Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Guía para playas durante el COVID-19​

Guía para playas durante el COVID-19​
Actualizado el 19 de feb. del 2021
La cantidad de casos de COVID-19 es extremadamente alta. Evite asistir a eventos y congregaciones

Los casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 son extremadamente altos en todos los Estados Unidos. Para reducir las probabilidades de contagiarse y propagar el COVID-19, los CDC recomiendan que no se reúna con personas con las que no convive en este momento. Asistir a eventos y congregaciones aumenta su riesgo de contraer y propagar el COVID-19. Quédese en casa para protegerse y proteger a los demás del COVID-19.

Los CDC no están al tanto de ningún informe científico que diga que el virus que causa el COVID-19 se propague entre las personas a través del agua en lagos, océanos, ríos u otras fuentes de agua naturales.

La siguiente guía describe las medidas que pueden tomar los administradores de las playas para ayudar a proteger a su personal y visitantes, tanto dentro como fuera del agua, y prevenir la propagación del virus que causa el COVID-19.

Las playas públicas (como las zonas para nadar en océanos, lagos y otras extensiones de aguas naturales) pueden estar administradas por agencias locales, estatales, territoriales, federales o tribales, o entidades privadas. Los administradores de las playas pueden determinar, en colaboración con los funcionarios de salud locales, si se pueden implementar estas recomendaciones y cómo hacerlo, y si es necesario realizar ajustes a la medida de las necesidades y circunstancias particulares de la comunidad local. El objetivo de esta guía es complementar —no reemplazar— cualquier ley, norma o regulación local, estatal, territorial, federal o tribal que deban acatar los administradores de las playas.

Conozca cómo se propaga el virus para prevenir su propagación

El virus que causa el COVID-19 se propaga más comúnmente de persona a persona a través de las gotitas respiratorias durante el contacto físico cercano (a menos de 6 pies). El virus a veces puede propagarse de persona a persona a través de pequeñas gotitas o partículas de virus que permanecen en el aire por minutos u horas. Esto puede suceder en espacios cerrados con mala ventilación. Por lo general, estar al aire libre y en espacios con buena ventilación reduce el riesgo de exposición a las gotitas respiratorias infecciosas. Las personas infectadas con o sin síntomas pueden propagar el virus. Es menos frecuente que el virus se propague cuando una persona toca un objeto o superficie que tiene el virus y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

Afortunadamente, hay varias medidas que los administradores de las playas pueden tomar para ayudar a reducir el riesgo de que el virus se propague entre las personas que concurren a las playas públicas.

Alentar conductas que eviten la propagación del virus que causa el COVID-19

Siga tomando estas medidas para reducir su riesgo de contraer y propagar el COVID-19:

Incluso si usted y otras personas (incluidos niños) no se sienten enfermos y no presentan ningún síntomaigualmente pueden propagar el COVID-19 a su familia, amigos y comunidad.

NO entre en contacto con otras personas si estuvo expuesto a una persona con COVID-19, si está enfermo o si dio positivo en la prueba de detección del COVID-19.

  • Quédese en casa o aíslese cuando corresponda
    • Eduque al personal y a los visitantes de las playas para que sepan cuándo deberían quedarse en casa o aislarse , y cuándo pueden volver.
    • Cree políticas que propicien que los empleados se queden en casa o se aíslen sin temor a ser sancionados o perder sus empleos, y garantice que el personal esté al tanto de dichas políticas.
  • Distanciamiento social (o físico)
    • Aliente el distanciamiento social-Los miembros del personal y los visitantes de las playas deben permanecer al menos a 6 pies de distancia (unas pulgadas más que un flotador cilíndrico de piscina común, tanto dentro como fuera del agua) de las personas con las que no conviven. No existe una fórmula estándar para determinar cuántas personas pueden estar en el agua y sus alrededores al mismo tiempo con distanciamiento social.
      • Se deben hacer excepciones con respecto al distanciamiento social para
        1. Rescatar a un nadador en dificultades, realizar maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) o de primeros auxilios, o
        2. Evacuar el agua o toda la playa debido a una emergencia.
    • Escalone el uso de espacios compartidos (por ejemplo, limite la cantidad de personas en el agua, los baños, los casilleros y las salas de descanso). Por ejemplo, pida a los concurrentes que se anoten en línea o por teléfono en períodos prestablecidos de uso de la piscina o la playa.
      • No deje que el personal o los concurrentes se amontonen cuando esperan acceder. Esto significa permanecer al menos a 6 pies de distancia de las personas con las que no convive, preferentemente al aire libre o en espacios con buena ventilación.
      • Escalone los horarios de inicio y finalización de las clases de natación y de gimnasia acuática para propiciar el distanciamiento social en el borde de la piscina.
    • Asigne entradas y salidas separadas para fomentar que todas las personas circulen en la misma dirección, de ser posible.
    • Limite la ocupación de los espacios cerrados (como baños, salas de descanso y centros de visitantes) para facilitar que el personal y los visitantes de las playas puedan mantener una distancia de al menos 6 pies de las personas con las que no conviven.
      • No permita que el personal o los visitantes de las playas se amontonen mientras esperan para acceder. Esto significa permanecer al menos a 6 pies de distancia de las personas con las que no convive, preferentemente al aire libre o en espacios con buena ventilación.
      • Desaliente las actividades, como comer y beber (en tierra seca o en espacios comunales), que requieran quitarse la mascarilla.
      • Informe a los empleados y a los concurrentes lo que significa llegar "listos para nadar" (por ejemplo, ducharse antes de dirigirse a la playa). Imponga esta y otras medidas que cuiden la salud de los nadadores.
    • Pida a los padres o cuidadores que analicen si sus hijos pueden mantener una distancia de al menos 6 pies de las personas con las que no conviven antes de llevarlos a la playa.
    • Limite tanto como sea posible la presencia de visitantes y voluntarios y la realización de actividades no esenciales que involucren a grupos u organizaciones externas.
      • Si la playa es utilizada por otras organizaciones, recomiéndeles que también sigan esta guía.
    • Aliente a los miembros del personal y los visitantes de las playas a compartir vehículos o camionetas solo con personas con las que conviven.
  • Mascarillas de tela (no gafas protectoras, visores para bucear, etc.)
    • Aliente el uso de mascarillas de tela entre el personal y quienes visitan la playa. Las mascarillas se deben usar además de mantener una distancia de al menos 6 pies de las personas con las que no convive.
    • Aconseje al personal y a los visitantes de las playas que utilizan mascarillas de tela que no las usen dentro del agua. Una mascarilla de tela mojada puede dificultar la respiración y probablemente no ofrezca la misma protección que una seca. Esto significa que es particularmente importante mantener el distanciamiento social dentro del agua.
    • Recomiende a todos que lleven una segunda mascarilla de tela (o extra) por si la original se moja.
    • Brinde información al personal y a los visitantes de las playas sobre cómo usar, y quitarse, correctamente las mascarillas de tela. Recuerde al personal y a los visitantes de las playas que no deben tocar sus mascarillas de tela cuando las llevan puestas.

Las siguientes personas no deben usar mascarilla:

  • Niños menores de 2 años de edad o
  • Cualquier persona que tenga dificultad para respirar o que esté inconsciente, incapacitada o que no pueda quitarse la mascarilla sin asistencia por algún otro motivo.

Evalúe adaptaciones y alternativas para niños y adultos con ciertas discapacidades que no pueden tolerar o usar correctamente una mascarilla.​

  • Protocolo para la higiene de manos y la higiene respiratoria
    • Aliente el lavado de manos con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles:
      • Los adultos y niños más grandes que pueden usar de manera segura un desinfectante de manos deben usar uno que contenga al menos un 60 % de alcohol. Coloque desinfectante de manos en lugares visibles, de uso frecuente (como en las entradas y salidas).
      • Los desinfectantes de manos podrían no ser tan eficaces cuando las manos están visiblemente sucias o grasosas. Podría ser útil quitarse la arena o los restos de protector solar antes de aplicar el desinfectante de manos. Vuelva a aplicar el protector solar luego de que las manos estén secas.
    • Instale estaciones portátiles y accesibles para el lavado de manos: agua segura (como agua potable), jabón, alguna opción para secarse las manos con toallas de papel o secador de manos, y cestos de basura (preferiblemente con tapa) a pedal o que no requieran contacto con las manos. Las estaciones portátiles para el lavado de manos pueden ofrecer más oportunidades para que los miembros del personal y los visitantes de las playas se laven las manos.
    • Recomiende a todas las personas que no escupan y que se cubran al toser o estornudar, ya sea con un pañuelo desechable o con el pliegue del codo, y que boten los pañuelos desechables a la basura y se laven las manos inmediatamente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol, si no hay agua y jabón disponibles.
  • Suministros adecuados
    • Implemente medidas para prevenir la propagación del virus poniendo a disposición lavabos accesibles y suficientes suministros para que las personas se laven las manos o se las desinfecten y puedan cubrirse al toser y estornudar. Los suministros incluyen mascarillas desechables de tela (de ser posible), agua y jabón, un medio para secarse las manos (toallas de papel o secador de manos), pañuelos desechables, dispensadores, cestos de basura sin contacto/a pedal (preferiblemente con tapa) y un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Carteles y mensajes

Mantener entornos saludables

  • Ventilación en edificios
    • Mejore la ventilación, el ingreso de aire exterior y la expulsión de aire interior para reducir la concentración de partículas del virus en el aire interior. Es posible implementar diferentes enfoques para lograrlo. La decisión de implementar varias herramientas al mismo tiempo aumenta la eficacia general. Mejorar la ventilación puede reducir el riesgo de exposición al virus y disminuir la propagación de la enfermedad, pero no eliminará el riesgo por completo. El propietario del edificio debe consultar a un profesional especialista en calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés) para determinar cuáles son las metodologías más apropiadas.
  • Guías y barreras físicas
    • Proporcione guías o señales físicas (como tumbonas, sombrillas o estacas de gran visibilidad clavadas en la arena) y señales visuales (como carteles o calcomanías y cintas en el piso o las aceras) para alentar a todos a permanecer al menos a 6 pies de distancia (tanto dentro como fuera del agua) de las personas con las que no conviven.
  • Limpieza y desinfección
    • Elabore, implemente y perfeccione su plan para limpiar y luego desinfectar los objetos de uso compartido (como tumbonas, sombrillas, chalecos salvavidas, trajes de neopreno, remos, kayacs, wake boards, tablas de surf, paddle boards y aletas de nado) antes de que cada usuario los utilice, y las superficies que se tocan con frecuencia (como manijas de las puertas, pasamanos, bebederos, grifos, otras superficies en los baños, estaciones para cambiar pañales, pantallas táctiles, y estructuras para trepar o jugar) al menos a diario. Cuanto más frecuente sea el contacto de varias personas con una superficie, más frecuente debe ser su limpieza y desinfección.
    • Garantice el uso y almacenamiento seguros y eficaces de los productos de limpieza y desinfección al leer y seguir las indicaciones de la etiqueta. Este incluye usar equipo de protección (como guantes y gafas protectoras), no mezclar productos químicos diferentes, aplicarlos en la concentración correcta durante la cantidad de tiempo indicada, y almacenarlos de manera segura lejos del alcance de los niños y animales.
    • Documente la limpieza y desinfección de los objetos de uso compartido y las superficies, y coloque la planilla correspondiente en ubicaciones de gran visibilidad (como las entradas) para que el personal y los visitantes de las playas la vean.
    • Implemente un sistema para que los objetos de uso compartido que deben limpiarse y luego desinfectarse se mantengan separados de los objetos de uso compartido que ya han sido limpiados y luego desinfectados. Por ejemplo, etiquete los contenedores para objetos de uso compartido ya utilizados y posiblemente contaminados, y etiquete los contenedores para los objetos de uso compartido limpios y desinfectados.
    • Lave las toallas y la ropa siguiendo las instrucciones del fabricante. Use la máxima temperatura de agua permitida y seque los artículos completamente.
    • Proteja los objetos de uso compartido que ya están limpios y desinfectados para evitar que se contaminen antes de ser utilizados.
  • Objetos que se comparten
    • Desaconseje que los miembros del personal y los visitantes de las playas compartan artículos que son difíciles de limpiar o desinfectar, o que están en contacto con la cara (por ejemplo, gafas o antiparras, pinzas para la nariz y esnórquel).
    • Desaconseje que los miembros del personal y los visitantes de las playas compartan artículos (como alimentos, equipos, juguetes y suministros) con personas con las que no conviven.
    • Garantice la disponibilidad de equipos adecuados para los visitantes de las playas (como chalecos salvavidas) para reducir al mínimo su uso compartido, y límpielos y luego desinféctelos cada vez que alguien los use.

Mantener operaciones saludables

  • Proteja al personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
    • Ofrezca opciones al personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 para limitar su riesgo de infección (por ejemplo, al modificar sus responsabilidades laborales para limitar su interacción con personas con las que no convive).
      • Implemente políticas para proteger la privacidad de las personas con afecciones subyacentes que eleven su riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, de conformidad con las leyes, reglas y regulaciones de privacidad y confidencialidad locales, estatales, territoriales, federales y tribales correspondientes.
    • Limite la asistencia a la playa al personal y los visitantes que viven en el área geográfica local (p. ej., la comunidad, la ciudad, la localidad o el condado) para reducir el riesgo de propagación desde áreas con niveles más altos de COVID-19.
  • Guardavidas y seguridad en el agua
    • Garantice que los guardavidas que deben cuidar a los nadadores no sean las mismas personas que deben monitorear el distanciamiento social, el uso de mascarillas de tela o el lavado de manos de las demás personas. Asigne estas tareas de monitoreo al personal que no se desempeña activamente como guardavidas.
  • Conciencia de regulación
    • Opere y administre la playa de conformidad con las leyes, reglas y regulaciones locales, estatales, territoriales, federales y tribales.
    • Consulte a los funcionarios de salud locales antes de considerar realizar un evento (como competencias en aguas abiertas y otras prácticas deportivas, clases de natación y fiestas en la playa), y cumpla con los límites de tamaño de las congregaciones.
  • Congregaciones
  • Dotación de personal
    • Implemente turnos rotativos o escalonados para limitar la cantidad de personal presente a la vez, pero asegúrese de cumplir con los estándares de salud y seguridad.
    • Si es posible, haga que el mismo equipo de personal siempre trabaje junto. Esto puede ayudar a prevenir la propagación del virus entre el personal al limitar la interacción entre sí porque los miembros de un equipo no trabajan con los miembros de otros equipos.
  • Punto de contacto designado para el COVID-19
    • Designe a un miembro del personal que se encargue de responder a cuestiones relacionadas con el COVID-19. Todos los miembros del personal y los visitantes de la playa deben saber quién es esta persona y cómo contactarla.
  • Sistemas de comunicación
    • Implemente sistemas —de conformidad con las leyes, reglas y regulaciones de privacidad y confidencialidad locales, estatales, territoriales, federales y tribales— para:
      • Hacer que el personal y los visitantes de las playas notifiquen al punto de contacto designado del COVID-19 si presentan síntomas del COVID-19, les han diagnosticado COVID-19, están esperando el resultado de la prueba de detección del COVID-19 o estuvieron expuestos a una persona con COVID-19 en los últimos 14 días.
      • Notificar al personal y al público acerca de los casos o cierres o restricciones de las playas (como el horario limitado o la cantidad limitada de visitantes) para prevenir la propagación del virus.
    • Políticas de licencia (descanso)
      • Implemente políticas flexibles de licencia por enfermedad y prácticas que permitan que los empleados se queden en casa o se aíslen si presentan síntomas del COVID-19, les han diagnosticado COVID-19, están esperando el resultado de la prueba de detección, han estado expuestos a una persona con COVID-19 dentro de los últimos 14 días, o deben cuidar a alguien enfermo.
        • Analice y revise las políticas de licencia y compensación de los empleados.
        • Las políticas de licencia deben ser flexibles y no punitivas, es decir, no deben sancionar a los empleados por ausentarse, y deben autorizar a los empleados enfermos a quedarse en sus casas y alejados de sus colegas. Las políticas de licencia también deben considerar a los empleados que deben quedarse en sus casas con sus hijos (si hay cierres de escuelas o de programas de cuidados infantiles).
      • Cree políticas para la reincorporación laboral después de haber estado infectado por el COVID-19. Los criterios de los CDC para saber cuándo ya no es necesario aislarse o quedarse en casa pueden fundamentar estas políticas.
    • Plan de respaldo de dotación de personal
      • Monitoree el ausentismo del personal y arme una lista del personal de respaldo capacitado.
    • Capacitación del personal
      • Capacite al personal sobre todos los protocolos de salud y seguridad.
      • Realice la capacitación de manera virtual o garantice el cumplimiento del distanciamiento social durante la capacitación presencial.
    • Reconocimiento de signos y síntomas
      • Si es posible, realice controles diarios de salud o pídales al personal y a los visitantes de las playas que controlen su propia salud (p. ej., que evalúen sus síntomas o se tomen la temperatura).
        • Realice los controles de salud de manera segura y respetuosa, y conforme a las leyes, reglas y regulaciones de privacidad y confidencialidad locales, estatales, territoriales, federales y tribales correspondientes. Los administradores de las playas pueden usar los ejemplos de los CDC sobre los métodos de evaluación.

Prepararse por si una persona se enferma en las instalaciones

El personal y los clientes deberían aislarse si presentan síntomas del COVID-19 o dieron positivo para el COVID-19, y quedarse en casa si estuvieron expuestos a alguien con COVID-19. If a staff member or patron develops COVID-19 síntomas at a public beach, take the following steps to help prevenir la propagación: