PÁGINA ARCHIVADA: esta página web está disponible para fines históricos. Los CDC ya no actualizan el contenido de esta página web y posiblemente no refleje la guía actual de los CDC sobre el COVID-19. Para obtener la información más reciente, visite la página principal sobre el COVID-19 de los CDC.

Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Información sobre el COVID-19 para empleadores de gimnasios y centros de entrenamiento

Información sobre el COVID-19 para empleadores de gimnasios y centros de entrenamiento
Actualizado el 14 de junio del 2021
ícono de alerta

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) ofrece recursos para ayudar a los empleadores y a los trabajadores a identificar riesgos de exposición al COVID-19 y tomar las medidas necesarias para prevenir la exposición y las infecciones. Consulte la página sobre el tema de la enfermedad del coronavirus (COVID-19)ícono de sitio externo de la OSHA para conocer los requisitos, las guías y las herramientas más recientes.

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una enfermedad respiratoria (ver la lista de síntomas) causada por un virus llamado SARS-CoV-2. Esto es lo que conocemos hasta el momento:

  • La principal forma en que se propaga el virus es de persona a persona a través de gotitas respiratorias producidas al toser, estornudar o hablar.
  • Es posible que se infecte por el COVID-19 al tocar una superficie u objeto contaminados con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos.
  • Las personas asintomáticas pueden propagar el virus.
Más información para gimnasios y centros de entrenamiento

El COVID-19 a veces puede causar complicaciones graves. Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente se incluyen:

Como empleador de gimnasios y centros de entrenamiento, su fuerza de trabajo puede estar expuesta al virus cuando:

  • Está en contacto cercano (a menos de 6 pies) con otras personas infectadas por el SARS-CoV-2 en el lugar de trabajo, que pueden incluir a compañeros de trabajo, clientes o proveedores de servicios.
  • Toca o manipula superficies y equipos que se tocan con frecuencia y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

Cómo proteger a su personal y al resto de las personas y ayudar a desacelerar la propagación

Evalúe el lugar de trabajo para identificar escenarios donde los trabajadores no pueden mantener un distanciamiento social de al menos 6 pies entre sí o de los clientes o proveedores de servicios. Implemente la combinación de controles más adecuada según la jerarquía de controles para abordar estas situaciones y limitar la propagación del SARS-CoV-2, que es el virus que causa el COVID-19. Un comité de trabajadores y directivos podría ser más efectivo para identificar todos los escenarios posibles.

Mientras se protege a los trabajadores, es importante destacar que las recomendaciones o intervenciones de control para reducir el riesgo de propagación del COVID-19 deben ser compatibles con los programas de seguridad vigentes y el equipo de protección personal (EPP) que se usa normalmente para determinadas tareas. Los siguientes son algunos enfoques a considerar:

Cree un plan de salud y seguridad para el COVID-19 para el lugar de trabajo

Revise la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores y el Kit de herramientas para reanudar las operaciones comerciales para ver las directrices y recomendaciones que todos los empleadores pueden usar para proteger a sus empleados.

  • Siga cumpliendo con las regulaciones estatales o locales para gimnasios y centros de entrenamiento además de las recomendaciones mencionadas aquí.
  • Identifique a un coordinador del lugar de trabajo que será responsable de la evaluación y el control del COVID-19.
    • Cuando cree planes, incluya a todos los empleados del lugar de trabajo, por ejemplo, al personal, empleados de servicios,  personal de conserjería, supervisores, salvavidas, personal encargado de los cuidados infantiles, entrenadores personales, instructores de gimnasios y profesores de natación, incluso si son instructores de media jornada, temporarios o de visita.
    • Cree planes para comunicar a los clientes acerca de modificaciones en los procesos de funcionamiento del gimnasio.
    • Notifique a todos los empleados que cualquier inquietud relacionada con el COVID-19 debería dirigirse al coordinador identificado.
  • Implemente políticas y prácticas flexibles y favorables de licencia por enfermedad.
    • Elabore políticas que alienten a los empleados enfermos a quedarse en casa sin temor a represalias, y garantice que los empleados conozcan estas políticas.
    • Si hay contratistas que trabajan en el lugar de trabajo, cree planes de comunicación con la compañía contratista para informar los cambios en los procesos de trabajo.
  • Considere realizar chequeos de salud diarios, ya sea en persona o virtuales (p. ej., evaluar los síntomas y/o la temperatura), a los empleados los días laborales.
    • Las opciones de evaluaciones  podrían incluir que los empleados evalúen sus propios síntomas antes de ingresar al trabajo o implementar evaluaciones en el lugar de trabajo tomándoles la temperatura a los empleados y evaluando posibles síntomas antes de comenzar a trabajar. (Vea la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores )
    • Asegúrese de que los empleados puedan mantener al menos 6 pies de distancia mientras esperan para someterse a las evaluaciones si se realizan en el lugar.
    • Las evaluaciones de salud de los empleados deben ser lo más privadas posible y se debe mantener la confidencialidad del estado de salud e historial médico de cada persona.

Tome medidas si un empleado tiene COVID-19 presunto o confirmado

  • Separe de inmediato a los empleados que tienen síntomas del COVID-19 al llegar al trabajo o presentan síntomas en el lugar de trabajo del resto de los empleados y organice con un transporte privado para que los lleve a su casa. Estos empleados deberían autoaislarse y contactar de inmediato a su proveedor de atención médica.

Limpiar y desinfectar el establecimiento cuando alguien se enferma

Si una persona enferma o alguien con COVID-19 ha estado en su centro dentro de las últimas 24 horas, debe limpiar y desinfectar los espacios donde haya estado.

Antes de la limpieza y desinfección

  • Cierre las áreas utilizadas por la persona enferma y evite usarlas hasta que se las haya limpiado y desinfectado.
  • Espere el mayor tiempo posible (al menos varias horas) antes de limpiar y desinfectar.

Durante la limpieza y desinfección

  • Abra las puertas y ventanas y utilice ventiladores o configure los HVAC (sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado) para aumentar la circulación de aire en el área.
  • Use productos incluidos en la Lista N de la EPAícono de sitio externo siguiendo las instrucciones que figuran en la etiqueta del producto.
  • Use mascarilla y guantes durante las tareas de limpieza y desinfección.
  • Concéntrese en las áreas inmediatas ocupadas por la persona enferma o diagnosticada con COVID-19, a menos que ya hayan sido limpiadas y desinfectadas.
  • Aspire el lugar si es necesario. Use una aspiradora con bolsas y filtro de aire de alta eficiencia para partículas (HEPA), si está disponible.
    • Mientras usa la aspiradora, apague temporalmente el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, ya sea para habitación, de ventana o de pared, para evitar la contaminación de la unidad.
    • NO desactive los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado centrales. Estos sistemas brindan una mejor capacidad de filtración y permiten el ingreso de aire exterior.
  • Es seguro lavar la ropa sucia de una persona con COVID-19 junto con la de otras personas, si fuese necesario.
  • Garantice el uso y almacenamiento seguros y adecuados de los productos de limpieza y desinfección. Almacene estos productos de manera segura y use el EPP necesario.

 

Tiempo desde que la persona enferma o con diagnóstico de COVID-19 estuvo en el establecimiento
Tiempo desde que la persona enferma o con diagnóstico de COVID-19 estuvo en el establecimiento Qué hacer
Menos de 24 horas Limpie y desinfecte el espacio
Más de 24 horas Limpiar el espacio es suficiente. Puede optar también por desinfectar según ciertas condiciones o las prácticas cotidianas requeridas por su establecimiento
Más de 3 días No es necesario realizar tareas adicionales de limpieza (más allá de las tareas habituales)

 

  • Los empleados con resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19 deben notificarle los resultados al empleador de inmediato.

Cree prácticas de control de peligros a través de la jerarquía de controles para evitar infecciones entre los trabajadores. Puede incluir una combinación de los controles que se mencionan a continuación.

  • Controles de ingeniería (aísle a las personas de los peligros)
    Modificar los espacios de trabajo con controles de ingeniería para prevenir la exposición al virus que causa el COVID-19.
  • Modifique o adapte la disposición de las máquinas de cardio,  el sector de pesas, los equipos para entrenamiento con pesas y las áreas de clases de gimnasia para poder mantener un distanciamiento social de al menos 6 pies entre los clientes y los empleados.
    • Si no es posible reorganizar el espacio, coloque carteles de "no usar" y apague/desconecte ciertas máquinas o equipos para que se pueda respetar el distanciamiento social adecuado.
  • Aleje las terminales de pago/lectores de tarjetas de manera tal que aumente la distancia entre los clientes y la persona que atiende.
  • Siempre que sea posible, coloque barreras físicas entre los trabajadores y entre los trabajadores y los clientes.
    • Instale protectores transparentes u otras barreras físicas lavables para separar a los empleados de los clientes donde el distanciamiento social no es factible (p. ej., entre los equipos que no pueden moverse).
    • Use cortinas de tiras de plástico, barreras plásticas o materiales similares para crear divisores impermeables.
  • Cierre o limite el acceso a áreas de uso común donde es más probable que los empleados se reúnan e interactúen, como áreas de descanso, afuera de la entrada o en las entradas/salidas.
    • Aliente el distanciamiento social de al menos 6 pies entre los clientes y los empleados en todas las áreas del establecimiento, como las áreas de entrenamiento, los salones de clase, las piscinas y saunas, las canchas,  las pistas para correr o caminar, los casilleros, los estacionamientos y las áreas de entradas/salidas.
    • Si su gimnasio tiene restaurantes o bares de jugos, consulte la guía de los CDC para restaurantes.
  • Considere organizar la circulación en sentido único en áreas reducidas o estrechas, como pasillos y escaleras, para alentar a las personas a circular una detrás de otra manteniendo una distancia de 6 pies.
  • Use guías visuales como calcomanías o cinta adhesiva de color en los pisos y carteles para recordar a los trabajadores y clientes que deben mantener una distancia de al menos 6 pies de otras personas, incluso alrededor de los equipos para entrenamiento, las áreas de pesas, en las estaciones de trabajo y en las áreas de descanso.
  • Coloque estaciones de lavado de manos o desinfectantes de manos con al menos un 60 % de alcohol en diferentes ubicaciones en el lugar de trabajo para los trabajadores y los clientes.
    • Si es posible, use estaciones sin contacto.
    • Asegúrese de que los baños estén provistos de jabón y materiales para secarse.
  • Asegúrese de que el gimnasio esté bien ventiladoícono de sitio externo.
    • Coordine con la administración del establecimiento para adaptar la ventilación de modo que se direccione la mayor cantidad posible de aire fresco a los espacios que estén ocupados, mientras se mantiene un nivel de humedad del 40 % al 60 %. Si es posible, aumente la eficiencia de filtrado de las unidades de calefacción, ventilación y aire acondicionado al mayor nivel posible.
    • Deberían considerarse unidades de filtros de aire de alta eficiencia para partículas (HEPA) para eliminar los contaminantes en el aire en áreas con poca ventilación.
    • Si hay ventiladores de pie, colóquelos de manera tal que no direccionen el aire de un cliente a otro.
    • Encontrará consideraciones adicionales para mejorar el sistema de ventilación en edificios en la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores.
  • Controles administrativos (cambie la manera de trabajar de las personas)
    Capacitar al personal e implementar políticas administrativas para prevenir la propagación del COVID-19.
    • Todos los trabajadores deben conocer los aspectos básicos del COVID-19, cómo se cree que se propaga la enfermedad, cuáles son los síntomas de la enfermedad y qué medidas pueden tomarse para prevenir o reducir al mínimo la transmisión del virus que causa el COVID-19.
    • Los entrenamientos deben tener en cuenta la importancia de respetar el distanciamiento social (mantener una distancia de 6 pies o más siempre que sea posible), usar cubiertas de tela para la cara o usar mascarillas de manera adecuada, cubrirse al toser y estornudar, lavarse las manos, limpiar y desinfectar las superficies de contacto frecuente, no compartir artículos personales ni herramientas/equipos, excepto que sea absolutamente necesario, y no tocarse la cara, la boca, la nariz ni los ojos.
    • Se debe recomendar a los trabajadores que se vayan a sus casas o se queden en casa si se sienten enfermos. Es importante garantizar que las políticas de licencia por enfermedad sean flexibles y concuerden con las guías de salud pública y que los empleados conozcan y comprendan estas políticas.
    • Considere mantener grupos pequeños de trabajadores en los equipos (división en cohortes) para reducir la cantidad de compañeros de trabajo a la que se expone cada persona.
    • Limpie las superficies y objetos de contacto frecuente de manera regular (por ejemplo, todos los días o después de cada uso) y si recibió visitas en su establecimiento.
    • Concéntrese en las superficies y objetos de contacto frecuente (como equipos de gimnasio, manijas de las puertas, mesas, manijas, interruptores de luz).
    • Limpie otras superficies cuando estén visiblemente sucias o cuando sea necesario. Desinfecte si se dan ciertas condiciones.
    • Use dispositivos que no requieran el contacto de tarjetas de crédito y débito por parte de los empleados e implemente una política de pago sin dinero en efectivo. Si no es posible, asegúrese de que los empleados manipulen el dinero en efectivo y/o las tarjetas con cuidado, ya sea cambiándose los guantes entre cada transacción o usando desinfectante de manos entre cada cliente.
    • Asegúrese de que los empleados tengan acceso a jabón, agua limpia y materiales de secado desechables y dispongan del tiempo suficiente para lavarse las manos.
      • Recuerde a los empleados que se laven las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón a disposición, deberían usar desinfectante de manos con al menos un 60 % alcohol.
      • Proporcione desinfectante de manos, pañuelos desechables y cestos para residuos que no requieran contacto en las cajas registradoras y en los baños.
    • Limite la cantidad de personas que puede estar dentro del establecimiento al mismo tiempo. (Consulte las guías locales y estatales, si hay disponibles).
      • Considere implementar sistemas en entrada/salida y reservaciones en línea que no requieran contacto y limiten la cantidad de personas que puede estar dentro del establecimiento al mismo tiempo (los empleados deben incluirse en el conteo).
      • Considere ofrecer o continuar ofreciendo oportunidades y clases virtuales.
      • Rote los turnos y los momentos de descanso para reducir la cantidad de empleados que circulan en las áreas comunes, como áreas de evaluación, áreas de descanso y salas de casilleros.
      • Revise las prácticas actuales para todas las clases y las instrucciones de entrenamiento/acondicionamiento físico y limite la cantidad de clientes en cada clase.
    • Considere abrir sectores del establecimiento por etapas.
    • Limite el acceso en los vestuarios únicamente al área de baños y prohíba el uso de duchas y áreas para cambiarse.
    • Considere cerrar las estaciones de agua y los bebederos, excepto las estaciones para recargar las botellas que no requieran contacto con las manos. Recomiende a los clientes y empleados que traigan sus propias botellas de agua.
    • Determine si puede hacer más cambios para minimizar el riesgo de propagación del virus que causa el COVID-19, como reducir el tamaño de las clases, suspender las clases grupales presenciales, trasladarse a áreas más grandes o dar clases al aire libre y quitar las esterillas de yoga y pedirles a los clientes que lleven las suyas.
    • Recuerde a los empleados que las personas pueden propagar el virus incluso si no presentan síntomas. Considere todas las interacciones cercanas (menos de 6 pies) con empleados, clientes y otras personas como una posible fuente de exposición.
    • Considere cerrar las salas de espera y procure evitar que los clientes ingresen al establecimiento antes del horario reservado, siempre que sea posible.
    • Considere designar entrenadores que controlen el distanciamiento social para asegurarse de que los clientes mantengan una distancia adecuada durante el entrenamiento.
    • Use cubiertas de tela para la cara o mascarillas según corresponda.
      • Las cubiertas de tela para la cara o mascarillas fueron diseñadas para proteger a las demás personas, no a quien las usa. No se las considera equipo de protección personal.
      • Enfatice el cuidado que se debe tener al colocarse y quitarse las cubiertas de tela para la cara o mascarillas para garantizar que el trabajador o la cubierta de tela para la cara o mascarilla no se contaminen.
      • Las cubiertas de tela para la cara o mascarillas se deben lavar con regularidad.
      • No use cubiertas de tela para la cara ni mascarillas si esto supone otro riesgo (es decir, si dificulta conducir o interfiere con la visión, o si contribuye a afecciones relacionadas con el calor) que supera el beneficio de desacelerar la propagación del COVID-19. Tampoco deben usar cubiertas de tela para la cara ni mascarillas las personas que tienen dificultad para respirar o que no pueden quitarse la cubierta o mascarilla sin ayuda. Los CDC tienen información sobre adaptaciones y alternativas para tener en cuenta cuando no es posible el uso de cubiertas de tela para la cara o mascarillas.
    • Considere pedirles a los que visitan el lugar de trabajo (personal de servicio, clientes) que también usen cubiertas de tela para la cara o mascarillas siempre que sea posible.
    • Coloque carteles y recordatorios en las entradas y en ubicaciones estratégicas, con instrucciones de distanciamiento social, higiene de manos, el uso de cubiertas de tela para la cara o mascarillas y el protocolo correcto para toser y estornudar. Los carteles deben estar al alcance de las personas con discapacidades y deben ser fáciles de entender y se pueden incluir carteles para personas que no hablan inglés, si fuese necesario.
    • La comunicación y capacitación debe ser fácil de entender, debe proporcionarse en el idioma en el que los trabajadores prefieren hablar o leer, y debe incluir información precisa y oportuna.
      • Enfatice el uso de imágenes (infografías) que tengan en cuenta las diferencias de idioma.
      • Refuerce la capacitación con carteles (preferentemente infografías), ubicados en lugares estratégicos. Los CDC tienen afiches simples y gratuitos disponibles para descargar e imprimir, algunos de los cuales fueron traducidos a diferentes idiomas.
  • Equipo de protección personal (EPP)
    El uso de EPP es la última medida en la jerarquía de controles, porque es más difícil de implementar de manera eficaz que otras medidas. Para que proteja y no implique un peligro adicional, el uso del EPP requiere evaluar las características del entorno, conocer sus peligros, capacitarse y usarlo de manera correcta y consistente. Es por esto que se pone especial énfasis en los controles administrativos y de ingeniería al abordar los riesgos ocupacionales, incluso cuando seguimos las guías para desacelerar la propagación del SARS-CoV-2.
    En la pandemia actual del COVID-19, se prioriza el uso de EPP como mascarillas quirúrgicas o mascarillas de respiración N95 para los trabajadores de la salud y demás personal de respuesta a emergencias, según la guía actual de los CDC, excepto que fueran necesarios para el trabajo antes de la pandemia.

Cómo puede ayudar a su personal y a otras personas a sobrellevar el estrés

La salud mental es un componente importante de la salud y seguridad del trabajador. La pandemia del COVID-19 trajo aparejados nuevos retos con respecto a la forma en que las personas trabajan e interactúan con los demás, lo que puede generar sensaciones de estrés, ansiedad y depresión.

Puede encontrar información y recursos sobre salud mental, cómo reconocer los signos de estrés, medidas para aumentar la resiliencia y controlar el estrés y saber a quién acudir si usted, el personal u otras personas necesitan ayuda aquí.