Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Consideraciones para instituciones de educación superior

Consideraciones para instituciones de educación superior

Resumen de los cambios a las consideraciones al 5 de octubre del 2020:

  • Se ampliaron las consideraciones sobre cómo atender a los estudiantes y miembros del personal si se enferman en el ámbito de la IHE
  • Se actualizaron las consideraciones sobre la ventilación
  • Se actualizaron las consideraciones sobre el servicio de comidas
  • Se actualizaron las consideraciones para el rastreo de contactos
  • Se actualizaron las consideraciones sobre cómo reconocer los signos y síntomas del COVID-19, las evaluaciones y la realización de pruebas de detección
  • Se actualizaron las consideraciones sobre cómo brindar apoyo para sobrellevar la situación
  • Se actualizaron las consideraciones para proveedores de servicios directos (DSP)

Estas consideraciones interinas se basan en la información conocida acerca del COVID-19 a la fecha de su publicación, 5 de octubre del 2020. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizarán estas consideraciones cuando sea necesario y en la medida que haya más información disponible. Consulte el sitio web de los CDC con frecuencia para ver las guías interinas actualizadas.

A medida que algunas instituciones de educación superior (IHE) se preparan para reabrir o mantener abiertas las clases presenciales en los Estados Unidos, las IHE se enfrentan con el desafío de proteger a los estudiantes, docentes, miembros del personal y voluntarios como consecuencia de la pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Los CDC ofrecen las siguientes consideraciones para que las IHE puedan ayudar a proteger a los estudiantes y empleados (p. ej., docentes, personal y administradores) y desacelerar la propagación del COVID-19. Este documento hace referencia solo a los riesgos relacionados con el COVID-19.

Las IHE varían considerablemente en cuanto a ubicación geográfica, tamaño y estructura. Como tales, las autoridades de las IHE pueden determinar, en colaboración con los funcionarios de salud estatales y locales, si se deben implementar estas consideraciones y cómo hacerlo mientras se adaptan para satisfacer las necesidades y circunstancias particulares de la IHE y la comunidad local. La implementación debe estar guiada por lo que es posible, práctico, aceptable y necesario en cada comunidad. Los establecimientos de salud administrados por las IHE pueden consultar la Guía para establecimientos de atención médica en los EE. UU. de los CDC, y podría resultarles útil hacer referencia a las Diez formas en que los sistemas de atención médica pueden funcionar eficazmente durante la pandemia del COVID-19. El objetivo de estas consideraciones es complementar —no reemplazar— cualquier ley, norma y regulación de salud y seguridad estatal, local, territorial o tribal a la que deban acogerse las IHE.

Principios orientadores a tener en cuenta

Cuanta más interacción tenga una persona con otras y cuanto más prolongadas sean dichas interacciones, mayor será el riesgo de propagación del COVID-19 en la comunidad. El riesgo también se ve afectado por factores como las tasas de infección en la comunidad y el cumplimiento de las personas de las estrategias de mitigación, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y la higiene de manos. Las IHE deberían comunicar su nivel de riesgo seleccionado para que las personas puedan tomar decisiones más informadas acerca de su asistencia, en especial en el caso de las personas con discapacidades y con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. El riesgo de propagación del COVID-19 aumenta en los ámbitos no residenciales (es decir, el alojamiento fuera del campus) y residenciales (es decir, el alojamiento dentro del campus) de las IHE en función del nivel de actividad del COVID-19 en la comunidad y como se detalla a continuación:

Entornos generales de las IHE

El riesgo más bajo

  • Los docentes y estudiantes participan solo en clases, actividades y eventos virtuales.

Riesgo real

  • Los estudiantes, docentes y miembros del personal adoptan todas las medidas para protegerse y proteger a otras personas en todo momento, lo que incluye el uso correcto de mascarillas, la práctica del distanciamiento social y la higiene de manos.
  • Modelo de educación híbrido: los estudiantes participan en clases virtuales, y las clases presenciales se limitan a cursos e instrucción en el laboratorio que no pueden llevarse a cabo de manera remota.
  • Los estudiantes, docentes y personal participan en clases, actividades y eventos presenciales reducidos que propician la distancia de 6 pies entre personas (por ejemplo, en una sala de conferencias con asientos individuales con 6 pies de separación).
  • Los estudiantes evitan las reuniones y eventos sociales fuera de las clases y hay comunicaciones y políticas que desalientan estas actividades.
  • Se aplica y controla la estricta adherencia a la conformación de cohortes, horarios alternados y horarios escalonados en los vestíbulos residenciales, comedores y áreas de uso recreativo en el campus para crear grupos pequeños de estudiantes y reducir al mínimo el contacto entre ellos (p. ej., cohortes pequeñas de estudiantes de primer año que viven y estudian juntos).
  • Los estudiantes, docentes y personal no comparten objetos (por ejemplo, equipos y suministros de laboratorio, arte o recreativos).
  • Las tareas de limpieza y desinfección programadas regularmente (p. ej., al menos a diario o luego de cada uso) de las áreas que se tocan con frecuencia se llevan a cabo según lo planificado (es decir, de forma oportuna y constante).

Riesgo medio

  • Los estudiantes, docentes y miembros del personal adoptan todas las medidas para protegerse y proteger a otras personas , como el uso correcto de mascarillas, la práctica del distanciamiento social y la higiene de manos.
  • Modelo de educación híbrido: los estudiantes participan en una combinación de clases virtuales y clases presenciales para todos los cursos (las clases presenciales no se limitan a cursos específicos).
  • Los estudiantes, docentes y personal participan de clases, actividades y eventos presenciales más grandes que propician una distancia de al menos 6 pies entre las personas (por ejemplo, un aula con asientos marcados o de la que se retiraron asientos para propiciar la distancia de 6 pies).
  • Se aplican la conformación de cohortes, los horarios alternados y los horarios escalonados con algunas excepciones en los vestíbulos residenciales, comedores y áreas de uso recreativo en el campus.
  • Los estudiantes, docentes y personal participan en algunas reuniones y eventos pequeños fuera de las clases.
  • Los estudiantes, docentes y personal cenan fuera siempre que es posible, o en espacios bien ventilados y con distanciamiento social.
  • Los estudiantes y docentes comparten objetos mínimamente (por ejemplo, el uso compartido de objetos se limita a una persona por vez con los equipos y suministros de laboratorio, arte o recreativos que no se pueden comprar o asignar de manera individual, y se limpian con desinfectante, cuando es posible, entre usos).
  • Las tareas de limpieza y desinfección programadas regularmente de las áreas que se tocan con frecuencia se llevan a cabo según lo planificado con algunas excepciones.

Mayor riesgo

  • Los estudiantes, docentes y miembros del personal adoptan algunas de las medidas para protegerse y proteger a otras personas en todo momento, como usar mascarillas correctamente, mantener el distanciamiento social y practicar la higiene de manos.
  • Los estudiantes y docentes participan solo de clases, actividades y eventos presenciales.
  • Los estudiantes, docentes y personal asisten a reuniones y eventos sociales pequeños fuera de las clases.
  • Los estudiantes, docentes y personal cenan en comedores cerrados con distanciamiento social.
  • Los estudiantes y docentes comparten algunos objetos (por ejemplo, uso compartido de objetos limitado a un grupo de estudiantes por vez para los equipos y suministros de laboratorio, arte y recreativos que no se pueden comprar o asignar individualmente, y que se limpian con desinfectante, cuando es posible, entre usos).
  • Programación irregular de las tareas de limpieza y desinfección de las áreas que se tocan con frecuencia.

El riesgo más alto

  • Uso de autobuses públicos, autobuses o vehículos de traslado del campus y otros vehículos cerrados de alta ocupación con ventilación limitada o que obligan a los estudiantes, docentes o personal a tener contacto cercano prolongado con otras personas. La guía Protéjase al usar el transporte de los CDC ofrece consejos para reducir al mínimo su nivel de riesgo al usar el transporte público.
  • Los estudiantes, docentes y miembros del personal no adoptan/no están obligados a adoptar medidas preventivas, como el uso correcto de las mascarillas, la práctica del distanciamiento social y la higiene de manos, para protegerse y proteger a otras personas.
  • Los estudiantes y docentes participan de manera regular de clases, actividades y eventos presenciales.
  • Los estudiantes, docentes y personal asisten a reuniones y eventos sociales grandes, fuera de las clases.
  • Los estudiantes y docentes comparten objetos.
  • Los estudiantes, docentes y personal cenan en comedores cerrados sin distanciamiento social.
  • Programación irregular de las tareas de limpieza y desinfección de las áreas que se tocan con frecuencia.

Se cree que el COVID-19 se propaga principalmente a través de las gotitas respiratorias que liberan las personas al hablar, toser o estornudar. Se cree que el virus podría transmitirse a las manos a través de una superficie contaminada y de allí a la nariz o la boca, causando una infección. Por consiguiente, las prácticas de prevención personales (como lavarse las manos, quedarse en casa si están enfermos) y las prácticas de prevención ambientales (como la limpieza y desinfección) son principios importantes que se mencionan en este documento. Afortunadamente, existe una serie de medidas que las autoridades de las IHE pueden adoptar para ayudar a reducir el riesgo de exposición al COVID-19 y su propagación.

Planifique y prepárese

Revise, actualice e implemente planes de operaciones de emergencia (EOP)

Fundamentalmente, los administradores de las IHE deben planificar y prepararse para reabrir la IHE o mantenerla abierta. Más allá de la cantidad actual de casos en una comunidad, todas las IHE deben tener un plan vigente para proteger al personal y a los estudiantes de la propagación del COVID-19. Esto se debe hacer en coordinación con los departamentos de salud pública estatales, locales, tribales y territoriales, el sistema universitario de la IHE (si corresponde) y otros socios relevantes. Las IHE deben priorizar los componentes del EOP que abordan brotes de enfermedades infecciosas y sus consecuencias.

Consulte los recursos más importantes sobre preparación para emergencias al revisar, actualizar e implementar el EOP

  • Hay diversas agencias federales que elaboraron recursos con principios de planificación para las escuelas y un proceso de 6 pasosícono de pdfícono de sitio externo para crear planes que propicien el desarrollo constante de comunidades escolares seguras y saludables antes, durante y después de posibles emergencias.
  • El sitio webícono de sitio externo del Centro de Asistencia Técnica (TA) de Preparación y Administración de Emergencias para las Escuelas (REMS) ofrece recursos gratis, capacitaciones y asistencia técnica para las escuelas, incluidas las IHE, y sus socios comunitarios. Los recursos incluyen información sobre planificación de emergencias y respuesta a brotes de enfermedades infecciosas. Esta guía puede serles útil a las IHE a la hora de elaborar un EOP de alta calidad.
  • Los trabajadores (docentes y otro personal), estudiantes y otros miembros de la comunidad deben participar en la creación del EOP, porque es necesario el involucramiento amplio de todos los trabajadores y la comunidad.

La planificación y las estrategias deben incluir:

  • La revisión diaria de los datos oficiales de salud pública para que la comunidad circundante de la IHE pueda mantenerse al tanto del estado actual de propagación del COVID-19.
  • La creación de sistemas informativos con los socios escolares y de la comunidad. Se pueden usar los sistemas de información institucionales para los reportes diarios de cantidad de casos e información como ausentismo o cambios en la cantidad de concurrencia al centro de salud por parte del alumnado y personal, para detectar y responder a un brote.
  • Formas de promover comportamientos saludables que reduzcan la propagación del COVID-19, mantengan entornos y operaciones saludables en el campus, y describan qué hacer si se enferma una persona.
  • Formas de fomentar o garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias que reducen la propagación del COVID-19
  • La evaluación de la accesibilidad de la información y los recursos para reducir la propagación del COVID-19 y mantener entornos saludables.
  • Criterios para la suspensión de las clases presenciales en la IHE con el objetivo de detener o desacelerar la propagación del COVID-19, además de criterios para determinar cuándo reanudar las clases presenciales.
  • Estrategias para garantizar que los residentes y el personal adopten prácticas para reducir el riesgo de COVID-19 en caso de suspensión en el IHE o de necesitar cumplir cuarentena en los siguientes contextos:
    • Educación continua
    • Programas de comidas
    • Continuidad del alojamiento
    • Otros servicios
  • Consideraciones para estudiantes, docentes y miembros del personal con discapacidades y personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Consideraciones para estudiantes, docentes y miembros del personal con discapacidades, incluida la comunicación eficaz de los planes relacionados con el COVID-19 de la IHE y la accesibilidad de los servicios de la IHE.
  • Consideraciones para estudiantes, docentes y personal con dominio limitado del inglés (LEP, por sus siglas en inglés) para garantizar una comunicación significativa con ellos con respecto a las prácticas de la IHE para reducir el riesgo de COVID-19 y cómo seguir llevando a cabo las prácticas educativas, comidas, otros servicios, etc. (p. ej.,  el uso de intérpretes y material traducido).

Fomentar comportamientos que reduzcan la propagación

Las IHE pueden considerar implementar diversas estrategias para fomentar comportamientos que reduzcan la propagación del COVID-19.

Quedarse en casa y autoaislarse cuando corresponda

  • Si se toma la decisión de implementar cualquier tipo de clase presencial, antes de volver al campus, aliente activamente a los estudiantes, docentes y miembros del personal que han estado enfermos y presentaron síntomas del COVID-19, dieron positivo para el COVID-19 o han estado posiblemente expuestos a alguien con COVID-19 (ya sea a través de la exposición comunitaria o un viaje internacional) a seguir la guía de los CDC para autoaislarse o quedarse en casa.
  • Informe a los estudiantes, docentes y personal acerca de cuándo deben quedarse en casa o aislarse voluntariamente en su vivienda.
    • Aliente activamente a los estudiantes, docentes y miembros del personal que estén enfermos o hayan tenido contacto cercano reciente con una persona con COVID-19 a quedarse en casa o en su residencia (es decir, dormitorio). Elabore políticas que alienten a las personas enfermas a quedarse en casa sin temor a represalias, y asegúrese de que los estudiantes, docentes y miembros del personal estén al tanto de estas políticas. Ofrezca opciones de teletrabajo y aprendizaje virtual, si es factible.
    • Cree políticas que fomenten que los empleados enfermos se queden en sus casas sin temor a represalias y que garanticen que los estudiantes, docentes y el personal las conozcan. Ofrezca alternativas de educación virtual o trabajo remoto, si es posible. Establezca procedimientos para alojar a los compañeros de habitación de las personas enfermas en albergues alternativos.
    • Elabore políticas y planes para garantizar la continuidad de los programas de comidas. Coordine con los funcionarios de salud pública para determinar las estrategias para proporcionar comidas a los estudiantes que viven en el campus y tienen COVID-19 o que están bajo vigilancia por haber estado en contacto con personas con COVID-19. Si los residentes del alojamiento dentro del campus han sido reubicados en albergues alternativos temporales, considere cómo brindar las comidas a esos estudiantes.
  • Los estudiantes, docentes y miembros del personal deben quedarse en casa si han dado positivo en la prueba de detección o presentan síntomas de COVID-19.
  • Las IHE deben crear políticas para estar preparadas si una persona se enferma
    • Los criterios de los CDC pueden ayudar a establecer las políticas para volver a trabajar/estudiar:
  • Si se enfermaron a causa del COVID-19
  • Si recientemente han tenido contacto cercano con una persona con COVID-19
  • Las IHE deben crear un plan para el caso en que los estudiantes presenten síntomas, resulten positivos o tengan contacto cercano con una persona con COVID-19. Los estudiantes deben aislarse o cumplir la cuarentena en su lugar de residencia actual y coordinar alojamiento en el campus o cerca para aislarse y asistir a clases virtuales. Este plan debe incluir estrategias para vincular a los estudiantes con algún servicio de apoyo ofrecido por sus ​​​​​​​departamentos de salud. No se recomienda enviar a las personas con COVID-19 a hogares que se encuentren a gran distancia porque podría producirse la propagación en la comunidad.

Protocolo para la higiene de manos y la higiene respiratoria

  • Recomiende y refuerce el lavado de manos con agua y jabón por al menos 20 segundos.
    • Si no hay agua y jabón disponibles, se puede usar desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Aliente a los estudiantes, docentes y miembros del personal a cubrirse con un pañero desechable al toser o estornudar, o hacerlo en la parte interna del codo. Los pañuelos desechables usados se deben botar en la basura, y deben lavarse las manos de inmediato con agua y jabón por al menos 20 segundos.
    • Si no hay agua y jabón disponibles, se puede usar desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Garantice la disponibilidad y el acceso a los suministros que promueven prácticas de higiene saludables (p. ej., estaciones de desinfectante de manos sin contacto en las puertas de ingreso al edificio; estaciones de lavado de manos ubicadas cerca de las áreas de contacto frecuente).

Mascarillas 

  • Recomiende y refuerce el uso de mascarillas entre los estudiantes, docentes y miembros del personal tanto dentro como fuera del campus. Muchas personas con COVID-19 son asintomáticas o tienen solo síntomas leves, por lo que puede ser que no se den cuenta de que están infectadas. El uso de mascarilla para prevenir la propagación de las gotitas respiratorias de la persona que la usa es una estrategia de mitigación importante para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19. Las mascarillas no son equipos de protección personal (EPP) (p. ej., mascarillas de respiración N95) diseñados para trabajadores de atención médica. Se deben usar mascarillas en espacios públicos siempre que sea posible, incluso si se mantiene el distanciamiento social. Se debe recordar frecuentemente a las personas que no se toquen la mascarilla y que se laven las manos con frecuencia. Se debe proporcionar a todos los estudiantes, docentes y miembros del personal información acerca del uso, remoción y lavado correctos de las mascarillas.
  • Las mascarillas no están indicadas para:
    • Bebés y niños menores de 2 años
    • Personas que tengan dificultades para respirar o estén inconscientes
    • Cualquier persona incapacitada o que por algún motivo no pueda quitarse la mascarilla sin ayuda
  • En el caso de las personas con dificultades sensoriales, cognitivas o conductuales a quienes podría resultarles difícil usar una mascarilla, se deben considerar adaptaciones y alternativas para evitar la propagación del COVID-19.
  • Es posible que las personas sordas o con dificultades auditivas no puedan usar una mascarilla si las correas para las orejas interfieren con el uso de sus audífonos. Es posible que quienes están al cuidado de una persona con dificultades auditivas o que interactúan con ella no puedan usar mascarilla si la persona con la que interactúan depende de la lectura de labios para comunicarse. Esto puede ser especialmente relevante para el cuerpo docente o el personal que enseña o trabaja con estudiantes sordos o con problemas auditivos. En este caso, deben considerar usar cubiertas para la cara transparentes. Si no hay disponible una cubierta transparente para la cara, considere usar comunicaciones escritas o subtítulos y reducir el ruido de fondo para que la comunicación sea más sencilla al usar mascarilla.

Suministros adecuados 

Garantice que haya lavabos accesibles y suministros suficientes para que las personas se laven las manos y se cubran al toser y estornudar.  Los suministros incluyen jabón, alguna opción para secarse las manos (p. ej., toallas de papel, secador de manos), pañuelos desechables, desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol, toallitas desinfectantes, mascarillas (si es posible) y cestos de basura (preferentemente con tapa) a pedal o que no requieran contacto con las manos.

Carteles y mensajes

Mantener entornos saludables

Las IHE pueden considerar implementar diversas estrategias para promover entornos saludables.

Limpieza y desinfección

  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia (p. ej., manijas de puertas, llaves de lavabos, bebederos, barras de agarre, pasamanos, compartimentos de baños, mesas del comedor) dentro de las instalaciones de las IHE al menos a diario o antes de cada uso tanto como sea posible. Se debe limitar el uso de objetos compartidos (p. ej., equipos de laboratorio, equipos informáticos, escritorios) siempre que sea posible, o limpiarlos antes de cada uso con métodos de limpieza seguros.
  • Cree un cronograma para aumentar las tareas de limpieza y desinfección de rutina.
  • Aliente a los estudiantes, docentes y miembros del personal a mantener limpios sus artículos personales (p. ej., teléfonos celulares, otros artículos electrónicos) y espacios personales de trabajo y vivienda. Aliente a los estudiantes, docentes y miembros del personal a usar toallitas desinfectantes para limpiar los escritorios, equipos de laboratorio y otros objetos y superficies compartidas antes de cada uso.
  • Si la IHE utiliza vehículos de transporte (p. ej., autobuses), los conductores deben implementar todas las medidas y protocolos de seguridad indicados para el resto del personal (p. ej., higiene de manos, uso de mascarillas). Para limpiar y desinfectar los autobuses, vans y otros vehículos de las IHE, consulte la guía para operadores de autobuses.
  • Garantice el uso seguro y correcto y el debido almacenamiento de los productos de limpieza y desinfecciónícono de sitio externo, lo que incluye almacenar los productos lejos del alcance de los niños. Use productos que cumplan con los criterios de desinfección de la Lista N de la EPAícono de sitio externo.
  • Asegúrese de que haya una ventilación adecuada al usar productos de limpieza para evitar que los estudiantes o miembros del personal inhalen vapores tóxicos.
  • Coloque estaciones de desinfectante de manos o de lavado de mano cerca de las áreas de alto contacto y en las entradas/salidas de los edificios.

Objetos que se comparten

  • Evite que se compartan artículos, especialmente los que son difíciles de limpiar o desinfectar.
  • Garantice la disponibilidad de los suministros adecuados para evitar compartir materiales de contacto frecuente en la medida de lo posible (p. ej., al asignar a cada estudiante sus propios materiales de arte, equipos de laboratorios, computadoras), o limite el uso de suministros y equipos a un solo grupo de estudiantes a la vez, y límpielos y desinféctelos antes de cada uso.
  • Evite compartir dispositivos electrónicos, libros, bolígrafos y otros materiales de aprendizaje.

Ventilación

  • Considere mejorar o actualizar el sistema de ventilación y tomar otras medidas para aumentar la circulación de aire puro y reducir posibles contaminantes en los edificios del campus. Consulte con profesionales expertos en sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado cuando considere cambiar los sistemas y equipos. Algunas de las siguientes recomendaciones se basan en la Guía de operaciones en edificios durante la pandemia del COVID-19ícono de sitio externode la American Society of Heating, Refrigerating, and Air-Conditioning Engineers (ASHRAE). Revise las directrices de la ASHRAE para escuelas y universidades ícono de pdfícono de sitio externopara obtener más información sobre recomendaciones de ventilación para diferentes tipos de edificios y la preparación de los edificios para su ocupación. No todas las medidas son aptas para todos los escenarios.
  • Las medidas de mejoras pueden incluir las siguientes actividades o algunas de ellas:
    • Aumentar la ventilación al exterior, con cautela en zonas de alta contaminación.
      • Si las condiciones climáticas lo permiten, abra ventanas y puertas para aumentar el flujo de aire exterior. No abra las puertas y ventanas si hacerlo representa un riesgo de salud o seguridad (p. ej., riesgo de caer, riesgo de provocar síntomas de asma) para las personas que usan el establecimiento.
      • Use ventiladores para potenciar la efectividad de las ventanas abiertas. Coloque los ventiladores con cuidado y bien sujetos en las ventanas o cerca de ellas, para evitar que el aire posiblemente contaminado fluya directamente de una persona a otra. Además, la posición del ventilador no debería crear un flujo de aire potencialmente contaminante para las personas que están fuera de la sala (por ejemplo, peatones que usan los caminos que pasan por esa ventana). La colocación estratégica de los ventiladores en modo de extractor puede ayudar a hacer ingresar aire puro a una habitación a través de las ventanas y puertas abiertas, sin generar grandes corrientes de aire en las habitaciones.
      • Reduzca la ocupación en las áreas en las que no se pueda aumentar la ventilación de aire del exterior.
    • Garantizar que los sistemas de ventilación funcionen correctamente y propicien una calidad de aire aceptable en el interior de acuerdo al nivel de ocupación de cada espacio.
    • Siempre que sea posible, aumentar el flujo de aire en los espacios ocupados.
    • Deshabilitar los controles de ventilación a demanda que reducen el suministro de aire con base en la ocupación o temperatura durante los horarios de ocupación.
    • Abrir los reguladores de aire mínimo para reducir o eliminar la recirculación de aire de los sistemas HVAC. Si el clima es templado, esto no afectará el confort térmico ni la humedad. Sin embargo, puede ser difícil implementar esto con clima frío, caluroso o húmedo.
    • Mejorar la filtración central del aire:
      • Aumente la filtración de aire a la configuración más alta posible sin reducir el diseño de circulación de aire.
      • Inspeccione la carcasa y los portafiltros para garantizar un ajuste adecuado del filtro y haga los controles necesarios para reducir las fugas.
      • Revise los filtros para garantizar que se encuentren dentro de su período de vida útil y estén correctamente instalados.
    • Considerar configurar los sistemas de HVAC en máximo con la función de circulación de aire externo por 2 horas antes y después de la ocupación del edificio de la IHE.
    • Garantizar que los extractores de aire de los baños funcionen a plena capacidad cuando el edificio de la IHE está ocupado.
    • Inspeccionar y mantener la ventilación con extractor en áreas como baños, cocinas y áreas de preparación de comidas, etc.
    • Usar sistemas de filtración/ventilación con filtros de aire de alta eficiencia para partículas para mejorar la circulación de aire limpio (especialmente en áreas de mayor riesgo como el consultorio de salud de la IHE).
      • Inspeccionar y mantener la ventilación con extractor en áreas como baños, cocinas y áreas de preparación de comidas, etc.
      • Generar movimiento de aire limpio a menos limpio reevaluando la ubicación de los difusores de suministro y extracción de aire y/o los reguladores (especialmente en áreas de mayor riesgo, como la enfermería de la IHE).
      • Considerar el uso de irradiación germicida ultravioleta como complemento para ayudar a inactivar el SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19), especialmente si las opciones para aumentar la ventilación ambiental son limitadas.
      • Las consideraciones de ventilación también son importantes para los autobuses que se utilizan para las actividades de la IHE.

Sistemas de agua

Modificación de las disposiciones

  • Disponga los asientos/escritorios con una distancia de al menos 6 pies entre sí cuando sea posible. En las salas de conferencia, considere encintar los asientos y filas para garantizar que haya una distancia de seis pies entre los asientos.
  • Dicte las clases reducidas en salas más grandes.
  • Ubique los escritorios de manera que apunten en la misma dirección (en lugar de enfrentados) o pida a los estudiantes que se sienten con una distancia de 6 pies entre ellos en las mesas de un solo lado.
  • Modifique los rincones pedagógicos y las actividades según corresponda como para que haya menos estudiantes por grupo, con una distancia de al menos 6 pies entre sí, siempre que sea posible.
  • Ofrezca clases a distancia además de clases presenciales para ayudar a reducir la cantidad de asistentes en el lugar.
  • Propicie una distancia adecuada entre las personas que participan de oportunidades de aprendizaje experimental (como en laboratorios, actividades de competencias vocacionales).
  • Cree distancia entre los estudiantes en los vehículos de transporte de las IHE (p. ej., deje filas vacías) cuando sea posible.

Guías y barreras físicas

  • Instale barreras físicas, como protectores o divisores, especialmente en áreas donde es difícil para las personas mantener una distancia de al menos 6 pies (p. ej., cajas registradoras).
  • Proporcione señales físicas, como cinta en los pisos o aceras y carteles en las paredes, para garantizar que las personas permanezcan al menos a 6 pies de distancia en las colas y otros momentos.

Intervenciones de ingeniería

  • Considere instalar puertas automáticas o puertas que pueden abrirse sin usar las manos (p. ej., puertas que puedan abrirse al empujarlas con el hombro).

Espacios comunales

  • De ser posible, cierre los espacios compartidos como comedores, salas de juego, gimnasios y salas de espera; de lo contrario, alterne su uso y restrinja la cantidad permitida de personas a la vez para garantizar que todas puedan permanecer al menos a 6 pies de distancia entre sí, y limpie y desinfecte cada vez que se usa.
  • Agregue barreras físicas, como mamparas de plástico flexibles, entre los lavabos de los baños y entre las camas, en especial cuando no se los pueda colocar con una separación de al menos 6 pies.
  • Si desea obtener más información sobre espacios de uso común en viviendas de estudiantes o docentes (como lavanderías, baños compartidos y áreas recreativas), siga la Guía de los CDC para viviendas o alojamientos compartidos.

Servicio de comidas

  • Evite proporcionar electrodomésticos pequeños (p. ej., tostadoras, wafleras) y ofrecer modalidades de autoservicio de comidas y bebidas, como bufés fríos y calientes, puestos de ensaladas o aderezos, y estaciones de recarga de bebidas. Continúe ofreciendo comidas balanceadas desde el punto de vista nutricional en platos individuales o preempaquetadas. Ponga a disposición agua y jabón para el lavado de manos y, cuando no haya agua y jabón disponibles, ofrezca desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol para usar antes y después de comer. Evite que se compartan alimentos, así sea los que traen de casa o los del servicio de la escuela.
  • Ofrezca opciones para llevar. Si está previsto usar los comedores o cafeterías de uso comunitario, garantice que los estudiantes mantengan una distancia de 6 pies colocando guías visuales en las filas de servicio y en las mesas. Limpie y desinfecte las mesas luego de cada uso.
  • De ser posible, ofrezca opciones para que los estudiantes, docentes y personal coman al aire libre y con distanciamiento social (al menos 6 pies de distancia) tanto como sea posible, en lugar de en comedores o cafeterías de uso común.
  • Asegúrese de que los estudiantes no compartan alimentos ni utensilios para tomar en consideración la seguridad de los estudiantes con alergias a ciertos alimentos. Use artículos de servicio (como utensilios y bandejas) desechables. Si no es factible o no es conveniente usar utensilios desechables, asegúrese de que el personal manipule toda la vajilla y los utensilios no desechables con guantes, y que use el lavavajillas o agua caliente y detergente para lavarlos. Los miembros del personal deben lavarse las manos después de quitarse los guantes o luego de manipular directamente la vajilla usada.
  • Si en algún evento se ofrece comida, prepare cajas o bolsas previamente empaquetadas para cada asistente en lugar de mesas de buffet o comidas de tipo familiar. Revise los  consideraciones para eventos y congregaciones para obtener más información sobre cómo planificar y realizar eventos y encuentros que incluyan servicio de comidas.
  • Ponga a disposición pañuelos desechables y cestos de basura sin contacto o a pedal para uso de los docentes, miembros del personal y estudiantes.
  • Si es posible, instale métodos de pago sin contacto (es decir, sin necesidad de tocar dinero, una tarjeta o un teclado). Coloque desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol cerca de los lugares de pago para que las personas puedan usarlo inmediatamente después de manipular dinero, tarjetas o teclados.

Mantener operaciones saludables

Las IHE pueden considerar implementar diversas estrategias para mantener un funcionamiento saludable.

Protecciones para estudiantes, docentes y miembros del personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

  • Ofrezca opciones a los docentes y miembros del personal con mayor riesgo de enfermarse gravemente (incluidos los adultos mayores y las personas de todas las edades con ciertas afecciones subyacentes) que limiten su riesgo de exposición (p. ej., teletrabajo y modificación de las responsabilidades laborales).
  • Ofrezca opciones a los estudiantes con mayor riesgo de enfermarse gravemente que limiten su riesgo de exposición (p. ej., clases virtuales).
  • Ofrezca programas inclusivos para personas con necesidades de atención médica especiales y discapacidades que permitan la participación presencial o virtual con las adaptaciones, modificaciones y asistencia necesarias (p. ej., los estudiantes con discapacidades podrían tener más dificultades para acceder a la tecnología y utilizarla correctamente durante las clases virtuales).
  • De conformidad con las leyes correspondientes, implemente políticas para proteger la privacidad de las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente  (p. ej., políticas para proteger la información de salud de las personas con afecciones subyacentes).

Conciencia de regulación

  • Esté al tanto de las políticas de las agencias de regulación estatales o locales relacionadas con los encuentros grupales para determinar si se pueden realizar eventos.

Congregaciones

  • Si es posible, considere realizar eventos, encuentros o reuniones grupales virtuales, y promueva el distanciamiento social de al menos 6 pies entre las personas si se realizan eventos. Limite el tamaño de los grupos en la medida de lo posible.
  • Busque opciones para realizar eventos deportivos y participar en actividades físicas que reduzcan el riesgo de transmisión del COVID-19 de los jugadores, las familias, los entrenadores y las comunidades.
  • Limite tanto como sea posible la presencia de visitantes y voluntarios y la realización de actividades no esenciales que involucren a grupos u organizaciones externas, en especial con personas que no sean del área geográfica local (p. ej., comunidad, pueblo, ciudad o condado).

Teletrabajo o reuniones virtuales

  • Ofrezca la alternativa del teletrabajo a la mayor cantidad posible de docentes y miembros del personal, en especial a los empleados con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Reemplace las reuniones presenciales con videoconferencias o teleconferencias siempre que sea posible.
  • Si es factible, ofrezca servicios de apoyo a estudiantes de manera virtual.
  • Si es posible, use opciones flexibles de trabajo o aprendizaje (p. ej., teletrabajo, clases virtuales) y horarios flexibles de trabajo y aprendizaje (p. ej., turnos o clases alternadas) para ayudar a establecer las políticas y prácticas de distanciamiento social (mantener una distancia de aproximadamente 6 pies) entre las personas, en especial si las autoridades de salud estatales y locales recomiendan practicar el distanciamiento social.
  • Los centros de recursos para discapacitados deberían revisar las políticas y procedimientos para evaluar/analizar la necesidad de ofrecer nuevas comodidades, modificaciones y asistencia a los estudiantes debido a los cambios ocasionados por el COVID-19.
  • Asegúrese de realizar los ajustes y las modificaciones necesarias y de brindar la asistencia correspondiente para garantizar el acceso a la educación por parte de los estudiantes con discapacidades o aquellos con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Punto de contacto designado para el COVID-19

  • Designe a alguna autoridad u oficina que se encargue de responder las inquietudes sobre el COVID-19. Proporcione a todos los estudiantes, docentes y miembros del personal de la IHE el nombre y la información de contacto del punto de contacto en el marco del COVID-19.

Viajes y transporte público

  • Evalúe opciones para limitar los viajes no esenciales de conformidad con las normas y guías estatales y locales.
  • Considere posponer o cancelar los próximos programas internacionales de intercambio estudiantil planificados u organizados por la institución.
  • Aliente a los estudiantes, docentes y personal que usan transporte público o vehículos compartidos a recurrir a medios de transporte que reduzcan al mínimo el contacto cercano con otras personas (p. ej., andar en bicicleta, caminar o usar su propio auto, ya sea solos o con los integrantes de su hogar).
  • Garantice opciones de traslado seguro en el campus para personas con discapacidades (p. ej., los conductores deben usar una mascarilla y utilizar desinfectante de manos antes y después de brindar asistencia).
  • Aliente a los estudiantes, docentes y miembros del personal que usan transporte público o vehículos compartidos a seguir la guía de los CDC sobre cómo protegerse al usar el transporte. También recomiéndeles que intenten trasladarse hacia y desde el trabajo en momentos de menor actividad y que se laven o desinfecten las manos lo antes posible una vez terminado el viaje.
  • Las IHE deben crear un plan para el caso en que los estudiantes presenten síntomas, resulten positivos o tengan contacto cercano con una persona con COVID-19. Los estudiantes deben aislarse o cumplir la cuarentena en su lugar de residencia actual y coordinar alojamiento en el campus o cerca para aislarse y asistir a clases virtuales. Este plan debe incluir estrategias para vincular a los estudiantes con algún servicio de apoyo ofrecido por sus ​​​​​​​departamentos de salud. No se recomienda enviar a las personas con COVID-19 a hogares que se encuentren a gran distancia porque podría producirse la propagación en la comunidad.

Participación en iniciativas de respuesta comunitaria

  • Analice participar junto a las autoridades estatales, locales, tribales y territoriales de iniciativas más amplias de respuesta en la comunidad en el contexto del COVID-19 (p. ej., formar parte de comités de respuesta en la comunidad).

Sistemas de comunicación

Implemente sistemas para:

  • Que los estudiantes, docentes y miembros del personal informen a la IHE si tienen síntomas de COVID-19, obtuvieron un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19 o si estuvieron expuestos a alguien con COVID-19 en los últimos 14 días, de conformidad con la legislación y las políticas de privacidad vigentes (p. ej., las normas de intercambio de información de salud en torno al COVID-19ícono de sitio externo y otras leyes federales y estatales de privacidad y confidencialidad aplicables, como la Ley de Derechos de la Familia sobre la Educación y Privacidad [FERPA]). Vea la sección Notifique a los funcionarios de salud y contactos cercanos a continuación.
  • Notificar a los docentes, personal, estudiantes, familias y al público de cierres, modificaciones y cualquier restricción en la IHE para limitar la exposición al COVID-19 (por ejemplo, horario de operaciones limitado).

Políticas de licencia (descanso) y ausencia justificada

  • Implemente políticas y prácticas flexibles de licencia por enfermedad que permitan a los docentes, miembros del personal y estudiantes quedarse en casa o autoaislarse cuando estén enfermos, hayan estado expuestos al virus o deban cuidar a alguien enfermo.
  • Examine y revise las políticas de ausencias justificadas y clases virtuales (estudiantes) y de licencia, teletrabajo y compensación de los empleados (empleados).
  • Las políticas de licencia y ausencia justificada deben ser flexibles y no punitivas, es decir, no deben sancionar a los empleados por ausentarse, y deben autorizar a los empleados y estudiantes enfermos a quedarse en sus casas y alejados de las demás personas. Las políticas de licencia y ausencia justificada también deben considerar a los empleados y estudiantes que deben quedarse en sus casas con sus hijos si hay cierres de escuelas o de programas de cuidados infantiles, o si deben cuidar de familiares enfermos.
  • Elabore políticas para volver a las clases e instalaciones de las IHE luego del COVID-19. Los criterios de los CDC para suspender el aislamiento en el hogar y la cuarentena pueden servir para crear estas políticas.

Plan de respaldo de dotación de personal

  • Monitoree el ausentismo de empleados y estudiantes, capacite al personal para cumplir distintas tareas y cree una lista de personal de respaldo.

Capacitación del personal

  • Capacite al personal sobre todos los protocolos de seguridad
  • Realice capacitaciones virtuales o asegúrese de que se cumpla el distanciamiento social durante la capacitación.

Reconocimiento de signos y síntomas

  • Tenga en cuenta que el control de síntomas y las evaluaciones de salud no permiten identificar a personas infectadas sin síntomas (asintomáticas), a las personas infectadas que todavía no manifiestan síntomas (presintomáticas) ni a las personas con síntomas leves inespecíficos que podrían no saber que están infectadas. Como consecuencia, las evaluaciones y los chequeos de salud no reemplazan otras medidas de protección, como el distanciamiento social, la higiene de manos y el uso de mascarillas.
  • Si una IHE opta por implementar controles de salud, los controles deben realizarse de manera segura, respetuosa y de conformidad con las leyes federales o estatales de privacidad y confidencialidad vigentes, y los administradores de la IHE pueden usar los ejemplos de métodos de evaluación incluidos en las Preguntas frecuentes para empresas en general de los CDC.

Pruebas

  • Las IHE pueden hacerles pruebas a los estudiantes, docentes y miembros del personal con fines de vigilancia, diagnóstico y evaluación o en el contexto de un brote. Se debe considerar la realización de pruebas de detección a las personas que:
    • Presentan signos o síntomas que concuerden con los de COVID-19 (diagnóstico)
    • Saben con certeza o presumen que recientemente han estado expuestas a una persona con COVID-19 confirmado por laboratorio (diagnóstico)
    • Sus proveedores de atención médica o departamento de salud les han solicitado o indicado que se realicen la prueba de detección (diagnóstico)
    • Son parte de una cohorte a la cual se recomienda la realización de pruebas (en el contexto de un brote)
    • Asisten a una IHE que exige la realización de chequeos a la llegada (pruebas de ingreso como parte de la evaluación)
    • La realización activa de pruebas de detección con fines de vigilancia debe incluir:
      • Pertenecen a una comunidad donde los funcionarios de salud pública recomiendan la realización extendida de pruebas de detección de manera voluntaria, que incluyen las pruebas de una muestra de personas asintomáticas, especialmente en áreas con niveles de transmisión en la comunidad de moderados a altos (evaluación)
      • Se ofrecen de manera voluntaria a realizarse las pruebas para monitorear la presencia de casos y la tasa de positividad (vigilancia)
      • Monitoreo de aguas residuales y posterior vigilancia activa en residencias universitarias identificadas como parte de un plan de pruebas integral de quienes viven en el campus (vigilancia).
    • Debido a la posibilidad de que se produzca el contagio asintomático y presintomático, es importante identificar rápidamente a los contactos de las personas diagnosticadas con COVID-19. Es probable que la identificación y la realización de pruebas de detección de los contactos cercanos varíe en función de cada IHE y el contexto local.
    • Además, de conformidad con las leyes y regulaciones estatales y locales, las IHE deben trabajar en coordinación con los funcionarios de salud locales para indicarles a quienes hayan tenido contacto cercano con una persona diagnosticada con COVID-19 que usen mascarillas si pueden hacerlo, inicien el periodo de cuarentena en sus residencias o en viviendas designadas, y monitoreen su salud para detectar síntomaspor 14 días.

Rastreo de contactos

  • El rastreo de contactos es el proceso de notificar a las personas (contactos) acerca de una posible exposición al SARS-CoV-2, y proporcionar información acerca del virus, el historial de síntomas y otra información de salud relevante. También se incluyen instrucciones para que cumplan el periodo de cuarentena y monitoreen sus síntomas, así como apoyo y derivaciones a servicios de pruebas de detección, servicios médicos y otros servicios de apoyo esenciales, según corresponda.
  • Los procesos de investigación de casos y rastreo de contactos ayudan a prevenir una mayor transmisión de la enfermedad porque apartan a las personas que tienen (o podrían tener) una enfermedad infecciosa de las personas que no la tienen. La identificación inmediata, la cuarentena voluntaria y el monitoreo de estos contactos expuestos al SARS-CoV-2 pueden romper la cadena de transmisión de manera eficaz y prevenir una mayor propagación del virus en una comunidad. Los ámbitos de las IHE se caracterizan por tener una población variada de estudiantes y personal que va desde personas jóvenes a adultos mayores que pueden mantener interacciones estrechas en diversas redes con contacto cercano, como residencias estudiantiles, aulas de clase, salas de conferencias, equipos deportivos, clubes y fraternidades/hermandades. Como resultado, estos entornos cerrados pueden provocar que la población de las IHE sean más susceptibles a una mayor transmisión del SARS-CoV-2.
  • Los departamentos de salud son los encargados de encabezar las investigaciones de casos, los procedimientos de rastreo de contactos y las investigaciones de brotes. Dada la gran cantidad de casos de COVID-19 notificados a los departamentos de salud, junto con la rapidez y la facilidad con la que se propaga el SARS-CoV-2, los recursos de los departamentos de salud pueden verse agotados. Se recomienda el trabajo conjunto entre los departamentos de salud y las IHE, ya que esto puede contribuir a limitar la propagación del SARS-CoV-2 en estos entornos y en las comunidades locales.
  • Encontrará información adicional acerca del rastreo de contactos dentro de los ámbitos de las IHE en Consideraciones para la investigación de casos y el rastreo de contactos en IHE para departamentos de salud y administradores de IHE.

Establecimientos compartidos 

  • Aliente a todas las organizaciones que comparten o usan las instalaciones de la IHE a que también sigan estas consideraciones.

Apoyo y resiliencia

  • Aliente a los empleados y estudiantes a tomarse descansos para dejar de mirar, leer o escuchar las noticias, incluidas las redes sociales, si se sienten abrumados o angustiados.
  • Promueva que los empleados y estudiantes se alimenten de manera saludable, hagan ejercicio, duerman bien y dediquen tiempo a relajarse.
  • Aliente a los empleados y estudiantes a hablar con personas de su confianza acerca de sus preocupaciones y cómo se sienten.
  • Comunique a los docentes, miembros del personal y estudiantes la disponibilidad de servicios de apoyo de salud mental en la IHE.
  • Analice implementar un programa de asistencia para empleados (EAP, por sus siglas en inglés) a través del cual los docentes y miembros del personal puedan obtener asesoramiento.
  • Comparta información acerca del COVID-19 con los estudiantes, docentes y personal de manera regular y de fuentes de información confiables, para contrarrestar la propagación de información falsa, reducir el estigma y mitigar el temor.
  • Se recomienda ofrecer mensajes, capacitación y ejemplos positivos de manera proactiva. Manifiéstese en contra de las conductas negativas que estigmatizan a las personas con resultado positivo en la prueba de detección o expuestas al COVID-19, incluidos comentarios negativos en redes sociales, a través de mensajes positivos que no desalienten los comportamientos de mitigación ni las pruebas de detección.
  • Considere colocar carteles de la línea directa de ayuda nacional: llamar al 1-800-985-5990 o enviar TalkWithUs por mensaje de texto
  • Garantice la continuidad de los servicios de salud mental, por ejemplo a través de terapia remota.
  • Aliente a los estudiantes, docentes y miembros del personal a llamar al 911 o a la Línea Nacional de Asistencia al Suicida al 1-800-273-TALK (1-800-273-8255), o al 1-888-628-9454 para recibir asistencia en español, o a usar el Chat para crisis de Lifelineícono de sitio externo si se sienten abrumados con sentimientos de tristeza, depresión o ansiedad, o si sienten deseos de dañarse o dañar a otras personas.

Prepárese en caso de que alguien se enferme

Las IHE pueden considerar implementar diversas estrategias de preparación en caso de que alguien se enferme.

Informe los criterios de aislamiento en casa a las personas enfermas

Aísle y traslade al personal enfermo

  • Asegúrese de que los docentes, miembros del personal y estudiantes sepan que no deben asistir a la IHE si están enfermos, y que deben notificar a las autoridades de la IHE (p. ej., el punto de contacto del COVID-19 designado por el IHE) si se enferman y presentan síntomas del COVID-19, dan positivo para el COVID-19 o han estado expuestos a alguien con síntomas del COVID-19 o a un caso confirmado o presunto.
  • Separe de inmediato a los docentes, miembros del personal y estudiantes que tengan síntomas del COVID-19 (como fiebre, tos o dificultad para respirar). Las personas que están enfermas deben irse a casa o a un establecimiento de atención médica según la gravedad de sus síntomas, y seguir la guía de los CDC para cuidarse y cuidar a otras personas si están enfermas. Las IHE pueden seguir la guía de los CDC para viviendas compartidas o alojamiento compartido para quienes viven en el alojamiento de la IHE.
  • Los administradores de las IHE deben proporcionar de inmediato opciones para separar a las personas con síntomas de COVID-19 al ofrecer opciones de clases a distancia, habitaciones de autoaislamiento en las residencias estudiantiles u otras instalaciones de alojamiento, y servicios de entrega de comidas para los estudiantes que estén en autoaislamiento dentro del campus.
  • Establezca procedimientos para transportar de forma segura a las personas enfermas hasta un lugar donde puedan ser aisladas de los estudiantes, docentes y miembros del personal, o hasta un establecimiento de atención médica. Si llamará a una ambulancia o llevará a alguien al hospital, procure avisarles antes que la persona podría tener COVID-19.
  • Las IHE deben crear un plan para que los estudiantes permanezcan en su lugar de residencia actual u ofrecerles alojamiento fuera del campus para que puedan cumplir el aislamiento y asistir a las clases virtuales. Este plan también debe contemplar los servicios necesarios, incluidos planes de adaptaciones y aislamiento para estudiantes con COVID-19 positivo durante un brote, así como planes de cuarentena para los contactos cercanos.

Limpieza y desinfección

Notifique a los funcionarios de salud y contactos cercanos

  • De conformidad con las leyes y regulaciones federales, estatales y locales correspondientes, las IHE deben notificar de inmediato a los funcionarios de salud locales, docentes, miembros del personal y estudiantes sobre cualquier caso de COVID-19 a la vez que preservan la confidencialidad según lo establecido por la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA)ícono de sitio externo, FERPA, y otras leyes y regulaciones aplicables.
  • Informe a quienes hayan tenido contacto cercano con una persona diagnosticada con COVID-19 que se queden en casa o en sus residencias y lleven un control personal de los síntomas, y que sigan la guía de los CDC si presentan síntomas.
  • Es probable que las IHE deban implementar procedimientos de cierre a corto plazo. En ese caso, las IHE deben trabajar con los funcionarios de salud pública locales para determinar si se deben cancelar las clases presenciales o implementar la enseñanza virtual, y/o si es necesario cerrar los edificios e instalaciones. La suspensión inicial a corto plazo de las clases presenciales y la cancelación de eventos y actividades (p. ej., reuniones en clubes, prácticas deportivas dentro del campus, y eventos teatrales o musicales) proporciona tiempo para que los funcionarios de salud locales logren comprender mejor la situación del COVID-19 y ayuden a las IHE a determinar los próximos pasos a seguir, lo que incluye determinar si es necesario continuar con las suspensiones para detener o desacelerar la propagación del COVID-19. Las IHE deben crear un plan para el caso en que los estudiantes presenten síntomas, resulten positivos o tengan contacto cercano con una persona con COVID-19. Los estudiantes deben aislarse o cumplir la cuarentena en su lugar de residencia actual y coordinar alojamiento en el campus o cerca para aislarse y asistir a clases virtuales. Este plan debe incluir estrategias para vincular a los estudiantes con algún servicio de apoyo ofrecido por sus ​​​​​​​departamentos de salud. No se recomienda enviar a las personas con COVID-19 a hogares que se encuentren a gran distancia porque podría producirse la propagación en la comunidad.
  • Las recomendaciones de los funcionarios de salud locales en términos de la duración y alcance de la suspensión de las clases presenciales, el cierre de edificios y establecimientos y las cancelaciones de actividades y eventos se deben analizar caso por caso y con base en la información más actualizada acerca del COVID-19 y el contexto de incidencia local, cantidad de casos y transmisión en curso en la comunidad.

Consideraciones adicionales para estudiantes con discapacidades o con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

 Tenga un plan para realizar ajustes, modificaciones y brindar asistencia a los estudiantes con discapacidades y necesidades de atención médica especiales

  • Podría ser necesario implementar un enfoque individualizado para el COVID-19 para algunas personas con discapacidades. Por ejemplo, considere las necesidades de personas con movilidad reducida, que tengan dificultades para acceder a la información debido a discapacidades de la vista, auditivas o de otro tipo, que requieran contacto cercano con proveedores de servicios directos, que tengan problemas para comprender la información proporcionada o les resulte difícil realizar cambios en su rutina, o aquellas que experimenten otros inconvenientes relacionados con su discapacidad. Este enfoque debe tener en cuenta lo siguiente:
    • Usar mascarillas puede ser difícil para personas con discapacidades sensoriales (como impedimentos visuales o auditivos) o cognitivas, o con problemas conductuales, o para personas con afecciones crónicas que ocasionan dificultad para respirar. Deben consultar a sus proveedores de atención médica para que los asesoren acerca del uso de mascarillas y la importancia del distanciamiento social.
    • Las personas con una discapacidad auditiva pueden necesitar asistencia para entender a personas que usan mascarilla.
    • Los estudiantes pueden necesitar asistencia o recordatorios visuales y verbales de cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable, botar el pañuelo desechable a la basura y luego lavarse las manos.
    • En lugares donde se utilizan animales terapéuticos o de servicio, use la guía para proteger a los animales del COVID-19.
    • Limpiar y desinfectar podría afectar a quienes tienen problemas sensoriales o respiratorios.
    • Lavarse las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos o usar un desinfectante de manos (que contenga al menos un 60 % de alcohol) son prácticas que podrían requerir asistencia o supervisión.

 Siga la guía para proveedores de servicios directos (DSP, por sus siglas en inglés)

  • Proveedores de servicios directos (como asistentes de cuidado personal, profesionales de asistencia directa, paraprofesionales, terapeutas y otros) prestan diversos servicios de salud a domicilio y en la comunidad en apoyo de personas con discapacidades. Los servicios prestados pueden incluir actividades para la vida diaria, acceso a servicios de salud y más. Los DSP son esenciales para la salud y el bienestar de las personas a las que brindan servicio.

 Otros recursos

Última actualización: 29 de oct. del 2020