Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Interpretación y uso de los datos de vigilancia de las aguas residuales por parte de salud pública

Interpretación y uso de los datos de vigilancia de las aguas residuales por parte de salud pública
Actualizado el 23 de nov. del 2020

Use esta guía para implementar la vigilancia de enfermedades transmitidas por aguas residuales. La vigilancia de enfermedades transmisitidas por aguas residuales es una ciencia de rápido desarrollo, y los CDC seguirán actualizando la guía y la información a medida que esté disponible.

Visión general de la interpretación y el uso de los datos de vigilancia de las aguas residuales

La interpretación adecuada de los datos de vigilancia de las aguas residuales por parte de salud pública depende de la comprensión de la estrategia de muestreo de vigilancia y las limitaciones de las pruebas, así como del procesamiento y el análisisde datos válidos. Los datos de vigilancia de las aguas residuales se utilizan principalmente de tres maneras:

  1. Monitoreo para detectar la presencia de infección en una comunidad.
  2. Seguimiento de tendencias de infecciones en una comunidad.
  3. Pruebas de detección de infecciones en un sitio determinado (p. ej., edificio o establecimiento) para dar lugar a medidas de mitigación y pruebas personalizadas adicionales. Revise la guía de los CDC sobre la vigilancia de aguas residuales específicas para usar los datos de vigilancia de aguas residuales para la realización de pruebas.

Interpretación de los datos de vigilancia de las aguas residuales

Los datos de vigilancia de las aguas residuales recolectados a nivel municipal, cuando son analizados de manera adecuada, pueden brindar información sobre:

  1. La presencia de personas infectadas que vierte sus desechos al sistema de aguas residuales.
  2. Las tendencias de infecciones en la comunidad que vierte sus desechos a una planta de tratamiento de aguas residuales (conocida como "área específica de alcantarillado"). Las áreas específicas de alcantarillado con poblaciones principalmente flotantes, como las áreas con mucho turismo, pueden brindar señales menos estables que deberían considerarse al diseñar el plan de vigilancia de aguas residuales para las medidas de salud pública.

Presencia

La detección del SARS-CoV-2 en aguas residuales depende del diseño del muestreo, la sensibilidad de la prueba utilizada y la cantidad de SARS-CoV-2 que disemina la comunidad en la que se obtuvieron las muestras. Si se detecta la presencia del SARS-CoV-2 en aguas residuales, significa que hay al menos una persona en el área específica de alcantarillado diseminando el SARS-CoV-2. No se puede determinar a través de los datos de vigilancia de las aguas residuales si la o las personas son infecciosas o sintomáticas. Si no se detecta el SARS-CoV-2 en aguas residuales, podría indicar que no hay SARS-CoV-2 en la comunidad en la que se obtuvieron las muestras o que la concentración del virus en aguas residuales se encuentra por debajo del nivel que la prueba es capaz de detectar.

Los bajos niveles de virus en las aguas residuales de una comunidad podrían indicar: 1) que una pequeña cantidad de personas está diseminando el virus en el sistema de alcantarillado o 2) que la cantidad de virus diseminada por cada persona infectada o recientemente infectada es baja. Por el momento se desconoce cuál es la cantidad mínima de personas que disemina el SARS-CoV-2 en el sistema necesaria para detectar una señal de ARN viral en las aguas residuales. A medida que se recopile más información sobre la carga de materia fecal diseminada, podría determinarse la cantidad de personas que diseminan el virus dentro de un área de alcantarillado necesaria para detectar el ARN del SARS-CoV-2 en aguas residuales.

Tendencias

La clasificación de tendencias de aguas residuales es el análisis estadístico de cambios en la concentración normalizada del SARS-CoV-2 en aguas residuales (es decir, no mediante una evaluación visual cualitativa). Las tendencias en estos datos sobre aguas residuales pueden utilizarse para evaluar las tendencias del COVID-19 (notificadas y no notificadas) en la comunidad que vierte sus desechos al sistema de alcantarillado.  Las tendencias pueden clasificarse en categorías con base en la duración y la dirección del cambio en las cantidades virales. La frecuencia de muestreo de aguas residuales determinará el periodo durante el cual pueden asignarse las tendencias.

Los beneficios del análisis de tendencias son:

  • Los datos de las plantas de tratamiento de las aguas residuales pueden compararse, independientemente de las diferencias en cuanto al tamaño de la población y el volumen de las aguas residuales.
  • Las tendencias en las aguas residuales pueden conocerse antes que las tendencias de casos notificados de COVID-19, debido a que se ha demostrado que la concentración normalizada del SARS-CoV-2 en aguas residuales coincide con los nuevos casos notificados dentro de un área específica de alcantarillado por días.

Usar la vigilancia de aguas residuales para apoyar la respuesta ante el COVID-19 

Los datos de vigilancia de aguas residuales con SARS-CoV-2 pueden ayudar a los departamentos de salud estatales, tribales, locales y territoriales a detectar y entender el COVID-19 y responder ante la pandemia. La vigilancia de las aguas residuales puede ofrecer un primer indicio de la presencia de COVID-19 o las tendencias de casos en una comunidad.

La vigilancia de aguas residuales complementa los sistemas de vigilancia del COVID-19 existentes y no debería interpretarse solo para implementar medidas de salud pública. La vigilancia de las aguas residuales no brinda datos sobre los factores sociales y del comportamiento que producen cambios en la transmisión.

La vigilancia de las aguas residuales ofrece:

  • Una muestra agrupada de la comunidad.
  • Datos de las comunidades con baja utilización o sin disponibilidad de pruebas clínicas de COVID-19 oportunas.
  • Datos a nivel del área específica de alcantarillado, la cual suele ser más pequeña que un condado.
  • Información sobre la (re)aparición de infecciones dentro de una comunidad antes de la notificación de casos.
  • Más información sin ciertas limitaciones de indicadores clínicos como la variabilidad de comportamientos relacionados con la búsqueda de servicios de salud.

Los datos de vigilancia de aguas residuales y el SARS-CoV-2 pueden utilizarse para implementar estrategias de mitigación en la comunidad y pruebas clínicas, tales como:

  • Un aumento en la realización de pruebas de detección a personas miembros de la comunidad en cuestión.
  • Una mayor comunicación de salud pública acerca de cómo las personas pueden protegerse del COVID-19 y un mayor alcance en la comunidad en cuestión.
  • Monitoreo y evaluación del impacto de las estrategias de mitigación en la comunidad.

Cuando se evalúan las señales de las aguas residuales que evidencian cambios en los niveles de infección por el SARS-CoV-2 en la comunidad, considere lo siguiente:

  • Es necesario otro conocimiento epidemiológico, como las ubicaciones de las poblaciones con mayor riesgo de COVID-19, para determinar dónde enviar los recursos de pruebas clínicas en zonas con subáreas de alcantarillado.
  • La falta de detección del SARS-CoV-2 en aguas residuales por sí sola no justifica la flexibilización de las medidas de mitigación en la comunidad.
  • La utilización de puntos de muestreo aguas arriba de las plantas de tratamiento de aguas residuales para monitorear las tendencias de la infección en las subáreas de alcantarillado requiere un esfuerzo adicional para comprender los límites y las características singulares de esa zona antes de que pueda utilizarse para la vigilancia de las aguas residuales.

Comunicaciones públicas e intercambio de datos

La difusión de los datos de vigilancia es una función fundamental de salud pública. El uso de los datos de vigilancia de las aguas residuales es una ciencia que evoluciona. Cuando se interpretan los datos sobre las aguas residuales y se preparan para su presentación pública, hay que considerar lo siguiente:

  • La presentación de las clasificaciones de tendencias, en lugar de los datos de concentración, permite realizar una comparación entre diferentes áreas específicas de alcantarillado y es una interpretación más intuitiva para una audiencia más amplia.
  • Los cambios en los datos sobre la concentración de aguas residuales que no han sido normalizados por el flujo y el tamaño de la población posiblemente no arrojen diferencias significativas en los niveles o la dirección y no pueden ser comparados entre plantas de tratamiento de aguas residuales.
  • Las escalas numéricas constantes en las cifras permiten realizar una interpretación visual adecuada de los datos de concentración normalizados.
  • La presentación de los datos analizados sobre las aguas residuales con otros indicadores de vigilancia de casos de COVID-19 pueden ofrecer una perspectiva más completa de las tendencias de enfermedades en las comunidades.
  • En cuanto a las cifras, tenga siempre en cuenta que la cantidad de virus medida en las aguas residuales no equivale al número total de casos ni al aumento o disminución de casos en las comunidades.