Descargo de responsabilidad: Actualmente, se están realizando importantes actualizaciones al sitio en español sobre COVID-19 que podrían generar demoras en la traducción del contenido. Le pedimos disculpas por los inconvenientes.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Desviar - Lista de verificación para comunidades de fe

Desviar - Lista de verificación para comunidades de fe
Actualizado el 11 de junio del 2020

Se alienta a las comunidades de fe a usar esta lista de verificación para proteger la salud de su personal y congregantes durante la pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Para obtener información detallada, vea la Guía interina para comunidades de fe de los CDC.  Además, consulte la información del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los EE. UU. que incluye prácticas preventivas recomendadas y preguntas frecuentes para líderes comunitarios y de fe.

En esta lista de verificación:

Planifique y prepárese

Actualice su plan de operaciones de emergencia con la ayuda del departamento de salud pública, el coordinador de operaciones de emergencia o el equipo de planificación locales, y otros socios relevantes para que incluya la planificación para el COVID-19. Asegúrese de incluir planes sobre cómo proteger al personal y a los congregantes con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Designe a un miembro del personal que se encargue de responder cuestiones relacionadas con el COVID-19. Los miembros del personal y los congregantes deberían saber quién es esta persona y cómo contactarla en caso de enfermarse o tener contacto con personas diagnosticadas con COVID-19. Esta persona también debe conocer las políticas de las agencias de regulación estatales o locales relacionadas con los encuentros grupales, y otras guías y directivas de salud pública estatales y locales aplicables.

Identifique lugares que puedan usarse para apartar a las personas enfermas, si es necesario, y realice los planes necesarios para trasladarlas de manera segura hasta sus casas o establecimiento de atención médica, notificar al departamento de salud, y limpiar y desinfectar el establecimiento con posterioridad.

Elabore un plan de comunicación de emergencia [PDF - 1 página] para distribuir información precisa y oportuna a los miembros del personal, congregantes y otras personas que usan su establecimiento.

Identifique las medidas a tomar si necesita adaptar temporalmente las operaciones, y asegúrese de conocer qué miembros del personal y congregantes necesitan tomar precauciones adicionales.

Promueva las medidas preventivas cotidianas:

  • Use agua y jabón para lavarse las manos con frecuencia durante al menos 20 segundos. Si no dispone de agua y jabón, use un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol.
  • Al toser y estornudar, cúbrase con un pañuelo desechable o hágalo en la parte interna del codo. Bote el pañuelo desechable a la basura y lávese las manos de inmediato.
  • Ponga en práctica el distanciamiento social, es decir, mantenga al menos seis pies de distancia entre las personas que no viven en la misma casa.
  • Aliente el uso de cubiertas de tela para la cara entre los miembros del personal y los congregantes, y aclare que las cubiertas de tela para la cara no deben colocarse en niños menores de 2 años, personas con problemas respiratorios o que están inconscientes, o personas incapacitadas o que por cualquier otro motivo no pueden quitarse la cubierta sin ayuda.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia.
  • Quédese en casa si está enfermo.

Encuentre recursos digitales y para imprimir de los CDC disponibles gratuitamente que promueven estas medidas preventivas en la página principal de comunicaciones acerca del COVID-19 de los CDC.

Proporcione suministros para la prevención del COVID-19 para los miembros del personal y las demás personas que asisten a su establecimiento (p. ej., agua, jabón, desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol, pañuelos desechables, cestos de basura que no requieren contacto con las manos). Cuente con algunas cubiertas de tela para la cara desechables para quienes las necesiten.

Planifique la ausencia de personal al desarrollar políticas flexibles de asistencia y licencias por enfermedad, procure contar con cobertura alternativa, y monitoree y haga un seguimiento de la ausencia de personal en relación con el COVID-19.

Brinde apoyo a grupos de personas estigmatizadas por el COVID-19 y pronúnciese en contra de los comportamientos negativos para ayudar a contrarrestar el estigma y la discriminación.

Actúe

Si hay personas en su comunidad que tienen COVID-19:

Manténgase al día con la información y las actualizaciones locales acerca del COVID-19; consulte las actualizaciones de los funcionarios de salud locales y otras autoridades.

Active sus planes de operaciones y comunicación de emergencia, lo que incluye notificar a los funcionarios de salud locales y alertar a los miembros del personal y congregantes que podrían haber estado expuestos al COVID-19.

Comuníquese con su personal, congregantes y las demás personas que usan su establecimiento si necesita modificar sus operaciones.

Aliente a los miembros del personal y congregantes a hablar con personas de su confianza acerca de sus preocupaciones y cómo se sienten. Considere colocar carteles con la línea directa nacional de ayuda en situaciones de angustia: llame al 1-800-985-5990 o envíe un mensaje de texto con la palabra TalkWithUs al 66746.

Destaque las medidas preventivas cotidianas mencionadas arriba al intensificar las comunicaciones con el personal, los congregantes y las demás personas que usan su establecimiento.

Si una persona se enferma mientras se encuentra en su establecimiento, apártela en una habitación de aislamiento y trasládela de manera segura a su casa o a un establecimiento de atención médica lo antes posible. Notifique al departamento de salud y siga la guía de los CDC sobre cómo limpiar y desinfectar el edificio donde estuvo la persona enferma.