Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Información acerca del COVID-19 para empleadores de depósitos

Información acerca del COVID-19 para empleadores de depósitos
Actualizado el 13 de nov. del 2020
Más información para depósitos

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una enfermedad respiratoria (ver la lista de síntomas) ) causada por un virus llamado SARS-CoV-2.

Esto es lo que conocemos hasta el momento:

  • La principal vía de propagación del virus es de persona a persona a través de las gotitas respiratorias.
  • Es posible que se infecte por el COVID-19 al tocar una superficie u objeto contaminados con el virus y luego tocarse la cara, la boca, la nariz o los ojos.
  • Las personas asintomáticas pueden transmitir el virus.

El COVID-19 a veces puede causar complicaciones graves. Entre las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente se incluyen:

Como empleador de depósito, su fuerza de trabajo podrían entrar en contacto con el virus al:

  • Estar en contacto cercano (menos de 6 pies aproximadamente) con otras personas en el sitio de trabajo, lo que puede incluir a clientes, compañeros de trabajo, contratistas y conductores de camiones.
  • Tocar o manipular superficies y equipos que se tocan con frecuencia y luego tocarse la cara, la boca, la nariz o los ojos.

Cómo proteger a su personal y al resto de las personas y ayudar a desacelerar la propagación

Evalúe el lugar de trabajo para identificar situaciones en las que los trabajadores no puedan mantener un distanciamiento social de al menos 6 pies entre sí y de los clientes. Implemente la combinación de controles más adecuada según la jerarquía de controles para abordar estas situaciones y limitar la propagación del COVID-19. Un comité de trabajadores y directivos podría ser más efectivo para reconocer todos los escenarios.

Mientras se protege a los trabajadores, es importante destacar que las recomendaciones o intervenciones de control para reducir el riesgo de propagación del COVID-19 deben ser compatibles con los programas de seguridad vigentes y el equipo de protección personal (EPP) que se usa normalmente para determinadas tareas. Los siguientes son algunos enfoques a considerar:

Cree un plan de salud y seguridad para el COVID-19 para el lugar de trabajo

Revise la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores y el Kit de herramientas para reanudar las operaciones comerciales para ver las directrices y recomendaciones que todos los empleadores pueden usar para proteger a sus empleados.

  • Siga cumpliendo con las regulaciones estatales o locales para depósitos además de las recomendaciones mencionadas aquí.
  • Identifique a un coordinador del lugar de trabajo que será responsable de la evaluación y el control del COVID-19.
    • Al crear planes, incluya a todos los empleados del lugar de trabajo, por ejemplo, miembros del personal, empleados de servicios, auxiliares, personal de conserjería, personal de mantenimiento y supervisores.
    • Si hay clientes o contratistas en el lugar de trabajo, cree planes para comunicarse con ellos acerca de las modificaciones en el trabajo o los procesos de servicio.
    • Notifique a todos los trabajadores que cualquier inquietud relacionada con el COVID-19 debería dirigirse al coordinador identificado.
  • Implemente políticas y prácticas flexibles y favorables de licencia por enfermedad.
    • Elabore políticas que fomenten que los empleados enfermos se queden en casa sin temor a represalias, y garantice que los empleados conozcan estas políticas.
    • Si hay contratistas que trabajan en el lugar de trabajo, cree planes de comunicación con la compañía contratista para informar las modificaciones de los procesos de trabajo.
  • Considere realizar chequeos de salud diarios, ya sea en persona o virtuales (p. ej., evaluar los síntomas y/o la temperatura), a los empleados los días laborales.
    • Las opciones de evaluación pueden incluir que los empleados hagan una autoevaluación antes de llegar al trabajo o que les realicen una evaluación al llegar, como el control de su temperatura o un cuestionario para detectar posibles síntomas antes de comenzar a trabajar (vea la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores)
    • Asegúrese de que los empleados puedan mantener 6 pies de distancia entre sí mientras esperan para ser evaluados, si se opta por realizar estos controles en el lugar.
    • Las evaluaciones de salud de los empleados deben ser lo más privadas posible y se debe mantener la confidencialidad del estado de salud e historial médico de cada persona.

Tome medidas si un empleado tiene COVID-19 presunto o confirmado

  • Separe de inmediato a los empleados que tienen síntomas al llegar al trabajo o presentan síntomas en el lugar de trabajo del resto de los empleados y organice con un transporte privado para que los lleve a su casa. Estos empleados deberían autoaislarse y ponerse en contacto con su proveedor de atención médica de inmediato.
  • Cierre las áreas que la persona enferma haya usado durante períodos prolongados, si es factible hacerlo.
  • Refuerce las tareas de limpieza y desinfección después de que una persona con COVID-19 confirmado o presunto haya estado en el lugar de trabajo. El personal de limpieza debería limpiar y desinfectar las oficinas, los baños, las áreas comunes y los equipos de uso compartido utilizados por personas enfermas, haciendo especial hincapié en las superficies u objetos que se tocan con frecuencia. Si los demás trabajadores no tienen acceso a esas áreas u objetos, aguarde 24 horas (o tanto como sea posible ) antes de realizar la limpieza y desinfección.
  • Los empleados con resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19 deben notificarle los resultados al empleador de inmediato.

Cree prácticas de control de peligros a través de la jerarquía de controles para evitar infecciones entre los trabajadores. Puede incluir una combinación de los controles que se mencionan a continuación.

  • Controles de ingeniería (aísle a las personas de los peligros)
    Modificar los espacios de trabajo con controles de ingeniería para prevenir la exposición al virus que causa el COVID-19.
    • Modifique la disposición de las estaciones de trabajo siempre que sea posible. Por ejemplo, rediseñe las estaciones de trabajo para que los trabajadores puedan estar al menos a seis pies de distancia entre sí y no queden enfrentados.
    • Si es posible, coloque barreras físicas entre los trabajadores, y entre los trabajadores y los clientes.
      • Use cortinas de tiras de plástico, barreras plásticas o materiales similares para crear divisores impermeables.
    • Cierre o limite el acceso a áreas de uso común donde es más probable que los empleados se reúnan e interactúen, como salas de descanso, estacionamientos y sectores de entrada/salida.
    • Considere organizar la circulación en sentido único en áreas reducidas o estrechas, como pasillos y escaleras, para alentar a las personas a circular una detrás de otra manteniendo una distancia de 6 pies.
    • Use guías visuales como adhesivos para el piso, cintas de color y carteles para recordar a los empleados que deben mantener una distancia de 6 pies de otras personas, incluso en sus estaciones de trabajo y en las áreas de descanso.
    • Coloque estaciones de lavado de manos o desinfectantes de manos con al menos un 60 % de alcohol en diferentes ubicaciones en el lugar de trabajo para los trabajadores y los clientes.
      • Si es posible, use estaciones sin contacto.
      • Asegúrese de que los baños estén provistos de jabón y toallas de papel.
    • Asegúrese de que el espacio de trabajo esté bien ventiladoícono de sitio externo.
      • Coordine con la administración del establecimiento para adaptar la ventilación de modo que se direccione la mayor cantidad posible de aire fresco a los espacios que estén ocupados, mientras se mantiene un nivel de humedad del 40 % al 60 %. Si es posible, aumente la eficiencia de filtrado de las unidades de calefacción, ventilación y aire acondicionado al mayor nivel posible.
      • Deberían considerarse unidades de filtros de aire de alta eficiencia para partículas (HEPA) para eliminar los contaminantes en el aire en áreas con poca ventilación.
      • Garantice que haya una ventilación adecuada y que el escape de los dispositivos neumáticos de elevación se ventile lejos de los trabajadores.
      • Encontrará consideraciones adicionales para mejorar el sistema de ventilación del edificio en la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores, y en la Información sobre el COVID-19 para los empleadores de edificios de oficinas.
  • Controles administrativos (cambie la manera de trabajar de las personas)
    Capacitar al personal e implementar políticas administrativas para prevenir la propagación del virus que causa el COVID-19.
    • Todos los trabajadores deben conocer los aspectos básicos del COVID-19, cómo se cree que se propaga la enfermedad, cuáles son los síntomas de la enfermedad y qué medidas pueden tomarse para prevenir o reducir al mínimo la transmisión del virus que causa el COVID-19.
    • Las capacitaciones deben tener en cuenta la importancia de respetar el distanciamiento social (mantener una distancia de 6 pies o más cuando sea posible), usar cubiertas de tela para la cara o mascarillas de manera adecuada, cubrirse al toser y estornudar, lavarse las manos, limpiar y desinfectar las superficies de contacto frecuente, no compartir artículos personales ni herramientas/equipos, excepto que sea absolutamente necesario, y no tocarse la cara, la boca, la nariz ni los ojos.
    • Se debe recomendar a los trabajadores que se vayan a sus casas o se queden en casa si se sienten enfermos. Es importante garantizar que las políticas de licencia por enfermedad sean flexibles y concuerden con las guías de salud pública y que los empleados conozcan y comprendan estas políticas.
    • Use sistemas digitales de seguimiento de inventario para limitar el contacto personal.
    • Realice reuniones virtuales.
    • Considere mantener grupos pequeños de trabajadores en los equipos (división en cohortes) para reducir la cantidad de compañeros de trabajo a la que se expone cada persona.
      • Cree zonas de trabajo para separar a los equipos y reducir el contacto con otros trabajadores.
    • Reduzca la cantidad de personal presente en el lugar al mismo tiempo al aumentar la cantidad de turnos, escalonar los turnos, reducir la superposición entre turnos e incrementar el horario de operación del establecimiento.
      • Implemente sitios de trabajo flexibles (teletrabajo) para el personal de oficina, siempre que sea posible.
    • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia.
      • Si las superficies están visiblemente sucias, límpielas con agua y jabón o detergente antes de desinfectarlas.
      • Use productos que estén registrados en la EPAícono de sitio externo, soluciones de blanqueador con cloro de uso doméstico diluido o soluciones de alcohol con al menos un 70 % de alcohol, que sean aptos para desinfectar la superficie.
      • Proporcione materiales de limpieza y realice tareas de limpieza específicas y más frecuentes en las superficies que se tocan con frecuencia (bancos, soportes, cintas transportadoras, máquinas elevadoras, pisos, montacargas, carretillas hidráulicas, patines, bolsos, carritos, cortadores de cajas, rodillos transportadores, escaleras, equipos de empaquetado, tabletas, teléfonos, papeleo, mercancía, mesones, manijas de las puertas, baños, mesas, interruptores de luz, teléfonos, grifos, lavabos, teclados, etc.).
      • Cierre las líneas entre cada turno para desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia en esas áreas.
      • Realizar una limpieza frecuente de los cuartos de descanso, áreas de descanso y otras áreas comunes de los empleados.
    • Asegúrese de que los empleados tengan acceso a jabón, agua limpia y toallas de papel desechables y dispongan del tiempo suficiente para lavarse las manos.
      • Recuerde a los empleados que se laven las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón a disposición, deberían usar desinfectante de manos con al menos un 60 % alcohol.
      • Además de brindar suministros como jabón, agua limpia y toallas de papel, proporcione desinfectante de manos, pañuelos desechables y cestos para residuos que no requieran contacto con las manos en los baños.
    • Mantenga el distanciamiento social en el depósito.
    • Limite la cantidad de personas que puede estar dentro del depósito al mismo tiempo. (Consulte las guías locales y estatales, si hay disponibles).
    • Recuerde a los empleados que las personas pueden propagar el virus que causa el COVID-19 incluso si no manifiestan síntomas. Considere todas las interacciones cercanas (a menos de 6 pies) con los empleados, clientes y otros, una fuente posible de exposición.
    • Coloque carteles y recordatorios en las entradas y en ubicaciones estratégicas, con instrucciones de distanciamiento social, higiene de manos, el uso de cubiertas de tela para la cara o mascarillas y el protocolo correcto para toser y estornudar. Los carteles deben estar al alcance de las personas con discapacidades y deben ser fáciles de entender y se pueden incluir carteles para personas que no hablan inglés, si fuese necesario.
    • Coloque un número de contacto fuera del establecimiento para los visitantes y conductores, y designe claramente una ubicación de reunión donde se pueda mantener el distanciamiento social y sea posible compartir información importante acerca de las precauciones en relación al COVID-19.
    • La comunicación y la capacitación deben estar al alcance de las personas con discapacidades, ser fáciles de entender, estar redactadas en los idiomas en los que los trabajadores prefieren hablar o leer, e incluir información precisa y oportuna.
      • Enfatice el uso de imágenes (infografías) que tengan en cuenta las diferencias de idioma.
      • Se debe reforzar la capacitación con carteles (preferentemente infografías), ubicados en lugares estratégicos. Los CDC tienen afiches simples y gratuitos disponibles para descargar e imprimir, algunos de los cuales fueron traducidos a diferentes idiomas.
    • Use cubiertas de tela para la cara o mascarillas según corresponda.
      • Las cubiertas de tela para la cara o mascarillas fueron diseñadas para proteger a las demás personas, no a quien las usa. No se las considera equipo de protección personal.
      • Enfatice el cuidado que se debe tener al colocarse y quitarse las cubiertas de tela para la cara o mascarillas para garantizar que el trabajador o la cubierta o mascarilla no se contaminen.
      • Si es posible, las cubiertas de tela para la cara o mascarillas se deben lavar con regularidad.
      • Asegúrese de que las cubiertas de tela para la cara o mascarillas no representen un riesgo adicional (p. ej., si interfieren con la visión para conducir o agravan enfermedades relacionadas con el calor) que supere los beneficios que aportan en relación con desacelerar la propagación del virus que causa el COVID-19. Tampoco deben usar cubiertas de tela para la cara ni mascarillas las personas que tienen dificultad para respirar o que no pueden quitarse la cubierta o mascarilla sin ayuda. Los CDC tienen información sobre adaptaciones y alternativas que deberían considerarse cuando el uso de cubiertas de tela para la cara o mascarillas no es factible (p. ej., personas sordas o con problemas auditivos, personas que tienen discapacidades intelectuales o deficiencias del desarrollo o sensibilidades sensoriales).
      • Los empleados deberían considerar tener una cubierta de tela para la cara o mascarilla de más.
      • Si la cubierta de tela para la cara o mascarilla se moja, se ensucia visiblemente o se contamina en el trabajo, el trabajador se la debe quitar y guardar para lavarla más tarde.
    •  Considere pedirles a las personas que concurren al lugar de trabajo (personal de servicio, clientes) que también usen cubiertas de tela para la cara o mascarillas.
  • Equipos de protección personal (EPP)

El uso de EPP es la última medida en la jerarquía de controles, porque es más difícil de implementar de manera eficaz que otras medidas. Para que proteja y no implique un peligro adicional, el uso del EPP requiere evaluar las características del entorno, conocer sus peligros, capacitarse y usarlo de manera correcta y consistente. Es por esto que se pone especial énfasis en los controles administrativos y de ingeniería cuando abordamos peligros ocupacionales, incluso cuando seguimos la guía para desacelerar la propagación del SARS-CoV-2.

En la pandemia actual del COVID-19, se prioriza el uso de EPP como mascarillas quirúrgicas o mascarillas de respiración N95 para los trabajadores de la salud y demás personal de respuesta a emergencias, según lo recomendado por la guía actual de los CDC, excepto que fuera equipo de uso obligatorio antes de la pandemia.

Cómo puede ayudar a su personal y a otras personas a sobrellevar el estrés

La salud mental es un componente importante de la salud y seguridad del trabajador. La pandemia del COVID-19 trajo aparejados nuevos retos con respecto a la forma en que las personas trabajan e interactúan con los demás, lo que puede generar sensaciones de estrés, ansiedad y depresión. Es importante que preste atención a estas sensaciones en usted mismo y en su personal, y que aliente a los miembros del personal a aprovechar los recursos disponibles para el manejo de problemas de salud mental.

Puede encontrar información y recursos sobre salud mental, cómo reconocer los signos de estrés, medidas para aumentar la resiliencia y controlar el estrés y saber a quién acudir si usted, el personal u otras personas necesitan ayuda aquí.