Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Información sobre el COVID-19 para los empleadores de la industria bancaria

Información sobre el COVID-19 para los empleadores de la industria bancaria
Actualizado el 29 de oct. del 2020

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) es una enfermedad respiratoria causada por un virus llamado SARS-CoV-2. Nuestra comprensión de cómo se propaga el virus evoluciona a medida que tenemos más información disponible.

Entre los adultos, el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 aumenta con la edad, por lo que los adultos mayores corren mayor riesgo. Las personas de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Más información para bancos

Cómo se propaga el COVID-19 

El COVID-19 es una enfermedad nueva y aún estamos aprendiendo acerca de cómo se propaga. Esto es lo que sabemos hasta ahora:

  • Se propaga principalmente de persona a persona.
    • Entre personas que están en contacto cercano (a menos de 6 pies aproximadamente)
    • A través de las gotitas respiratorias producidas cuando una persona con COVID-19 tose, estornuda o habla
  • Las personas sin síntomas pueden propagar el COVID-19.
  • Podría infectarse al tocar una superficie u objeto contaminado y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos.

Como empleador de la industria bancaria, su fuerza de trabajo podría entrar en contacto con el virus al

  • Estar en contacto cercano con clientes o compañeros de trabajo.
  • Tocar o manipular equipos y superficies de contacto frecuente y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos.

Cómo proteger a su personal y al resto de las personas y ayudar a desacelerar la propagación

Realice una evaluación de riesgosícono de sitio externo exhaustiva del COVID-19 en el lugar de trabajo para identificar escenarios donde los trabajadores no pueden mantener una distancia de al menos 6 pies del resto de sus compañeros o clientes. Siga la jerarquía de controles para evaluar estas situaciones, incluidos los controles de ingeniería, las políticas administrativas del lugar de trabajo y el uso de equipo de protección personal (EPP).

Cree un plan de salud y seguridad para el COVID-19 para el lugar de trabajo

  • Comience por revisar la guía interina de los CDC para empresas y empleadores, que ofrece directrices y recomendaciones que todos los empleadores pueden usar para proteger a sus empleados y clientes. Las medidas tomadas deberían basarse en el análisis de la transmisión en la comunidad en curso, los factores locales y las condiciones específicas del banco.

Identifique dónde y cómo los empleados pueden exponerse al COVID-19
Los empleadores son responsables de propiciar un lugar de trabajo seguro y saludableícono de sitio externo.

  • Realice una evaluación de riesgosícono de sitio externo exhaustiva en el banco para identificar los posibles riesgos en su lugar de trabajo relacionados con el COVID-19.
  • Además de las áreas públicas principales donde los empleados interactúan con los clientes, identifique otras áreas que puedan propiciar el contacto cercano (menos de 6 pies) entre los empleados (p. ej., salas de conferencias, oficinas, cubículos, bóvedas de seguridad, salas de descanso, entradas y salidas).
  • Siga la guía de los CDC y coordine con las autoridades de salud pública locales y/o estatales y los profesionales de la salud y seguridad ocupacional para decidir si necesita realizarles pruebas de detección del COVID-19 a sus empleados e iniciar el rastreo de contactos en el lugar de trabajo de los empleados con resultado positivo, y cómo hacerlo.

Cree prácticas de control de peligros a través de la jerarquía de controles para prevenir infecciones entre los empleados. Incluya una combinación de los controles que figuran a continuación

Aísle a las personas de los peligros (Controles de ingeniería)

  • Adapte las estaciones de trabajo, si fuese necesario, para ayudar a los trabajadores a mantener una distancia de al menos 6 pies entre sí y con los clientes (distanciamiento social).
    • Instale protectores transparentes u otras barreras físicas donde el distanciamiento social no sea una opción viable (p. ej., atención por ventanillas).
      • Los protectores deben soportar la limpieza frecuente.
  • Separe a los empleados entre sí y de los clientes en todas las demás áreas del banco, como mesones y mostradores públicos, salas de conferencias, oficinas, cubículos, bóvedas de seguridad, salas de descanso, estacionamientos y entradas y salidas.
    • Use ayudas visuales como marcas en el piso y carteles para alentar el distanciamiento social.
    • Cierre o limite el acceso a áreas de uso común donde es más probable que los empleados se reúnan e interactúen.
  • Quite o separe estratégicamente las sillas en áreas de espera para desalentar las congregaciones sociales y mantener el distanciamiento social.
    • Solo permita la cantidad de clientes en el banco para las estaciones que están abiertas. Alguien que reciba a las personas en la puerta podría ayudar a manejar el flujo de clientes.
  • Los gerentes de bancos deberían trabajar con el administrador del establecimiento para regular la ventilación de manera tal que ingrese la máxima cantidad de aire fresco en los espacios más concurridos y que la humedad sea del 40 % al 60 %. Si es posible, aumente la eficiencia de filtrado de las unidades de calefacción, ventilación y aire acondicionado al mayor nivel posible.
  • Deberían considerarse unidades de filtros de aire de alta eficiencia para partículas (HEPA) para eliminar los contaminantes en el aire.
  • Puede encontrar consideraciones adicionales para mejorar el sistema de ventilación en edificios en la Guía interina de los CDC para empresas.

Cambie la manera de trabajar de las personas (Controles administrativos)

  • Considere realizar chequeos de salud a diario a los empleados antes de que ingresen al establecimiento.
    • Las opciones de chequeos podrían incluir controlar la temperatura de los empleados y evaluar los posibles síntomas antes de que empiecen a trabajar.
    • Los empleados deberían permanecer a una distancia de al menos 6 pies mientras esperan ser evaluados.
    • En el caso de los clientes que tienen citas, considere hacerles un chequeo por teléfono para detectar los síntomas del COVID-19 antes de la cita. Si un cliente notifica síntomas de una enfermedad respiratoria, recomiéndele que reprograme su cita.
    • En los momentos en que se sabe que hay transmisión en la comunidad, considere permitir el ingreso únicamente de clientes con cita.
  • Rote los turnos, los horarios de entrada y los momentos de descanso para reducir la aglomeración de personas, y asegúrese de que se mantenga una distancia de al menos 6 pies entre los empleados.
  • Implemente sitios de trabajo flexibles (p. ej., teletrabajo) en aquellos puestos que no requieren contacto en persona.
  • Aliente a los clientes a usar los servicios bancarios desde el automóvil, cajeros automáticos (ATM), banca en línea o aplicaciones de banca móvil para las transacciones de rutina que no requieren asistencia en persona.
  • Evite las reuniones presenciales siempre que sea posible. Reemplácelas por videoconferencias o teleconferencias.
    • Si las opciones de teleconferencia o videoconferencia no son posibles, organice las reuniones en espacios abiertos y bien ventilados, y procure que todos mantengan una distancia de al menos 6 pies entre sí y usen cubiertas de tela para la cara.
  • Considere suspender el uso de estaciones de comprobantes de depósitos/extracciones por parte de los clientes.
  • Considere proporcionar bolígrafos desechables.
  • Limpie y desinfecte diariamente las superficies de contacto frecuente.
    • Para las superficies de contacto frecuente, use productos registrados en la EPAícono de sitio externo, soluciones de blanqueador con cloro de uso doméstico diluido o soluciones de alcohol con al menos un 70 % de alcohol, que sean aptos para desinfectar la superficie.
      • Si las superficies están sucias, límpielas con agua y jabón o detergente antes de desinfectarlas.
    • Proporcione los materiales desinfectantes para que las superficies de contacto frecuente (p. ej., cajeros automáticos, servicios bancarios desde el automóvil, bolígrafos, cajas registradoras, relojes de control de asistencia, sillas y mesas en áreas de descanso, máquinas expendedores, barandas, manijas de puertas, estaciones de comprobantes de depósitos/extracciones para los clientes) puedan limpiarse correctamente antes de cada uso. Coloque afiches o cartelesícono de pdf para recordarles a los empleados que desinfecten las áreas de trabajo y los equipamientos después de cada uso.
      • Realice tareas de limpieza específicas y más frecuentes en las superficies que se tocan con frecuencia.
  • Proporcione a los empleados tiempo suficiente para lavarse y secarse las manos, y ponga a su disposición lavabos accesibles, jabón, agua y un medio para secarse las manos (como toallas de papel o secador de manos).
    • Recuerde a los empleados que se laven las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón a disposición, deberían usar desinfectante de manos con al menos un 60 % alcohol entre las diferentes transacciones.
    • Proporcione desinfectante de manos, pañuelos desechables y cestos para residuos que no requieran contacto en los mostradores, ventanillas y cajeros.
    • Recomiende a los empleados que eviten tocarse los ojos, la nariz y la boca si no se lavaron las manos.
  • Coloque carteles y recordatorios en entradas y lugares estratégicos con los signos y síntomas de la infección, la importancia del lavado de manos y cómo cubrirse al toser y estornudar. Debería incluir formatos alternativos para las personas que no hablan inglés y las poblaciones con discapacidades, como carteles en braille y letras grandes, según corresponda.
  • Cuando intercambian dinero o monedas, los empleados deberían:
    • Limpiar el mesón en la caja entre cliente y cliente.
    • Evitar tocarse la cara.
    • Limpiarse las manos con frecuencia después de tocar dinero o documentos que tocaron los clientes.
  • Recuerde a los empleados que las personas pueden propagar el COVID-19 incluso si no tienen síntomas. Considere a todos los contactos cercanos (a menos de 6 pies) de los empleados, clientes y demás personas como una posible fuente de exposición.
  • Recuerde a los empleados que se cubran la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar, o que lo hagan sobre la parte interna del codo. Deseche los pañuelos usados en cestos de basura que no requieran contacto y lávese las manos con agua y jabón inmediatamente por al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Aprenda más sobre el protocolo de higiene al toser y estornudar en el sitio web de los CDC.
  • Use las cubiertas de tela para la cara como corresponde
    • Recomiende a los trabajadores que usen una cubierta de tela para la cara. Las cubiertas de tela para la cara fueron diseñadas para proteger a las otras personas, no a quien las usa. No se las considera parte del EPP que sirve para proteger a quien lo usa.
    • Asegúrese de que los empleados sepan cómo colocarse y quitarse la cubierta de tela para la cara de manera segura.
    • Las cubiertas de tela para la cara deberían lavarse después de cada uso.
    • Las cubiertas de tela para la cara no deben utilizarse si generan otro riesgo (p. ej., interfiere con la visión o al conducir o contribuye a enfermedades relacionadas con el calor).
  • Considere pedirles a las personas que concurren al lugar de trabajo (personal de servicio, clientes) que también usen cubiertas de tela para la cara cuando no se puede respetar el distanciamiento social.

Proteja a los empleados con equipos de protección personal (EPP)

Instruya a los empleados y supervisores acerca de las medidas que pueden tomar para protegerse en el trabajo y en sus casas

  • La comunicación y la capacitación deberían realizarse de acuerdo con la última guía y deberían ser fáciles de entender y proporcionarse en los idiomas en los que los trabajadores prefieren hablar o leer.
    • Enfatice el uso de imágenes (infografías) que tengan en cuenta los diferentes idiomas que hablan los empleados.
  • Incluya temas como los signos y síntomas de la infección, quedarse en casa cuando están enfermos, el distanciamiento social, el lavado de manos y cómo reducir el riesgo de transmisión en el trabajo, en casa y en la comunidad.
  • Coloque carteles (preferentemente infografías) en lugares estratégicos para reforzar la capacitación. Los carteles deben recordarles a los empleados que se laven las manos e indicarles cómo y cuándo usar cubiertas para la cara y cómo notificar los signos y síntomas de infección.
  • Capacite a los empleados sobre colocarse y quitarse la cubierta de tela para la cara de manera segura.
  • Enseñe a los empleados que no se toquen los ojos, la nariz o la boca, a menos que se hayan quitado la cubierta de tela para la cara y se hayan lavado las manos cuidadosamente.

Tome medidas para crear un lugar de trabajo saludable para sus empleados y clientes

Lea la Guía interina de los CDC para empresas y empleadores para obtener más recomendaciones sobre cómo crear nuevas políticas de licencia por enfermedad, limpieza y comunicación con los empleados para ayudar a proteger a sus trabajadores y clientes.

¿Dónde puedo obtener más información?