Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

SI ESTÁ COMPLETAMENTE VACUNADO
Los CDC actualizaron esta guía para las personas que tienen la vacunación completa. Vea Recomendaciones para las personas totalmente vacunadas.
ACTUALIZACIÓN IMPORTANTE PARA LAS ESCUELAS
Los CDC recomiendan que las escuelas sigan adoptando las estrategias actuales de prevención del COVID-19 para el año escolar 2020-2021. Conozca más
Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más

Guía interina para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en refugios y asentamientos de personas sin hogar

Guía interina para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en refugios y asentamientos de personas sin hogar
Actualizado el 17 de mar. del 2021

Resumen de los cambios recientes

Puntos clave
  • Las pruebas de detección del coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2 (SARS-CoV-2) es una medida importante de prevención de brotes en refugios y asentamientos de personas sin hogar.
  • Las pruebas de diagnóstico, incluso en contactos cercanos de casos conocidos de COVID-19, y las pruebas de detección son dos recursos importantes que combinados ayudan a detener la propagación del COVID-19.
  • Las consideraciones para pruebas de detección específicamente en refugios y asentamientos de personas sin hogar incluyen, por ejemplo, servicios de apoyo cuando es necesario aislar a las personas sin hogar.
  • El nivel de transmisión en la comunidad puede aportar información para decidir el enfoque en torno a las pruebas de detección en refugios y asentamientos de personas sin hogar.

Nota: Este documento tiene la intención de ofrecer consideraciones sobre el uso adecuado de pruebas y no impone la determinación sobre decisiones de pagos o cobertura de seguros de dichas pruebas, excepto que se indique (o prescriba) lo contrario por otra entidad o agencia estatal o federal. Los CDC son una agencia sin competencia regulatoria; por consiguiente, el objetivo de este documento es colaborar con los departamentos de salud y prestadores de servicios a personas sin hogar en el proceso de toma de decisiones y no establecer requisitos reglamentarios. Esta guía no reemplaza ninguna ley, norma o regulación de salud y seguridad federal, estatal, tribal, local o territorial vigente. Esta guía fue desarrollada con base en lo que se conoce actualmente acerca de la infección por SARS-CoV-2 y el COVID-19 y está sujeta a cambios a medida que haya más información disponible.

Introducción

Este documento describe las estrategias de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en refugios y asentamientos de personas sin hogar. Muchas personas sin hogar son adultos mayores y personas con afecciones subyacentes que aumentan su riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Las pruebas de detección se deben implementar junto con otras estrategias de prevención en los centros que prestan servicios a personas sin hogar. Los resultados de las pruebas no deben ser un impedimento para acceder a los servicios para personas sin hogar. Las pruebas de detección del SARS-CoV-2 no deberían ser un requisito obligatorio para ingresar a un centro de servicios para personas sin hogar, excepto que las autoridades de salud estatales o locales así lo indiquen.

Cada vez que una persona tenga un resultado positivo para SARS-CoV-2 se debe garantizar la notificación inmediata y correcta de la persona, que se debe apartar de otras personas y debe recibir la atención médica necesaria y acceso a la debida vivienda alternativa para cumplir el aislamiento según sea necesario. Revise la guía de respuesta a casos de COVID-19 en refugios para personas sin hogar para identificar los contactos cercanos de la persona cuya prueba fue positiva. Los procedimientos de las pruebas deben proteger la privacidad y confidencialidad, de conformidad con las leyes y reglamentaciones vigentes. Se debe comunicar claramente el propósito y proceso de las pruebas de detección a los clientes y al personal del centro de servicios para personas sin hogar. Para entender la guía que se detalla a continuación, consulte:

Consideraciones al realizar pruebas de detección

La realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 puede incorporarse como parte de un enfoque integral para reducir la transmisión. La evaluación de síntomas, la realización de pruebas de detección y el rastreo de contactos son estrategias para identificar a personas infectadas por el SARS-CoV-2 a fin de tomar medidas para desacelerar y detener la propagación del virus.

Actualmente, la vacuna contra el COVID-19 está disponible en dosis limitadas; por lo tanto, el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC emitió recomendaciones para su priorización durante las primeras fases del programa de vacunación. A medida que el suministro de vacunas aumente y más grupos prioritarios reciban la vacuna, las prioridades de los CDC para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 se modificarán y se actualizará la guía. Por ejemplo, en la medida que haya más personal vacunado, es posible que las prioridades para las pruebas de detección del SARS-CoV-2 cambien para centrarlas en el personal y los residentes no vacunados. Para obtener una guía sobre la cuarentena y la realización de pruebas de detección a personas que recibieron la vacuna completa, visite Recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas.

Las personas sometidas a una prueba de detección deberían recibir información clara sobre:

  • el fabricante y nombre de la prueba, el tipo de prueba, la finalidad de la prueba, las especificaciones de desempeño de la prueba, las limitaciones asociadas a la prueba, quién pagará por la prueba, cómo se realizará la prueba, cómo y cuándo recibirán los resultados de la prueba; y
  • cómo entender lo que significan los resultados, medidas asociadas a resultados negativos o positivos, diferencia entre la realización de una prueba como evaluación en el lugar de trabajo y la realización de una prueba con fines de diagnóstico médico, quién recibirá los resultados, cómo se usarán los resultados y las consecuencias de negarse a someterse a la prueba de detección.

Es obligatorio entregar a las personas hojas informativas para el paciente sobre la autorización de uso de emergencia (EUA) de las pruebasícono de sitio externo.

Tipos de pruebas de detección

En las pruebas virales

Las pruebas virales autorizadasícono de sitio externo por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) se utilizan para diagnosticar la infección por SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. Con las pruebas virales se analiza si el virus está presente en muestras respiratorias o de otro tipo. Los resultados de estas pruebas ayudan a los funcionarios de salud pública a identificar y aislar a las personas infectadas para reducir al mínimo la transmisión del SARS-CoV-2. Vea la lista de autorizaciones de uso de emergencia de diagnóstico in vitroícono de sitio externo de la FDA para obtener más información acerca del desempeño de pruebas autorizadas específicas.

  • Las pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAAT, por sus siglas en inglés), como la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (RT-PCR, por sus siglas en inglés), detectan el ácido ribonucleico viral (ARN) e indican una infección actual o una infección reciente con detección prolongada de ARN viral pero sin evidencia directa de que el virus sea capaz de replicarse o ser transmitido a otras personas. Las NAAT son pruebas de alta sensibilidad y alta especificidad para diagnosticar la infección por SARS-CoV-2. La mayoría de las NAAT deben ser procesadas en el laboratorio con tiempos variables para la obtención de resultados (~1-2 días), pero algunas NAAT son pruebas para puntos de atención con resultados disponibles en aproximadamente 15-45 minutos.
  • Las pruebas de antígeno detectan la presencia de un antígeno viral específico. La mayoría puede procesarse en el punto de atención con resultados disponibles en aproximadamente 15-30 minutos. Por lo general, las pruebas de antígeno tienen una especificidad similar pero son menos sensibles que las NAAT. En función de la probabilidad previa a la prueba, es posible que los resultados de la prueba de antígeno deban confirmarse con una NAAT (p. ej., una prueba negativa en personas con síntomas o una prueba positiva en personas sin síntomas). Se recomienda el uso de un Algoritmo de prueba de antígeno ícono de pdf[147 KB, 1 página] para determinar cuándo es necesario realizar una prueba de confirmación.

Las pruebas de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos (o serológicas) se utilizan para detectar infecciones anteriores por SARS-CoV-2, y pueden ayudar a diagnosticar el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) y en adultos (MIS-A). Los CDC no recomiendan el uso de pruebas de anticuerpos para diagnosticar infecciones actuales. En función del momento en que una persona fue infectada y el momento de realización de la prueba, la prueba podría no detectar anticuerpos en personas con una infección actual. Además, aún no se conoce si el resultado positivo de una prueba de anticuerpos indica inmunidad contra el SARS-CoV-2; por lo tanto, por el momento, las pruebas de anticuerpos no deberían usarse para determinar si una persona es inmune a la reinfección. La realización de pruebas de anticuerpos se está utilizando con fines epidemiológicos y de vigilancia de salud pública. Dado que las pruebas de anticuerpos pueden tener diferentes objetivos en el virus, es posible que se necesiten pruebas específicas para evaluar los anticuerpos originados por una infección pasada en comparación con los generados por la vacuna. Para obtener más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y los resultados de las pruebas de anticuerpos, consulte las Consideraciones clínicas provisionales para el uso de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 autorizadas actualmente en los Estados Unidos.

Para obtener más información, consulte Visión general sobre las pruebas de detección del SARS-CoV-2.

Visión general de situaciones de realización de pruebas de detección

La realización de pruebas de diagnóstico pretende identificar infecciones actuales en las personas y se utiliza cuando una persona presenta signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19, o cuando una persona es asintomática pero tiene una exposición presunta o conocida al SARS-CoV-2.

Algunos ejemplos de realización de pruebas de diagnóstico incluyen:

  • Realizar una prueba de detección a personas con síntomas que concuerdan con los del COVID-19 y que acuden a su proveedor de atención médica
  • Realizar una prueba de detección a las personas como resultado de las iniciativas de rastreo de contactos
  • Realizar una prueba de detección a quienes indicaron haber estado expuestos a alguien con un caso presunto o confirmado de COVID-19
  • Realizar una prueba de detección a quienes asistieron a un evento en el que luego se confirmó que otro asistente dio positivo para el COVID-19

Las pruebas de evaluación pretenden identificar a personas infectadas que son asintomáticas y no tienen exposición conocida, presunta ni notificada al SARS-CoV-2. La evaluación ayuda a identificar casos desconocidos a fin de tomar medidas para evitar la transmisión posterior.

Algunos ejemplos de realización de pruebas de evaluación incluyen:

  • Realizar una prueba de detección a los empleados en el lugar de trabajo
  • Realizar una prueba de detección a estudiantes, docentes y miembros del personal en ámbitos escolares o universitarios
  • Realizar una prueba de detección a una persona antes o después de viajar
  • Realizar una prueba de detección en casa a una persona que no presenta síntomas asociados al COVID-19 y que no tiene exposiciones conocidas a alguien con COVID-19

Cómo elegir una prueba de detección

Al escoger qué prueba de detección usar, es importante comprender el propósito de la realización de la prueba (p. ej., diagnóstico, evaluación), el desempeño analítico de la prueba dentro del contexto del nivel de transmisión en la comunidad, la necesidad de obtener un resultado rápidamente y otras consideraciones. La Tabla 1 resume algunas de las características a considerar de las pruebas NAAT y de antígeno. La mayoría de las pruebas de antígeno que han recibido la EUA de la FDAícono de sitio externo están autorizadas para su uso en personas sintomáticas dentro de los primeros 5, 7, 12 o 14 días desde la aparición de los síntomas. Dado el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 a partir de personas asintomáticas y presintomáticas con infección por SARS-CoV-2, es posible considerar el uso de pruebas de antígeno en personas asintomáticas y presintomáticas. La FDA ha proporcionado una lista de preguntas frecuentes para proveedores de atención médica que están utilizando pruebas de diagnóstico para evaluar a personas asintomáticasícono de sitio externo, y los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid ejercerán temporalmente su discreción de cumplimientoícono de pdfícono de sitio externo para permitir el uso de pruebas de antígeno en personas asintomáticas durante la emergencia de salud pública del COVID-19 de conformidad con las Enmiendas para Mejoras en Laboratorios Clínicos (CLIA) de 1988. Los laboratorios que realizan pruebas de evaluación o diagnóstico del SARS-CoV-2 deben tener un certificado de conformidad con las CLIA y cumplir los requisitos reguladores correspondientes. Las pruebas que han recibido una EUA de la FDA para uso en el punto de atención (POC, por sus siglas en inglés) pueden realizarse con un certificado de exención de conformidad con las CLIA.

Tabla 1. Diferencias entre las pruebas NAAT y de antígeno a considerar al planificar su uso con fines de diagnóstico o evaluación

NAAT

Pruebas de antígeno

Uso previsto

Detectar una infección en curso*

Detectar una infección actual

Analito detectado

Ácido ribonucleico (ARN) viral

Antígenos virales

Tipos de muestras

Nasal, nasofaríngea, orofaríngea, de esputo, de saliva

Nasal, nasofaríngea

Sensibilidad

Varía según la prueba, pero suele ser alta para las pruebas de laboratorio y moderada a alta para las pruebas en el POC

Varía dependiendo del curso de la infección, pero suele ser de moderada a alta en los momentos de máxima carga viral*

Especificidad

Alta

Alta

Complejidad de la prueba

Varía según la prueba

Relativamente fácil de usar

Autorizada para usar en un punto de atención

La mayoría no, algunas sí

La mayoría sí, algunas no

Tiempo de respuesta

La mayoría, 1-3 días. Algunas pueden tardar solo 15 minutos

Varía de 15 minutos a 30 minutos

Costo/prueba§

Moderado (~$75-$100/prueba)

Bajo (~$5-$50/prueba)

Ventajas

Método de prueba más sensible disponible

Corto tiempo de respuesta de las pruebas NAAT en el POC, pero hay pocas disponibles

Por lo general, no es necesario repetirlas para confirmar los resultados

Corto tiempo de respuesta (aproximadamente 15 minutos)

Cuando se realiza en POC o cerca de allí, permite una rápida identificación de las personas infectadas, evitando así una mayor transmisión del virus en la comunidad, el lugar de trabajo, etc.

Desempeño comparable con el de las NAAT en personas sintomáticas y/o si hay presencia de virus de los que se pueden hacer cultivos, cuando se supone que la persona es infecciosa

Desventajas

Tiempo de respuesta más prolongado de pruebas de laboratorio (1-3 días)

Mayor costo por prueba

No se deben repetir las pruebas de diagnóstico NAAT con resultado positivo dentro de los 90 días dado que las personas pueden seguir teniendo ARN detectable luego de que haya pasado el riesgo de transmisión

Puede necesitar una prueba de confirmación

Menor sensibilidad (más resultados falsos negativos) en comparación con las NAAT, especialmente en personas asintomáticas

*La menor sensibilidad de las pruebas de antígeno podría compensarse si las pruebas de antígeno en el punto de atención se repiten con mayor frecuencia (es decir, se realizan pruebas en serie al menos semanalmente).
§Costos de: las NAATícono de sitio externo, pruebas de anticuerposícono de sitio externo

Consideraciones para realizar pruebas en diferentes escenarios

Pruebas de diagnóstico

Realización de pruebas de detección a personas con signos o síntomas que concuerdan con los del COVID-19

Las personas sin hogar con signos y/o síntomas de COVID-19 deben ser acompañadas a un área privada, tal como se describe en la Guía interina para proveedores de servicios a personas sin hogar. El cliente debe usar una mascarilla que le cubra la nariz y la boca y posiblemente se lo deba enviar a un establecimiento de atención médica, según la gravedad de sus síntomas. Las pruebas de detección se pueden realizar de conformidad con la autorización para uso de emergencia, con una prueba de antígenos o NAAT, para determinar si una persona está infectada por el SARS-CoV-2.

Pruebas de detección en personas asintomáticas con exposición conocida o presunta al SARS-CoV-2

Los contactos cercanos no vacunados de personas con COVID-19 deben cumplir una cuarentena y se les debe hacer la prueba de detección. Sin embargo, como puede ser difícil rastrear a los contactos de personas sin hogar, podría implementarse el rastreo de contactos por ubicación. Esto quiere decir ampliar las pruebas a clientes, personal y voluntarios de los lugares que la persona con COVID-19 visitó recientemente. Las siguientes son algunas otras consideraciones:

Realización de pruebas de detección para determinar si la infección se resolvió

La evidencia acumulada respalda la finalización del aislamiento y las medidas de precaución para personas con COVID-19 mediante el uso de la estrategia basada en los síntomas. Los adultos con mayor riesgo de enfermarse gravemente o que están inmunodeprimidos pueden seguir contagiando hasta 20 días o más después de la aparición de los síntomas, por lo que podría considerarse una estrategia basada en pruebas tras consultar con expertos en enfermedades infecciosas. Para todos los demás, ya no se recomienda una estrategia basada en pruebas, salvo para suspender el aislamiento o las medidas de precaución antes de lo que ocurriría si se implementa una estrategia basada en los síntomas.

Realización de pruebas de evaluación

Realización de pruebas de detección en personas asintomáticas sin exposición conocida o presunta al SARS-CoV-2 para la identificación temprana, el aislamiento y la prevención de enfermedades

Las pruebas generalizadas, más allá de la presencia o no de signos y síntomas, son un componente crucial de un enfoque de varias instancias para prevenir la transmisión del SARS-CoV-2 en entornos grupales. Esta evaluación permite identificar y aislar en forma temprana a personas asintomáticas, presintomáticas o que tienen solo síntomas leves y que podrían transmitir el virus sin saberlo. En los centros de evaluación en los que se utilizan pruebas de antígenos, se recomienda una prueba NAAT de confirmación para las personas cuya prueba tiene resultado positivo. Para realizar la interpretación de los resultados de las pruebas de detección, vea el algoritmo de pruebas de antígenosícono de pdf. Se puede obtener información para determinar la frecuencia de las pruebas de detección del nivel de transmisión en la comunidad (tabla 2).

Los datos sobre el nivel de transmisión en la comunidad pueden orientar las decisiones sobre estrategias de pruebas de detección en refugios y asentamientos de personas sin hogar (tabla 2). Si se indican pruebas de detección para todas las personas del establecimiento, se pueden ofrecer pruebas de antígenos o NAAT a todos los clientes y personal.

  • Los clientes con una prueba positiva deben tener acceso a un lugar donde cumplir el aislamiento de manera segura y con los servicios necesarios, hasta que reúnan los criterios para suspender el aislamiento.
  • El personal con una prueba positiva debe consultar a un médico si es necesario, o quedarse en casa hasta que reúna los criterios para suspender el aislamiento.
  • Continuar repitiendo las pruebas virales a todos los clientes, personal y voluntarios con resultados negativos, en general cada 3 a 7 días, hasta que no se identifique ningún caso nuevo de infección por SARS-CoV-2 por un periodo de al menos 14 días desde el resultado positivo más reciente.
  • Dado el período de incubación del COVID-19 (hasta 14 días), los CDC recomiendan pruebas de evaluación con una frecuencia al menos semanal.

Los proveedores de servicios a personas sin hogar pueden considerar incorporar los resultados acumulados de las pruebas al portal de datos del Consejo Nacional de Atención Médica para Personas sin Hogar y los CDC para colaborar en la comprensión del impacto del COVID-19 en el personal y los clientes de refugiosícono de sitio externo y asentamientos de personas sin hogar.

Tabla 2. Indicadores de la comunidad a nivel de condado@
Indicador Bajo Moderado Sustancial Alto
Cantidad acumulativa de casos nuevos cada 100 000 personas en los últimos 7 días* >10 10–49 50–99 >100
Porcentaje de NAAT con resultados positivos en los últimos 7 días >5 % 5 %–7,9 % 8 %–9,9 % >10 %

Los indicadores deben calcularse para los condados o las áreas estadísticas básicas, aunque en las áreas rurales con baja densidad poblacional es posible que sea necesario combinar varias jurisdicciones para que los indicadores sean más útiles para la toma de decisiones. Los indicadores enumerados están disponibles por condado en el sitio web de la herramienta de seguimiento de datos del COVID-19 de los CDC, en la vista por condado ("county view").

@ Si los dos indicadores sugieren niveles de transmisión diferentes, se debe seleccionar el nivel más alto.

* Cantidad de casos nuevos en el condado (u otro nivel administrativo) en los últimos 7 días, dividida por la población del condado (u otro nivel administrativo) y multiplicada por 100,000.

† Cantidad de pruebas de detección positivas en el condado (u otro nivel administrativo) en los últimos 7 días, dividida por la cantidad total de pruebas en el condado (u otro nivel administrativo) en los últimos 7 días. Calcular la positividad porcentual de las pruebas de laboratorio para el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2): métodos y consideraciones de los CDC sobre comparaciones e interpretación.

Tabla 3. Posibles medidas con base en el nivel de indicador de la comunidad
Estrategia de prevención Transmisión baja
(azul)
Transmisión moderada (amarillo) Transmisión sustancial (anaranjado) Transmisión alta (rojo)
Realizar una identificación e investigación de casos estándar**
Implementar pruebas de detección: juegos secundarios de pruebas de personas según los criterios designados***

Implementar pruebas de detección: aumentar la frecuencia de los grupos secundarios de pruebas según los criterios designados***
Pruebas de detección: seguir haciendo pruebas de detección secundarias de manera regular; considerar pruebas de detección para todo el establecimiento al menos una vez por semana
Implementar pruebas de detección en todo el establecimiento si:
  • Se identifica una prueba con resultado positivo en el centro,
  • Se identifica un resultado positivo en una unidad centinela****,
  • Un grupo de casos probables en el lugar supera el umbral establecido, o
  • Se identifica un sitio en el rastreo de contactos según el lugar.
Implementar pruebas en todo el establecimiento al menos una vez a la semana y pruebas de seguimiento si se identifican casos

*Niveles de transmisión en la comunidad definidos según la cantidad total de casos nuevos cada 100 000 personas en los últimos 7 días (nivel bajo, 0-9; moderado, 10-49; sustancial, 50-99; alto, ≥100) y el porcentaje de pruebas de detección positivas en los últimos 7 días (nivel bajo, <5 %; moderado, 5-7,9 %; sustancial, 8-9,9 %; alto, ≥10 %).

**Vigilancia pasiva con vigilancia e investigación de casos con pruebas de laboratorio

***Vigilancia activa; ver criterios de ejemplo abajo.

****Unidad centinela: un sitio que da cuenta de que puedan estar produciéndose brotes en sitios adyacentes.

Fase de transmisión en la comunidad: baja

Los departamentos de salud usan procesos de vigilancia estándarícono de pdfícono de sitio externo (pasiva) y de investigación de casos.

  • Investigar si las personas infectadas por SARS-CoV-2 acudieron a algún servicio para personas sin hogar o estuvieron en algún asentamiento 48 horas antes de la aparición de los síntomas y hasta el momento del aislamiento.
  • Ofrecer pruebas virales de detección del SARS-CoV-2 a todos los clientes y miembros del personal que estuvieron en el centro o asentamiento en cualquier momento 48 horas antes de la aparición de los síntomas en la persona (o 2 días antes del resultado positivo de una prueba a una persona asintomática), y hasta el momento en que la persona fue aislada.
  • Consultar la guía de los CDC para responder a casos en establecimientos de servicios para personas sin hogar para conocer más acerca de la investigación de casos y la respuesta a brotes.

Se pueden considerar pruebas de detección por parte de las autoridades de salud locales o estatales.

Fase de transmisión en la comunidad: moderada

Los departamentos de salud pueden considerar ofrecer pruebas de detección sistemáticas a las personas que acuden al sitio, de conformidad con los criterios designados, para aumentar la probabilidad de identificación temprana de casos (vigilancia activa).

  • Mayor acceso a pruebas con base en los síntomas: asignar proveedores de atención médica a los centros de servicios para personas sin hogar que puedan ofrecer pruebas de detección a cualquier persona con síntomas del COVID-19. Si mediante este enfoque se detecta un caso positivo, realizar pruebas en todo el establecimiento.
  • Pruebas de detección al azar: ofrecer pruebas de detección a clientes, miembros del personal o voluntarios seleccionados al azar (por ejemplo, una de cada tres personas) en el centro, de manera regular, por ejemplo una vez por semana. Las pruebas de detección se deben realizar al menos una vez por semana. Si mediante este enfoque se detecta un caso positivo, realizar pruebas en todo el establecimiento.
  • Establecer umbrales de evaluación en función de la presencia de síntomas: hacer un seguimiento de enfermedad que concuerde con el COVID-19 (casos probablesícono de pdfícono de sitio externo) en el lugar si está pendiente la entrega de pruebas o no hay pruebas disponibles.
  • Unidades centinela: elegir un mismo sitio para realizar pruebas de detección en todo el establecimiento de manera regular, por ejemplo una vez por semana. Considere a los sitios relacionados, como centros correccionales o centros de servicios para personas sin hogar cercanos, como unidades centinela unos de otros. Si se identifican uno o más casos en la unidad centinela, realizar pruebas de detección en todo el establecimiento, en cada uno de los sitios.

Fase de transmisión en la comunidad: sustancial

Los departamentos de salud y proveedores de atención médica pueden considerar una frecuencia más alta para las pruebas de detección. Si se detecta algún caso, se deben implementar pruebas de detección en todo el establecimiento, junto con otras estrategias de mitigación, para interrumpir la transmisión.

  • Combinar estrategias de evaluación, por ejemplo ofreciendo evaluaciones de síntomas y pruebas de detección a personas seleccionadas al azar.
  • Aumentar la frecuencia de las pruebas de detección al azar y la cantidad de personas a las que se les hace la prueba de detección en cada establecimiento. En los centros de evaluación en los que se utilizan pruebas de antígenos, se recomienda una prueba NAAT de confirmación para las personas cuya prueba tiene resultado positivo. Para realizar la interpretación de los resultados de las pruebas de detección, vea el algoritmo de pruebas de antígenos ícono de pdf[457 KB, 1 página]. Las personas con una prueba positiva (NAAT o de antígenos) deben ser aisladas en el establecimiento o en un centro de aislamiento. Deben permanecer aisladas hasta que reúnan los criterios para suspender el aislamiento.

Fase de transmisión en la comunidad: alta

Los departamentos de salud continúan con las pruebas de detección regulares y pueden considerar coordinar con socios para ofrecer pruebas de detección en todo el establecimiento, para todos los clientes, miembros del personal y voluntarios de todos los centros, una vez por semana, más allá de que se haya identificado o no un primer caso de COVID-19. Repetir las pruebas a todos los clientes, miembros del personal y voluntarios cuyos resultados fueron negativos una vez por semana hasta que no se detecten nuevos casos de COVID-19 en las pruebas por al menos 14 días desde el resultado positivo más reciente. Si los recursos de pruebas son limitados, se pueden priorizar los sitios en función de uno o más de los siguientes factores: los más grandes, los que tienen concurrencia más alta, con mayor conexión (superposición de personal o clientes) con otros centros, más aglomeración de personas (menos espacio), habitaciones más concurridas (menos habitaciones individuales), vulnerabilidad de la población (riesgo desproporcionado o en términos relativos mayor riesgo de enfermarse gravemente).