Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Guía interina para empresas y empleadores en su respuesta a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), mayo del 2020

Planifique, prepárese y responda a la enfermedad del coronavirus 2019

Resumen de cambios a esta guía:

Los siguientes son los cambios al 6 de mayo del 2020

  • Estrategias y recomendaciones actualizadas para empleadores en su respuesta al COVID-19, incluidos quienes prevén reanudar sus operaciones comerciales con normalidad o en fases:
    • Realizar chequeos de salud diarios
    • Llevar adelante una evaluación de riesgos en el lugar de trabajo
    • Fomentar que los empleados usen cubiertas de tela para la cara en el lugar de trabajo, si corresponde
    • Implementar políticas y prácticas de distanciamiento social en el lugar de trabajo
    • Mejorar el sistema de ventilación del edificio
  • Un cuadro que describa los controles de ingeniería, administrativos y el equipo de protección personal (EPP) que los empleadores pueden usar para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo

Más cambios

Propósito

Esta guía interina está basada en lo que se conoce hasta el momento acerca de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). El COVID-19 es una enfermedad respiratoria que se puede transmitir de persona a persona. El brote se inició en China, pero el virus continúa propagándose en otros países y en los Estados Unidos. Todavía queda mucho por aprender acerca de la transmisibilidad, gravedad y otras características del COVID-19 y la investigación sigue en curso. Puede ver actualizaciones en la página web de los CDC en https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/. Los CDC actualizarán esta guía interina a medida que haya más información disponible.

Esta guía interina puede ayudar a prevenir la exposición al COVID-19 en lugares de trabajo que no son entornos de atención médica (hay otra guía independiente disponible para entornos de atención médica). Los CDC también tienen guías disponibles para trabajadores de infraestructuras críticas que puedan haber tenido exposición a una persona con COVID-19 presunto o confirmado. Excepto que se especifique lo contrario, esta guía interina para empresas y empleadores alcanza también a los lugares de trabajo de infraestructura crítica.

El rol de las empresas y los empleadores en la respuesta al COVID-19

Las empresas y empleadores pueden prevenir y desacelerar la propagación del COVID-19 en su lugar de trabajo. Los empleadores deben responder de manera que contemple el nivel de transmisión de la enfermedad en sus comunidades y modificar los planes de respuesta de sus empresas según sea necesario. Los empleadores deben seguir la Directrices de La Casa Blanca para reabrir los Estados Unidosícono de sitio externo, un enfoque por etapas basado en los niveles actuales de transmisión y la capacidad del sistema sanitario a nivel estatal o local, como parte de la reanudación de las operaciones comerciales. Las decisiones operativas del negocio se deben basar tanto en el nivel de transmisión de la enfermedad en la comunidad como en su preparación para proteger la seguridad y la salud de sus empleados y clientes.

Lo recomendable es que las empresas y empleadores coordinen con funcionarios de salud estatalesícono de sitio externo y localesícono de sitio externo para contar con información oportuna y precisa en la que basar las respuestas correspondientes. Las condiciones locales incidirán en las decisiones que tomen los funcionarios de salud pública en relación con las estrategias a nivel de las comunidades. Los CDC tienen una guía para estrategias de mitigaciónícono de pdf con base en el nivel de transmisión en la comunidad o el impacto del COVID-19.

Como empleador, si sus operaciones comerciales se interrumpieron, reanudar las actividades normales o en fases es una oportunidad para actualizar sus planes de preparación, respuesta y control frente al COVID-19. Todos los empleadores deben implementar y actualizar, en la medida de lo necesario, un plan que:

  • Sea específico para su lugar de trabajo,
  • identifique todas las áreas y tareas con posible exposición al COVID-19 e
  • incluya medidas de control para eliminar o reducir dichas exposiciones.

Hable con sus empleados acerca de los cambios planificados y pídales que aporten su opinión. Además, trabaje junto a los empleados y sindicatos para comunicar de manera eficaz la información importante acerca del COVID-19.

Consulte la guía de la OSHA sobre COVID-19ícono de pdfícono de sitio externo para obtener más información acerca de cómo proteger a los trabajadores de posibles exposiciones, en función de su riesgo de exposición. Los planes deben contemplar que los empleados pueden propagar el COVID-19 incluso si no tienen síntomas.

Todos los empleadores deben contemplar la mejor manera de reducir la propagación del COVID-19 y el impacto en su lugar de trabajo. Esto debe incluir actividades para:

  • prevenir y reducir la transmisión entre empleados,
  • mantener medidas sanitarias en las operaciones comerciales y 
  • propiciar un entorno de trabajo saludable.

Prevenir y reducir la transmisión entre los empleados

Monitoree las comunicaciones de salud pública federales, estatales y locales acerca de las normas, guías y recomendaciones frente al COVID-19 y garantice que los trabajadores tengan acceso a esa información. Consulte con frecuencia el sitio web de los CDC sobre el COVID-19.

Aliente de manera activa a los empleados enfermos a quedarse en casa:

Evalúe realizar chequeos de salud diarios, ya sea en persona o virtuales (como evaluar los síntomas y/o la temperatura) de los empleados antes de su ingreso al establecimiento, de conformidad con lo establecido por las autoridades de salud pública locales y estatales y, si están disponibles, sus servicios de salud ocupacional:

  • Si realiza evaluaciones de salud presenciales, hágalo de manera segura y respetuosa. Los empleadores pueden implementar prácticas de distanciamiento social, controles de barrera o divisores, o usar equipo de protección personal (EPP) para proteger a la persona encargada de la evaluación. Sin embargo, el uso de EPP sin otro recurso es una medida de control menos efectiva y más difícil de implementar, dada la escasez de EPP y los requisitos de capacitación.
  • Complete las evaluaciones de salud de manera que ayuden a cumplir con las directrices de distanciamiento social, por ejemplo, con diversas entradas para evaluaciones en el edificio.
  • Siga las guías de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleoícono de sitio externo en relación con la confidencialidad de los registros médicos de las evaluaciones de salud.
  • Para evitar situaciones de estigma y discriminación en el lugar de trabajo, las evaluaciones de salud de los empleados deben ser lo más privadas posible. No determine el riesgo con base en la raza o nacionalidad, y recuerde que debe mantener la confidencialidad del estado e historial médico de cada persona.

Identifique dónde y de qué manera los trabajadores podrían verse expuestos al COVID-19 en el trabajo. Los empleadores son responsables de propiciar un lugar de trabajo seguro y saludableícono de sitio externo. Lleve adelante una evaluación de riesgosícono de sitio externo exhaustiva en el lugar de trabajo para identificar posibles riesgos relacionados con el COVID-19 en el lugar de trabajo. Combine los controles de la jerarquía de controles según corresponda para limitar la propagación del COVID-19, como controles de ingeniería, de políticas administrativas en el lugar de trabajo y de uso de equipo de protección personal (EPP), para proteger a los trabajadores de los riesgos identificados (ver tabla a continuación):

  • Realice una evaluación de riesgos para determinar si hay riesgos en su lugar de trabajo, o si hay probabilidad de que se presenten, y determine el tipo de controles o EPP necesarios para completar las tareas.
  • Cuando no es posible implementar controles de ingeniería y administrativos, o si dichos controles no garantizan protección absoluta, de conformidad con las normas de la OSHA, los empleadores deben:
    • Determinar cuál es el EPP necesario en función de las tareas específicas de sus trabajadores
    • Seleccionar y entregar el EPP apropiado a los trabajadores, sin costo, y
    • Capacitar a sus trabajadores acerca de su uso correcto.
  • Fomente que los empleados usen una cubierta de tela para la cara en el trabajo si en la evaluación de riesgos se determina que no necesitan EPP, como una mascarilla de respiración o una mascarilla médica como protección.
    • Los CDC recomiendan el uso de cubiertas de tela para la cara como medida para contener las gotitas respiratorias de quien la usa y ayudar a proteger a sus colegas y al público en general.
    • Las cubiertas de tela para la cara no se consideran EPP. Pueden evitar que los trabajadores, incluso los que no saben que tienen el virus, lo transmitan a otros, pero no protegen a los usuarios de la exposición al virus que causa el COVID-19.
  • Recuerde a los empleados y clientes que los CDC recomiendan el uso de cubierta de tela para la cara en entornos públicos donde es difícil mantener las medidas de distanciamiento social, especialmente en áreas con transmisión significativa en la comunidad. Sin embargo, usar una cubierta de tela para la cara no evita la necesitad de distanciamiento social.
  • Consulte la página web de la OSHA sobre COVID-19ícono de sitio externo para obtener más información sobre cómo proteger a los trabajadores de posibles exposiciones al COVID-19 y la guía para empleadoresícono de pdfícono de sitio externo, que incluye medidas para adoptar según el riesgo de exposición de cada empleo.

Separe a los empleados enfermos:

  • Los empleados que parezcan tener síntomas al llegar al trabajo o que se enferman durante el día deben ser apartados inmediatamente de otros empleados, clientes y visitantes, y se los debe enviar a casa.
  • Implemente un procedimiento para el traslado seguro de un empleado que se enferma en el trabajo. Es posible que se deba trasladar al empleado a su casa o a un proveedor de atención médica.

Tome medidas si un empleado tiene infección por COVID-19 presunta o confirmada:

En la mayoría de los casos, no es necesario que cierre su establecimiento. Si pasaron menos de 7 días desde que el empleado enfermo estuvo en el establecimiento, cierre las áreas que dicha persona usó por períodos prolongados:

  • Espere 24 horas antes de limpiar y desinfectar para minimizar la posibilidad de que otros empleados se expongan a gotitas respiratorias. Si no pueden dejar pasar 24 horas, espere tanto como sea posible.
  • Durante este tiempo de espera, abra las puertas y ventanas exteriores para aumentar la circulación de aire en las áreas correspondientes.

Si pasaron 7 días o más desde que el empleado estuvo en el establecimiento, no es necesario tomar medidas adicionales de limpieza y desinfección. Continúe con las tareas de limpieza y desinfección de rutina de todas las superficies de contacto frecuente del establecimiento.

Siga las recomendaciones de limpieza y desinfección de los CDC:

  • Limpie las superficies sucias con agua y jabón antes de desinfectarlas.
  • Para desinfectar superficies, use productos que cumplan con los criterios de la EPA para usar contra el SARS-Cov-2ícono de sitio externo, el virus que causa el COVID-19, y que sean aptos para la superficie.
  • Use siempre guantes y batas adecuadas para los productos químicos que usará para limpiar y desinfectar.
  • Es posible que deba usar EPP adicional en función del entorno y el producto desinfectante que utiliza. Consulte las instrucciones del fabricante de cada producto que use.

Determine qué empleados pueden haber estado expuestos al virus y podrían necesitar tomar precauciones adicionales:

Capacite a los empleados acerca de las medidas que pueden tomar para protegerse en el trabajo y en casa:

  • Recomiende a los empleados que sigan cualquier política o procedimiento nuevo en relación con la enfermedad, las tareas de limpieza y desinfección y en reuniones y viajes de trabajo.
  • Aconseje a los empleados que:
  • Se queden en casa si están enfermos, excepto para recibir atención médica, y conozcan qué hacer si están enfermos.
  • Informen a su supervisor si tienen un familiar enfermo de COVID-19 en su casa y sepan qué hacer si un miembro de su hogar está enfermo.
  • Se laven las manos con frecuencia con agua y jabón por al menos 20 segundos o usen desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol si no hay agua y jabón disponibles. Informe a los empleados que si sus manos están visiblemente sucias deben usar agua y jabón y no desinfectante de manos. Los siguientes son algunos momentos clave en los que los empleados deben lavarse las manos:
    • Antes de comenzar y al finalizar los turnos de trabajo
    • Antes y después de los descansos en el trabajo
    • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
    • Después de ir al baño
    • Antes de comer o preparar comidas
    • Después de colocarse, tocar o quitarse la cubierta de tela para la cara
  • Eviten tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos.
  • Se cubran la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar, o que lo hagan sobre el pliegue del codo. Que boten los pañuelos usados en cestos de basura sin contacto y se laven las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos inmediatamente. Que usen un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol si no hay agua y jabón disponibles. Aprenda más sobre el protocolo de higiene al toser y estornudar en el sitio web de los CDC.
  • Pongan en práctica tareas de rutina de limpieza y desinfección de objetos y superficies que se tocan con frecuencia, como puestos de trabajo, teclados, teléfonos, barandas y manijas de las puertas. Las superficies sucias se pueden limpiar con agua y jabón antes de desinfectarlas. Para desinfectar, hay que utilizar los productos que cumplen con los criterios de la EPA para usar contra el SARS-CoV-2ícono de sitio externo, que es el virus que causa el COVID-19, y que sean adecuados para su superficie.
  • Eviten usar los teléfonos, escritorios, oficinas y otras herramientas y equipos de trabajo de otros empleados, siempre que sea posible. Se deben limpiar y desinfectar antes y después de usarlos.
  • Pongan en práctica medidas de distanciamiento social evitando reuniones numerosas y manteniendo distancia (al menos 6 pies) de otras personas siempre que sea posible.

Para los empleados que se trasladan al trabajo en transporte público o autos compartidos, considere ofrecer el siguiente apoyo:

  • Si es factible, ofrezca incentivos a los empleados para que usen formas de transporte que minimicen el contacto cercano con otras personas (p. ej., bicicleta, caminata, automóvil ya sea solo o con otros miembros de su hogar).
  • Pídales a los empleados que sigan la guía de los CDC sobre cómo protegerse al usar el transporte.
  • Permita a los empleados cambiar de horario para que puedan trasladarse en momentos de menos actividad.
  • Pida a los empleados que se laven las manos lo antes posible después de su viaje.

Implementar medidas sanitarias en las operaciones comerciales

Nombre a un coordinador en el lugar de trabajo, que será responsable de las cuestiones relacionadas con el COVID-19 y su impacto en el lugar de trabajo.

Implemente políticas y prácticas de licencia por enfermedad flexibles y favorables:

  • Es importante garantizar que las políticas de licencia por enfermedad sean flexibles y concuerden con las guías de salud pública, y que los empleados conozcan y comprendan estas políticas.
  • Implemente políticas flexibles que permitan a los empleados quedarse en casa para cuidar de familiares enfermos o cuidar a sus hijos si se suspenden las clases y cierran los programas de cuidados infantiles. Otras características flexibles pueden ser dar adelantos sobre licencias por enfermedad futuras y autorizar a los empleados a donarse tiempo de licencia por enfermedad mutuamente.
  • Los empleadores que no tienen políticas de licencia por enfermedad para algunos o la totalidad de sus empleados deberían evaluar crear políticas de "licencia por enfermedad de emergencia" no punitivas.
  • Los empleadores no deben exigir el resultado de una prueba de detección de COVID-19 ni un certificado de un proveedor de atención médica a los empleados enfermos para justificar su enfermedad, ser elegibles para una licencia o regresar al trabajo.
    • De conformidad con la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, los empleadores están autorizados a exigir un certificado médico a sus empleadosícono de sitio externo para confirmar si están sanos y en condiciones de regresar al trabajo. Sin embargo, por cuestiones prácticas, es importante que sepa que los consultorios y establecimientos de atención médica pueden estar sumamente ocupados y no estar en condiciones de entregar dicha documentación en tiempo y forma. La mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves y pueden recuperarse en casa sin atención médica, y pueden seguir las recomendaciones de los CDC para determinar cuándo suspender el aislamiento en el hogar y volver al trabajo.
    • La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos publicó una guía de Preparación para una pandemia en el lugar de trabajo y Ley sobre Estadounidenses con Discapacidadesícono de sitio externo. La guía habilita a los empleadores a tomar medidas para proteger a los trabajadores, que concuerdan con las guías de los CDC, como exigir a los trabajadores que se queden en casa cuando es necesario para abordar la amenaza directa de propagación del COVID-19 a otras personas.
  • Revise las políticas de recursos humanos para garantizar que sus políticas y prácticas concuerden con las recomendaciones de salud pública y la legislación laboral estatal y federal vigente (si necesita más información sobre las responsabilidades del empleador, visite los sitios web del Departamento de Trabajoícono de sitio externo y de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleoícono de sitio externo ).
  • Conecte a los empleados con recursos del programa de asistencia al empleado (EAP), si está disponible, y recursos comunitarios, si así lo necesitan. Es posible que los empleados necesiten servicios sociales, conductuales o de otro tipo adicionales, por ejemplo para sobrellevar y controlar el estrés.

Proteja a los empleados con mayor riesgo de enfermarse gravemente  a través de políticas y prácticas favorables. Los adultos mayores y las personas de cualquier edad con afecciones subyacentes graves corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

  • Propicie y fomente opciones de teletrabajo, si están disponibles.
  • Evalúe ofrecer a los trabajadores vulnerables tareas que minimicen su contacto con clientes u otros empleados (como reponer existencias en lugar de trabajar como cajeros), si el trabajador lo acepta.
  • Ofrezca opciones flexibles como teletrabajo a los empleados. Esto elimina la necesidad de que los empleados que viven en áreas con mayor transmisión se trasladen a lugares de trabajo con menor transmisión, o viceversa.
  • Verifique que el resto de las empresas y empleadores que comparten el mismo espacio de trabajo también sigan esta guía.

Comunique las políticas flexibles del lugar de trabajo de manera clara, frecuente y a través de diversos medios. Es posible que los empleadores deban comunicar esto a sus empleados que no hablan inglés en sus idiomas de preferencia.

  • Capacite a los trabajadores acerca de cómo la implementación de cualquier política nueva para reducir la propagación del COVID-19 podría afectar las prácticas de salud y seguridad actuales.
  • Comunique cualquier cambio que se haya implementado para ayudar a controlar la propagación del COVID-19 a contratistas y visitantes al lugar de trabajo. Garantice que tengan la información y capacidades para cumplir con dichas políticas.
  • Cree y evalúe sistemas de comunicaciones que los empleados puedan usar para notificar si están enfermos y que usted puede usar para notificar a los empleados de exposiciones y cierres.
  • Evalúe una línea directa u otro método para que los empleados puedan manifestar sus inquietudes de manera anónima.

Evalúe sus funciones esenciales y la dependencia que otros y la comunidad tienen respecto de sus servicios o productos.

  • Esté preparado para cambiar sus prácticas comerciales de ser necesario para mantener funcionando las operaciones fundamentales (ejemplo, identificar proveedores alternativos, priorizar clientes o suspender temporalmente algunas operaciones de ser necesario).
  • Identifique cadenas de suministro alternativas para bienes y servicios críticos. Es posible que haya mayor demanda o no estén disponibles algunos bienes o servicios.
  • Si tiene empleados temporales o contratados a través de otras empresas, hable con dichas empresas acerca de la importancia de que los empleados enfermos se queden en sus casas y recomiéndeles que elaboren políticas de licencia no punitivas.
  • Hable con sus socios comerciales acerca de sus iniciativas de respuesta. Compartir las mejores prácticas con otras empresas en sus comunidades (principalmente las que se encuentran en su cadena de suministro), las cámaras de comercio y las asociaciones que se ocupan de mejorar las tareas de respuesta de la comunidad.
  • Al reanudar las operaciones comerciales en su establecimiento, identifique y priorice las funciones que propician la continuidad del negocio. Reduzca al mínimo la cantidad de trabajadores presentes en el lugar de trabajo reanudando las operaciones por fases y equilibrando la necesidad de proteger a sus trabajadores y al mismo tiempo propiciar la continuidad de sus operaciones.

Decida cómo mantendrá sus operaciones si se produce una suba pronunciada de ausentismo a raíz de un incremento en la cantidad de empleados que están enfermos, que se quedan en casa para cuidar a familiares enfermos o que deben quedarse en casa para cuidar a sus niños hasta que los programas de cuidados infantiles o escuelas de kínder a 12.º grado reanuden sus servicios.

  • Planifique monitorear e informar los niveles de ausentismo en el lugar de trabajo.
  • Implemente planes para la continuidad de sus funciones esenciales en caso de que los niveles de ausentismo se incrementan más de lo habitual.
  • Prepárese para flexibilizar las políticas de licencias y en el lugar de trabajo.
  • Capacite a sus empleados para que cubran otras funciones esenciales para que el lugar de trabajo pueda mantener sus operaciones si se ausentan empleados clave.

Cree políticas y prácticas de distanciamiento social. Modifique su espacio de trabajo para ayudar a los trabajadores y a los clientes a mantener el distanciamiento social y separe físicamente a los empleados entre ellos y de los clientes siempre que sea posible. Las siguientes son algunas estrategias que pueden adoptar las empresas:

  • Implemente espacios de trabajo flexible (por ejemplo, teletrabajo).
  • Implemente horarios de trabajo flexibles (por ejemplo, rotar o escalonar los turnos para limitar la cantidad de empleados que están en el lugar de trabajo al mismo tiempo).
  • Modifique el espacio de trabajo para aumentar el espacio físico entre sus empleados.
  • Aumente el espacio físico entre los empleados y los clientes (a través de servicios desde auto, barreras físicas como divisores).
  • Use carteles, marcas con cinta adhesiva y otras herramientas visuales como calcomanías o cinta de color en el piso colocada con una distancia de 6 pies, para indicar dónde colocarse cuando no hay barreras físicas disponibles.
  • Implemente opciones flexibles para reuniones y viajes (como posponer las reuniones o eventos no esenciales, de conformidad con las reglamentaciones y guías estatales y locales).
  • Cierre o limite el acceso a áreas de uso común donde es más probable que los empleados se reúnan e interactúen.
  • Prohíba el intercambio de apretones de manos.
  • Preste servicios en forma remota (por ejemplo por teléfono, video o web).
  • Adapte sus prácticas comerciales para reducir el contacto cercano con los clientes, por ejemplo a través de servicios desde el auto, compras en línea para recoger, compras telefónicas, servicio de entrega en la acera y opciones de entrega a domicilio, siempre que sea posible.
  • Aleje la terminal de pago electrónico/lector de tarjeta de crédito de la caja, si es posible, para aumentar la distancia entre el cliente y el cajero.
  • Modifique el momento de reposición y aprovisionamiento para que sea fuera del momento de mayor actividad o fuera de hora, si es posible, para reducir el contacto con los clientes.

Si tiene más de una sucursal, evalúe otorgar a los gerentes de cada una la autoridad para tomar las medidas que correspondan según sus planes de respuesta al COVID-19 con base en sus condiciones locales.

Mantenga un entorno de trabajo saludable

Como las personas sin síntomas pueden transmitir el COVID-19, las empresas y los empleadores deben evaluar e implementar controles de conformidad con la jerarquía de controles para proteger a sus empleados y al público en general.

Evalúe mejorar los controles de ingeniería usando los sistemas de ventilación del edificio. Esto puede incluir las siguientes actividades o algunas de ellas:

  • Aumentar los niveles de ventilación.
  • Garantizar que los sistemas de ventilación funcionen correctamente y propicien una calidad de aire aceptable en el interior de acuerdo al nivel de ocupación de cada espacio.
  • Aumentar la ventilación al exterior, con cautela en zonas de alta contaminación. Con menos ocupación en el edificio, esto aumenta la efectiva dilución de ventilación por persona.
  • Desactivar los sistemas de ventilación controlados a demanda (DCV).
  • Abrir más los reguladores de aire mínimos (tanto como un 100 %) para reducir o eliminar la recirculación. Si el clima es templado, esto no afectará el confort térmico ni la humedad. Sin embargo, puede ser difícil de implementar cuando el clima es frío o si hace mucho calor.
  • Mejorar la filtración central del aire a MERV-13 o el filtro más alto compatible, y sellar los bordes del filtro para evitar las fugas.
  • Revisar los filtros para garantizar que se encuentren dentro de su período de vida útil y estén correctamente instalados.
  • Mantener los sistemas en funcionamiento por más tiempo, de ser posible las 24 horas, para optimizar el intercambio de aire en el espacio del edificio.

Importante: Algunas de las recomendaciones de arriba se basan en la Guía de operaciones en edificios durante la pandemia del COVID-19ícono de sitio externo de la American Society of Heating, Refrigerating, and Air-Conditioning Engineers (ASHRAE). Revise estas directrices de la ASHRAE para obtener más información sobre recomendaciones de ventilación.

Garantice la seguridad del sistema de agua y de los artefactos de su edificio después de un corte prolongado:

Proporcione a los empleados, clientes y visitantes lo que necesitan para lavarse las manos y cubrirse al toser y estornudar:

  • Proporcione pañuelos desechables y botes de basura sin contacto.
  • Proporcione agua y jabón en el lugar de trabajo. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol. Garantice un suministro adecuado de artículos disponibles.
  • Lo ideal es instalar estaciones de desinfectante de manos sin contacto en diversos lugares para fomentar la higiene de manos.
  • Coloque afiches que fomenten la higiene de manos para ayudar a detener la propagación, en la entrada del lugar de trabajo y otras áreas donde estén visibles. Esto debe incluir carteles para personas que no hablan inglés, si es necesario.
  • Desaliente el intercambio de apretones de manos. Fomente entre los empleados los saludos sin contacto.
  • Pida a los empleados que visiten la página web de los CDC sobre las prácticas correctas al toser y estornudar y lavarse las manos para obtener más información.

Lleve adelante tareas de limpieza de rutina:

  • Consulte la guía de limpieza y desinfección para elaborar, implementar y mantener un plan de limpieza regular para reducir el riesgo de exposición al COVID-19.
  • Limpie como rutina las superficies que se tocan con frecuencia en el lugar de trabajo como puestos de trabajo, teclados, teléfonos, barandas y manijas de las puertas.
    • Si las superficies están sucias, límpielas con agua y jabón o detergente antes de desinfectarlas.
    • Para la desinfección deberían resultar eficaces los desinfectantes para el hogar registrados en la EPA. Hay un listado de productos aprobados por la EPA para combatir el virus que causa el COVID-19ícono de sitio externo disponible en el sitio web de la EPA. Siga las instrucciones del fabricante para cada uno de los productos de limpieza y desinfección (p. ej., concentración, método de aplicación y tiempo de contacto).
  • Desaliente que los empleados usen los teléfonos, escritorios, oficinas u otras herramientas y equipos de trabajo de otros empleados siempre que sea posible.
  • Proporcione toallitas desinfectantes desechables para que los empleados puedan limpiar superficies de uso frecuente (como manijas de las puertas, teclados, controles remotos, escritorios, otras herramientas y equipos de trabajo) antes de cada uso.
  • Almacene y use los desinfectantes de manera responsable y adecuada según lo indicado en la etiqueta.
  • No mezcle blanqueador con cloro con otros productos de limpieza y desinfección. Esto puede causar vapores que podrían ser peligrosos si los inspira.
  • Recomiende a los empleados que siempre usen los guantes adecuados para el producto químico que emplean al limpiar y desinfectar e infórmeles que podrían necesitar EPP adicional con base en el entorno y el producto.

Refuerce las tareas de limpieza y desinfección después de la presencia de personas con diagnóstico presunto/confirmado de COVID-19 en sus instalaciones:

Limite los viajes y recomiende a los empleados que si deben viajar deben tomar otras precauciones y preparaciones:

  • Minimice los viajes no esenciales y evalúe reanudar los viajes no esenciales de conformidad con las normas y guías locales y estatales.
  • Consulte los avisos de salud para viajeros de los CDC para ver las guías y recomendaciones más actuales para cada país al que viaje. Hay información específica de viajes para personas que visitan o regresan de países con avisos de viaje, además de información para tripulantes, disponible en el sitio web de los CDC.
  • Recomiende a los empleados que comprueben si tienen síntomas del COVID-19 antes de iniciar un viaje, y que notifiquen a su supervisor y se queden en casa si están enfermos.
  • Garantizar que los empleados que se enferman al viajar o durante una asignación temporaria entiendan que deben notificar a su supervisor y llamar inmediatamente a un proveedor de atención médica para consultarlo si es necesario.
  • Si están fuera de los Estados Unidos, los empleados enfermos deben seguir la política de la compañía para acceder a atención médica o contactar a un proveedor de atención médica o compañía de asistencia médica en el extranjero para que los ayuden a encontrar un proveedor de atención médica adecuado en ese país. El Consulado de los EE. UU. puede prestar ayuda para encontrar instalaciones donde se ofrecen servicios de atención médica. Sin embargo, las embajadas, consulados y bases militares de los Estados unidos no tienen autoridad legal, capacidades ni recursos para evacuar ni proporcionar medicamentos, vacunas ni atención médica a ciudadanos estadounidenses que se encuentran en el extranjero.

Minimice el riesgo para los empleados al planificar reuniones y eventos:

  • Recurra a medios como videoconferencias o teleconferencias cuando sea posible para las reuniones de trabajo.
  • Cancele, adapte o posponga las reuniones numerosas de trabajo que solo pueden tener lugar en persona, de conformidad con las normas y guías estatales y locales.
  • Cuando no es posible organizar una reunión por videoconferencia o teleconferencia, organice las reuniones en espacios abiertos y bien ventilados y que propicien la distancia de 6 pies entre los asistentes, que deben usar cubiertas de tela para la cara.

En la tabla a continuación puede ver ejemplos de controles para implementar en su lugar de trabajo. Los controles más efectivos son los basados en soluciones de ingeniería, seguidos de controles administrativos y por último el uso de EPP. El uso de EPP es el método de control menos efectivo y el más difícil de implementar. Es posible que los sitios de trabajo deban implementar varios controles complementarios de estas columnas para controlar el riesgo de manera eficaz.

Los empleadores pueden implementar los controles más apropiados para su lugar de trabajo con base en la siguiente tabla

TABLA: Controles de ejemplo para prevenir la propagación del COVID-19 en entornos laborales
TABLA: Controles de ejemplo para prevenir la propagación del COVID-19 en entornos laborales
Ingeniería Administrativos Equipos de protección personal (EPP)
Establecimientos y equipos
  • Evalúe la factibilidad de controles de ingeniería para riesgos laborales
  • Garantice que los sistemas de ventilación y agua funcionen correctamente
  • Modifique los espacios de trabajo para mantener el distanciamiento social. Los ejemplos incluyen:
    • Coloque divisores como barrera de protección
    • Aleje el lector de pagos de la caja
    • Use anuncios verbales, carteles y señalizaciones visuales para fomentar el distanciamiento social
    • Quite/reorganice los muebles
    • Ofrezca alternativas de compra remota (como entregas y recogida)
Administración y comunicaciones
  • Monitoree las comunicaciones de salud pública estatales y locales acerca del COVID-19
  • Aliente a los trabajadores enfermos a notificar sus síntomas, quedarse en casa y seguir la guía de los CDC
  • Elabore estrategias para:
    • abordar las inquietudes de los trabajadores
    • comunicarse con los trabajadores
  • Recuerde a los trabajadores qué servicios de apoyo hay disponibles
  • Comunique sus políticas y prácticas a socios, proveedores y otros contratistas
  • Fomente el distanciamiento social y el uso de cubiertas de tela para la cara (si corresponde) en el lugar de trabajo
  • Use tecnología para fomentar el distanciamiento social (como teletrabajo o reuniones virtuales)
  • Cancele eventos grupales
  • Cierre/limite el uso de espacios compartidos
  • Pida a los clientes que están enfermos que se queden en sus casas
  • Evalúe políticas que fomenten licencias por enfermedad flexibles y horarios de trabajo alternativos.
  • Programe la reposición de existencias durante horarios de menos actividad

Limpieza y desinfección

  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia (como mesones, estantes, exhibidores)
  • Entregue a los empleados toallitas desinfectantes desechables, limpiadores o aerosoles efectivos contra el virus que causa el COVID-19

Capacitación

Capacite a los empleados sobre:

  • Políticas para reducir la propagación del COVID-19
  • Higiene en general
  • Los síntomas, qué hacer si están enfermos
  • Limpieza y desinfección
  • Cubiertas de tela para la cara
  • Distanciamiento social
  • El uso de EPP
  • Prácticas de trabajo seguras
  • Manejo del estrés
PPE
  • Realice una evaluación de riesgos en el lugar de trabajo
  • Evalúe qué EPP se necesita para cada tarea de sus trabajadores con base en los riesgos y otros controles implementados
  • Seleccione y proporcione el EPP correspondiente a los trabajadores, sin costo.

Estos son los cambios hasta el 21 de marzo de 2020

  • Guía actualizada de limpieza y desinfección
  • Mejores prácticas de distanciamiento social actualizadas
  • Estrategias y recomendaciones actualizadas que pueden implementarse ahora para la respuesta al COVID-19
Esta página fue revisada el 5 de mayo del 2020