Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Vigilancia específica de aguas residuales en establecimientos, instituciones y lugares de trabajo

Vigilancia específica de aguas residuales en establecimientos, instituciones y lugares de trabajo
Actualizado el 23 de nov. del 2020

Use esta guía para implementar la vigilancia de enfermedades transmitidas por aguas residuales. La vigilancia de enfermedades transmisitidas por aguas residuales es una ciencia de rápido desarrollo, y los CDC seguirán actualizando la guía y la información a medida que esté disponible.

Visión general de la vigilancia específica de aguas residuales

Se ha propuesto la vigilancia orientada de aguas residuales en establecimientos, instituciones y lugares de trabajo de infraestructura fundamental de alta densidad como método complementario para la detección del COVID-19 en estas poblaciones. A la fecha, las iniciativas de vigilancia de aguas residuales se enfocaron fundamentalmente en instituciones de educación superior, correccionales y lugares de trabajo como establecimientos de procesamiento de alimentos. La vigilancia orientada supone la toma de muestras en lugares de la red de aguas residuales, como pozos de inspección fuera de los edificios, que reciben aguas residuales exclusivamente de la población objeto del estudio.

Posibles beneficios de la vigilancia específica de aguas residuales

  • Advertencia temprana de casos nuevos en un área específica.
  • Monitoreo específico de poblaciones con mayor riesgo de COVID-19.
  • Un enfoque de detección que permita ahorrar costos y/o tiempo —una muestra consta de un grupo de muchas personas— que pueda complementar las pruebas individuales de detección.

Posibles dificultades de la vigilancia orientada de aguas residuales

  • A la fecha existen pocos datos acerca de la efectividad de la vigilancia orientada de aguas residuales para basar medidas de salud pública o políticas operativas.
  • Se desconoce la cantidad mínima de personas infectadas que es posible detectar de manera fiable a través del análisis de aguas residuales.
  • Las concentraciones de SARS-CoV-2 en aguas residuales pueden ser más variables cuando el tiempo de recorrido de las aguas residuales es corto y la carga fecal es baja (p. ej., tomar muestras en el lugar donde los desechos abandonan el edificio), lo que podría hacer más difícil comprender las tendencias del COVID-19 en un área específica.
  • La capacidad de los laboratorios ambientales puede ser limitada debido a la demanda simultánea de análisis de aguas residuales de las plantas de tratamiento para las tareas de vigilancia comunitaria.
  • El muestreo del caudal de aguas residuales de un edificio podría requerir modificaciones para acceder al caudal de desechos.
  • Los desechos no humanos de entornos industriales u otras instalaciones podrían interferir con la detección del SARS-CoV-2​​​​​​​ en aguas residuales.

Integración con la vigilancia de casos

La vigilancia específica de aguas residuales debe complementar, no reemplazar, los enfoques de vigilancia de casos de conformidad con las leyes y regulaciones estatales, tribales, locales y territoriales (STLT, por sus siglas en inglés). Incluya a los departamentos de salud STLT para elaborar estrategias de vigilancia específica de aguas residuales. Antes de implementar la vigilancia orientada, revise la guía de los CDC sobre vigilancia de aguas residuales a nivel comunitario, que incorpora consideraciones para la creación de una estrategia de toma de muestras, su análisis, análisis de los datos e interpretación en términos de salud pública. Si tiene previsto incluir toma de muestras al nivel del edificio para sus planes de vigilancia orientada, los CDC recomiendan la obtención de muestras complementarias a nivel de la comunidad para interpretar las señales virales a nivel del edificio. El mero hecho de no detectar la presencia de SARS-CoV-2 en aguas residuales no debe usarse para justificar la relajación de las medidas de mitigación en la comunidad.

Instituciones de educación superior y escuelas con alojamiento en el campus

Es posible que las instituciones de educación superior y las escuelas con alojamiento en el campus tengan su propia planta de tratamiento de aguas residuales. Por lo general, estas plantas reciben desechos provenientes de instalaciones residenciales, no residenciales y de laboratorio, y en algunos casos, de los hospitales del campus.

Al considerar implementar la vigilancia de aguas residuales en el campus, las instituciones de educación superior deberían trabajar junto con los servicios de salud del campus y consultar las Consideraciones para instituciones de educación superior y la Guía interina para la investigación de casos y el rastreo de contactos en instituciones de educación superior (IHE) para elaborar estrategias de vigilancia y mitigación del COVID-19 en el campus. Determine las repercusiones de detectar la presencia de SARS-CoV-2 en las aguas residuales del campus y las medidas de salud pública resultantes antes de iniciar el muestreo. En particular, los IHE deberían evaluar cómo la detección del SARS-CoV-2 en las aguas residuales afectará la vigilancia de casos y las estrategias de mitigación en el campus.

Instituciones correccionales

Los ocupantes residenciales de las instituciones correccionales contribuyen de forma regular al caudal de desechos. Como resultado, los datos de vigilancia de aguas residuales podrían proporcionar un indicador representativo de la presencia de casos de COVID-19 dentro de la población residencial de una institución.

Los datos de vigilancia de aguas residuales pueden complementar y acompañar la vigilancia clínica de rutina del SARS-CoV-2 de las personas que están encarceladas y del personal de las instituciones correccionales. Al evaluar la implementación de la vigilancia de aguas residuales, las instituciones correccionales deben consultar la Guía interina para el manejo de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) en centros de detención y correccionales para elaborar estrategias de vigilancia y mitigación del COVID-19 para sus instituciones.

Lugares de trabajo de infraestructuras críticas con alta densidad de empleados

Monitorear lugares de trabajo de infraestructura crítica de alta densidad, como los establecimientos de procesamiento de alimentos, mediante la vigilancia de aguas residuales puede ser difícil porque los empleados están en el lugar solo durante su turno laboral y pueden contribuir muy poco al caudal de desechos en comparación con los desechos industriales (p. ej., aguas residuales generadas por la producción de alimentos). Estos productos de desecho industrial también pueden dificultar la detección del SARS-CoV-2​​​​​​​. Analizar las aguas residuales de las comunidades donde viven los trabajadores puede ser mejor que realizar muestreos en los lugares de trabajo.

Al evaluar la implementación de la vigilancia de aguas residuales, los lugares de trabajo de infraestructura crítica con alta densidad deben consultar la guía sobre Planificación de respuesta al COVID-19 del sector de infraestructura crítica y la Estrategia para las pruebas de detección de coronavirus (COVID-19) en lugares de trabajo de infraestructura crítica con alta densidad después de que se haya identificado un caso de COVID-19 para elaborar estrategias de vigilancia y mitigación del COVID-19 para sus establecimientos.