Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Recomendaciones para la duración de la cuarentena en centros correccionales y de detención

Recomendaciones para la duración de la cuarentena en centros correccionales y de detención
Actualizado el 9 de junio del 2021

Resumen de los cambios recientes

  • Se aclara que no es necesario que las personas encarceladas/detenidas que están totalmente vacunadas y no tienen síntomas del COVID-19 realicen la cuarentena al momento de la admisión, después del traslado o tras la exposición a un caso de COVID-19 presunto o confirmado.
  • Se aclara que las personas encarceladas/detenidas que están totalmente vacunadas deben seguir realizándose las pruebas de detección del SARS-CoV-2 tras la exposición a un caso de COVID-19 presunto o confirmado o si presentan algunos de los síntomas del COVID-19.

Ver actualizaciones anteriores

Los entornos con concentración de personas, como los centros correccionales y de detención, se caracterizan por tener una serie de factores diversa y variada que puede aumentar el riesgo e incidir en la exposición al COVID-19 y la transmisión del virus. Estos factores significan que las personas encarceladas/detenidas que suspenden la cuarentena antes de los 14 días posiblemente no sean capaces de cumplir con las medidas preventivas necesarias para reducir el riesgo de transmisión posterior a la cuarentena (p. ej., uso de mascarilla, distanciamiento físico).

Si no se detecta la transmisión entre las personas que suspenden la cuarentena antes de los 14 días, se puede dar lugar a un ciclo reiterado de aislamiento de las personas infectadas por indicación médica y cumplimiento de la cuarentena por parte de los contactos cercanos, lo que supone una mayor carga operativa para el personal, y una mayor exigencia sobre los recursos y servicios de salud limitados y las restricciones de espacio. Por tal motivo, los CDC recomiendan seguir implementando el periodo de cuarentena de 14 días en los centros correccionales y de detención para las personas que no recibieron la vacuna completa.

Antes de implementar una cuarentena más corta (<14 días) para las personas encarceladas/detenidas o los miembros del personal que no están totalmente vacunados, los centros deberían ponderar los riesgos y los beneficios de los diferentes escenarios para la cuarentena. Los centros deberían:

Las modificaciones de la duración de la cuarentena para el personal o las personas encarceladas/detenidas que no recibieron la vacuna completa deben realizarse tras consultar con las autoridades de salud pública y teniendo en cuenta el riesgo residual de transmisión. Consulte la guía de los CDC para centros correccionales y de detención para obtener más detalles sobre cómo reducir el riesgo de transmisión posterior a la cuarentena de manera más efectiva.

Si se implementa una cuarentena reducida para el personal que no recibió la vacuna completa, la gerencia debe exigirle al personal que:

Personal y personas encarceladas/detenidas en centros correccionales y de detención ya vacunadas

Personas encarceladas/detenidas totalmente vacunadas

Las personas encarceladas/detenidas que están totalmente vacunadas (es decir, ≥2 semanas después de recibir la segunda dosis de una serie de dos dosis [Pfizer-BioNTech o Moderna], o ≥2 semanas después de recibir la vacuna de dosis única [Johnson and Johnson/Janssen]) y no tienen síntomas que concuerden con los del COVID-19 no necesitan realizar la cuarentena al momento de la admisión, después del traslado o tras la exposición a un caso de COVID-19 presunto o confirmado. Más allá de si presentan los síntomas del COVID-19, las personas encarceladas/detenidas que están totalmente vacunadas deberían seguir realizándose pruebas de detección del SARS-CoV-2 después de una exposición a alguien con COVID-19 presunto o confirmado.

Las personas encarceladas/detenidas que tienen síntomas del COVID-19, independientemente de su estado de vacunación, deben contar con una mascarilla (si no tienen ya una y si pueden usarla con seguridad), aislarse de inmediato en un ambiente separado del resto de las personas, realizarse pruebas de detección del SARS-CoV-2 y someterse a una evaluación médica. Consulte la guía de los CDC para centros correccionales y de detención para conocer más acerca del aislamiento por motivos médicos de personas con COVID-19 presunto o confirmado

Miembros del personal totalmente vacunados

Los miembros del personal de centros correccionales y de detección que están totalmente vacunadas (es decir, ≥2 semanas después de recibir la segunda dosis de una serie de dos dosis [Pfizer-BioNTech o Moderna], o ≥2 semanas después de recibir la vacuna de dosis única [Johnson and Johnson/Janssen]) y no tienen síntomas que concuerden con los del COVID-19 no necesitan hacer cuarentena ni ser excluidos del trabajo tras haber estado expuestos a un caso de COVID-19 presunto o confirmado. Sin embargo, se recomienda la realización de pruebas de detección y el monitoreo de los síntomas tras una exposición.

El personal que tiene los síntomas del COVID-19, independientemente del estado de vacunación contra el COVID-19, debería ser excluido del trabajo, aislarse de inmediato y realizarse la prueba de detección del SAR-CoV-2.

Visite el sitio web sobre Recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas donde encontrará más detalles al respecto.

Consideraciones para el personal sobre viajes

Los miembros del personal vacunados o no vacunados deben cumplir:

Actualizaciones anteriores

A partir del 18 de marzo del 2021

Se realizó una revisión el 3/18/2021 para reflejar lo siguiente:

  • Se aclara que las personas encarceladas/detenidas totalmente vacunadas que no tienen los síntomas del COVID-19 no necesitan hacer cuarentena luego de una exposición a un caso de COVID-19 presunto o confirmado
  • Más información sobre la realización de pruebas de detección y los viajes luego de ser totalmente vacunado.