Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Guía interina para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en lugares de trabajo que no prestan servicios de salud

Guía interina para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en lugares de trabajo que no prestan servicios de salud
Actualizado el 17 de mar. del 2021

Resumen de los cambios recientes

  • Se agregó la descripción de las pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT, por sus siglas en inglés) y pruebas de antígenos como tipos de pruebas virales para estar en consonancia con la visión general sobre las pruebas de detección del SARS-CoV-2
  • Se agregaron consideraciones sobre la incorporación de la realización de pruebas de detección en personas asintomáticas sin exposición confirmada o presunta al SARS-CoV-2 (pruebas de evaluación) en determinados entornos laborales como parte de un plan de prevención y control del COVID-19 en el lugar de trabajo
  • Se actualizaron las consideraciones sobre la frecuencia de la realización de pruebas

Ver actualizaciones anteriores

Puntos clave

  • Las pruebas de detección del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, en el lugar de trabajo podrían identificar a trabajadores infectados por el SARS-CoV-2 y ayudar a prevenir una futura transmisión y reducir los contagios. El propósito de esta guía es proporcionarles a los empleadores las consideraciones para incorporar las pruebas de detección del SARS-CoV-2 a un plan de preparación, respuesta y control del COVID-19 en determinados lugares de trabajo que no prestan servicios de salud.
  • Esta guía incluye descripciones de los diferentes tipos de pruebas de detección del SARS-CoV-2; escenarios en los que se pueden utilizar las pruebas del SARS-CoV-2; consideraciones para las pruebas de evaluación (pruebas a trabajadores asintomáticos sin exposición confirmada o presunta al SARS-CoV-2); y el uso de pruebas de antígenos para la realización de pruebas de evaluación en serie, incluso en lugares de trabajo de infraestructura fundamental de alta densidad.
  • Las pruebas de evaluación pueden ser efectivas para ayudar a prevenir la transmisión en ciertos lugares de trabajo.
  • Estas consideraciones provisionales sobre las estrategias de pruebas de detección del SARS-CoV-2 para ciertos lugares de trabajo que no prestan servicios de salud durante la pandemia del COVID-19 se basan en lo que se conoce actualmente acerca de la transmisión y la gravedad del COVID-19 y están sujetas a cambios a medida que se disponga de más información.

Importante: Este documento ofrece una guía sobre el uso adecuado de pruebas y no regula las determinaciones de pago o cobertura de seguro de dichas pruebas, excepto que otra entidad o agencia federal o estatal indique expresamente lo contrario.

Introducción

El propósito de este documento es ofrecer a los empleadores estrategias para las consideraciones de incorporación de las pruebas de detección del SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19, a un plan de preparación, respuesta y control en el lugar de trabajo en determinados lugares de trabajo que no prestan servicios de salud. Para los lugares de trabajo con personal de atención médica, incluidos los que trabajan en hogares de ancianos, remítase a la guía interina para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 al personal de atención médica y a las directrices provisionales para pruebas de detección del SARS-CoV-2 en residentes y personal de atención médica de hogares de ancianos.

Se recomienda a los empleadores que trabajen en colaboración con los funcionarios de salud estatales, territoriales, tribales y locales para determinar si es viable implementar las siguientes estrategias de pruebas de detección y, de hacerlo, de qué manera, así como cuáles serían las pruebas de detección más adecuadas para sus circunstancias. El objetivo de estas consideraciones es complementar, no reemplazar, cualquier ley, norma y regulación de salud y seguridad federal, estatal, local, territorial o tribal que deban acatar los lugares de trabajo. Estas estrategias se deben implementar de conformidad con las leyes y regulaciones existentes, incluidas las leyes de protección de la privacidad y la confidencialidad. También se deben implementar de conformidad con las guías de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC)ícono de sitio externo en relación con las políticas y procedimientos aprobados para las pruebas de detección. Los empleadores que se hagan cargo de los costos de las pruebas de detección de sus empleados deberán implementar procedimientos para la notificación rápida de los resultados y adoptar las medidas que correspondan con base en los resultados de las pruebas, lo que incluye elaborar instrucciones de autoaislamiento e informar las restricciones de acceso al lugar de trabajo.

Consideraciones al realizar pruebas de detección

Las pruebas de detección del SARS-CoV-2 se pueden incorporar como parte de un enfoque integral para reducir los niveles de transmisión en un entorno laboral que no pertenece al sector de servicios de saludLa evaluación para detectar síntomas, las pruebas de detección y el rastreo de contactos  son estrategias para identificar a trabajadores infectados por el SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19, para poder tomar medidas que desaceleren y detengan la propagación del virus.

Actualmente, la vacuna contra el COVID-19 está disponible en dosis limitadas; por lo tanto, el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC emitió recomendaciones para su priorización durante las primeras fases del programa de vacunación. A medida que el suministro de vacunas aumente y más grupos prioritarios reciban la vacuna, las prioridades de los CDC para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 se modificarán y se actualizará la guía. Para obtener una guía sobre la cuarentena y la realización de pruebas de detección a personas que recibieron la vacuna completa, visite Recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas.

Los empleados que se realizarán pruebas de detección deben recibir información clara sobre:

  • el fabricante y nombre de la prueba, el tipo de prueba, la finalidad de la prueba, las especificaciones de desempeño de la prueba, las limitaciones asociadas a la prueba, quién pagará por la prueba, cómo se realizará la prueba, cómo y cuándo recibirán los resultados de la prueba; y
  • cómo entender lo que significan los resultados, medidas asociadas a resultados negativos o positivos, diferencia entre la realización de una prueba como evaluación en el lugar de trabajo y la realización de una prueba con fines de diagnóstico médico, quién recibirá los resultados, cómo se usarán los resultados y las consecuencias de negarse a someterse a la prueba de detección.

Es obligatorio entregar a las personas hojas informativas para el paciente sobre la autorización de uso de emergenciaícono de sitio externo (EUA, por sus siglas en inglés) de las pruebas.

Según la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA), cuando los empleadores implementan cualquier prueba obligatoria a los empleados, esta debe estar "relacionada con el trabajo y concordar con la necesidad del negocio". En el contexto de la pandemia del COVID-19, la EEOCícono de sitio externo de los EE. UU. señala que está permitido utilizar una prueba "precisa y confiable" para determinar si un empleado está infectado por el SARS-CoV-2 como condición para ingresar al lugar de trabajo porque un empleado infectado "supondrá una amenaza directa para la salud de los demás". La EEOC señala que las pruebas administradas por los empleadores que concuerdan con la guía actual de los CDC cumplirán con el estándar de necesidad del negocio de la ADA. No obstante, no se deben realizar pruebas de detección en el lugar de trabajo sin el consentimiento de los empleados. Los empleadores que ordenan la realización de pruebas en el lugar de trabajo para detectar la infección por el SARS-CoV-2 deben hablar con los empleados que no aceptan realizarse las pruebas y considerar la posibilidad de ofrecerles alternativas, en la medida que sea factible y apropiado, como la reasignación de tareas que puedan realizarse a través del teletrabajo.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional publicó guías interinasícono de sitio externo para aplicar la norma 29 CFR Parte 1904ícono de sitio externo con respecto al registro de enfermedades ocupacionales, específicamente casos de COVID-19. De conformidad con los requisitos de mantenimiento de registros de la OSHA, el COVID-19 es una enfermedad de registro obligatorioícono de sitio externo y por consiguiente, los empleadores son responsables de registrar los casos de COVID-19 si los casos cumplen ciertos requisitos. Se recomienda especialmente a los empleadores que consulten la página web de la OSHA con frecuencia en www.osha.gov/coronavirusícono de sitio externo para ver las actualizaciones.

Tipos de pruebas de detección

En las pruebas virales

Las pruebas virales autorizadasícono de sitio externo por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se utilizan para diagnosticar la infección por SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Con las pruebas virales se analiza si el virus está presente en muestras respiratorias o de otro tipo. Los resultados de estas pruebas ayudan a los funcionarios de salud pública a identificar y aislar a las personas infectadas para reducir al mínimo la transmisión del SARS-CoV-2. Vea la lista de autorizaciones de uso de emergencia de diagnóstico in vitroícono de sitio externo de la FDA para obtener más información acerca del desempeño de pruebas autorizadas específicas.

  • Las pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT, por sus siglas en inglés), como la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (RT-PCR, por sus siglas en inglés), detectan el ácido ribonucleico viral (ARN) e indican una infección actual o una infección reciente con detección prolongada de ARN viral pero sin evidencia directa de que el virus sea capaz de replicarse o ser transmitido a otras personas. Las NAAT son pruebas de alta sensibilidad y alta especificidad para diagnosticar la infección por SARS-CoV-2. La mayoría de las NAAT deben ser procesadas en el laboratorio con tiempos variables para la obtención de resultados (~1-2 días), pero algunas NAAT son pruebas para puntos de atención con resultados disponibles en aproximadamente 15-45 minutos.
  • Las pruebas de antígeno detectan la presencia de un antígeno viral específico. La mayoría puede procesarse en el punto de atención con resultados disponibles en aproximadamente 15-30 minutos. Por lo general, las pruebas de antígeno tienen una especificidad similar pero son menos sensibles que las NAAT. En función de la probabilidad previa a la prueba, es posible que los resultados de la prueba de antígeno deban confirmarse con una NAAT (p. ej., una prueba negativa en personas con síntomas o una prueba positiva en personas sin síntomas). Se recomienda el uso de un Algoritmo de prueba de antígeno ícono de pdf[147 KB, 1 página] para determinar cuándo es necesario realizar una prueba de confirmación.

Las pruebas de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos (o serológicas) se utilizan para detectar infecciones anteriores por SARS-CoV-2, y pueden ayudar a diagnosticar el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) y en adultos (MIS-A). Los CDC no recomiendan el uso de pruebas de anticuerpos para diagnosticar infecciones actuales. En función del momento en que una persona fue infectada y el momento de realización de la prueba, la prueba podría no detectar anticuerpos en personas con una infección actual. Además, aún no se conoce si el resultado positivo de una prueba de anticuerpos indica inmunidad contra el SARS-CoV-2; por lo tanto, por el momento, las pruebas de anticuerpos no deberían usarse para determinar si una persona es inmune a la reinfección. La realización de pruebas de anticuerpos se está utilizando con fines epidemiológicos y de vigilancia de salud pública. Dado que las pruebas de anticuerpos pueden tener diferentes objetivos en el virus, es posible que se necesiten pruebas específicas para evaluar los anticuerpos originados por una infección pasada en comparación con los generados por la vacuna. Para obtener más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y los resultados de las pruebas de anticuerpos, consulte las Consideraciones clínicas provisionales para el uso de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 autorizadas actualmente en los Estados Unidos.

Para obtener más información, consulte Visión general sobre las pruebas de detección del SARS-CoV-2.

Visión general de situaciones de realización de pruebas de detección

La realización de pruebas de diagnóstico pretende identificar infecciones actuales en las personas y se utiliza cuando una persona presenta signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19, o cuando una persona es asintomática pero tiene una exposición presunta o conocida al SARS-CoV-2.

Algunos ejemplos de realización de pruebas de diagnóstico incluyen:

  • Realizar una prueba de detección a personas con síntomas que concuerdan con los del COVID-19 y que acuden a su proveedor de atención médica
  • Realizar una prueba de detección a las personas como resultado de las iniciativas de rastreo de contactos
  • Realizar una prueba de detección a quienes indicaron haber estado expuestos a alguien con un caso presunto o confirmado de COVID-19
  • Realizar una prueba de detección a quienes asistieron a un evento en el que luego se confirmó que otro asistente dio positivo para el COVID-19

Las pruebas de evaluación pretenden identificar a personas infectadas que son asintomáticas y no tienen exposición conocida, presunta ni notificada al SARS-CoV-2. La evaluación ayuda a identificar casos desconocidos a fin de tomar medidas para evitar la transmisión posterior.

Algunos ejemplos de realización de pruebas de evaluación incluyen:

  • Realizar una prueba de detección a los empleados en el lugar de trabajo
  • Realizar una prueba de detección a estudiantes, docentes y miembros del personal en ámbitos escolares o universitarios
  • Realizar una prueba de detección a una persona antes o después de viajar
  • Realizar una prueba de detección en casa a una persona que no presenta síntomas asociados al COVID-19 y que no tiene exposiciones conocidas a alguien con COVID-19

Cómo elegir una prueba de detección

Al escoger qué prueba de detección usar, es importante comprender el propósito de la realización de la prueba (p. ej., diagnóstico, evaluación), el desempeño analítico de la prueba dentro del contexto del nivel de transmisión en la comunidad, la necesidad de obtener un resultado rápidamente y otras consideraciones. La Tabla 1 resume algunas de las características a considerar de las pruebas NAAT y de antígeno. La mayoría de las pruebas de antígeno que han recibido la EUA de la FDAícono de sitio externo están autorizadas para su uso en personas sintomáticas dentro de los primeros 5, 7, 12 o 14 días desde la aparición de los síntomas. Dado el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 a partir de personas asintomáticas y presintomáticas con infección por SARS-CoV-2, es posible considerar el uso de pruebas de antígeno en personas asintomáticas y presintomáticas. La FDA ha proporcionado una lista de preguntas frecuentes para proveedores de atención médica que están utilizando pruebas de diagnóstico para evaluar a personas asintomáticasícono de sitio externo, y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid ejercerán temporalmente su discreción de cumplimiento ícono de pdf[40 KB, 1 página]ícono de sitio externo para permitir el uso de pruebas de antígeno en personas asintomáticas durante la emergencia de salud pública del COVID-19 de conformidad con las Enmiendas para la Mejora de Laboratorios Clínicos (CLIA) de 1988. Los laboratorios que realizan pruebas de evaluación o diagnóstico del SARS-CoV-2 deben tener un certificado de conformidad con las CLIA y cumplir los requisitos reguladores correspondientes. Las pruebas que han recibido una EUA de la FDA para uso en el punto de atención (POC, por sus siglas en inglés) pueden realizarse con un certificado de exención de conformidad con las CLIA.

Tabla 1. Diferencias entre las pruebas NAAT y de antígeno a considerar al planificar su uso con fines de diagnóstico o evaluación

NAAT

Pruebas de antígeno

Uso previsto

Detectar una infección actual

Detectar una infección actual

Analito detectado

Ácido ribonucleico (ARN) viral

Antígenos virales

Tipos de muestras

Nasal, nasofaríngea, orofaríngea, de esputo, de saliva

Nasal, nasofaríngea

Sensibilidad

Varía según la prueba, pero suele ser alta para las pruebas de laboratorio y moderada a alta para las pruebas en el punto de atención (POC)

Varía dependiendo del curso de la infección, pero suele ser de moderada a alta en los momentos de máxima carga viral*

Especificidad

Alta

Alta

Complejidad de la prueba

Varía según la prueba

Relativamente fácil de usar

Autorizada para usar en un punto de atención

La mayoría no, algunas sí

La mayoría sí, algunas no

Tiempo de respuesta

La mayoría, 1-3 días. Algunas pueden tardar solo 15 minutos

Varía de 15 minutos a 30 minutos

Costo/Prueba^

Moderado (~$75-$100/prueba)

Bajo (~$5-$50/prueba)

Ventajas

Método de prueba más sensible disponible

Corto tiempo de respuesta de las pruebas NAAT en el POC, pero hay pocas disponibles

Por lo general, no es necesario repetirlas para confirmar los resultados

Corto tiempo de respuesta (aproximadamente 15 minutos)+

Cuando se realiza en POC o cerca de allí, permite una rápida identificación de las personas infectadas, evitando así una mayor transmisión del virus en la comunidad, el lugar de trabajo, etc.

Desempeño comparable con el de las NAAT en personas sintomáticas y/o si hay presencia de virus de los que se pueden hacer cultivos, cuando se supone que la persona es infecciosa

Desventajas

Tiempo de respuesta más prolongado de pruebas de laboratorio (1-3 días)

Mayor costo por prueba

No se deben repetir las pruebas de diagnóstico NAAT con resultado positivo dentro de los 90 días dado que las personas pueden seguir teniendo ARN detectable luego de que haya pasado el riesgo de transmisión

Puede necesitar una prueba de confirmación

Menor sensibilidad (más resultados falsos negativos) en comparación con las NAAT, especialmente en personas asintomáticas

**La menor sensibilidad de las pruebas de antígeno podría compensarse si las pruebas de antígeno en el POC se repiten con mayor frecuencia (es decir, se realizan pruebas en serie al menos semanalmente).
^ Costos de: NAATícono de sitio externo, pruebas de anticuerposícono de sitio externo
+Se refiere solo a las pruebas de antígeno en el punto de atención.

Consideraciones para realizar pruebas en diferentes escenarios

Pruebas de diagnóstico

Realización de pruebas de detección a personas con signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19

Los empleadores podrían considerar realizar chequeos de salud diarios, ya sea en persona o virtuales (p. ej., evaluar los síntomas y/o controlar la temperatura), para identificar a los empleados que tienen signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19 antes de que ingresen al establecimiento, de conformidad con la guía para empresas y empleadores en su respuesta a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) de los CDC. Los empleadores deberían seguir la guía de la EEOCícono de sitio externo en relación con la confidencialidad de los registros médicos de las evaluaciones de salud.

Los trabajadores vacunados y sin vacunar que tienen los síntomas del COVID-19 deberían ser apartados inmediatamente de los demás empleados, clientes y visitantes, y se los debe enviar a casa o a un establecimiento de atención médica, según la gravedad de sus síntomas. Los empleados deben seguir la guía de los CDC para cuidarse. Para evitar situaciones de estigma y discriminación en el lugar de trabajo, las evaluaciones de salud de los empleados deben ser lo más privadas posible. Los CDC recomiendan que todas las personas con signos o síntomas del COVID-19 se realicen una prueba de detección y sigan las indicaciones de su proveedor de atención médica. Se recomienda esperar los resultados de la prueba de detección antes de regresar al trabajo, para mantener a posibles empleados infectados fuera del lugar de trabajo.

Se recomienda a los empleadores que implementen políticas y prácticas de licencia por enfermedad flexibles, como parte de un enfoque integral para prevenir y reducir la transmisión entre empleados.

Los resultados positivos de una prueba viral (NAAT o de antígenos) en personas con signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19 indican que la persona tiene COVID-19. Una prueba de antígeno con resultado negativo en personas con signos o síntomas del COVID-19 debería confirmarse con una prueba NAAT más sensible de laboratorio. Los resultados de las pruebas NAAT se consideran el resultado definitivo cuando existe una discrepancia entre las pruebas de antígenos y las pruebas NAAT. Para obtener más información, vea el algoritmo de pruebas de antígenos ícono de pdf[458 KB, 1 página]. Los resultados positivos de las pruebas deben interpretarse como indicación de que una persona tiene COVID-19 y no debe concurrir al trabajo y debería aislarse en su casa. Las decisiones para suspender el aislamiento de los trabajadores con COVID-19 y permitirles regresar al lugar de trabajo pueden tomarse siguiendo una estrategia basada en los síntomas, basada en el tiempo o basada en las pruebas de detección (vea la sección Realización de pruebas de detección para determinar si la infección se resolvió más abajo).

Realización de pruebas de detección a personas asintomáticas con exposición conocida o presunta al SARS-CoV-2

La investigación de casos suele iniciarse cuando un departamento de salud recibe la notificación de un resultado positivo de una prueba viral de detección del SARS-CoV-2 por parte de un laboratorio o centro de pruebas, o la notificación por parte de un proveedor de atención médica de un paciente con diagnóstico confirmado o probable de COVID-19ícono de pdfícono de sitio externo.

En general, los trabajadores que recibieron la vacuna completa y no presentan los síntomas que concuerden con los del COVID-19 no necesitan hacer cuarentena ni realizarse pruebas de detección después de estar expuestos a una persona con COVID-19 confirmado o presunto. Sin embargo, las personas que trabajan en entornos de congregación u otros lugares de trabajo de alta densidad (p. ej., plantas de procesamiento y fabricación de carne y aves de corral) deben realizarse una prueba de detección después de una exposición; sin embargo, no necesitan cumplir con la cuarentena. Para obtener una guía sobre la cuarentena y la realización de pruebas de detección a personas que recibieron la vacuna completa, vea las recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas.

Se recomienda la realización de pruebas virales a todos los contactos cercanos no vacunados (personas que han estado a menos de 6 pies de distancia por un total combinado de 15 minutos o más durante un periodo de 24 horas) de personas con COVID-19. Debido a la posibilidad de que ocurra una transmisión asintomática y presintomática del SARS-CoV-2, es importante identificar rápidamente a las personas sin vacunar que han estado expuestas a personas con COVID-19 confirmado o presunto y hacer que cumplan la cuarentena. Las pruebas virales con NAAT o pruebas de antígenos pueden detectar si estos individuos están infectados en este momento. Es posible que el departamento de salud le pida ayuda al empleador para identificar a los contactos cercanos del trabajador. Se recomienda a los empleadores que coordinen con los departamentos de salud pública que investigan casos de COVID-19 y hacen rastreo de contactos para ayudar a reducir la propagación del SARS-CoV-2 en sus lugares de trabajo y comunidades.

Como puede haber alguna demora entre el momento de exposición de una persona al virus y el momento en el que el virus es detectable a través de las pruebas, es posible que las pruebas en el momento de la exposición no detecten infecciones. Es más probable detectar una infección entre contactos cercanos de un caso de COVID-19 al repetir las pruebas de detección en diferentes momentos, también conocidas como pruebas en serie, que al hacer la prueba en un determinado momento. Se recomienda realizar pruebas virales a los contactos cercanos de las personas con COVID-19 que deben realizarse pruebas inmediatamente después de ser identificados y, si dan negativo, volver a realizarlas dentro de 5-7 días después de la última exposición o inmediatamente si se presentan síntomas durante la cuarentena.

Aunque los CDC siguen recomendando una cuarentena de 14 días para las personas no vacunadas que son contactos cercanos de una persona con COVID-19, las pruebas virales también pueden utilizarse como parte de una opción para acortar el periodo de cuarentena. Las autoridades de salud pública locales determinan y establecen las opciones de cuarentena para sus jurisdicciones. Acortar la cuarentena podría mejorar la disposición del público a cumplir con las recomendaciones de salud pública. Sin embargo, una cuarentena más corta podría resultar menos eficaz a la hora de prevenir la transmisión del COVID-19 que el período recomendado en la actualidad de 14 días de cuarentena. En las jurisdicciones con opciones de cuarentenas más cortas, los lugares de trabajo con mayor riesgo de introducción o transmisión del SARS-CoV-2, o con un posible mayor impacto negativo si los empleados se infectan por el SARS-CoV-2 (vea la sección tipos de lugares de trabajo más abajo), pueden considerar la posibilidad de restringir el ingreso de los trabajadores al lugar de trabajo hasta 14 días después de su exposición.

También puede considerarse la realización de pruebas a personas no vacunadas que puedan haber estado en contacto cercano con personas diagnosticadas con COVID-19 en colaboración con el departamento de salud local, si los recursos lo permiten. Se puede usar un enfoque basado en el riesgo para las pruebas de detección de posibles contactos de una persona con COVID-19 confirmado. Dicho enfoque debería considerar la probabilidad de la exposición, que se ve afectada por las características del lugar de trabajo y los resultados de las investigaciones de los contactos. En algunos entornos, se puede considerar la realización generalizada de pruebas de evaluación (es decir, hacer pruebas, más allá de los contactos cercanos identificados individualmente, a personas que son posibles contactos cercanos), como orientar las pruebas a trabajadores del mismo sector y que comparten turno, como parte de una estrategia de control de la transmisión del SARS-CoV-2 en el lugar de trabajo. Los entornos de alto riesgo que han demostrado potencial de propagación rápida y extendida del SARS-CoV-2 incluyen:

Después de que se identifica un caso de COVID-19 en un lugar de trabajo de infraestructura fundamental con alta densidad, donde los trabajadores están en contacto cercano por periodos prolongados, las pruebas de NAAT o de antígeno pueden utilizarse para diagnosticar la infección en trabajadores con exposición confirmada o presunta al SARS-CoV-2. Se recomienda a los empleadores que consulten a los departamentos de salud estatales, locales, territoriales y tribales para tomar decisiones informadas acerca de la realización generalizada de pruebas de evaluación.

Si los empleados se realizan pruebas de detección después de tener un contacto cercano o la sospecha de un contacto cercano con alguien que tiene un diagnóstico confirmado o presunto de COVID-19, es necesario tener cuidado al informar a estos empleados de su posible exposición al SARS-CoV-2 en el lugar de trabajo para mantener la confidencialidad de la persona con COVID-19, tal como lo exige la ADAícono de sitio externo y de conformidad con la guía de la EEOC respecto de la Información importante acerca del COVID-19 y la ADA, la Ley de Rehabilitación y otras leyes que garantizan la igualdad de oportunidades en el empleo (EEO)ícono de sitio externo.

Realización de pruebas de detección para determinar si la infección se resolvió

La decisión de finalizar el aislamiento y hacer que los empleados con SARS-CoV-2 confirmado o presunto regresen al lugar de trabajo debe tomarse en el contexto de las circunstancias clínicas y locales. Ha habido casos en los que las pruebas de detección NAAT detectaron ARN del SARS-CoV-2 en las muestras respiratorias de algunas personas recuperadas hasta 3 meses después de la aparición de la enfermedad, pero sin evidencia directa de que el virus pudiera replicarse o causar la enfermedad. En consecuencia, la evidencia apoya una estrategia basada en el tiempo y en los síntomas para determinar cuándo suspender el aislamiento u otras medidas de precaución, en lugar de una estrategia basada en pruebas de detección. En los casos graves de personas inmunodeprimidas, podría considerarse una estrategia basada en pruebas con el asesoramiento de expertos en enfermedades infecciosas. Para todos los demás, ya no se recomienda una estrategia basada en pruebas, salvo para suspender el aislamiento o las medidas de precaución antes de lo que ocurriría si se implementa una estrategia basada en los síntomas.

De conformidad con la ADA, los empleadores están autorizados a solicitar un certificado de un proveedor de atención médicaícono de sitio externo para confirmar que los empleados están sanos y en condiciones de regresar al trabajo. Sin embargo, por cuestiones prácticas, los empleadores deben saber que los consultorios de los proveedores de atención médica y establecimientos médicos pueden estar extremadamente ocupados durante los periodos en los que los indicadores de transmisión del COVID-19 en la comunidad se encuentran en las categorías de moderada a alta (Tabla 2) y quizá no estén en condiciones de entregar dicha documentación de manera oportuna. En estos casos, los empleadores pueden evaluar no exigir un certificado de un proveedor de atención médica a los empleados enfermos, para confirmar su enfermedad, acceder a una licencia por enfermedad o regresar al trabajo. La mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves, pueden recuperarse en sus casas sin atención médica, y seguir las recomendaciones de los CDC para decidir cuándo suspender el aislamiento y regresar al lugar de trabajo.

Realización de pruebas de evaluación

Realización de pruebas de detección en personas asintomáticas sin exposición conocida o presunta al SARS-CoV-2 para la identificación temprana, el aislamiento y la prevención de enfermedades

Cuándo realizar pruebas de evaluación

La realización de pruebas de evaluación de los trabajadores asintomáticos sin exposición conocida o presunta al SARS-CoV-2 en determinados entornos donde no se prestan servicios de salud puede ser útil para detectar el COVID-19 de forma temprana y detener la transmisión rápidamente, en especial en áreas con indicadores de COVID-19 en la comunidad en las categorías de moderada a alta (Tabla 2, Tabla 3). Las pruebas de evaluación pueden utilizarse conjuntamente con los controles de síntomas y temperatura, los cuales no detectarán a los trabajadores contagiosos asintomáticos o presintomáticos. Las personas con infección asintomática o presintomática por el SARS-CoV-2 contribuyen de forma significativa a la transmisión del SARS-CoV-2.

En general, los trabajadores que recibieron la vacuna completa deberían seguir la guía del empleador sobre la realización de pruebas de evaluación. Visite Recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas para obtener más información.

Tipos de lugares de trabajo

Entre los lugares de trabajo en los que debería considerarse la realización de pruebas de evaluación a los trabajadores se encuentran:

  • Los lugares de trabajo con mayor riesgo de introducción del SARS-CoV-2 (p. ej., lugares de trabajo donde los trabajadores están en contacto cercano con el público, como restaurantes o salones de belleza, o lugares de trabajo en comunidades con transmisión moderada a alta)
  • Los lugares de trabajo en los que existe un mayor riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 (p. ej., lugares de trabajo en los que el distanciamiento físico es difícil de mantener y los trabajadores pueden estar en contacto cercano, como las plantas de fabricación o de procesamiento de alimentos, o lugares de trabajo en los que los empleados comparten vivienda como embarcaciones de pesca, plataformas de extracción de petróleo, campamentos de bomberos que combaten incendios forestales o viviendas para trabajadores agrícolas)
  • Los lugares de trabajo donde la infección por el SARS-CoV-2 entre los empleados generará un mayor impacto negativo, como:

Frecuencia de la realización de pruebas de evaluación

Los enfoques pueden incluir pruebas iniciales de todos los trabajadores antes de ingresar al lugar de trabajo, pruebas periódicas de los trabajadores en intervalos regulares, pruebas específicas de los nuevos trabajadores o de los que regresan tras una ausencia prolongada (como una licencia médica o un permiso), o alguna combinación de enfoques. Dado el período de incubación del COVID-19 (hasta 14 días), los CDC recomiendan pruebas de evaluación con una frecuencia al menos semanal. Los empleadores pueden considerar útiles los siguientes factores al determinar el intervalo para la realización periódica de pruebas de detección:

  • La disponibilidad de pruebas, su tiempo de respuesta y su costo
  • El periodo de latencia entre la exposición y el desarrollo de una prueba viral positiva del SARS-CoV-2
  • Tipo de lugares de trabajo
  • Nivel de transmisión en la comunidad (Tabla 2, Tabla 3)
  • Cuántos empleados obtuvieron resultados positivos en rondas de pruebas anteriores
  • La experiencia relevante con brotes en el lugar de trabajo

Las pruebas en serie utilizadas en un programa de evaluación podrían identificar a los trabajadores con infección por el SARS-CoV-2 y así ayudar a prevenir o reducir la transmisión posterior, lo que constituye una medida de salud ocupacional sumamente importante en los tipos de lugares de trabajo mencionados anteriormente. Cada vez más se piensa que la prevención y el control de los brotes dependen en gran medida de la frecuencia de las pruebas y de la rapidez de los informes (una ventaja de las pruebas de antígenos) y solo mejoran ligeramente por la mayor sensibilidad de las pruebas NAAT. Las pruebas en serie, si se implementaran, deberían incluirse como un componente del programa integral en el lugar de trabajo y no como un sustituto de otras medidas, como la vacunación contra el COVID-19, el distanciamiento social, el uso de mascarillas, la higiene de manos y las tareas de limpieza y desinfección. También son importantes los controles de ingeniería y una mejor ventilación en entornos como edificios de oficinas y escuelas.  

Interpretación de los resultados de las pruebas de evaluación del SARS-CoV-2 

Para las pruebas de evaluación, algunos resultados de las pruebas de antígenos deben considerarse como presuntos (resultados preliminares). Un resultado positivo de la prueba de evaluación de antígenos debe considerarse como presunto cuando la probabilidad de pruebas previas (probabilidad de que la persona que se realiza la prueba tenga realmente la infección) de detección del COVID-19 es baja o moderada a efectos de realizar un diagnóstico clínico (p. ej., un trabajador asintomático y sin exposiciones conocidas al COVID-19). Los empleados asintomáticos que tengan un resultado positivo en la prueba de evaluación de antígenos deben realizarse una prueba NAAT de confirmación. No deben ir a trabajar y deben hacer cuarentena hasta recibir el resultado de la prueba de confirmación.

Según los fabricantes de las pruebas, los resultados negativos de las pruebas de antígenos son presuntivos a fin de realizar un diagnóstico clínico. Un resultado negativo en la prueba de evaluación de antígenos no necesita una prueba de confirmación posterior si la probabilidad previa a la prueba es baja o si se van a realizar pruebas de antígenos en serie.

Las NAAT no necesitan repetirse para confirmar. Los empleados con un resultado positivo en la NAAT no deben ir a trabajar y deben aislarse en casa. Un resultado negativo de la NAAT se interpreta como que no hay evidencia de infección por el SARS-CoV-2 en el momento en que se tomó la muestra para la prueba. Los empleados con resultados negativos deben seguir tomando medidas para protegerse y proteger a los demás.

Los departamentos de salud estatales, locales, territoriales y tribales pueden estar en condiciones de ofrecer asistencia sobre cualquier contexto o guía local que alcance al lugar de trabajo. Antes de realizar pruebas a una gran proporción de empleados asintomáticos sin exposición conocida ni presunta, se recomienda a los empleadores que implementen un plan que dé cuenta de cómo garantizarán el acceso a la evaluación clínica y a las pruebas de confirmación cuando sea necesario, cómo garantizarán que los resultados de las pruebas sean notificados a los departamentos de salud pública, cómo modificarán las operaciones con base en los resultados de las pruebas, cómo colaborarán con los departamentos de salud pública en la investigación de los casos en el lugar de trabajo y el rastreo de contactos y cómo manejarán un mayor riesgo de resultados falsos positivos en una población de baja prevalencia.

No se encontró el cuadro de texto o no ha sido seleccionado.
Tabla 2. Indicadores de la comunidad a nivel de condado@
Indicador Transmisión baja Transmisión moderada Transmisión sustancial Transmisión alta
Tabla 1. Indicadores y límites de los CDC sobre la transmisión del COVID-19 en la comunidad
Cantidad acumulativa de casos nuevos cada 100 000 personas en los últimos 7 días* < de 10 10-49 50-99 ≥100
Porcentaje de NAAT con resultados positivos en los últimos 7 días <5 % 5 %-7,9 % 8 %-9,9 % ≥10 %

Los indicadores deben calcularse para los condados o las áreas estadísticas básicas, aunque en las áreas rurales con baja densidad poblacional es posible que sea necesario combinar varias jurisdicciones para que los indicadores sean más útiles para la toma de decisiones. Los indicadores enumerados están disponibles por condado en el sitio web de la herramienta de seguimiento de datos del COVID-19 de los CDC, en la vista por condado ("county view").

@ Si los dos indicadores sugieren niveles de transmisión diferentes, se debe seleccionar el nivel más alto.

* Cantidad de casos nuevos en el condado (u otro nivel administrativo) en los últimos 7 días, dividida por la población del condado (u otro nivel administrativo) y multiplicada por 100,000.

Cantidad de pruebas de detección positivas en el condado (u otro nivel administrativo) en los últimos 7 días, dividida por la cantidad total de pruebas en el condado (u otro nivel administrativo) en los últimos 7 días. Calcular la positividad porcentual de las pruebas de laboratorio para el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2): métodos y consideraciones de los CDC sobre comparaciones e interpretación.

Tabla 3. Posibles medidas con base en el nivel de indicador de la comunidad

Estrategia de prevención

Transmisión baja

(azul)

Transmisión moderada

(amarillo)

Transmisión sustancial

(anaranjada)

Transmisión alta

(rojo)

Tabla 1. Indicadores y límites de los CDC sobre la transmisión del COVID-19 en la comunidad
Facilitar las pruebas de diagnóstico a las personas sintomáticas y a todos los contactos cercanos de los casos
Facilitar las pruebas de diagnóstico a las personas sintomáticas y a todos los contactos cercanos de los casos
Implementar la realización de pruebas de evaluación de ciertos grupos al menos semanalmente y facilitar las pruebas de diagnóstico de las personas sintomáticas y los contactos cercanos
Implementar la realización de pruebas de evaluación de ciertos grupos al menos semanalmente y facilitar las pruebas de diagnóstico de las personas sintomáticas y los contactos cercanos

Referencias

  1. Chin ET, Huynh BQ, Chapman LAC, Murrill M, Bash S, Lo NC. Frequency of routine testing for Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) in high-risk healthcare environments to reduce outbreaks. Clin Infect Dis: 26 October 2020. https://doi.org/10.11/cid/ciaa1383ícono de sitio externo
  2. Denny TN, Andrews L, Bonsignori M, Cavanaugh K, Datto MB, Deckard A, DeMarco CT, DeNaeyer N, Epling CA, Gurley T, Haase SB, Hallberg C, Harer J, Kneifel CL, Lee MJ, Louzao R, Moody MA, Moore Z, Polage CR, Puglin J, Spotts PH, Vaughn JA, Wolfe CR. Implementation of a pooled surveillance testing program for asymptomatic SARS-CoV-2 infections on a college campus - Duke University, Durham, North Carolina, August 2-October 11, 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2020;69(46):1743-1747. https://doi.org/10.16/mmwr.mm6946e1ícono de sitio externo
  3. Grassley NC, Pons-Salort M, Parker EPK, White PJ, Feruson NM; Imperial College COVID-19 Response Team.  Comparison of molecular testing strategies for COVID-19 control: a mathematical modelling study. Lancet Infect Dis 2020; 20(12):1381-1389. https://doi.org/10.1/S1473-3099(20)30630-7ícono de sitio externo
  4. Kucirka LMLauer LA, Laeyendecker O, Boon D, Lessler J. Variation in false-negative rate of reverse transcriptase polymerase chain reaction–based SARS-COV-2 tests by time since exposure. Ann Int Med 2020;173(4):262–267. https://doi.org/10.73/M20-1495ícono de sitio externo
  5. Larremore DB, Wilder B, Lester E, Shehata S, Burke JM, Hey JA, Tambe M, Mina MJ, Parker R. Test sensitivity is secondary to frequency and turnaround time for COVID-19 screening.  Sci Adv 2021;7(1):eabd5393. https://doi.org/10.11/sciadv.abd5393ícono de sitio externo

Actualizaciones anteriores

Revisiones realizadas el 21 de octubre del 2020

  • Se agregaron enlaces a la definición actualizada de contacto cercano.
  • Se actualizó el lenguaje de acuerdo con la definición actualizada.