Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí

Investigación de casos y rastreo de contactos en lugares de trabajo que no pertenecen al sector de atención médica: información para empleadores

Investigación de casos y rastreo de contactos en lugares de trabajo que no pertenecen al sector de atención médica: información para empleadores
Actualizado el 20 de oct. del 2021

Los CDC recomiendan a los empleadores que trabajen junto a los departamentos de salud al investigar exposiciones en el lugar de trabajo a enfermedades infecciosas, incluido el COVID-19. Las medidas rápidas y coordinadas, como la investigación de casos y el rastreo de contactos, pueden prevenir la transmisión del COVID-19 y reducir la necesidad de cierres de empresas.

El trabajo conjunto de los empleadores con los funcionarios de los departamentos de salud en el proceso de investigación de casos y rastreo de contactos puede variar según el caso. Dependerá de las autoridades, responsabilidades y capacidades de sus departamentos de salud, las leyes y normas locales, estatales y federales y el nivel de interés y capacidad del empleador. Los empleadores pueden consultar a sus departamentos de recursos humanos, de asuntos legales, médicos, de salud y seguridad ocupacional, de políticas y otros recursos para crear e implementar su plan de preparación, respuesta y control del COVID-19.

En la página web de los CDC sobre la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) en empresas y lugares de trabajo hay información disponible para ayudar a las empresas a limitar la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo. Este documento ofrece consejos y consideraciones para que los empleadores coordinen con los departamentos de salud estatales, tribales, locales o territoriales (STLT, por sus siglas en inglés) y sus empleados para instrumentar estas iniciativas de respuesta al COVID-19.

Información importante acerca de la investigación de casos de COVID-19 y el rastreo de contactos para empleadores

El COVID-19 es una enfermedad de notificación obligatoria a nivel nacional y cuando los proveedores de atención médica y los laboratorios diagnostican o identifican casos los deben notificar a los departamentos de salud STLT. Los departamentos de salud son los encargados de encabezar las investigaciones de casos, los procedimientos de rastreo de contactos y las investigaciones de brotes. La investigación de casos es la identificación e investigación de personas con diagnósticos confirmados o probables de una enfermedad contagiosa de notificación obligatoria, como el COVID-19. El rastreo de contactos es el paso que sigue a la investigación de casos, y es un proceso que permite identificar, monitorear y brindar apoyo a las personas que pudieron haber estado expuestas a una persona con una enfermedad contagiosa, como el COVID-19.

Los departamentos de salud además administran las medidas de control de enfermedades contagiosas dentro de sus jurisdicciones, para proteger la salud pública. Incluye ofrecer guías para las personas con COVID-19 (casos) sobre el aislamiento y para las personas que han estado expuestas al COVID-19 (contactos) sobre las medidas de seguimiento que deben tomar con base en su estado de vacunación o historial de infección previa en los últimos 90 días. Las medidas pueden incluir la realización de pruebas, el uso de mascarilla y la cuarentena.

En el caso de que haya una gran cantidad de casos notificados a los departamentos de salud, y el virus se propaga fácil y rápidamente, los recursos de los departamentos de salud pueden saturarse. Cuando el departamento de salud la solicite, la asistencia de los empleadores puede contribuir a limitar la propagación del COVID-19 en el ámbito laboral.

Participación del empleador

Cuando el personal del departamento de salud investigue un caso de COVID-19, le hará preguntas al paciente con COVID-19 acerca de su empleo y su ámbito laboral, acerca de las personas con las que tuvo contacto cercano  y acerca de los lugares que visitó durante el tiempo que podría haberse contagiado o propagado el COVID-19 a otras personas. Si el departamento de salud concluye que una persona es un caso presunto o confirmado de COVID-19 y que estuvo en el lugar de trabajo donde pudo haber tenido contacto cercano con otras personas (empleados, clientes o miembros de la comunidad), es posible que el departamento de salud contacte al empleador, a los empleados o a los clientes para informarles de una posible exposición.

No se revelará la información confidencial de la persona infectada, incluido su nombre y otra información de identificación personal, sin su autorización. Los empleadores pueden colaborar con el departamento de salud al:

  • Brindar más información para poder identificar a las posibles personas expuestas al COVID-19 que trabajaron en la misma área y en el mismo turno,
  • Organizar una visita al lugar para que el personal del departamento de salud observe el lugar de trabajo y haga recomendaciones específicas para dicho lugar con el fin de ayudar a prevenir una mayor propagación del virus, y
  • Facilitar la comunicación con los empleados.

El nivel de interacción entre el departamento de salud y un empleador puede variar en función de diversos factores, como el tamaño y tipo de lugar de trabajo, la cantidad de personas con COVID-19 asociados al lugar de trabajo, la capacidad del departamento de salud y las leyes y regulaciones locales, estatales y federales.

En general, cuando se identifica a una persona con COVID-19, y el diagnóstico afecta a un lugar de trabajo, el nivel de participación y compromiso del departamento de salud con el empleador podría incluir:

  • Pedirle ayuda al empleador para entender el riesgo de transmisión en el lugar de trabajo e identificar a las personas con COVID-19 y las personas que han estado expuestas al COVID-19 en el lugar de trabajo. Esto puede incluir entrevistas iniciadas por el departamento de salud, visitas al establecimiento y revisiones de registros para identificar a las personas que pudieron haber estado expuestas al COVID-19 y entender mejor los riesgos de transmisión en el lugar de trabajo (p. ej., impedimentos para mantener el distanciamiento físico o usar mascarillas que se ajusten bien al rostro).
  • Recurrir al empleador para identificar a las personas que han estado expuestas al COVID-19 en el lugar de trabajo. Si bien esto no es habitual, algunos departamentos de salud podrían iniciar acuerdos con los empleadores que tienen programas de salud ocupacional o programas de servicios médicos o personal capacitado en salud y seguridad ocupacional para que se encarguen formalmente y de manera confidencial de algunos aspectos del rastreo de contactos en el lugar de trabajo. En estas situaciones, para proteger la privacidad de los empleados, los departamentos de salud se harán cargo de la responsabilidad de la investigación de casos y el rastreo de contactos fuera del lugar de trabajo. Si los empleadores están interesados en este tipo de acuerdo, deben ponerse en contacto con su departamento de salud para analizar esta opción.
  • Encabezar el proceso de rastreo de contactos en el lugar de trabajo sin involucrar al empleador de manera directa. Posiblemente el departamento de salud no solicite asistencia o información al empleador cuando el riesgo de transmisión en el lugar de trabajo es bajo o el departamento de salud carece de recursos para hacer un seguimiento con el empleador. También es posible que no esté autorizado para involucrar a un empleador debido a leyes estatales o locales de protección de la privacidad que pueden limitar la participación de terceros en el rastreo de contactos sin el consentimiento del paciente con COVID-19.

Prepararse para trabajar junto al departamento de salud

Cómo los empleadores pueden ayudar con la respuesta ante el COVID-19:

  • Designar a un coordinador o equipo a cargo de las cuestiones relacionadas con el COVID-19. Es posible que resulte útil para los empleadores designar a un coordinador o a un equipo que supervise las actividades relacionadas con el COVID-19. El coordinador o el equipo para el COVID-19 deben ser el primer punto de contacto en el lugar de trabajo para el departamento de salud en la coordinación de las actividades relacionadas con el COVID-19. El coordinador o el equipo de actividades relacionadas con el COVID-19 deben crear e implementar las actividades de evaluación de riesgos que se abordan más abajo.
    El coordinador/equipo encargado de cuestiones relacionadas con el COVID-19 puede consultar la Guía interina para crear un plan de investigación de casos de COVID-19 y rastreo de contactos de los CDC para prepararse mejor y comprender los procesos. También pueden visitar el sitio web del departamento de salud STLT para ver si hay información específica para empleadores. Algunas jurisdicciones pueden tener programas de vigilancia de salud y seguridad ocupacional estatales que sirven de ayuda.
    Si bien el coordinador o el equipo designados por el empleador para cuestiones relacionadas con el COVID-19 pueden colaborar con el departamento de salud si se les solicita que realicen algunas actividades de rastreo de contactos entre sus empleados, no tienen autoridad para abordar todos los aspectos de estas funciones sin consultar con el departamento de salud. Por ejemplo, los empleadores pueden limitar el ingreso de los empleados al lugar de trabajo con base en las políticas de aptitud para cumplir funciones del empleador, pero no pueden preguntar a sus trabajadores acerca de sus actividades o personas expuestas al COVID-19 fuera del trabajo.
  • Crear e implementar un plan de preparación, respuesta y control. Los empleadores pueden usar la guía de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacionalícono de sitio externo para crear un plan de preparación, respuesta y control del COVID-19. Crear este plan ayudará a los empleadores a evaluar el riesgo y decidir qué medidas implementar para prevenir la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo. Además, al tener el plan, los empleadores pueden reunir rápidamente los registros de empleados y del lugar de trabajo cuando lo necesitan, para colaborar con las posibles investigaciones y actividades de rastreo de contactos iniciadas por el departamento de salud. El empleador también puede optar por repartir copias de este plan en toda la empresa.
  • Brindar apoyo a los empleados y realizar actividades de evaluación y prevención de peligros en el lugar de trabajo. Los empleadores deben proporcionar un lugar de trabajo seguro y saludableícono de sitio externo, sin peligros conocidos que puedan ocasionar la muerte o lesiones físicas graves. Si un empleado, cliente o visitante del lugar de trabajo tiene síntomas que concuerden con los de COVID-19, notifica que le diagnosticaron COVID-19 o tuvo contacto cercano con una persona con COVID-19 presunto o confirmado, el empleador debe tomar medidas rápidamente a través de actividades de evaluación y prevención de riesgos en el lugar de trabajo. Estas medidas pueden ayudar a limitar la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo.
    Los empleadores deberían considerar realizar la evaluación de riesgosícono de sitio externo que corresponda para ayudar a identificar posibles riesgos en relación con el COVID-19. A partir de allí, los empleadores deben emplear los métodos de jerarquía de controles que correspondan para limitar la propagación del COVID-19 en el ámbito laboral.
  • Comunicarse con los empleados. Los empleadores deben informar a los empleados que el departamento de salud se pondrá en contacto con las personas diagnosticadas con COVID-19 o quienes tuvieron contacto cercano con una persona con COVID-19. Los empleadores deberían alentar a sus empleados a que colaboren con el departamento de salud y hablen de su enfermedad, exposiciones y personas expuestas al COVID-19 para que el departamento de salud pueda evitar una mayor propagación del COVID-19.

Si los empleadores reciben la notificación de una persona con COVID-19 o una persona expuesta al COVID-19, deben cumplir con las leyes y regulaciones de protección de la privacidad y la información médica en el lugar de trabajo. Además, los empleadores deben informar a los empleados que cuando el departamento de salud notifique a las personas que han estado expuestas al COVID-19 en el lugar de trabajo (contactos cercanos), solo compartirá con los contactos información sobre su exposición al COVID-19 pero sin nombres ni información médica personal de la persona infectada por COVID-19 con contactos cercanos. Según los detalles de la exposición y el estado de vacunación o el historial previo de infección en los últimos 90 días, el departamento de salud brindará recomendaciones para el seguimiento, incluida la realización de pruebas, el uso de una mascarilla que se ajuste bien al rostro y la cuarentena si no está vacunado.