales en persona por llamadas telefónicas o por video.
  • Obtenga más información sobre cómo manejar el estrés y la ansiedad durante el brote de COVID-19.
ícono de signo de verificación

Establezca un sistema de "amigos" para asegurarse de que permanezcan conectados.

Los residentes pueden buscar un "amigo" para que se contacte con ellos de forma regular (preferentemente, de manera no presencial) y los asista si se enferman. Esta persona no puede ser alguien que tenga un mayor riesgo de presentar complicaciones si contrae COVID-19.

ícono de signo de verificación

Garantice la continuidad de los cuidados y servicios médicos regulares que reciben.

Los residentes pueden trabajar con sus cuidadores principales para identificar cuidadores alternativos que permitan garantizar la continuidad de la atención si se produce alguna interrupción en los servicios regulares que reciben. Los servicios de telemedicina podrían estar disponibles para ellos. Pueden trabajar con sus proveedores de servicios médicos para determinar si es posible retrasar procedimientos electivos o servicios no urgentes sin afectar negativamente su salud. Pueden preguntarles a sus proveedores de servicios médicos si tienen algún sistema formal de "telesalud" para sus citas regulares y, de lo contrario, consultarles si pueden seguir comunicándose por teléfono (en lugar de acudir en persona) para reducir la cantidad de interacciones presenciales.

ícono de signo de verificación

Tenga a mano suficientes medicamentos y suministros.

Se recomienda a los residentes que consulten a sus proveedores de atención médica y, de ser posible, planeen tener un suministro adicional de sus recetas regulares. Quienes no puedan obtener suministros adicionales de medicamentos pueden considerar la alternativa de solicitarlos por correo. Pueden asegurarse de contar con un suministro adecuado de alimentos y productos esenciales de uso cotidiano en sus hogares en caso de que se produzcan interrupciones durante un período prolongado.

ícono de signo de verificación

Mantenga su hogar limpio y desinfectado.

Es importante que los residentes mantengan sus hogares limpios y desinfectados al seguir estas indicaciones. Si se enferman o deben cuidar de alguien enfermo, pueden seguir la guía que se encuentra aquí.

Lo que los voluntarios y visitantes pueden hacer:

Hay muchas maneras en que los voluntarios y visitantes pueden reducir la propagación de la enfermedad:

ícono de signo de verificación

Evite ingresar al establecimiento, las instalaciones o las residencias privadas a menos que su presencia sea esencial para preservar la salud, incluida la salud mental, el bienestar y la seguridad de los residentes.

ícono de signo de verificación

Siga las medidas de protección personal que se encuentran aquí y las recomendaciones establecidas por el establecimiento que debe visitar.

ícono de signo de verificación

Mantener la distancia social de al menos seis pies con respecto a otros residentes puede reducir la transmisión. No realice visitas si recientemente ha estado en contacto con personas que tienen síntomas de COVID-19 o si acaba de volver de viaje. Fundamentalmente, no ingrese a la comunidad de jubilados o al ILF si está enfermo.

ícono de signo de verificación

Evite los viajes y grupos numerosos, especialmente en aviones y cruceros.

Si usted, como voluntario, visita la comunidad de jubilados y el ILF de forma regular, considere tomar precauciones adicionales para proteger a los residentes dado que se trata de personas de alto riesgo. Estas precauciones incluyen evitar multitudes y reuniones numerosas, retrasar todo viaje que no sea estrictamente necesario, incluidos los viajes en avión, y evitar embarcarse en cruceros. Los voluntarios y visitantes que hayan viajado recientemente deben evitar visitar la comunidad de jubilados e ILF.

ícono de signo de verificación

Esté atento a los síntomas de la enfermedad y siga los pasos recomendados si se enferma.

Si desarrolla síntomas de enfermedad respiratoria mientras se encuentra en la comunidad de jubilados o ILF, colóquese una mascarilla de inmediato siempre que sea posible, abandone el lugar si es posible, autoaíslese, e informe al respecto a los residentes que visitó y a los administradores. Si estuvo allí con una organización de voluntarios, informe a la organización. Podrá encontrar una guía adicional sobre qué hacer si se enferma aquí.

Lo que los trabajadores pueden hacer:

Como trabajador, puede seguir las mismas recomendaciones destinadas a voluntarios y visitantes, además de las detalladas a continuación:

ícono de signo de verificación

Siga las prácticas estándar para la prevención y el control de infecciones, las recomendaciones básicas de protección personal y cualquier otra medida para la prevención y el control de infecciones específica de cada lugar y tarea que haya implementado su empleador.

ícono de signo de verificación

Mantenga una distancia social de al menos seis pies con respecto a otros residentes siempre que sea posible. Fuera del trabajo, evite el contacto con personas que tengan síntomas del COVID-19.

ícono de signo de verificación

Esté atento a los síntomas de la enfermedad y siga los pasos recomendados si se enferma.

Permanezca en su hogar si está enfermo y notifique a sus supervisores si se enferma fuera del horario laboral. Si se enferma mientras está en el establecimiento o en las instalaciones, colóquese una mascarilla, abandone el lugar de inmediato e informe a su supervisor. Podrá encontrar una guía adicional sobre qué hacer si se enferma aquí.

Si existe un caso confirmado en un establecimiento para jubilados o ILF

Si una persona con COVID-19 vive o ha estado recientemente en una comunidad de jubilados o ILF, los CDC recomiendan las siguientes medidas adicionales:

Los propietarios, administradores y operadores pueden tomar las siguientes medidas adicionales para ayudar a prevenir o desacelerar la propagación del COVID-19:

ícono de signo de verificación

Coordine con los funcionarios de salud locales.

  • Al enterarse de que un residente, trabajador, voluntario o visitante de la comunidad de jubilados o el ILF tiene COVID-19, debe pedirle a la persona que se autoaísle y se comunique con los funcionarios de salud locales.
  • Notifique al departamento de salud local acerca de cualquier grupo de residentes o trabajadores con enfermedad respiratoria (p. ej., 3 o más personas con aparición de síntomas respiratorios dentro de las 72 horas).

Los funcionarios de salud locales ayudarán a determinar el curso de acción apropiado para la evaluación de riesgos y el manejo de la salud pública en el establecimiento o comunidad.

ícono de signo de verificación

Comuníquese con los residentes, trabajadores, voluntarios y visitantes.

En coordinación con los funcionarios de salud locales, comunique la posible exposición al COVID-19 a todos los residentes y trabajadores, voluntarios y visitantes. Puede hacerlo al colocar señalizaciones en áreas comunes y entradas/salidas, y por carta a todos los residentes. Puede indicarles a los residentes que informen a quienes los hayan visitado recientemente acerca de la posible exposición.

  • Conserve la confidencialidad según lo requerido por la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) y la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (HIPPA, por sus siglas en inglés).
  • Los mensajes deben procurar contrarrestar el estigma y la discriminación
ícono de signo de verificación

Pídales a los residentes que pongan en práctica el autochequeo por 14 días y sigan los pasos correspondientes si están enfermos.

El autochequeo implica que una persona se tome la temperatura dos veces al día y preste atención a la aparición de tos o dificultad para respirar. Si un residente se siente afiebrado o su temperatura es de 100.4 °F/38 °C o más, tiene tos o experimenta dificultad para respirar durante el período de autochequeo, las siguientes medidas ayudarán a prevenir que la enfermedad se siga propagando:

ícono de signo de verificación

Limpie y desinfecte en profundidad. Encontrará más información sobre la limpieza y desinfección de establecimientos comunitarios en el sitio web de los CDC.

Esta página fue revisada el 20 de marzo del 2020