Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Información importante para los trabajadores acerca de la prevención del estrés por calor durante la pandemia del COVID-19

Información importante para los trabajadores acerca de la prevención del estrés por calor durante la pandemia del COVID-19
Actualizado el 26 de ago. del 2020

Su empleador puede adaptar el programa y las políticas actuales de prevención de golpes de calor a las dificultades particulares que supone trabajar durante la pandemia del COVID-19.

Más información acerca del estrés por calor

El estrés por calor es la cantidad total de calor que ingresa a su cuerpo. Puede provenir de diversas fuentes, como:

  • Calor de los procesos y maquinarias de trabajo (por ejemplo, fundición)
  • Temperaturas ambientales, humedad y falta de circulación de aire (por ejemplo, si no hay viento o la circulación de aire es inadecuada)
  • Procesos metabólicos internos (como enfermedades que provocan fiebre)
  • El calor generado por sus músculos a causa del agotamiento físico

La ropa y el equipo de protección personal (EPP) también pueden atrapar el calor y aumentar incluso más la exposición a este.

Los trabajadores expuestos a calor extremo, que trabajan en espacios calurosos o que realizan tareas con alta exigencia física en entornos de temperatura moderada pueden correr riesgo de enfermedades y lesiones relacionadas con el calor. La más grave de estas enfermedades es la termoplejía, una emergencia médica con riesgo de vida que puede provocar la muerte.

Los primeros signos de termoplejía pueden incluir:

  • Confusión
  • Dificultad para llevar adelante tareas de rutina o responder preguntas sencillas (como "¿Qué día es hoy?" "¿Dónde estamos?")
  • Dificultades de dicción

Los signos tardíos de termoplejía pueden incluir:

  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento
  • Falla orgánica que resulta en muerte

Además de capacitarlo sobre los signos y síntomas de enfermedades relacionadas con el calor, incluida la termoplejía, su empleador debe instruirlo sobre primeros auxilios y cómo obtener tratamiento médico inmediato para cualquier persona que pueda sufrir una enfermedad relacionada con el calor en el trabajo.

Esta Guía de los CDC para empresas y empleadores destaca algunos de los cambios que podrá ver en su lugar de trabajo para minimizar la propagación del virus que causa el COVID-19. Algunos de ellos pueden ser parte del programa de prevención actual de enfermedades relacionadas con el calor de su empleador y pueden aumentar su riesgo de enfermedades relacionadas con el calor debido a:

  • La pérdida del la capacidad natural del organismo de adaptarse al calor (aclimatación). Esto puede ocurrir si su lugar de trabajo estuvo cerrado por un tiempo o si estuvo sin trabajar por una semana o más.
  • El plan para reincorporarse al trabajo no incluye el componente de procedimientos para volver a aclimatarse después de haber estado más de 1 semana sin trabajar.
  • Mayor carga de calor asociada al uso de cubiertas de tela para la cara o mascarillas o, en el caso de los trabajadores de atención médica, el EPP adicional que deben usar para atender casos de COVID-19 (como batas plásticas desechables y guantes). Estos elementos pueden:
    • Atrapar el calor más cerca de la piel y evitar el enfriamiento normal, por ejemplo, a través de la evaporación del sudor.
    • Aumentar el esfuerzo necesario para respirar a través de la cubierta de tela para la cara o mascarilla o, en el caso de los trabajadores de salud, una mascarilla de respiración.
    • Incrementar la ansiedad que le produce usar este tipo de artículos.
  • Mayor actividad física si necesita completar más tareas que las habituales en su trabajo debido a los requisitos de distanciamiento social. Por ejemplo, es posible que deba caminar más o levantar objetos con más frecuencia si hay menos empleados en el lugar de trabajo.
  • Turnos de trabajo más largos, lo que supone pasar más tiempo en el entorno de trabajo con calor para ponerse al día con el trabajo que no se pudo completar durante los cortes anteriores.

¿Cómo puede reducir su riesgo de enfermedades relacionadas con el calor durante la pandemia del COVID-19?

  • Hable con su proveedor de atención médica (ya sea su proveedor de atención médica personal o el proveedor de salud ocupacional de su empleador, si es que lo hay) acerca de su capacidad física de trabajar de manera segura en un entorno posiblemente caluroso. Recuerde mencionar cualquier afección prexistente que tenga, si debe usar EPP (por ejemplo, en el caso de personal de salud) o cubierta de tela para la cara o mascarilla, y las prácticas de distanciamiento social.
  • Tómese un tiempo para acostumbrarse (volver a aclimatarse) al estrés por calor.
    • Si trabaja en entornos calurosos, las funciones de su organismo se modifican con el tiempo y mejoran su capacidad de deshacerse del calor excesivo de manera segura. Estos cambios llevan tiempo y se pueden perder si deja de trabajar en ese entorno por un período prolongado.
    • Si estuvo sin trabajar por más de 1 semana, su empleador debe reincorporarlo con un horario especial de reingreso que le permita readaptarse lentamente al trabajo en un entorno con calor.
    • Los trabajadores que se reincorporan pueden recuperar su capacidad de trabajar en condiciones calurosas entre 2 y 3 días después del regreso al trabajo. Los trabajadores nuevos pueden necesitar hasta 14 días para aclimatarse completamente.
  • Identifique un compañero de turno que pueda detectar síntomas de enfermedades relacionadas con el calor.
    • Siga cumpliendo con los requisitos de distanciamiento social en su lugar de trabajo.
    • El uso de cubiertas de tela para la cara o mascarillas, o de mascarillas de respiración (para el personal de atención médica) puede dificultar la capacidad de ver las expresiones faciales. Deberá recurrir a chequeos verbales con su compañero.
      • Los chequeos verbales pueden incluir hacerse mutuamente preguntas sencillas y escuchar para saber si la respuesta es correcta y sin dudas ni dificultad en el habla.
      • Si su compañero le dice que no se siente bien o su respuesta es difícil de entender, alerte a su supervisor e inicie los procedimientos de primeros auxilios.
  • Tómese descansos más largos y con más frecuencia.
    • Posiblemente su empleador modifique los horarios de trabajo/descanso para incorporar el estrés por calor adicional, reduciendo la cantidad y duración del trabajo que es parte del ciclo y aumentando la cantidad y frecuencia de las pausas de descanso.
    • Su empleador también podría modificar los horarios de trabajo para que la mayor parte de las horas de trabajo o las tareas con mayor demanda física se hagan durante la noche o en los momentos más frescos del día, si esto es practicable.
  • Adapte las expectativas de los objetivos de trabajo que tiene que alcanzar.
    • Su empleador debe reevaluar las expectativas diarias de metas si los requisitos de distanciamiento social aumentan la distancia y el tiempo que le lleva completar sus tareas, lo que reduce las tareas que puede completar de manera segura en cada turno.
  • Use cubiertas de tela para la cara o mascarillas que sean livianas y de colores claros.
    • No se coloque cubiertas de tela para la cara o mascarillas sobre los elementos de protección respiratoria, cuando se deben usar mascarillas respiratorias (por ejemplo, el personal de salud).
    • No use cubiertas de tela para la cara ni mascarillas con válvulas de escape como medida de control de fuentes de infección.
    • Evalúe llevar con usted una cubierta de tela para la cara o mascarilla adicional. Si su cubierta de tela para la cara o mascarilla se moja, se ensucia visiblemente o se contamina en el trabajo, quítesela y guárdela para lavarla más tarde, de ser posible.
  • Rehidrátese y enfríese de manera segura.
    • Respete el distanciamiento social (al menos 6 pies) durante los recesos de descanso. El correcto distanciamiento social es muy importante durante los descansos, ya que los trabajadores necesitan poder quitarse las cubiertas de tela para la cara, las mascarillas o las mascarillas de respiración (en el caso del personal de atención médica) que les cubren la boca, para poder rehidratarse.
      • Durante este tiempo revise su cubierta de tela para la cara o mascarilla. Si se siente húmeda o sucia, quítese su cubierta de tela o mascarilla con cuidado y reemplácela con una limpia antes del final de su descanso.
      • Evite reunirse alrededor de las estaciones de reposición de agua o donde se guardan las bebidas.
    • Si su empleador ofrece estaciones de reposición de agua:
      • Evalúe usar una botella reutilizable que pueda guardar dentro de una estación refrigerante. Esto garantiza que no deba hacer fila en la estación de reposición de agua. Rotule la botella con su nombre.
      • Si debe volver a llena su botella, recuerde mantener el distanciamiento social mientras espera en fila.
      • Toque solo los vasos o conos desechables que tiene previsto usar para beber agua.
      • Evite el contacto de su vaso o botella con el dispensador de agua al llenarlos.
    • Conozca la posición de los ventiladores de enfriamiento/rociado.
      • Evite pararse o sentarse directamente en la dirección del viento con respecto a otra persona que está frente al ventilador de enfriamiento. Esto evita que el aire del ventilador mueva las gotitas respiratorias de esta persona hacia usted.
    • Siga monitoreando a su compañero durante los descansos para detectar signos y síntomas de enfermedades relacionadas con el calor, pero sin dejar de mantener el distanciamiento social.
  • Siga un plan de primeros auxilios de emergencia en caso de enfermedades relacionadas con el calor.
    • Retire inmediatamente a su compañero (o a usted) del entorno caluroso a un área fresca y a la sombra.
    • Notifique a los directivos o al trabajador más cercano que pueda ayudar.
    • Quite el EPP que se usa normalmente para la tarea, las cubiertas de tela para la cara o mascarillas, y la ropa excedente al trabajador afectado, para facilitar que baje su temperatura corporal.
    • Si el trabajador afectado está alerta, hágalo beber líquidos fríos.
    • Si sospecha termoplejía:
      • Llame al 911.
      • Quítele cuidadosamente al trabajador el EPP que usa normalmente para sus tareas, la cubierta de tela para la cara o mascarilla y la ropa excedente para enfriar rápidamente su cuerpo dentro del agua o con agua u otros líquidos fríos y maniobras de reanimación.
      • Tome medidas concretas y efectivas para enfriar al trabajador afectado mientras espera a la ambulancia. Puede usar hielo, baños de agua fría o sistemas de rociado. Pero si el trabajador no está completamente consciente, asegúrese de evitar que le llegue el agua a la boca o los pulmones.
      • Si practica primeros auxilios o maniobras de reanimación, no se quite el EPP (si es personal de salud) o la cubierta de tela para la cara o mascarilla.
Más información

Si desea obtener más información o tiene alguna pregunta, puede comunicarse con los CDC por las siguientes vías:
CDCINFO: 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636) | TTY: 1-888-232-6348 | sitio web: wwwn.cdc.gov/dcs/RequestForm.aspx?lg=es-ES