Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Preguntas frecuentes para médicos legistas a cargo de la investigación de muertes

Preguntas frecuentes para médicos legistas a cargo de la investigación de muertes

Los médicos legistas a cargo de la investigación de muertes trabajan dentro de los sistemas médico-legales de investigación de muertes (es decir, las oficinas de examinadores y médicos forenses) para investigar muertes repentinas, inesperadas y que no son por causas naturales.  Una investigación en la escena de una muerte por lo general incluye obtener información de la familia y otros testigos, confirmar la identidad de la persona fallecida, documentar y evaluar la escena y el cuerpo, describir los cambios post mortem, obtener muestras post mortem para analizar, recolectar y preservar evidencia en relación con la muerte, garantizar el debido rotulado del cuerpo y supervisar una preparación respetuosa y segura del cuerpo para su traslado.

Los médicos legistas a cargo de investigaciones de muertes y otro personal médico forense que recibe denuncias de muertes deben indagar si el fallecido era positivo de COVID-19, tenía signos o síntomas de infección por COVID-19 y si tenía algún factor de riesgo de exposición al COVID-19. Los investigadores pueden hablar con el departamento de salud local, el médico familiar, los miembros de la familia o con otras personas que vivían con la persona fallecida y que puedan responder estas preguntas. Si no hay nadie en condiciones de responder (por ejemplo, una muerte sin testigos, la persona vivía sola, no tenía antecedentes médicos), los investigadores deben tomar medidas de precaución y proceder como si el fallecido fuera un caso de COVID-19 confirmado. Puede encontrar guías actualizadas sobre signos, síntomas y otros factores de riesgo de COVID-19 en el sitio web de los CDC sobre la enfermedad del coronavirus 2019.

Si se sospecha que el fallecido tenía COVID-19, lo prudente es asumir que otras personas del edificio en el que se produjo la muerte podrían estar infectadas. Además, si bien no está claro si los fluidos corporales que no son secreciones respiratorias participan del proceso de transmisión del COVID-19, entrar en contacto con fluidos corporales, como sangre, heces, vómito y orina, sin protección puede poner al investigador en riesgo de COVID-19 y otras enfermedades infecciosas.

  • Reúna información acerca de las circunstancias de muerte (según las prácticas habituales) para contemplarla en la evaluación de peligros/riesgos, incluido el riesgo de posible COVID-19 y saber si la persona fallecida liberó gotitas respiratorias, aerosoles, fluidos corporales o desechos antes o después de la muerte.
  • Tenga previstas e implemente medidas de distanciamiento físico
    • Minimice el contacto cercano con cualquier persona en la escena, incluidos familiares, personas responsables del fallecido y testigos.
    • Programe entrevistas anteriores a la investigación por teléfono o videoconferencia, de ser posible.
    • Si no es posible llevar adelante las entrevistas por teléfono u otro medio virtual, realícelas fuera de la residencia o edificio donde se produjo la muerte o en espacios al aire libre. Durante las entrevistas presenciales y otros tipos de interacción, el investigador debe mantener una distancia física de al menos 6 pies y recomendar a todas las personas entrevistadas que hagan lo mismo.
    • El investigador y las personas entrevistadas deben usar cubiertas de tela para la cara durante las entrevistas presenciales, especialmente si no es posible mantener el distanciamiento de 6 pies o más. Conozca y respete todas las ordenanzas locales y estatales con respecto al uso de cubiertas para la cara.
  • Si el investigador determina que es necesario ingresar a la residencia o edificio donde se produjo la muerte, es importante hacer lo siguiente:
    • Planifique correctamente el equipo necesario para la investigación, a fin de evitar ingresar artículos innecesarios a la estructura. Planifique tener cubiertas para la cara adicionales para entregar a los miembros del hogar.
    • Designe espacios apartados fuera de la estructura para la colocación y remoción del EPP. La estación para quitarse el EPP debe estar separada de la estación donde se colocará el EPP, ya que el EPP usado podría estar contaminado. La estación para quitarse el equipo de protección personal debe tener desinfectante de manos, rociadores o toallitas desinfectantes y contenedores de basura o bolsas de bioseguridad para el EPP usado. Vea Desinfectantes aprobados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) ícono de sitio externopara usar contra el SARS-CoV-2.
    • Averigüe si hay personas en el edificio donde se produjo la muerte con síntomas que concuerden con los de COVID-19 (que pueden incluir fiebre, tos, dificultad para respirar) o si les diagnosticaron COVID-19 o están a la espera de los resultados de la prueba de detección. Se debe pedir a estas personas que permanezcan al aire libre o en un ambiente de la estructura al que no sea necesario acceder durante la investigación.
    • Pida a las personas que permanecen en la estructura que usen mascarillas o cubiertas de tela para la cara y que mantengan la cubierta para la cara puesta durante la investigación. El investigador también debe usar una cubierta para la cara durante toda la investigación (puede ver más información sobre protección respiratoria más abajo).
    • Informe a todas las personas dentro de la estructura que ingresará el investigador y pida a cualquier persona que permanezca en la estructura que de ser posible se traslade a otro ambiente o que respete el distanciamiento físico de al menos 6 pies con respecto al investigador.

Si está previsto obtener muestras post mortem de COVID-19 en la escena, siga la guía de los CDC para la obtención post mortem y trabaje estrechamente con el examinador o médico forense a cargo de la supervisión.

  • El investigador se debe colocar el EPP fuera de la estructura, antes de ingresar.
  • El EPP mínimo incluye:
    • Un par de guantes desechables no estériles para exámenes médicos, pero si el investigador determina que hay riesgo de cortes, desgarros, pinchazos, abrasión o peligro de que alguna sustancia penetre la piel, se deben usar guantes de uso pesado resistentes a desgarros sobre los guantes para exámenes médicos.
    • Protección para los ojos, como gafas o un protector facial que cubra el frente y los lados de la cara.
    • Bata limpia mangas largas, impermeable o resistente a fluidos, como protección de barrera para la piel y la ropa.
    • Cubiertas para el calzado con antideslizante.
    • Mascarilla desechable. Sin embargo, si los familiares van a estar en la casa y cerca del investigador (a menos de 6 pies) durante la investigación, o si existe riesgo de exposición a gotitas respiratorias o aerosoles infecciosos, el investigador debería usar una mascarilla de respiración con filtro N95 aprobada por el NIOSH o una mascarilla de nivel superior que el investigador se haya probado y ajustado antes de usar. El investigador debe tener autorización médica para usar la mascarilla de respiración y estar debidamente capacitado en la selección, uso y limitaciones de la protección respiratoria. Las mascarillas de respiración deben ser usadas de conformidad con la Norma de Protección Respiratoria de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

  • Después de salir de la estructura, coloque los artículos que pudieron haber estado expuestos a fluidos corporales (como sangre, saliva, heces) en bolsas o contenedores de basura para residuos patológicos y siga las normas locales y estatales para el tratamiento de estos residuos.
  • Quítese el EPP con cuidado, siguiendo los procedimientos de remoción recomendados por los CDCícono de pdf y luego límpiese las manos con desinfectante de manos con al menos un 60 % a un 95 % de alcohol.
  • Colóquese un nuevo par de guantes desechables para exámenes médicos y limpie y desinfecte las superficies no porosas que podrían haberse contaminado durante la investigación, como tableros de notas, documentación (evalúe plastificarla antes de usarla), dispositivos electrónicos (como laptops o cámaras), bolígrafos o lápices, manijas de puertas y contenedores de basura o bolsas de residuos patológicos dentro de la estación de remoción del EPP. Vea Desinfectantes aprobados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) ícono de sitio externopara usar contra el SARS-CoV-2. Use cualquier otro tipo de EPP recomendado por el fabricante del desinfectante antes de aplicarlo.
  • Limpie y desinfecte las superficies del EPP reutilizable (como gafas) siguiendo las instrucciones del fabricante del EPP.
  • Antes de salir de la estación, vuelva a higienizarse las manos.

Los médicos legistas a cargo de investigaciones de muertes pueden supervisar o participar del traslado de restos humanos. Las siguientes son algunas consideraciones importantes para la preparación y el traslado de la persona fallecida cuando se sabe o sospecha infección por COVID-19:

  • Las directrices actuales de los CDC recomiendan los procedimientos estándar de uso de bolsas mortuorias para cadáveres con COVID-19 presunto (que concuerdan con los procedimientos en casos en que no se presume COVID-19). Esto incluye el uso de una bolsa para un cuerpo (con un grosor mínimo de 6 mil) que se debe limpiar con un desinfectante aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA)ícono de sitio externo una vez colocado el cadáver adentro.
  • Al manipular un cuerpo, se debe usar el siguiente EPP:
    • Un solo par de guantes desechables no estériles para exámenes médicos. Sin embargo, se deben usar guantes de uso pesado resistentes a desgarros, preferiblemente por encima de las muñecas (o doble par de guantes desechables) sobre los guantes de examen si existe riesgo de cortes, desgarros, pinchazos, abrasión o peligros en el cuerpo o la zona cercana, que podrían penetrar la piel.
    • Bata limpia mangas largas, impermeable o resistente a fluidos, como protección de barrera para la piel y la ropa.
    • Mascarilla desechable.
    • Gafas o un protector facial que cubra el frente y los lados de la cara.
    • Cubiertas para el calzado con antideslizante.
  • El investigador debe conocer las circunstancias especiales que podrían implicar la necesidad de usar dos o más bolsas mortuorias o bolsas de un material más resistente (por ejemplo, de 8 mil o más grueso), como:
    • Los pesos y tamaños de los cuerpos de los cadáveres varían mucho, al igual que la fabricación y el estado de las bolsas mortuorias y sus manijas. Los investigadores deben ser cautelosos al determinar si existe riesgo de pinchazo, desgarro o falla de la bolsa mortuoria y si es necesario usar una segunda bolsa o una de un material más grueso y resistente. Si está disponible la información, consulte la capacidad de peso de las bolsas mortuorias.
    • Presencia de objetos punzantes en el cuerpo del fallecido que podrían ocasionar pinchazos o desgarros (como joyas o aretes).
    • Grosor de la bolsa mortuoria inicial ((6 mil, 8 mil, 15 mil, etc.).
    • Presencia de fluidos corporales que podrían generar riesgos de exposición para los trabajadores que manipulan y/o trasladan el cuerpo si la bolsa se pinchara, desgarrara o fallara de alguna forma. Siempre se deben tomar las precauciones estándar para prevenir la exposición a microbios patógenos transmitidos por sangre.
    • Contaminación visible en la parte externa de la bolsa mortuoria a raíz del contacto con los alrededores o durante el traslado del cuerpo.
  • Una buena práctica es limpiar la parte externa de la bolsa con un desinfectante aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) ícono de sitio externoantes de colocar el cuerpo en el vehículo de traslado. Esto protege a los trabajadores de la funeraria que puedan estar en contacto con la bolsa en el futuro.

Última actualización: 23 de jul. del 2020