Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Comunidades de jubilados y centros de vida independiente

Actualizado el 20 de marzo del 2020

Preguntas frecuentes para administradores

Planificación y preparación

Aliente a los residentes y al personal a tomar medidas preventivas diarias para prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Las medidas incluyen quedarse en casa si están enfermos, cubrirse correctamente al toser y estornudar, limpiar y desinfectar las superficies de contacto frecuente, y lavarse las manos a menudo con agua y jabón.

Los administradores deben tomar las siguientes medidas para prevenir un brote de COVID-19 en su comunidad o centro:

  • Fomente el distanciamiento social
    • Cancele actividades y eventos públicos o grupales
    • Informe a los trabajadores y voluntarios que deben evitar el contacto cercano con los residentes
    • De ser posible, limite la cantidad de visitantes y voluntarios a las personas que sean esenciales
    • Aconseje a los residentes que se queden en casa y eviten los espacios públicos
    • Modifique los horarios para reducir los encuentros grupales (p. ej., escalone las comidas, las actividades y los horarios de llegada y salida)
  • Ayude a los residentes durante las tareas de preparación
    • Establezca un sistema de "amigos" para asegurarse de que los residentes se mantengan conectados
    • Aliente a los residentes a tener medicamentos y suministros adicionales
    • Identifique a los residentes que tengan necesidades especiales y ayúdelos a personalizar estas estrategias
    • Busque formas de ayudar a los residentes a gestionar el estrés y la ansiedad.
    • Informe a los residentes a través de materiales impresos y afiches de alta visibilidad
  • Aliente a todos a tomar medidas preventivas diarias para prevenir la propagación de enfermedades respiratorias.
    • Cúbrase la nariz y la boca al toser y estornudar
    • Limpie y desinfecte las superficies de contacto frecuente
    • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos
    • Asegúrese de que todos los edificios dispongan de suministros para la higiene de manos (como desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol).
  • Monitoree los casos y tome medidas si alguien está enfermo.
    • Controle a los trabajadores y, de ser posible, también a los voluntarios
    • Solicite a los residentes que lleven un control personal de sus síntomas
    • Revise los patrones usuales de ausentismo del personal de su establecimiento para poder identificar si la tasa de ausentismo aumenta.
    • Implemente políticas flexibles de licencia por enfermedad y aliente de manera activa a los empleados enfermos a quedarse en casa
    • Trabaje en coordinación con los centros de salud locales si sospecha que un residente o miembro del personal podría tener COVID-19

Comparta recursos con los miembros de la comunidad para ayudarles a comprender el COVID-19 y los pasos que pueden tomar para protegerse:

Limpie y desinfecte de manera rutinaria las superficies que se tocan con más frecuencia (como picaportes, interruptores de luz, mostradores, etc.) con los limpiadores que usa habitualmente. Use todos los productos de limpieza según las instrucciones de la etiqueta. Implemente estrictos procedimientos para el control de infecciones si existe algún caso en su establecimiento.

Siga las Recomendaciones de limpieza y desinfección para comunidades de los CDC.

Si existe un caso en el establecimiento

Solicite a los residentes que monitoreen activamente (al menos una vez al día) la aparición de síntomas del COVID-19, como fiebre y síntomas respiratorios (dificultad para respirar, aparición de tos o algún otro cambio relacionado). Los administradores deben trabajar junto a las autoridades de salud locales para establecer procedimientos para quienes estén enfermos. Los residentes enfermos deben evitar el contacto con las personas sanas. Si cree que una persona podría tener COVID-19, pídale que se autoaísle y comuníquese con los funcionarios de salud locales.

Trabaje en conjunto con las autoridades de salud locales para informar a los residentes, miembros del personal y visitantes acerca de la posible exposición al virus. Limpie y desinfecte todas las instalaciones de uso compartido y superficies de contacto frecuente. Limite los visitantes a los miembros del personal y visitas que sean esenciales. De ser posible, se debe controlar al personal y a los visitantes para detectar signos y síntomas del COVID-19 antes de ingresar al establecimiento. Los residentes deberán monitorear su salud de forma activa para detectar síntomas del COVID-19. Cancele las actividades grupales. Se debe solicitar a los residentes enfermos que llamen al centro de servicios médicos con anticipación a su visita. Consulte la guía interina de los CDC para conocer más detalles.

Esta página fue revisada el 20 de marzo del 2020