Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.

Investigación del impacto del COVID-19 durante el embarazo

Investigación del impacto del COVID-19 durante el embarazo
Actualizado el 11 de ago. del 2021
Mujer embarazada caminando por la ciudad usando una mascarilla de protección de tela

Las mujeres con embarazos avanzados o recientes corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 que las mujeres que no están embarazadas. Además, las mujeres embarazadas con COVID-19 corren mayor riesgo de un parto prematuro y podrían tener mayor riesgo de sufrir otros efectos adversos para su embarazo.

Los CDC están brindando apoyo a diversas iniciativas para entender mejor el impacto del COVID-19 en mujeres embarazadas y bebés. Los datos recopilados como parte de estas iniciativas pueden ayudar a enfocar las acciones de salud pública y elaborar guías clínicas para la atención de las mujeres embarazadas afectadas y sus bebés.

Vigilancia del embarazo y neonatal

Los departamentos de salud notifican cuando se diagnostica a una persona con COVID-19 (casos) a los CDC, incluidos los casos entre mujeres embarazadas. Los departamentos de salud también pueden enviar sus datos sobre casos de COVID-19 en mujeres embarazadas y sus bebés de hasta 6 meses de edad a los CDC a través de una actividad de vigilancia actual:red de vigilancia de amenazas emergentes para madres y bebés (SET-NET). Los datos obtenidos incluyen información acerca de lo siguiente:

  • El momento del embarazo en el que ocurre la infección por SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19)
  • La gravedad de la enfermedad del COVID-19
  • El resultado del embarazo, y
  • Si el recién nacido también tiene diagnóstico de COVID-19.
Vea los datos más recientes sobre COVID-19 durante el embarazo

Vigilancia de la salud materna e infantil: suplemento acerca del COVID-19

La División de Salud Reproductiva de los CDC colabora con el Consejo de Epidemiólogos Estatales y Territorialesícono de sitio externo para brindar apoyo y recursos a las agencias de salud pública estatales, tribales, locales y territoriales para agregar preguntas complementarias sobre el COVID-19 a los cuestionarios de los sistemas de vigilancia actuales de salud maternoinfantil. Un ejemplo es el Sistema de Monitoreo de Evaluación de Riesgos en el Embarazo (PRAMS), que recopila datos poblacionales de forma permanente sobre conductas y experiencias maternas antes, durante e inmediatamente después del embarazo. Estas preguntas complementarias en el cuestionario permiten obtener datos sobre las experiencias relacionadas con el COVID-19, incluida la vacunación, de las mujeres embarazadas y en período de posparto y sus bebés. Los hallazgos aportarán información útil para la respuesta de salud pública a nivel federal, estatal, local, tribal y territorial.


Impacto de la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo sobre los resultados obstétricos y neonatales - Escuela Icahn de Medicina en Monte Sinaí

La Escuela Icahn de Medicina en Monte Sinaí (Icahn School of Medicine at Mt. Sinai)ícono de sitio externo está llevando adelante un estudio para estimar el porcentaje de mujeres embarazadas que se infectaron por SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19. A través de los datos de los registros de salud electrónicos, el estudio también analiza las relaciones entre una infección reciente por SARS-CoV-2 y consecuencias adversas en los embarazos. Los investigadores determinarán en qué medida impacta a las mujeres embarazadas la infección por SARS-CoV-2 en comunidades con menor acceso a servicios médicos de la ciudad de Nueva York y analizarán el rol del estrés materno durante la pandemia.


COVID-19 perinatal en los EE. UU.: vigilancia y epidemiología - Children's Hospital of Philadelphia (CHOP) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida - Jacksonville

Este registro nacional del Children's Hospital of Philadelphia (CHOP)ícono de sitio externo y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida - Jacksonvilleícono de sitio externo está trabajando en la medición de los niveles actuales de infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo. Estos datos servirán como base para las prácticas de cuidado clínico y aportarán información para estudios futuros sobre prevención, diagnóstico y tratamiento del COVID-19. El estudio usa un registro nacional para obtener información en tiempo real acerca de las mujeres embarazadas con COVID-19 y sus bebés recién nacidos. La información obtenida permitirá entender mejor las posibles formas de transmisión, los factores de riesgo y las tasas de transmisión de la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo, así como su impacto sobre los bebés recién nacidos.


Estudio sobre el embarazo y la transmisión del COVID-19 en el hogar - Universidad de Washington

La Universidad de Washingtonícono de sitio externo está llevando adelante un estudio en el condado de South King, Washington, acerca de infecciones por SARS-CoV-2, transmisión entre los miembros del hogar y la respuesta de anticuerpos entre las mujeres embarazadas y los miembros de su hogar. El estudio está investigando los resultados adversos en la salud y otros factores asociados a casos sintomáticos y asintomáticos de infección por SARS-CoV-2 en 1 000 mujeres embarazadas que han sido evaluadas para detectar anticuerpos IgG específicos del SARS-CoV-2. También se estima la posible transmisión en el hogar y la duración de los anticuerpos en el tiempo (6 meses) entre las mujeres embarazadas y sus contactos en el hogar.


Red de epidemiología del SARS-CoV-2 durante el embarazo y la infancia (ESPI)

Un estudio electrónico por cohortes de la ESPI está obteniendo información de los registros médicos de mujeres que recibieron atención prenatal en tres centros participantes y llegaron a término con sus embarazos entre marzo del 2020 y febrero del 2021. La recopilación de datos incluirá la siguiente información:

  • Características demográficas y maternas
  • Afecciones
  • Atención prenatal
  • Complicaciones en el embarazo, incluidas consultas ambulatorias y hospitalizaciones por enfermedades agudas
  • Atención posparto
  • Resultados de laboratorio de SARS-CoV-2 e influenza
  • Resultados para el embarazo, y
  • Los resultados para la salud de ciertos bebés hasta los 6 meses de vida.

El objetivo de este estudio es entender las características de la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo y los 6 meses posteriores al término del embarazo, incluidas las de los bebés de hasta 6 meses de edad. También busca identificar los factores de riesgo de casos graves de COVID-19, describir el uso de tratamientos en investigación y de indicación no habitual, y evaluar los efectos del COVID-19 sobre los resultados en el embarazo y los bebés.

El estudio de cohorte comunitaria ESPI es una colaboración entre varios lugares diseñada para estimar la incidencia de la infección asintomática y sintomática por SARS-CoV-2, y comprender las características de la infección por SARS-CoV-2 en mujeres embarazadas. Esto incluye el espectro de enfermedades, afecciones y factores de riesgo de infección y enfermedad grave. Un objetivo secundario es examinar el efecto del COVID-19 durante el embarazo en los resultados para el embarazo y los bebés recién nacidos. El estudio inscribe a mujeres embarazadas con menos de 28 semanas de embarazo y les hace un seguimiento hasta la etapa final del embarazo a través de una vigilancia semanal de las infecciones por SARS-CoV-2 y los síntomas de alguna enfermedad similar al COVID-19. También se recopila información 2 a 4 semanas después del final de su embarazo sobre los resultados al final del embarazo, de los bebés y el posparto.

Identificación de antecedentes de infección por SARS-CoV-2 entre muertes asociadas a embarazos

Los comités de revisión de mortalidad materna (MMRC, por sus siglas en inglés) son comités multidisciplinarios estatales y locales que realizan revisiones integrales de muertes asociadas a embarazos (muertes durante o dentro del año del término del embarazo). Para mejorar la identificación de muertes asociadas a embarazos en pacientes con antecedentes de infección por SARS-CoV-2, los departamentos de salud de cada jurisdicción elaboran documentos con las mejores prácticasícono de sitio externo para los MMRC. Los métodos sugeridos para la identificación sistemática incluyen los siguientes:

  • Vincular los registros de defunción con las bases de datos de vigilancia de casos de COVID-19 de la jurisdicción para detectar muertes asociadas a embarazos, o buscar los casos manualmente
  • Hacer una búsqueda en los campos causa de muerte del registro con términos de búsqueda relacionados con la infección por SARS-CoV-2 o COVID-19, y
  • Vincular los datos de alta u otros datos administrativos de los hospitales en relación con las muertes asociadas al embarazo en los registros de salud para detectar aquellos registros en los que hay términos clave vinculados a la infección por SARS-CoV-2 o el COVID-19, o buscar estos datos manualmente.

Los CDC continúan trabajando con los MMRC para crear documentos con las mejores prácticas para la obtención y revisión de datos de muertes asociadas a embarazos en pacientes con antecedentes de infección por SARS-CoV-2.