Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Evaluación multiestatal de seroprevalencia de SARS-CoV-2 en donantes de sangre

Evaluación multiestatal de seroprevalencia de SARS-CoV-2 en donantes de sangre

Acerca de este estudio

Los CDC realizarán un estudio nacional de seroprevalencia de COVID-19 en 25 áreas metropolitanas de los Estados Unidos para saber qué porcentaje de personas en los Estados Unidos pudieron haber tenido infección por SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Se trata del estudio de seroprevalencia de COVID-19 de alcance nacional más grande a la fecha, y se realizará en colaboración con los Institutos Nacionales de la Salud, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), Vitalant Research Institute (VRI) y organizaciones grandes de donación de sangre como Vitalant, la Cruz Roja Americana, Bloodworks Northwest, New York Blood Center, OneBlood, The Blood Center, Versity, Blood Bank of Hawaii, Carter Blood Care y el Banco de Sangre de Servicios Mutuos.

En este estudio de seroprevalencia se amplía un proyecto en curso financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, en inglés) junto a VRI, que involucra al programa REDS (Estudio de Evaluación de Donantes y Epidemiología de Receptores) del NHLBIícono de sitio externo . El objetivo del proyecto REDS sobre SARS-CoV-2 es analizar muestras existentes de donantes de sangre de Boston, MA, Los Ángeles, CA, Mineápolis, MN, la ciudad de Nueva York, NY, San Francisco, CA y Seattle, WA para detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2 todos los meses por 6 meses, de marzo a agosto de 2020.

Como parte de este proyecto colaborativo, los CDC aportarán asistencia técnica y apoyo financiero a VRI y las instituciones participantes para que se pueda ampliar el estudio a 19 áreas metropolitanas más, incluidas Atlanta, GA, Baltimore, MD/Washington, D.C., Chicago, IL; Dallas/Ft Worth, TX, Denver, CO, Detroit, MI, Fargo, ND/Sioux Falls/Rapid City, SD, Honolulú, HI, Las Vegas, NV, Miami, FL, Milwaukee, WI, Nueva Orleans, LA, Phoenix, AZ, Pittsburgh, PA, Salt Lake City, UT, San Juan, PR; St. Louis, MO, Tampa/St. Petersburg, FL y Tulsa, OK.

VRI y las organizaciones que colaboran con el proyecto obtendrán y analizarán aproximadamente 1 000 muestras de donantes anónimos de sangre de cada una de las 25 áreas metropolitanas. Analizarán muestras cada mes durante 12 meses, y volverán a hacerlo al cabo de 18 meses. En total se analizarán unas 325 000 muestras. Como para este estudio se obtendrán muestras en las áreas metropolitanas más importantes del país en diferentes momentos, los hallazgos permitirán a los científicos estimar el porcentaje de infecciones por SARS-CoV-2 cursadas entre la población total de los Estados Unidos. También permitirá hacer un seguimiento para ver el cambio a lo largo del tiempo del porcentaje de infecciones anteriores.

Información sobre las muestras de sangre analizadas

Cuando se dona sangre en los Estados Unidos, se toman pequeñas muestras de cada unidad de sangre para averiguar el grupo y factor Rh de la sangre del donante. También se analiza la sangre para detectar ciertas enfermedades infecciosas, a fin de garantizar que sea segura para uso médico. VRI y las organizaciones participantes tomarán y analizarán las muestras existentes para detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2. La prueba serológica es diferente de la prueba de hisopado nasal y no permite determinar si una persona tiene infección por SARS-CoV-2 al momento de la extracción de sangre. Pero sí permite saber si una persona tuvo la infección en el pasado. Por lo general el organismo de una persona infectada por SARS-CoV-2 demora 1 a 3 semanas en crear anticuerpos detectables. La obtención de muestras comenzó en junio y se extenderá hasta mayo de 2021, con una obtención final en noviembre de 2021.

Al hacer pruebas en las mismas áreas geográficas todos los meses a lo largo del tiempo, los CDC podrán saber los porcentajes de personas que tienen anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en diferentes momentos. Esto ayuda a los científicos a calcular las diferencias en las tasas de infección en todo el país a lo largo del tiempo. Los resultados ayudarán a los funcionarios de salud pública a comprender mejor cuán extendido está el virus, y cómo se está propagando.

Seguridad de los bancos de sangre de los Estados Unidos

Por lo general, no se conocen casos de virus respiratorios que se transmiten a través de transfusiones de sangre. No se han notificado casos de transmisión de coronavirus a través de transfusiones, incluido el SARS-CoV-2, en ninguna parte del mundo.

Las medidas de rutina que se adoptan para determinar la elegibilidad de los donantes de sangre evitan que las personas con infecciones respiratorias donen sangre. Por ejemplo, los donantes de sangre deben estar en buen estado de salud y tener temperatura normal el día de la donación. Vea las recomendaciones de la FDA para postergar la donación de sangre en personas con COVID-19 confirmado o presuntoícono de sitio externo para obtener más información.

Cómo interpretar los resultados de las pruebas serológicas de este estudio

Este estudio tiene ciertas limitaciones que se deben tener en cuenta a la hora de interpretar los resultados.

  • Por lo general, las personas que donan sangre son adultos sanos y no se dona estando embarazada, lo que limita la representación con respecto a la población total de un área.
  • A veces las pruebas de anticuerpos pueden arrojar un resultado positivo en personas que no tuvieron infección por SARS-CoV-2 (esto es más común en comunidades con tasas de infección bajas). Esto se conoce como resultado falso positivo y puede hacer parecer que hubo más infecciones en la comunidad de las que realmente hubo.
  • Una prueba también puede dar negativa en personas que sí tuvieron la infección por SARS-CoV-2. Esto se conoce como resultado falso negativo. También es posible que algunas personas se infecten por SARS-CoV-2 y no produzcan suficientes anticuerpos como para ser detectables a través de la prueba. Estos factores pueden hacer parecer que hubo menos personas infectadas en la comunidad de las que realmente hubo.
  • No se debe interpretar que los resultados de los estudios de seroprevalencia significan que las personas que han obtenido un resultado positivo en la prueba de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 son inmunes. No sabemos si tener anticuerpos contra el SARS-CoV-2 evita infectarse nuevamente. Está previsto realizar otros estudios para obtener más información sobre los anticuerpos contra el SARS-CoV-2, por ejemplo, cuánto duran, si ofrecen protección contra una nueva infección y, en caso de que la reinfección sea posible, si la segunda infección es más leve.
  • Si bien algunos estudios de seroprevalencia pueden analizar factores de riesgo de infección, como la ocupación o las afecciones subyacentes de una persona, este estudio de seroprevalencia no fue diseñado para poder aportar dicha información. Este estudio servirá para conocer mejor los porcentajes de personas que tuvieron la infección por SARS-CoV-2 en las áreas estudiadas. Los CDC también utilizarán esta información para calcular la cantidad de personas en las áreas en las que se obtuvieron muestras que ya tuvieron la infección por SARS-CoV-2, incluidos los casos que pudieron no haber sido notificados en los conteos oficiales. Es posible que no se hayan contabilizado algunas de esas personas porque tuvieron un cuadro leve de la enfermedad o no presentaron síntomas, y no recibieron atención médica ni se les realizó la prueba de detección correspondiente.
Última actualización: 7 de jul. del 2020