PÁGINA ARCHIVADA: esta página web está disponible para fines históricos. Los CDC ya no actualizan el contenido de esta página web y posiblemente no refleje la guía actual de los CDC sobre el COVID-19. Para obtener la información más reciente, visite la página principal sobre el COVID-19 de los CDC.

Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí

Guía para administradores de parques y centros recreativos

Guía para administradores de parques y centros recreativos
Actualizado el 24 de mayo del 2021

Los parques, los senderos y los espacios abiertos ofrecen oportunidades de hacer actividad física y, al mismo tiempo, propician el descanso, la salud y el bienestar. Se recomienda que las personas usen los parques, senderos y espacios abiertos de manera segura siguiendo la guía actual para prevenir la propagación del COVID-19.

El siguiente documento ofrece una guía para el uso y la administración de parques locales, estatales y nacionales. Los parques públicos y centros recreativos pueden ser operados y administrados por grupos como:

  • Gobiernos nacionales, estatales, de condados y ciudades;
  • Complejos de apartamentos;
  • Asociaciones de propietarios de viviendas.

Los administradores de parques y centros recreativos pueden determinar, en coordinación con los funcionarios de salud locales, si se pueden implementar estas recomendaciones y cómo, y si es necesario hacer ajustes a la medida de las necesidades y circunstancias particulares de la comunidad local. Para la implementación, se debe analizar qué es seguro, qué es factible, qué es práctico y qué es aceptable, y las recomendaciones se deben adaptar a las medidas de cada comunidad. El objetivo de estas consideraciones es complementar —no reemplazar— cualquier ley, norma o regulación de salud y seguridad local, estatal, territorial, federal o tribal a la que deban acogerse los administradores de parques.

Para ayudar a reducir el riesgo de propagar el virus que causa el COVID-19, siga estos principios orientadores:

Principios orientadores a tener en cuenta para parques, senderos y espacios al aire libre

Cómo reducir el riesgo de propagación del virus que causa el COVID-19

  • Cuanto más interactúe un individuo con personas con las que no vive y más cercana y prolongada sea esa interacción, mayor es el riesgo de ser infectado por el virus que causa el COVID-19.
  • Cuanto mayor es el nivel de transmisión en la comunidad, más alto es el riesgo de propagación del virus que causa el COVID-19 durante la apertura de los parques. En algunas comunidades puede no ser posible que el público esté protegido al visitar parques, senderos y otros espacios al aire libre, debido al nivel de transmisión en la comunidad; esto, combinado con las áreas que congregan a grandes cantidades de personas, aumenta el riesgo individual. En estos casos, recomiende a los miembros de la comunidad que analicen actividades alternativas más seguras, como organizar un picnic con los miembros de su hogar en su patio o hacer visitas virtuales a Parques Nacionales a través del servicio de Parques Nacionales Find Your “Virtual” Parkícono de sitio externo.

Si la transmisión en la comunidad no impide que el público visite el parque, el sendero o el espacio al aire libre, se recomienda a los administradores de parques que tengan en cuenta los niveles de riesgo a continuación al abrir parques, senderos y espacios al aire libre al público. El riesgo de propagación del virus que causa el COVID-19 en parques, senderos y espacios al aire libre se clasifica de la siguiente manera, desde el más bajo hasta el más alto:

El riesgo más bajo:
  • Los parques y senderos propician el distanciamiento social de al menos 6 pies entre personas o grupos familiares.
  • El personal y los visitantes mantienen una distancia de al menos 6 pies de las personas que no viven con ellos.
  • Las atracciones turísticas (por ejemplo, los monumentos) están abiertas solo si no se juntan muchas personas y hay distanciamiento social de al menos 6 pies entre las personas o grupos familiares.
  • Todos los empleados y los visitantes usan mascarillas, especialmente en las situaciones en las que se dificultan otras medidas de distanciamiento social.

El personal de parques limpia de manera regular (p. ej., a diario, si es necesario) las superficies y objetos de alto contacto (p. ej., manijas de las puertas y barandas).

Riesgo moderado:
  • Los parques y senderos están abiertos con modificaciones parciales para propiciar el distanciamiento social de al menos 6 pies entre personas o grupos familiares en algunas áreas.
  • Las atracciones turísticas (como monumentos) están abiertas con modificaciones parciales y mensajes que invitan a evitar las grandes congregaciones y propician el distanciamiento social de al menos 6 pies entre personas o grupos familiares.
  • Algunos empleados y/o visitantes usan mascarillas.
  • El personal de los parques limpia con menos frecuencia las superficies y objetos de alto contacto (p. ej., manijas de las puertas, barandas).
El riesgo más alto:
  • Los parques y senderos están abiertos al máximo de su capacidad, sin modificaciones que propicien el distanciamiento social de al menos 6 pies entre personas o grupos familiares.
  • El personal y los visitantes de diferentes áreas*, con diferentes niveles de transmisión en la comunidad, se encuentran a una distancia de menos de 6 pies.
  • Las atracciones turísticas (como monumentos) están abiertas al máximo de su capacidad, sin modificaciones ni mensajes que eviten las grandes aglomeraciones ni propicien el distanciamiento social.
  • Nadie usa mascarilla.  
  • El personal de los parques no limpia de manera regular las superficies y objetos de alto contacto (p. ej., las manijas de las puertas o barandas).

*Un área diferente podría ser otro pueblo, ciudad o condado.

Publique información para promover medidas preventivas cotidianas.

Los administradores de parques deben considerar colgar afiches y carteles en toda la extensión del parque como recordatorios frecuentes para que los visitantes tomen medidas para prevenir la propagación del COVID-19. Estos mensajes deberían incluir información acerca de:

  • Quedarse en casa si está enfermo o no se siente bien, y qué hacer si está o se siente enfermo.
  • Implementar el distanciamiento social para mantener una distancia de 6 pies de las demás personas en todas las áreas del parque.
  • Cubrirse al toser y estornudar con un pañuelo desechable o con la parte interna del codo. Los pañuelos desechables usados se deben botar en la basura.
  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, por al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
    • Si no dispone de agua y jabón, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol y frótese las manos hasta que se sequen.
    • Los niños pequeños deberían ser supervisados para asegurarse de que usen el desinfectante de manera segura.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos.
  • Usar mascarillas. Las mascarillas son especialmente importantes en los momentos en los que se dificultan el distanciamiento físico. Las siguientes personas no deben usar mascarillas:
    • Bebés y niños menores de 2 años
    • Personas con problemas respiratorios
    • Cualquier persona que no se pueda quitar la mascarilla sin ayuda
  • En el caso de los parques que admiten perros o que tienen caniles, se debe pasear a los perros con correa a una distancia de al menos seis pies de otras personas que no forman parte del grupo familiar. No se deben colocar mascarillas a los perros, ya que podrían hacerle daño a su mascota.

Mantener los baños. Garantice que los inodoros funcionen, limpie y desinfecte todas las superficies y ponga a disposición suministros de lavado de manos.

Si es posible, los baños deberían estar habilitados. Si los baños estarán cerrados, informe a los visitantes con anticipación para que puedan prepararse.

  • Deben estar en condiciones de uso y sus inodoros en funcionamiento.
  • Se deben limpiar de manera regular, especialmente las superficies de contacto frecuente como llaves de grifos, inodoros, perillas de las puertas e interruptores de luz.
  • Se deben seguir las recomendaciones de Cómo limpiar y desinfectar su establecimiento para elaborar, implementar y mantener un plan de limpieza regular para reducir el riesgo de exposición al COVID-19.
  • Tengan un suministro constante de artículos de lavado de manos, incluidos jabón y alguna opción para secarse las manos (p. ej., toallas de papel, secador de manos) o desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol y cestos de basura (preferentemente con tapa) a pedal o que no requieran contacto con las manos.
  • Además, se debe indicar a los empleados que deben usar siempre el EPP adecuado para las sustancias químicas que utilizan al limpiar y desinfectar. Los empleados deberían seguir las indicaciones que figuran en la etiqueta de los productos. Hay que asegurarse de que los productos de limpieza sean almacenados en forma adecuada, lejos del alcance de los niños.

NOTA: Por lo general, los baños sin agua corriente, como los portátiles y las letrinas de pozo, no cuentan con productos de higiene de manos. Aliente a los visitantes a llevar su propio desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol para usar en este tipo de baños.

Mantenga las piscinas debidamente limpias y desinfectadas.

La evidencia sugiere que el COVID-19 no puede propagarse entre los seres humanos a través de sitios recreativos acuáticos. Además, las tareas de mantenimiento y desinfección (con cloro y bromo) adecuadas de las piscinas deberían resultar para inactivar al COVID-19.

Esté preparado para cancelar o posponer eventos y congregaciones con mucha concurrencia.

  • Monitoree y siga las guías nacionales, estatales y locales relacionadas con limitar el tamaño de las congregaciones.
  • Evalúe de manera constante las condiciones actuales sobre la propagación del COVID-19 y trabaje junto con los funcionarios de salud pública  federales, estatales y/o locales a la hora de decidir si debe posponer o cancelar encuentros o reducir la cantidad de asistentes (si es posible).

Sea cauteloso con la reapertura y el cuidado de las áreas de juego.

  • Consulte con funcionarios de salud pública y remítase a las regulaciones locales y estatales sobre el momento apropiado para la reapertura de las áreas de juego.
  • Las áreas al air el libre por lo general requieren limpieza de rutina pero no desinfección. Rociar desinfectante en las aceras y parques no es un uso eficiente de los suministros desinfectantes y no se ha comprobado que reduzca el riesgo del público de contraer el COVID-19. Debe continuar con las prácticas de higiene y limpieza habituales para las áreas al aire libre.

Asegúrese de que las personas mantengan el distanciamiento social en el parque.

Para reducir las probabilidades de propagación del COVID-19, los administradores de parques deberían considerar:

  • Monitorear las áreas donde es más probable que se junten personas y evaluar el cierre temporal para garantizar las prácticas de distanciamiento social. Estas áreas pueden incluir campos de deportes, patios de juegos, patios de patinaje, campos de baloncesto o de tenis y áreas para picnic. En caso de cierre de ciertos espacios, se recomienda que los administradores de parques coloquen barreras físicas en estas áreas y carteles para comunicar el cierre del área.
  • Colocar carteles que desaconsejen las reuniones en grupos más numerosos de lo que se recomienda o permite actualmente.
  • Si fuese necesario, hay que considerar la manera de proporcionar señales físicas para garantizar que las personas mantengan al menos 6 pies de distancia mientras están en el parque. Por ejemplo, colocar adhesivos para el piso, cinta de color o carteles (en los idiomas correspondientes) para indicar las distancias adecuadas.

Considere el momento oportuno y el proceso para reanudar los campamentos, las actividades y los deportes juveniles.

  • Consulte con funcionarios de salud pública y, según corresponda, con las autoridades de ligas deportivas y campamentos juveniles, acerca de cualquier plan para retomar las actividades y los deportes. Los funcionarios de salud pública pueden brindarle una guía sobre el momento oportuno para reanudar las actividades en su comunidad.
  • Cuando esté listo para reanudar los campamentos, las actividades y los deportes, revise las Consideraciones para campamentos juveniles y de verano y las Consideraciones para el funcionamiento de deportes juveniles de los CDC para obtener información específica sobre la manera en que estas organizaciones pueden proteger a los campistas, jugadores, familias y comunidades y desacelerar la propagación del COVID-19. Esto incluye promover conductas que reduzcan la propagación, mantener los ambientes y las operaciones saludables y elaborar planes en caso de que alguien en el programa (campistas, deportistas o miembros del personal) se enferme. Consulte a los funcionarios de salud locales y estatales para determinar si se deben implementar estas consideraciones y cómo hacerlo.

Implemente políticas de licencia por enfermedad y teletrabajo que sean flexibles, especialmente para el personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

  • Recuerde al personal que deben quedarse en casa si están enfermos.
  • Sea tan flexible como le resulte posible con las políticas de asistencia y licencia por enfermedad de su personal.
  • Identifique al personal que puede cumplir con sus tareas desde casa y siempre que sea posible fomente el teletrabajo.
  • Evalúe modificar las tareas del personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente por el COVID-19.

Mantenga al personal de su parque informado acerca del COVID-19 y las medidas de prevención.

Consulte la guía de los CDC para empresas y empleadores.