Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Consideraciones para playas públicas

Consideraciones para playas públicas

Dado que algunas comunidades en los Estados Unidos consideran abrir o comenzar a abrir las playas públicas, los CDC ofrecen las siguientes consideraciones sobre las medidas que pueden tomar los administradores de las playas para ayudar a proteger a su personal y visitantes, tanto en el agua como en la tierra, y desacelerar la propagación del virus que causa el COVID-19.

Las playas públicas (como las zonas para nadar en océanos, lagos y otras extensiones de aguas naturales) pueden estar administradas por agencias locales, estatales, territoriales, federales o tribales, o entidades privadas. Los administradores de las playas pueden determinar, en colaboración con los funcionarios de salud locales, si se pueden implementar estas recomendaciones y cómo, y si es necesario hacer ajustes a la medida de las necesidades y circunstancias particulares de la comunidad local. La implementación debe estar guiada por lo que es posible, práctico, aceptable y necesario en cada comunidad. El objetivo de estas consideraciones es complementar —no reemplazar— cualquier ley, norma o regulación de salud y seguridad local, estatal, territorial, federal o tribal a la que deban acogerse los administradores de las playas.

Principios orientadores a tener en cuenta en la playa

Representación gráfica de situaciones de bajo y alto riesgo en la playa. El riesgo es menor cuando las personas practican el distanciamiento social y usan mascarillas fuera del agua. El riesgo es mayor en las playas muy concurridas donde las personas no pueden permanecer al menos a 6 pies de distancia entre sí.

Dentro o fuera del agua, mantenga una distancia de al menos 6 pies del resto de las personas con las que no convive

La interacción cercana y prolongada con personas que no viven juntas aumenta el nivel de riesgo

Cuanto más interactúe un individuo con personas con las que no vive y más cercana y prolongada sea esa interacción, mayor es el riesgo de ser infectado por el virus que causa el COVID-19. Estas tres situaciones muestran cómo el riesgo de propagar el virus en la playa puede pasar de ser bajo a alto.

 

 

 

 

 

Riesgo más bajo: los miembros del personal y los visitantes de la playa permanecen al menos a 6 pies de distancia de las personas con las que no viven. Los miembros del personal y los visitantes de la playa no comparten alimentos, equipos, juguetes ni suministros con personas con las que no viven.

Más riesgo: los miembros del personal y los visitantes de la playa se acercan entre sí, a menos de 6 pies de distancia de las personas con las que no viven pero que residen en la misma área local*. Los miembros del personal y los visitantes de la playa evitan, en la medida de lo posible, compartir alimentos, equipos, juguetes y suministros con otras personas. Por ejemplo, solo comparten cosas con sus vecinos de al lado.

Riesgo más alto: los miembros del personal y los visitantes de la playa se acercan entre sí, a menos de 6 pies de distancia de personas que viven en un área diferente** donde la propagación del virus podría ser mayor. Los miembros del personal y los visitantes de la playa comparten libremente sus alimentos, equipos, juguetes o suministros con otras personas, incluso con quienes no conocen.

* El área local podría ser un pueblo, ciudad o condado.
** Un área diferente podría ser otro pueblo, ciudad o condado.

Sepa cómo se propaga el virus y cómo protegerse
Se cree que el virus que causa el COVID-19 se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotitas respiratorias liberadas cuando una persona infectada habla, tose o estornuda. Otra persona puede infectarse si las gotitas terminan en su boca o su nariz, y posiblemente si las gotitas son inhaladas y llegan a sus pulmones. El virus también podría propagarse a las manos luego de tocar una superficie contaminada y con posterioridad a la nariz, la boca o posiblemente los ojos. Las personas infectadas pueden propagar el virus independientemente de que tengan o no síntomas.

Afortunadamente, hay varias medidas que los administradores de las playas pueden tomar para ayudar a reducir el riesgo de transmisión del virus entre las personas que concurren a las playas públicas.

Alentar conductas que eviten la propagación del virus que causa el COVID-19

Los administradores de las playas pueden considerar las siguientes estrategias para alentar a los miembros del personal y visitantes a implementar conductas que desaceleren la propagación del virus.

  • Quedarse en casa cuando corresponda
    • Instruya a los miembros del personal y a los visitantes de la playa acerca de cuándo deben quedarse en casa o autoaislarse, y cuándo pueden volver a trabajar o a la playa.
      • Aliente a los miembros del personal y visitantes de la playa a quedarse en casa o autoaislarse si tienen síntomas del COVID-19, les han diagnosticado COVID-19 o están esperando los resultados de su prueba de detección del COVID-19.
      • Aliente a los miembros del personal y visitantes de la playa que han estado expuestos a una persona con COVID-19 dentro de los últimos 14 días a quedarse en casa y monitorear su salud.
      • Consulte los criterios de los CDC al decidir qué políticas adoptar con respecto al regreso al trabajo y el regreso a las playas para los miembros del personal y los visitantes de las playas que tuvieron síntomas del COVID-19, que dieron positivo para el COVID-19 o que estuvieron expuestos a alguien con COVID-19.
    • Elabore políticas que fomenten que los empleados enfermos se queden en casa sin temor a ser castigados o perder su empleo, y garantice que los empleados conozcan estas políticas.
  • Distanciamiento social
    • Aliente el distanciamiento social-los miembros del personal y los visitantes de las playas deben permanecer al menos a 6 pies de distancia (tanto dentro como fuera del agua) de las personas con quienes no viven.
      • Se deben realizar excepciones si es necesario:
        • Rescatar a un nadador en peligro, brindar primeros auxilios o realizar la reanimación cardiopulmonar (RCP); o
        • Evacuar el agua o toda la playa debido a una emergencia.
    • Limite la ocupación de los espacios pequeños (como baños y centros de visitantes) para que sea más fácil para los miembros del personal y los visitantes de las playas permanecer al menos a 6 pies de distancia de las personas con las que no viven.
    • Aliente a los miembros del personal y los visitantes de las playas a compartir vehículos o camionetas solo con personas de su hogar.
  • Mascarillas
    • Aliente el uso de mascarillas entre el personal y quienes visitan la playa. Se deben usar mascarillas siempre que sea posible, y su uso es especialmente esencial en momentos en los que se dificulta el distanciamiento social.
    • Aconseje a las personas que usan mascarillas que no las usen en el agua, porque puede ser difícil respirar a través de ellas cuando están mojadas. Esto significa que es de suma importancia mantener el distanciamiento social dentro del agua.
    • Las mascarillas no están indicadas para:
      • Niños menores de 2 años de edad o
      • Personas con problemas respiratorios o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.
    • Se debe brindar información a todos los miembros del personal sobre cómo usar, quitarse y lavar correctamente las mascarillas. Se debe recordar a las personas a menudo que no deben tocar la mascarilla y que deben lavarse las manos con frecuencia.

El objetivo de las mascarillas es proteger a otras personas en el caso de que la persona que la usa esté infectada y no lo sepa porque no tiene síntomas. El propósito de las mascarillas no es sustituir el equipo de protección personal, como las mascarillas quirúrgicas, de respiración u otros equipos.

  • Protocolo para la higiene de manos y la higiene respiratoria
    • Aliente el lavado de manos con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no dispone de agua y jabón:
      • Los adultos y niños más grandes que puedan usar de manera segura un desinfectante de manos deben usar alguno que contenga al menos un 60 % de alcohol.
        • Los desinfectantes de manos podrían no ser tan eficaces cuando las manos están visiblemente sucias o engrasadas, por lo que limpiarse la arena y el protector solar antes de su aplicación podría resultar útil. Vuelva a aplicar el protector solar luego de que las manos estén secas.
    • Instale estaciones portátiles para el lavado de manos: agua segura (como agua potable), jabón con dispensador, toallas de papel con dispensador y cestos de basura (preferiblemente con tapa) que no requieran contacto con las manos. Las estaciones portátiles para el lavado de manos pueden ofrecer más oportunidades para que los miembros del personal y los visitantes de las playas se laven las manos.
    • Aliente a los miembros del personal y a los visitantes de las playas a cubrirse con un pañuelo desechable al toser y estornudar o hacerlo en la parte interna del codo, botar los pañuelos desechables usados en la basura, y lavarse las manos de inmediato con agua y jabón por al menos 20 segundos. Se debe usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
  • Suministros adecuados
    • Para propiciar las medidas de protección cotidianas, ponga a disposición los suministros adecuados, como agua y jabón, toallas de papel, pañuelos desechables, dispensadores, cestos de basura sin contacto (y preferentemente con tapa), mascarillas (en la medida de lo posible) y desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol.
  • Carteles y mensajes
    • Coloque carteles, en lugares de gran visibilidad (como estacionamientos y baños), que promuevan las medidas de protección cotidianas y describan cómo desacelerar la propagación del virus (como al quedarse en casa, mantener el distanciamiento social y usar correctamente una mascarilla).
    • Difunda regularmente anuncios sobre cómo desacelerar la propagación del virus a través de sistemas de anuncios públicos o con un megáfono.
    • Incluya mensajes (por ejemplo, videos) acerca de las conductas que previenen la propagación del virus al comunicarse con los visitantes de las playas (por ejemplo, en sitios web, correos electrónicos y redes sociales).
    • Encuentre recursos gratuitos digitales y para imprimir en una variedad de idiomas en el centro de recursos de comunicaciones de los CDC.

Mantener entornos saludables

Los administradores de las playas pueden considerar las siguientes estrategias para fomentar entornos saludables.

  • Limpieza y desinfección
    • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia (como pasamanos, toboganes de agua, manijas de puertas y grifos de baños) al menos a diario, y los objetos compartidos (como tumbonas, sombrillas, chalecos salvavidas, remos, kayacs, wake boards, tablas de surf, paddle boards y aletas de nado) antes de que cada usuario los utilice. Use desinfectantes aprobados por la EPA de la Lista N: desinfectantes efectivos contra el SARS-CoV-2ícono de sitio externo. Consulte con los fabricantes para decidir qué desinfectantes aprobados por la EPA son los mejores para limpiar los equipos.
    • Implemente un sistema para que los objetos compartidos (como tumbonas, sombrillas, chalecos salvavidas, remos, kayacs, wake boards, tablas de surf, paddle boards y aletas de nado) que deban limpiarse y desinfectarse se mantengan separados de los objetos que ya están limpios y desinfectados.
    • Etiquete los contenedores para los equipos usados (como chalecos salvavidas y trajes de buceo) que aún no han sido limpiados y desinfectados, y los contenedores para los equipos limpios y desinfectados.
    • Lave las toallas y la ropa siguiendo las instrucciones del fabricante. Use la máxima temperatura de agua permitida y seque los artículos completamente.
    • Garantice el almacenamiento y uso correcto y seguro de los productos de limpieza y desinfección, lo que incluye almacenarlos de manera segura fuera del alcance de los niños.
  • Objetos que se comparten
    • Desaconseje que los miembros del personal y los visitantes de las playas compartan artículos que son difíciles de limpiar o desinfectar, o que están en contacto con la cara (por ejemplo, gafas o antiparras, pinzas para la nariz y esnórquel).
    • Desaconseje que los miembros del personal y los visitantes de las playas compartan alimentos, equipos, juguetes y suministros con personas con las que no viven.
    • Garantice el equipo adecuado para los visitantes de las playas (como chalecos salvavidas) para evitar compartir o limitar el uso de equipos a un solo grupo de usuarios por vez, y límpielos y desinféctelos antes de que cada usuario lo utilice.
  • Guías y barreras físicas
    • Proporcione guías o señales físicas (como tumbonas, sombrillas o estacas de gran visibilidad clavadas en la arena) y señales visuales (como carteles o cintas en el piso o las aceras) para alentar que los miembros del personal y los visitantes de las playas permanezcan al menos a 6 pies de distancia, tanto dentro como fuera del agua, de las personas con las que no viven.
  • Espacios comunales
    • Escalone el uso de los espacios comunales (por ejemplo, al limitar la cantidad de personas en el agua y la sala de descanso), y limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia al menos a diario y los objetos de uso compartido antes de que cada usuario los utilice.

Mantener operaciones saludables

Los administradores de las playas pueden considerar las siguientes estrategias para mantener un funcionamiento saludable.

  • Proteja a los miembros del personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
  • Salvavidas y seguridad en el agua
  • Conciencia de regulación
    • Opere y administre la playa de conformidad con las leyes, reglas y regulaciones locales, estatales, territoriales, federales y tribales.
    • Cumpla con las políticas de las agencias reguladoras locales, estatales, territoriales, federales o tribales en cuanto a los requisitos o las recomendaciones para determinar si es posible realizar eventos, como el nado en aguas abiertas y otras competencias deportivas, clases de natación y fiestas en la playa.
  • Congregaciones
    • Limite las congregaciones (tanto dentro como fuera del agua) si el distanciamiento social no puede mantenerse.
    • Escalone los horarios de llegada y salida para ayudar a mantener el distanciamiento social si se deben realizar encuentros planificados.
  • Turnos rotativos o escalonados
    • Implemente turnos rotativos o escalonados para limitar la cantidad de personal presente en el área de natación a la vez, pero asegúrese de cumplir con los estándares de salud y seguridad.
  • Punto de contacto designado para el COVID-19
    • Designe a un miembro del personal que se encargue de responder a cuestiones relacionadas con el COVID-19. Todos los miembros del personal y los visitantes de la playa deben saber quién es esta persona y cómo contactarla.
  • Sistemas de comunicación
    • Implemente sistemas —de conformidad con las leyes, reglas y regulaciones de privacidad y confidencialidad locales, estatales, territoriales, federales y tribales— para:
      • Hacer que los miembros del personal le notifiquen a su gerente o al punto de contacto designado del COVID-19 si tienen síntomas de COVID-19, les han diagnosticado COVID-19, están esperando los resultados de su prueba de detección del COVID-19 o han estado expuestos a una persona con COVID-19 dentro de los últimos 14 días.
      • Notificar a las autoridades de salud locales acerca de casos de COVID-19.
      • Notificar a los miembros del personal y el público en general acerca de los casos detectados, el cierre de las playas o las restricciones en las playas (como horarios de funcionamiento limitados) para desacelerar la propagación del virus.
  • Políticas de licencia (descanso)
    • Implemente políticas de licencia por enfermedad flexibles y prácticas que permitan a los empleados quedarse en casa o autoaislarse si tienen síntomas del COVID-19, les han diagnosticado COVID-19, están esperando los resultados de su prueba de detección, han estado expuestos a una persona con COVID-19 dentro de los últimos 14 días o deben cuidar a alguien enfermo.
      • Analice y revise las políticas de licencia y compensación de los empleados.
      • Las políticas de licencia deben ser flexibles y no punitivas, es decir, no deben sancionar a los empleados por ausentarse, y deben autorizar a los empleados enfermos a quedarse en sus casas y alejados de sus colegas. Las políticas de licencia también deben considerar a los empleados que deben quedarse en sus casas con sus hijos (si hay cierres de escuelas o de programas de cuidados infantiles).
    • Cree políticas para la reincorporación laboral después de haber estado infectado por el COVID-19. Los criterios para suspender el aislamiento en casa de los CDC pueden servir para crear estas políticas.
  • Plan de respaldo de dotación de personal
    • Monitoree el ausentismo del personal y arme una lista del personal de respaldo capacitado.
  • Capacitación del personal
    • Capacite al personal sobre todos los protocolos de salud y seguridad.
    • Realice la capacitación de manera virtual o garantice el cumplimiento del distanciamiento social durante la capacitación presencial.
  • Reconocimiento de signos y síntomas
    • Realice controles de salud a diario o pídales a los miembros del personal y los visitantes de las playas que se realicen autochequeos (como el control de la temperatura o la evaluación de síntomas), si es factible.
      • Realice los controles de salud de manera segura y respetuosa, y conforme a las leyes, reglas y regulaciones de privacidad y confidencialidad locales, estatales, territoriales, federales y tribales correspondientes. Los administradores de las playas pueden usar los ejemplos de métodos de evaluación de las Preguntas frecuentes para empresas en general de los CDC.

Prepararse para cuando alguien esté enfermo

Los administradores de las playas pueden considerar las siguientes estrategias de preparación en caso de que alguien se enferme.

  • Aísle y traslade al personal enfermo
    • Asegúrese de que los miembros del personal sepan que deben notificar a su gerente o al punto de contacto designado del COVID-19 si tienen síntomas del COVID-19, han sido diagnosticados con COVID-19, están esperando los resultados de su prueba de detección o han estado expuestos a una persona con COVID-19 dentro de los últimos 14 días.
    • Identifique una sala o un área de aislamiento a donde cualquier persona pueda ir si tiene síntomas del COVID-19.
    • Separe de inmediato a los miembros del personal y visitantes de las playas con síntomas de COVID-19 de las demás personas. La persona enferma debe irse a casa y seguir la guía de de los CDC para cuidarse, o concurrir a un establecimiento de atención médica.
    • Establezca procedimientos para transportar de forma segura a las personas enfermas hasta su casa o establecimiento de atención médica. Si llama al 9-1-1, alértelos de que la persona podría tener COVID-19.
  • Limpieza y desinfección
    • Cierre las áreas (como la sala de aislamiento, el baño, las estaciones de salvavidas o las salas de casilleros) que haya utilizado la persona enferma, y no use estas áreas hasta limpiarlas y desinfectarlas por completo.
    • Espere al menos 24 horas antes de limpiar y desinfectar. Si no puede dejar pasar 24 horas, espere tanto como sea posible. Use desinfectantes aprobados por la EPA de la Lista N: desinfectantes efectivos contra el SARS-CoV-2ícono de sitio externo.
    • Garantice el almacenamiento y uso correcto y seguro de los productos de limpieza y desinfección, lo que incluye almacenarlos de manera segura fuera del alcance de los niños.
  • Notifique a los funcionarios de salud y contactos cercanos
    • Notifique de inmediato a los funcionarios de salud locales acerca de la persona enferma con COVID-19, de conformidad con las leyes, reglas y regulaciones locales, estatales, territoriales, federales y tribales. Trabaje junto a los funcionarios de salud locales para:
Última actualización: 16 de jun. del 2020