Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Limpieza y desinfección de vehículos que no son para traslados de emergencia

Recomendaciones interinas para vehículos que no son para traslados de emergencia en los Estados Unidos que pueden haber transportado pasajeros con enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) confirmada o presunta

Actualizado el 14 de abril de 2020

Las personas con COVID-19 confirmado o presunto pueden usar vehículos que no son para traslados de emergencias, como vans de pasajeros, vans accesibles y autos para trasladarse y poder recibir atención médica esencial. Al trasladar a un pasajero con resultado positivo confirmado, se recomienda que los conductores usen una mascarilla de respiración N95 o mascarilla común (si no hay una de respiración disponible) y protección para los ojos, como un protector de cara o gafas de protección (siempre y cuando no generen un riesgo para conducir), y el pasajero debe usar una mascarilla o una cubierta de tela para la cara. Los ocupantes de estos vehículos deben evitar o limitar el contacto cercano (dentro de los 6 pies) de otras personas. Se recomienda el uso de vehículos más grandes como vans cuando sea posible, para propiciar un mayor distanciamiento social (físico) entre los ocupantes del vehículo. Además, los conductores deben adoptar prácticas regulares de higiene de manos, evitar tocarse la nariz, la boca o los ojos y evitar recoger a varios pasajeros que de otra forma no recorrerían juntos la misma ruta. Los CDC recomiendan que las personas usen cubiertas de tela para la cara en los entornos en los que resulta difícil mantener otras medidas de distanciamiento social, especialmente en áreas con transmisión significativa en la comunidad. Las cubiertas de tela para la cara pueden evitar que las personas que no saben que tienen el virus lo transmitan a otras personas; estas cubiertas para la cara no son mascarillas quirúrgicas ni de respiración, ni equipo de protección personal (EPP). Las cubiertas de tela para la cara no se deberían usar en niños menores de 2 años ni en personas con problemas respiratorios o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.

Las siguientes son directrices generales para la limpieza y desinfección de estos vehículos. Puede encontrar guías similares para la limpieza y desinfección de hogares, centros comunitarios y vehículos de servicios de emergencias (EMS) utilizados para el traslado de personas con COVID-19 presunto o confirmado.

Como mínimo, limpie y desinfecte las superficies de contacto frecuente del vehículo al principio y al final de cada turno, y entre cada traslado de pasajeros visiblemente enfermos. Garantice que se sigan los procedimientos de limpieza y desinfección de manera consistente y correcta, incluida una adecuada ventilación cuando se usan productos químicos. Al limpiar el vehículo, las puertas y ventanillas deben permanecer abiertas. Al limpiar y desinfectar, las personas deben usar guantes desechables compatibles con los productos que utilizan, además de cualquier otro EPP necesario de conformidad con las instrucciones del fabricante del producto. Si está disponible, también se recomienda el uso de una bata desechable.

  • Las superficies duras no porosas en el interior del vehículo, como asientos rígidos, apoyabrazos, manijas de puertas, hebillas de cinturones de seguridad, controles de luces y aire, puertas y ventanillas y agarraderas, se deben limpiar con agua y jabón o detergente si están visiblemente sucias, antes de aplicarles desinfectante. Los desinfectantes adecuados para la desinfección de superficies duras no porosas incluyen:
  • Para las superficies de artículos electrónicos de contacto frecuente, como tabletas y pantallas táctiles del vehículo, elimine la suciedad visible y luego desinfecte siguiendo las instrucciones del fabricante de cada uno de los productos de limpieza y desinfección. Si no hay indicaciones del fabricante disponibles, evalúe usar paños o rociadores con al menos un 70 % de alcohol para desinfectar.

La persona encargada de la limpieza debe quitarse y desechar los guantes y cualquier otro EPP desechable que haya utilizado para limpiar y desinfectar una vez que haya terminado, lavarse las manos inmediatamente después de quitarse los guantes y el EPP con agua y jabón por al menos 20 segundos, o usar un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol si no hay agua y jabón disponibles. Si la persona a cargo de la limpieza no usó una bata desechable, los uniformes/prendas de trabajo que usó al limpiar y desinfectar se deben lavar usando la temperatura de agua máxima permitida para esas prendas y se deben secar completamente. Lávese las manos después de manipular ropa sucia.

Esta página fue revisada el 14 de abril de 2020