Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Directrices provisionales para administradores de instituciones de educación superior de los EE. UU.

Planifique, prepárese y responda a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)

Resumen de los cambios recientes

Se hicieron modificaciones el 18 de marzo para reflejar lo siguiente:

  • Aclaración sobre las estrategias correctas de mitigación con base en el nivel de transmisión en la comunidad por el COVID-19 y la presencia de casos de COVID-19 en las IHE.
  • Las instituciones de educación superior (IHE, por sus siglas en inglés), trabajando en conjunto con los departamentos de salud locales, tienen un rol importante en la desaceleración de la propagación de enfermedades, y en la protección de estudiantes vulnerables, miembros del personal y docentes para ayudar a garantizar un entorno seguro y saludable de aprendizaje.
  • Las directrices para las IHE se encuentran organizadas en tres categorías con base en el nivel de transmisión en la comunidad: 1) cuando no existe transmisión en la comunidad (fase de preparación), 2) cuando hay un nivel mínimo a moderado de transmisión en la comunidad, y 2) cuando hay una transmisión sustancial en la comunidad. Consulte con su departamento de salud local para determinar qué nivel de transmisión se está produciendo actualmente en su comunidad.
  • El documento también contiene directrices sobre las medidas que se deben tomar en caso de que haya ingresado a la IHE un caso confirmado, más allá del nivel de transmisión en la comunidad.
  • Todas las decisiones acerca de la implementación de estrategias basadas en las IHE (p. ej., suspensión de clases, cancelación de eventos u otras medidas de distanciamiento social) deberían tomarse en colaboración con los funcionarios de salud locales.

Los adultos mayores y las personas con afecciones subyacentes graves tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad más grave luego de contraer COVID-19. Se debe priorizar la seguridad de estos grupos de personas. Obtenga más información sobre las personas con mayor riesgo de enfermar gravemente debido al COVID-19.

Esta guía interina se basa en lo que se conoce actualmente acerca de la transmisión y gravedad de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizarán esta guía según sea necesario a medida que haya más información disponible. Consulte el siguiente sitio web de los CDC de forma periódica para conocer las directrices provisionales actualizadas: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html.

En este momento los funcionarios de salud están adoptando medidas para prevenir la introducción y propagación del COVID-19 en las comunidades de los Estados Unidos. Las IHE juegan un rol importante en esta iniciativa. A través de la colaboración y coordinación con los departamentos de salud locales, las IHE deben tomar medidas para difundir información acerca de la enfermedad y su posible transmisión dentro de la comunidad de las IHE. Las IHE deben prepararse para tomar medidas para prevenir la propagación del COVID-19 entre sus estudiantes y personal, en caso de que los funcionarios de salud locales identifiquen transmisión en la comunidad.

Las IHE deben compartir información y revisar sus planes en colaboración con los funcionarios de salud locales para ayudar a proteger a toda la comunidad de la IHE, incluidas las personas con necesidades especiales de atención médica. Los planes de las IHE deben estar diseñados de manera que complementen otras estrategias de mitigación en la comunidad para proteger a poblaciones de alto riesgo y al sistema de atención médica, así como minimizar las interrupciones en el proceso educativo y proteger a los estudiantes, personal y cuerpo docente del estigma social y la discriminación. Los planes se deben incorporar a las prácticas diarias (como alentar la higiene de las manos, monitorear el ausentismo, comunicar de manera rutinaria) y deben incluir estrategias para antes, durante y después de un posible brote.

¿A quiénes está dirigida esta guía?

Estas directrices provisionales están dirigidas a administradores de instituciones de educación superior (IHE) públicas y privadas. Las IHE incluyen a un diverso conjunto de institutos de formación profesional y universidades estadounidenses: de 2 o 4 años, públicas, privadas sin fines de lucro o privadas con fines de lucro; e integrales enfocadas en la investigación, o con misiones especiales. Los administradores de las IHE (p. ej., presidentes, decanos y rectores) son personas que elaboran políticas y procedimientos, establecen objetivos y estándares educativos y dirigen la programación de las instituciones de educación superior.

¿Por qué se publica esta guía?

Estas directrices ayudarán a las IHE y a sus socios a entender cómo ayudar a prevenir la transmisión del COVID-19 entre los estudiantes, docentes y miembros del personal. También tiene como objetivo ayudar a las IHE a reaccionar rápidamente si se identifica un caso en la IHE o si se produce la propagación dentro de la comunidad en la que se encuentra ubicada la IHE.  Estas directrices incluyen consideraciones para ayudar a los administradores a planificar la continuidad del proceso de enseñanza, aprendizaje e investigación en caso de producirse la propagación del COVID-19 en la comunidad, y abordar todas las inquietudes relacionadas con el estigma asociado al COVID-19.

¿Cuál es el rol de las IHE a la hora de responder ante el COVID-19?

Las IHE, trabajando en conjunto con los departamentos de salud locales, tienen un rol importante en la desaceleración de la propagación de la enfermedad. Las iniciativas de las IHE ayudarán a garantizar que los estudiantes, personal y cuerpo docente gocen de entornos seguros y saludables donde aprender y trabajar. Las IHE reciben a estudiantes, personal, cuerpo docente y visitantes de toda la comunidad. Todas estas personas podrían tener un contacto cercano en los entornos de las IHE, a menudo al compartir espacios, equipos y suministros.

Algunas personas están experimentando estigma y discriminación en los Estados Unidos en relación con el COVID-19. Esto incluye a personas de ascendencia china y asiática, así como ciertos viajeros que regresan al país y personal de emergencias que podrían haber estado expuestos al virus. Es importante que las IHE proporcionen información precisa y oportuna acerca del COVID-19 a los estudiantes, personal y cuerpo docente para minimizar la posible aparición del estigma en campus universitarios y de institutos de formación profesional. También es importante ofrecer apoyo de salud mental para fomentar la resiliencia entre los grupos afectados por el estigma derivado del COVID-19. Los CDC tienen información que las IHE pueden compartir para reducir el temor y el estigma asociados al COVID-19.

¿Cómo deben prepararse y responder a un brote de COVID-19 las IHE?

Las IHE deben estar preparadas para enfrentar brotes de COVID-19 en sus comunidades locales y eventos aislados de exposición en sus establecimientos, independientemente del nivel de transmisión en la comunidad, como por ejemplo casos asociados a viajes. Se puede usar el siguiente árbol de decisión para ayudar a las IHE a determinar qué serie de estrategias de mitigación pueden ser las más apropiadas para su situación actual. 

Árbol de ayuda para instituciones de educación superior (IHE).

Cuando un caso confirmado haya estado en el campus, independientemente del nivel de transmisión en la comunidad

Es posible que cualquier IHE de cualquier comunidad deba implementar procedimientos de cierre de corto plazo, independientemente del nivel de propagación en la comunidad, si hubo una persona infectada en el campus. Si esto ocurre, los CDC recomiendan los siguientes procedimientos, independientemente del nivel de propagación en la comunidad:

ícono de signo de verificación

Trabaje en coordinación con los funcionarios de salud locales. Cuando sepa que una persona que ha estado en el campus tiene COVID-19, contacte de inmediato a los funcionarios de salud pública locales. Estos funcionarios ayudarán a los administradores a determinar un curso de acción para sus IHE.

ícono de signo de verificación

Trabaje con los funcionarios de salud pública locales para determinar la cancelación de clases y el cierre de edificios y establecimientos. Los administradores de las IHE deben trabajar estrechamente con sus funcionarios de salud locales para determinar si es necesario el cierre a corto plazo (durante 2 a 5 días) de todos los edificios y establecimientos del campus. En algunos casos, los administradores de las IHE, en conjunto con los funcionarios de salud locales, podrían optar por cerrar solo los edificios y establecimientos a los cuales haya ingresado la/las persona(s) con COVID-19. Esta suspensión inicial de clases y cancelación de eventos y actividades (como reuniones de clubes, deportes en el campus, espectáculos teatrales y eventos musicales) de corto plazo les da tiempo a los funcionarios de salud locales para que puedan entender mejor la situación del COVID-19 y su impacto en las IHE. De esta manera, los funcionarios de salud locales pueden ayudar a las IHE a determinar cuáles son los pasos siguientes más adecuados, lo que incluye evaluar si es necesario extender la duración de las medidas tomadas para detener o desacelerar la propagación del COVID-19.

  • Las recomendaciones de los funcionarios de salud locales en cuanto a la duración y extensión de la suspensión de clases, el cierre de edificios y establecimientos, y la cancelación de eventos y actividades deben realizarse luego de evaluar cada caso en particular y usando la información más actualizada acerca del COVID-19 y los casos específicos en la comunidad.
  • Disuada a los estudiantes, personal y docentes de organizar reuniones y actividades sociales en otro lugar. Esto incluye arreglos grupales de cuidado infantil, además de reuniones en lugares como casas de amigos, restaurantes favoritos o la cafetería local.
ícono de signo de verificación

Comuníquese con los estudiantes, el personal y los docentes. Coordine con los funcionarios de salud locales para comunicar las decisiones de suspensión de clases y si hubo posible exposición al COVID-19.

  • Esta comunicación con la comunidad de las IHE debe alinearse con el plan de comunicación del plan de operaciones de emergencia.
  • Tenga previsto incluir mensajes que contrarresten posibles situaciones de estigma y discriminación.
  • En circunstancias en las que exista un caso confirmado de COVID-19 que haya estado en el campus, es fundamental mantener la confidencialidad del alumno o miembro del personal de conformidad con la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades y la Ley de Derechos Educativos y Privacidad de la Familia, si corresponde.
ícono de signo de verificación

Limpie y desinfecte en profundidad.

  • Cierre las áreas utilizadas por el paciente. Abra las puertas y ventanas exteriores para aumentar la circulación de aire en el área, y luego comience con las tareas de limpieza y desinfección.
  • El personal de limpieza debe limpiar y desinfectar todas las áreas (como oficinas, baños y áreas de uso común) utilizadas por el paciente con COVID-19, centrando el esfuerzo especialmente en las superficies de contacto frecuente.
  • Si las superficies están sucias, deberá limpiarlas con un detergente o agua y jabón antes de su desinfección.
  • Para las tareas de desinfección, la mayoría de los desinfectantes comunes de uso doméstico registrados por la EPA son suficientes.  Hay un listado de productos aprobados por la EPA para combatir el virus que causa el COVID-19 disponible aquíícono de sitio externo. Siga las instrucciones del fabricante para cada uno de los productos de limpieza y desinfección (p. ej., concentración, método de aplicación y tiempo de contacto, etc). 
  • Puede encontrar más información acerca de la limpieza y desinfección de establecimientos comunitarios como escuelas en el  sitio web de los CDC.
ícono de signo de verificación

Tome decisiones acerca de extender la suspensión de clases y la cancelación de eventos y actividades. Suspender las clases temporalmente es una estrategia para detener o desacelerar una mayor propagación del COVID-19 en las comunidades.

  • Cuando las clases están suspendidas, los administradores de las IHE deben trabajar estrechamente con los funcionarios de salud pública locales para determinar si ciertos edificios y establecimientos pueden permanecer abiertos para el personal o los docentes que no están enfermos mientras los estudiantes dejan de asistir en persona a las clases de manera temporal.
  • Los administradores de las IHE deben trabajar en estrecha colaboración con los funcionarios de salud locales y el sistema universitario de las IHE a la hora de tomar decisiones sobre la suspensión de clases y la cancelación de eventos y actividades de gran envergadura. Las IHE no deben tomar decisiones acerca de la suspensión de clases o cancelación de eventos por cuenta propia. Las IHE pueden solicitar directrices específicas a los funcionarios de salud locales para determinar si es necesario tomar estas medidas, cuándo hacerlo y de qué manera. La naturaleza de estas medidas (como su alcance geográfico y duración) puede modificarse a medida que evoluciona la situación del brote a nivel local.
  • Los administradores deben solicitar orientación a los funcionarios de salud locales para determinar cuándo deben regresar al campus los estudiantes, el personal y los docentes, y qué otras medidas es necesario adoptar para la comunidad de las IHE. Además, los estudiantes, miembros del personal y docentes que se encuentren bien pero deban cuidar o compartir el hogar con alguien afectado por el COVID-19 deben seguir las instrucciones de los funcionarios de salud locales para determinar cuándo volver al campus.
ícono de signo de verificación

Implemente estrategias para dar continuidad a la educación, junto con otros recursos de apoyo relacionados para los estudiantes.

  • Garantice la continuidad educativa y de investigación.
    • Revise los planes de continuidad, incluidos los planes de continuidad de la educación, la enseñanza y las investigaciones. Implemente planes de clases en línea y opciones de cursos a distancia en la medida que sea factible y apropiado.
    • Verifique que los planes de continuidad aborden cómo posponer, limitar o adaptar temporalmente las actividades de investigación (como el reclutamiento de participantes y su participación en estudios, el acceso a laboratorios), de manera que permitan proteger la seguridad de los investigadores, participantes, instalaciones y equipos.
    • Evalúe los siguientes enfoques:
      • Usar la infraestructura y los servicios disponibles (como Blackboard, Skype, Zoom) para propiciar una transición eficaz de las clases de la modalidad presencial al formato a distancia. Esto puede incluir adoptar estrategias como sesiones de consulta con docentes, clases o conferencias grabadas y clases en vivo.
      • Otros servicios de apoyo a estudiantes, como los servicios de bibliotecas en línea, los materiales impresos disponibles por Internet, la asistencia y asesoramiento por teléfono o en línea, o los grupos de estudio organizados a través de medios digitales.
  • Las IHE deben determinar, en conjunto con su sistema universitario:
    • Cómo convertir clases presenciales en clases en línea y cómo capacitar a los docentes en este sentido.
    • Cómo evaluar los problemas técnicos si cuenta con herramientas tecnológicas y personal de TI limitados.
    • Cómo abordar la posible falta de acceso a computadoras o Internet de los estudiantes en sus casas o viviendas temporales.
  • Garantice la continuidad de una vivienda segura.
    • Trabaje en estrecha colaboración con los funcionarios de salud locales para tomar todas las decisiones relacionadas con el alojamiento en el campus.
    • Si no se han identificado casos de COVID-19 entre los residentes del alojamiento comunitario del campus, es posible que los estudiantes puedan permanecer en las viviendas del campus. En esta situación, instruya a los residentes del campus acerca de las precauciones que deben tomar para ayudar a protegerse cuando se registre la propagación del COVID-19 en la comunidad. Los residentes deben seguir cualquier otra recomendación específica proporcionada por los funcionarios de salud locales. Todo residente del campus que pueda haber estado en contacto cercano con un caso confirmado de COVID-19 debe seguir las indicaciones proporcionadas por los funcionarios de salud pública locales, lo que incluye la posible reubicación temporal a una vivienda alternativa para realizar la cuarentena y monitorear sus síntomas.
    • Si se han identificado casos de COVID-19 entre los residentes de las viviendas comunitarias del campus, trabaje junto con los funcionarios de salud pública locales para tomar precauciones adicionales. Es posible que sea necesario trasladar a las personas con COVID-19 a ubicaciones de alojamiento temporal. Estas personas deberán autoaislarse y monitorear el empeoramiento de los síntomas de acuerdo con las directrices de los funcionarios de salud locales. Los contactos cercanos de las personas con COVID-19 también podrían necesitar alojamiento temporal para ponerse en autocuarentena y monitorear los síntomas. Consulte a los funcionarios de salud locales para determinar cuándo, cómo y a dónde trasladar a los residentes enfermos. Para obtener información acerca de cómo proporcionar cuidados en el hogar a personas con COVID-19 que no requieren hospitalización, visite el sitio web de los CDC.
    • Los residentes identificados con COVID-19 o identificados como contactos de personas con COVID-19 no deberían ser enviados necesariamente a sus viviendas permanentes fuera del campus. Enviar a los residentes enfermos a sus hogares permanentes podría ser inviable, plantear desafíos logísticos o presentar riesgo de transmisión a otras personas, ya sea durante el trayecto hasta la casa o una vez allí. Las IHE deben trabajar con los funcionarios de salud pública locales para determinar el alojamiento apropiado para el período durante el cual deban autoaislarse y monitorear la aparición de síntomas o el empeoramiento de los síntomas.
    • Recuerde tener en cuenta todo el alojamiento afiliado a las IHE a la hora de elaborar planes de respuesta. Los distintos tipos de vivienda (p. ej., residencias, apartamentos, y casas de fraternidad y hermandad) y situaciones (p. ej., viviendas pertenecientes a y administradas por IHE, viviendas en el campus de las IHE pero no administradas por las IHE) pueden requerir la adopción de enfoques específicos.
    • Asegúrese de que todo el personal restante que deba asistir a los estudiantes en el alojamiento dentro del campus reciba la capacitación necesaria para protegerse y proteger a los residentes de la propagación del COVID-19. El personal también debería estar capacitado para saber cómo responder si un residente se enferma. Se les debe proporcionar suministros adecuados de limpieza e higiene personal.
  • Garantice la continuidad de los programas de comidas.
    • Consulte a los funcionarios de salud locales para determinar estrategias para modificar la oferta de servicios de comida a la comunidad de las IHE.
    • Analice cómo distribuir las comidas entre los estudiantes, en particular entre quienes permanezcan en el campus, durante la suspensión de clases, eventos y actividades.
    • Si existe propagación mínima a moderada o sustancial de COVID-19 en la comunidad, diseñe estrategias para evitar la distribución de comidas en entornos donde las personas podrían juntarse en grupos o multitudes. Evalúe opciones como almuerzos preparados para llevar o entrega de comidas a domicilio.
    • Si los residentes del alojamiento dentro del campus han sido reubicados en albergues alternativos temporales, considere cómo brindar las comidas a esos estudiantes. Trabaje con los funcionarios de salud pública locales para determinar estrategias que permitan ofrecer las comidas a los residentes con COVID-19 o a quienes están siendo monitoreados por haber tenido contacto con personas con COVID-19.
    • Asegúrese de que todo el personal restante del campus a cargo de los servicios de comida reciban la capacitación necesaria para protegerse y proteger a quienes brindan servicio de la propagación del COVID-19.
  • Considere si es necesario interrumpir, recortar o modificar otros servicios de asistencia en el campus, y cuándo debería hacerlo.
    • Considere alternativas para brindar a los estudiantes servicios médicos, sociales y de salud mental esenciales. Identifique formas de garantizar la prestación de estos servicios durante la suspensión de clases o mientras los estudiantes se encuentran en viviendas temporales.
    • Identifique otros tipos de servicios ofrecidos a estudiantes, miembros del personal y docentes (p. ej., servicios de biblioteca, servicios de limpieza). Analice formas de adaptarlos para minimizar el riesgo de transmisión del COVID-19 a la vez que mantiene los servicios considerados necesarios.
Cuando no hay transmisión en la comunidad (fase de preparación)

Lo más importante que puede hacer ahora es planificar y prepararse. Los administradores de las IHE deben reforzar la adopción de prácticas saludables entre sus estudiantes, miembros del personal y docentes. A medida que el brote mundial evoluciona, las IHE deben prepararse para la posibilidad de enfrentar brotes a nivel comunitario en sus comunidades. Las IHE deben estar preparadas por si se detecta un caso de COVID-19​​​​​​​ en sus comunidades. Las siguientes son algunas estrategias:

ícono de signo de verificación

Revisar, actualizar e implementar planes de operaciones de emergencia (EOP, por sus siglas en inglés). Esto debe llevarse a cabo en colaboración con los departamentos de salud pública locales, el sistema universitario de las IHE y otros socios relevantes. Céntrese en los componentes, o anexos, de los planes que abordan los brotes de enfermedades infecciosas.

  • Garantice que el plan incluya estrategias para reducir la propagación de diversas enfermedades infecciosas (por ejemplo, la influenza estacional). Esto incluye estrategias de distanciamiento social y la suspensión de clases de las IHE que podrían implementarse para detener o desacelerar la propagación de enfermedades infecciosas. El plan también debe incluir estrategias para la continuidad de la educación, los programas de comidas y otros servicios relacionados, en caso de suspensión de clases de las IHE.
  • Asegúrese de que el plan haga hincapié en las medidas preventivas para estudiantes y miembros del personal. Ponga énfasis en las medidas que pueden tomar las personas, como quedarse en casa si están enfermas, cubrirse correctamente al toser o estornudar, limpiar las superficies que se tocan con frecuencia y lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente.
  • Incluya procedimientos en el EOP sobre cómo garantizar un alojamiento seguro para los estudiantes.
  • Consulte los recursos clave al revisar, actualizar e implementar el EOP.
    • Hay diversas agencias federales que elaboraron recursos con principios de planificación para las escuelas y un procedimiento de 6 pasos para crear planes para desarrollar y fomentar de manera continua comunidades escolares seguras y saludables antes, durante y después de posibles emergencias. Estas directrices para elaborar planes de operaciones de emergencia de alta calidadícono de sitio externo ​​​​​​​pueden resultar útiles para las IHE.
    • El sitio webícono de sitio externo del Centro de Asistencia Técnica (TA) de Preparación y Administración de Emergencias para las Escuelas (REMS) ofrece recursos gratis, capacitaciones y asistencia técnica para las escuelas, incluidas las IHE, y sus socios comunitarios, que incluyen herramientas y recursos de planificación y respuesta de emergencia a brotes de enfermedades infecciosas.
ícono de signo de verificación

Desarrollar sistemas para compartir información con socios.

  • Se deben usar los sistemas de información institucional para informar día a día acerca del ausentismo o los cambios en el tránsito del centro de salud estudiantil para detectar y responder a un brote. Recuerde que no se espera que las IHE evalúen a los estudiantes, miembros del personal o docentes para identificar casos de COVID-19. Si una comunidad (o más específicamente, una IHE) tiene casos de COVID-19, los funcionarios de salud locales ayudarán a identificar a esas personas e implementarán los pasos a seguir.
  • Los funcionarios de salud locales deben ser socios clave en el proceso de divulgación de la información.
ícono de signo de verificación

Reforzar las prácticas saludables de higiene.

  • Verifique que las estrategias de lavado de manos incluyan lavarse con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Si no hay agua y jabón disponibles y las manos no están visiblemente sucias, puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Los CDC ofrecen diversos recursos gratis sobre lavado de manos que incluyen materiales de promoción de la salud e información sobre la técnica correcta de lavado de manos.
  • Garantice la disponibilidad de los suministros correctos (como jabón, toallas de papel, desinfectante de manos, pañuelos desechables) para propiciar las prácticas de higiene saludables.
ícono de signo de verificación

Intensificar los esfuerzos de limpieza y desinfección.

  • Limpie y desinfecte rutinariamente las superficies y objetos que se tocan con más frecuencia. Esto puede incluir la limpieza de objetos/superficies que no suelen limpiarse a diario (como manijas de puertas, interruptores de luz, llaves de lavabos en las aulas, mostradores). Utilice los limpiadores que se usan habitualmente. Use todos los productos de limpieza según las instrucciones de la etiqueta. Para las tareas de desinfección, la mayoría de los desinfectantes comunes de uso doméstico registrados por la EPA son suficientes.
    • Hay un listado de productos aprobados por la EPA para combatir el virus que causa el COVID-19 disponible aquíícono de sitio externo. Siga las instrucciones del fabricante para cada uno de los productos de limpieza y desinfección (p. ej., concentración, método de aplicación y tiempo de contacto, etc). 
  • Proporcione toallitas desechables al personal y los docentes para poder limpiar las superficies de uso común (p. ej., teclados, escritorios, controles remotos) antes de usarlas.
  • Garantice que haya los suministros correctos para las tareas de limpieza y desinfección.
ícono de signo de verificación

Monitorear el ausentismo y crear un plan en caso de que aumente.

  • Modifique las políticas de asistencia y licencia por enfermedad. Los estudiantes, miembros del personal y docentes no deben asistir a clase ni al trabajo si están enfermos. Permítales quedarse en casa para cuidar a familiares enfermos. Realice las modificaciones que crea convenientes (como extender las fechas de entrega o aceptar el envío electrónico de asignaciones), de ser posible, para ayudar a las personas que no puedan asistir a clase temporalmente debido a las restricciones impuestas sobre ellas a causa de su posible exposición al virus que provoca la enfermedad del COVID-19.
  • Identifique las funciones y puestos laborales críticos, y planifique una cobertura alternativa al capacitar en diversas áreas a los miembros del personal y los docentes.
  • Revise los patrones usuales de ausentismo en su institución y en su campus entre estudiantes, miembros del personal y docentes. Considere identificar e implementar procesos para que los docentes y directivos de las IHE notifiquen cambios notables en el nivel de ausentismo, incluso si solo se tratara de una percepción personal, a un administrador designado.
  • Alerte a los funcionarios de salud locales acerca de incrementos importantes en el ausentismo de estudiantes, personal y docentes, o si se producen aumentos considerables en la concurrencia al centro de salud estudiantil debido a enfermedades respiratorias (como el resfriado común o la influenza [gripe], que tienen síntomas similares a los del COVID-19).
  • Determine cuál es el nivel de ausentismo que podría interrumpir la continuidad del proceso educativo y de investigación.
ícono de signo de verificación

Evaluar la necesidad de reuniones y eventos grupales. Evaluar la postergación de reuniones y eventos que no son estrictamente necesarios.

  • Asegúrese de tener toda la información necesaria sobre las próximas reuniones y eventos de gran envergadura en su IHE (como presentaciones especiales, eventos de atletismo, banquetes de premiación). Analice especialmente los eventos que podrían implicar que los estudiantes, el personal o sus familiares estén demasiado cerca de otras personas de comunidades que tienen casos identificados de COVID-19 o que incluyan a poblaciones con un mayor riesgo de contraer enfermedades graves a causa del COVID-19.
  • Evalúe si es posible cancelar alguno de estos eventos. Hable con los funcionarios de salud locales para determinar cuál es el mejor enfoque.
ícono de signo de verificación

Solicitar a los estudiantes, personal y docentes enfermos que se queden en sus casas. Establecer procedimientos para los estudiantes, el personal y los docentes enfermos (de cualquier enfermedad) en el campus.

  • Establezca procedimientos para asegurar que los estudiantes, miembros del personal y docentes que se enfermen (de cualquier enfermedad) en el campus o que lleguen al campus enfermos sean enviados lo antes posible a su lugar de residencia (como habitaciones o apartamentos dentro del campus, viviendas fuera del campus, etc.). Mantenga separadas a las personas enfermas de las personas en buen estado hasta que puedan irse. Los residentes enfermos del alojamiento dentro del campus en comunidades sin casos identificados de COVID-19 y que se crea que no han estado expuestos al COVID-19 deben evitar el contacto con las personas sanas mientras estén enfermos.
  • Establezca procedimientos para alojar a los compañeros de habitación de las personas enfermas en albergues alternativos.
ícono de signo de verificación

Asegurarse de que las clínicas de salud de las IHE se preparen para el COVID-19.

ícono de signo de verificación

Diseñar planes para comunicar información oportuna y precisa a la comunidad de la IHE.

  • Incluya estrategias para compartir información con los miembros del personal, estudiantes y docentes sin fomentar el temor y el estigma. Mantener informada a la comunidad con datos precisos puede contrarrestar la divulgación de mala información y reducir el temor y el estigma.
  • Incluya estrategias para comunicar las medidas de preparación tomadas por las IHE y cómo se compartirá más información.
  • Incluya estrategias para comunicar modificaciones en los horarios o funciones habituales del campus.
  • Incluya estrategias para comunicar información que los miembros de la comunidad de las IHE puedan usar para protegerse de enfermedades infecciosas, incluido el COVID-19.
ícono de signo de verificación

Consultar las directrices de los CDC para empresas y empleadores.

  • Revise estas directrices de los CDC para identificar cualquier otra estrategia que las IHE puedan usar debido a su rol de empleador.

Los administradores de las IHE pueden asistir a la comunidad de su IHE al compartir recursos informativos acerca del COVID-19 con estudiantes, miembros del personal y docentes.  Coordine con los funcionarios de salud pública locales para determinar qué tipo de información es la más adecuada para compartir con la comunidad de las IHE. Evalúe compartir las siguientes hojas de datos y fuentes de información:

ícono de signo de verificación

Información sobre el COVID-19 disponible a través de los departamentos de salud estatales y localesícono de sitio externo  

ícono de signo de verificación

Información de los CDC para estudiantes, miembros del personal y docentes que regresaron hace poco a los Estados Unidos de áreas donde los CDC han identificado la propagación del COVID-19 en la comunidad.

Si desea conocer las directrices para estudiantes, miembros del personal o docentes que planeen viajar, o hayan viajado recientemente, a áreas con propagación del COVID-19 en la comunidad, consulte las preguntas frecuentes para viajeros y el sitio web sobre viajes y el COVID-19 de los CDC. Los estudiantes que regresen de áreas con propagación de COVID-19 en la comunidad deben seguir las directrices que recibieron de los funcionarios de salud. Para obtener directrices específicas sobre programas de intercambio y estudio en el extranjero, consulte las directrices sobre viajes estudiantiles al extranjero para IHE de los CDC. Las IHE también pueden consultar a los funcionarios de salud pública locales y estatales. Es posible que las IHE deban posponer o cancelar viajes que podrían exponer a los estudiantes o al personal a una posible propagación en la comunidad de COVID-19.

Cuando hay transmisión mínima a moderada en la comunidad

Si los funcionarios de salud locales informan la presencia de varios casos en la comunidad, es posible que las IHE deban adoptar otras estrategias como respuesta, con el fin de prevenir la propagación en las IHE, pero deberán continuar con las estrategias implementadas cuando no había transmisión en la comunidad. Estas estrategias adicionales incluyen:

ícono de signo de verificación

Trabaje en coordinación con los funcionarios de salud pública locales. Este debería ser el primer paso a la hora de tomar decisiones sobre la respuesta a la presencia de COVID-19 en la comunidad. Los funcionarios de salud pueden ayudar a las IHE a determinar cuáles son las estrategias que pueden resultar más apropiadas para la situación específica en su comunidad.

ícono de signo de verificación

Implemente diversas estrategias de distanciamiento social. Seleccione las estrategias con base en su viabilidad dadas las necesidades y el espacio particulares de los campus de las IHE. No todas las estrategias son viables en todas las IHE. Se alienta a los administradores de las IHE a ser creativos a la hora de analizar todas las oportunidades de aumentar el espacio físico de separación entre estudiantes y limitar las interacciones en entornos con grupos grandes. Las IHE pueden analizar estrategias como:

  • Cancele las reuniones numerosas. Cancele actividades y eventos, como prácticas/eventos de atletismo o presentaciones especiales, para grupos de 250 personas o más. Cancele los eventos para grupos de 20 personas o más si los asistentes tienen un mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19.
  • Cancele o modifique los cursos en los que haya probabilidad de contacto cercano entre los estudiantes, como conferencias con asientos cercanos, o clases de música o actividad física donde los estudiantes estén demasiado cerca entre sí.
  • Aumente el espacio que separa los escritorios y pupitres. De ser posible, reorganice los escritorios para maximizar el espacio entre los estudiantes. Gire los escritorios para que apunten en la misma dirección (en lugar de enfrentados) para reducir la transmisión a través de gotitas respiratorias que contienen el virus (por ejemplo al hablar, toser o estornudar).
  • Reduzca la congestión de tráfico en la clínica de salud. Por ejemplo, evalúe usar la clínica de salud para estudiantes con síntomas similares a los de la influenza, y una ubicación satélite para visitas de rutina a la clínica (como evaluaciones preventivas o exámenes anuales).
  • Evalúe si debe reducir o adaptar los servicios de comida actuales y cómo hacerlo. Por ejemplo, las IHE podrían cerrar algunas o todas sus cafeterías/cafés y ofrecer el servicio de reparto de comida u opciones de retiro para evitar que los estudiantes, miembros del personal y docentes se reúnan en grupos. Es posible que deba reducirse la cantidad de estaciones de autoservicio que requieren que múltiples estudiantes toquen los mismos equipos (como dispensadores de cereal, dispensadores de helado, etc.).
ícono de signo de verificación

Evalúe formas de adaptarse a las necesidades de los estudiantes y miembros del personal que tengan un mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19. Analice si debería atender las solicitudes de estudiantes o miembros del personal que tengan inquietudes sobre su presencia en el campus debido a afecciones subyacentes o a las de otros miembros de su hogar, y cómo podría hacerlo.

ícono de signo de verificación

Garantice la continuidad de una vivienda segura.

  • Trabaje en estrecha colaboración con los funcionarios de salud locales para tomar cualquier decisión relacionada con el alojamiento dentro del campus.
  • Si no se han identificado casos de COVID-19 entre los residentes del alojamiento comunitario del campus, es posible que los estudiantes puedan permanecer en las viviendas del campus. En esta situación, instruya a los residentes del campus acerca de las precauciones que deben tomar para ayudar a protegerse cuando se registre la propagación del COVID-19 en la comunidad. Los residentes deben seguir cualquier otra recomendación específica proporcionada por los funcionarios de salud locales.
ícono de signo de verificación

Ayude a contrarrestar el estigma y promueva la resiliencia dentro del campus.

  • Comparta datos acerca del COVID-19 a través de canales confiables de divulgación para contrarrestar la proliferación de mala información y mitigar el temor.
  • Pronúnciese en contra de los comportamientos negativos, incluidas las declaraciones negativas en las redes sociales sobre grupos de personas.
  • Elabore planes para asistir a los estudiantes, miembros del personal y docentes que podrían sentirse abrumados por el COVID-19 y otros eventos asociados dentro del campus.
    • Garantice la continuidad de los servicios de salud mental, por ejemplo, al ofrecer asesoramiento remoto. Aliente a los estudiantes a llamar al 911 o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255) si se sienten abrumados y están teniendo sensaciones de tristeza, depresión y ansiedad, o si sienten la necesidad de lastimarse o lastimar a otros.
Cuando hay transmisión sustancial en la comunidad

Cuando se produce una transmisión sustancial en la comunidad local, se debe evaluar la adopción de otras estrategias además de las implementadas cuando no hay transmisión o la transmisión es mínima o moderada. Estas estrategias incluyen:

ícono de signo de verificación

Continúe trabajando en coordinación con los funcionarios de salud pública locales. Si los funcionarios de salud pública locales determinaron que existe transmisión sustancial de COVID-19 en su comunidad, harán llegar directrices a los administradores con el mejor curso de acción para su IHE. Se espera que las estrategias de mitigación alcancen a diversas organizaciones (como escuelas de kínder a 12.º grado, empresas, y organizaciones comunitarias y de fe) dentro de la comunidad ya que no están necesariamente vinculadas a los casos dentro de las IHE.

ícono de signo de verificación

Evalúe ampliar la suspensión de clases presenciales. En colaboración con los funcionarios de salud pública locales, prolongue la suspensión de clases y la cancelación de eventos/actividades (p. ej., suspensiones/cancelaciones superiores a dos semanas). Esta estrategia de más largo plazo y posiblemente de mayor alcance tiene el objetivo de desacelerar las tasas de transmisión de COVID-19 en la comunidad. Durante la prolongación de la suspensión de clases, cancele también las actividades extracurriculares grupales y los eventos de gran envergadura. Recuerde implementar estrategias para garantizar la continuidad educativa, de las tareas de investigación y de vivienda, así como los programas de comidas y otros servicios esenciales para los estudiantes.

Esta página fue revisada el 18 de marzo del 2020