Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Vistazo general de la guía de los CDC para proveedores de servicios de comidas y servicios para personas sin hogar, para refugios de día y de emergencia

Vistazo general de la guía de los CDC para proveedores de servicios de comidas y servicios para personas sin hogar, para refugios de día y de emergencia

Antes y durante un brote

Página archivada: esta página ya no será actualizada y está disponible solo para fines históricos.

Antes de que se produzca un brote de COVID-19 en su comunidad local

Prepare su organización

Para ayudar a su organización a prepararse ante la posible propagación del COVID-19 y otras enfermedades, asegúrese de que su plan de operaciones de emergencia incluya estrategias clave de prevención del COVID-19. Las personas sin hogar corren riesgo de contraer el COVID-19. Los servicios sociales para personas sin hogar a menudo se brindan en entornos con alta concentración de personas, lo que podría facilitar la propagación de la infección. Dado que muchas personas sin hogar son adultos mayores o tienen afecciones subyacentes, también podrían tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente.

Para prepararse para la propagación del COVID-19 en la comunidad local, usted debería:

  1. Identificar refugios alternativos donde remitir a los clientes si se queda sin espacio.
  2. Crear un plan para gestionar el mayor uso del refugio, como preparar un sitio alternativo.
  3. Asegurarse de tener suministros adicionales (p. ej., alimentos, artículos de tocador, jabón, desinfectante de manos, pañuelos desechables).
  4. Preparar al personal del lugar para atender a pacientes con COVID-19 según las recomendaciones de atención médica.

  5. Asegurarse de participar de los planes sobre dónde albergar y obtener atención para clientes que están enfermos o tienen COVID-19 confirmado.

Asegúrese de que todo el personal y los voluntarios conozcan su plan de operaciones de emergencia. Asegúrese de saber cómo contactarlos con información y actualizaciones (como mensajes de texto y sitios web).

Alerte a los funcionarios de salud pública locales si observa un incremento grande en el ausentismo de personal o voluntarios, particularmente si las ausencias parecen estar vinculadas a enfermedades respiratorias (como el resfriado común o la influenza [gripe], que tienen síntomas similares a los del COVID-19). También debería monitorear y prever el ausentismo del personal y los voluntarios al:

  • Revisar los patrones normales de ausentismo de su refugio.
  • Hablar con el personal sobre las políticas de asistencia y licencia por enfermedad.
    • Aliente al personal y los voluntarios a quedarse en casa si están enfermos.
    • Cuando sea posible, sea flexible y autorice al personal a quedarse en casa para cuidar de familiares enfermos.
  • Estar abierto a capacitar a los empleados actuales en distintas áreas o contratar empleados temporales para ayudar a cubrir al personal que necesite ausentarse.

Lea la guía detallada de los CDC para aprender más sobre cómo preparar su organización para el COVID-19. Los CDC también tienen una guía para prevenir el COVID-19 entre personas sin hogar y sin acceso a refugios.

Tome medidas para reducir la probabilidad de que el personal y los clientes se enfermen

La mejor manera de prevenir la enfermedad entre su personal y clientes es ayudarlos a evitar estar expuestos a gérmenes que pueden enfermarlos. Comience por alentar a todos a tomar medidas preventivas cotidianas (como lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto cercano con las demás personas y cubrirse con un pañuelo desechable al toser o estornudar, o hacerlo en la parte interna del codo). Tenga suministros a mano (como jabón, desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol, pañuelos desechables, cestos de basura) para el personal, los voluntarios y aquellas personas a quienes brinda servicio.

Para ayudar a limitar la propagación del virus, también debería crear políticas de teletrabajo y licencias por enfermedad que sean flexibles para que el personal (y los voluntarios) puedan quedarse en casa cuando están enfermos, necesiten cuidar a un miembro del hogar que está enfermo o cuidar de sus hijos en caso de suspensión temporal de clases en la escuela.

Limpie y desinfecte el establecimiento para limitar la propagación del virus

Para limitar la propagación de virus como el COVID-19, limpie rutinariamente y luego desinfecte las superficies y objetos que se tocan con frecuencia. Algunas de estas superficies y objetos incluyen las manijas de las puertas, los interruptores de luz, los teclados y los mesones. Lea la guía de los CDC sobre limpieza y desinfección para aprender más. Use los limpiadores que usa generalmente. Use todos los productos de limpieza según las instrucciones de la etiqueta. Para las tareas de desinfección, la mayoría de los desinfectantes comunes de uso doméstico son efectivos. Hay un listado de productos aprobados por la EPA para combatir el virus que causa el COVID-19 disponible aquíícono de pdfícono de sitio externo.

Averigüe si el COVID-19 se ha propagado en la comunidad

Puede obtener información actualizada acerca de la actividad local del COVID-19 a través de sus funcionarios de salud pública locales y al consultar regularmente el sitio web de los CDC.

Sepa qué consideraciones especiales debe tener con los clientes que tienen afecciones mentales

La propagación del COVID-19 puede ser muy estresante para las personas y las comunidades. El temor y la ansiedad por el virus pueden ser abrumadores y provocar emociones intensas en niños y adultos. Las personas con afecciones mentales preexistentes, incluidos los problemas con el abuso de sustancias, pueden responder con mayor intensidad al estrés de una crisis. Las personas que tienen afecciones de salud mental prexistentes deberían continuar con sus planes de tratamiento durante una emergencia y monitorear la aparición de nuevos síntomas. Visite el sitio web de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustanciasícono de sitio externo para encontrar más información.

Durante un brote en su área

Proteja al personal y los clientes durante el brote de COVID-19 en la comunidad local

Si hay un brote de COVID-19 en el área local, debe:

  • Mantenerse informado y conectado con los funcionarios de salud pública locales y trabajar en coordinación con sus autoridades locales y estatales.
  • Coordinar con los líderes comunitarios y otros proveedores de servicios para personas sin hogar dónde albergar a los clientes si su establecimiento se llena.
  • Seguir alentando buenos hábitos de higiene y limpiar y desinfectar las superficies con regularidad.
  • Evaluar a los clientes durante la admisión para detectar síntomas que podrían estar relacionados con el COVID-19.
  • Proporcionar una mascarilla desechableícono de pdf limpia a clientes con síntomas similares a la influenza (como tos, fiebre o dificultad para respirar), y derivarlos a una ubicación designada para personas que están enfermas.
  • Asegurarse de que los miembros del personal usen guantes desechables al tocar las pertenencias de los clientes.
  • Limitar la cantidad de visitantes al establecimiento.
  • Usar múltiples estrategias para aumentar el espacio entre las personas, especialmente entre quienes tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente. Algunos ejemplos incluyen:
    • Colocar barreras físicas (como protectores plásticos) entre el personal y los clientes durante el proceso de admisión.
    • Asegurarse de que las camas/colchonetas tengan una separación de al menos 3 pies entre sí en las áreas generales para dormir donde haya clientes sin signos de enfermedad respiratoria.
    • Pedir a todos los clientes que duerman con la cabeza hacia los pies del compañero.
    • Cerrar o reducir el uso de áreas comunes. En su lugar, busque otras maneras de ayudar a los clientes a mantenerse conectados socialmente.
  • Identificar al personal y los clientes que tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente y reducir sus interacciones frente a frente con otras personas, si es posible.

Sepa qué hacer si un cliente tiene síntomas que concuerdan con el COVID-19

Si un cliente tiene síntomas leves que concuerdan con el COVID-19:

  • Bríndele una mascarilla desechable limpiaícono de pdf. Si no hay ninguna disponible, ofrézcale pañuelos desechables para que se cubra al toser y estornudar, y un cesto de basura con bolsa, si es posible.
  • Manténgalo en una habitación individual y ofrézcale un baño individual, si es posible. De lo contrario, considere utilizar una habitación grande y bien ventilada.
  • Haga que evite las áreas comunes.

En áreas para clientes con síntomas de enfermedad respiratoria:

  • Asegúrese de que las camas tengan una separación de al menos 6 pies.
  • Use barreras temporales, como cortinas.
  • Pídale a los clientes que duerman con la cabeza hacia los pies del compañero.
  • Considere reducir la frecuencia de limpieza de habitaciones y baños para proteger al personal de la posible exposición al virus.

Si un cliente tiene síntomas graves que concuerdan con el COVID-19, haga que el cliente reciba atención médica de inmediato. Si se trata de un cliente con un cuadro presunto de COVID-19, notifique al equipo de traslado y al centro médico antes de su traslado.

Limpie y desinfecte el establecimiento luego de un caso confirmado de COVID-19

Los CDC ofrecen directrices para la limpieza y desinfección de salones y otras áreas que hayan sido visitadas por un caso sospechoso o confirmado de COVID-19. Consulte Recomendaciones para la limpieza y desinfección ambiental.

Después de un brote de COVID-19 en la comunidad local

Revise sus medidas y actualice su plan de emergencia

El brote de COVID-19 podría durar un tiempo prolongado, y el impacto en su establecimiento podría ser considerable. Cuando los funcionarios de salud pública determinen la finalización del brote en su comunidad, dedique tiempo a hablar sobre sus experiencias con sus clientes y miembros del personal. Mientras los funcionarios de salud pública siguen planificando medidas ante brotes de COVID-19 y otras enfermedades, usted y su organización también desempeñan un rol importante a la hora de mantener un plan vigente. Puede ayudar al:

  • Revisar y actualizar su plan de emergencia.
  • Participar de debates comunitarios acerca de los planes para emergencias.
  • Seguir tomando medidas preventivas cotidianas.
Última actualización: 7 de abr. del 2020