Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Estudiar la enfermedad

Estudiar la enfermedad
Actualizado el 1 de julio del 2020

Los CDC y otras agencias e instituciones de todo el mundo están llevando a cabo miles de estudios epidemiológicos para conocer más acerca del COVID-19 y el virus que lo causa. Estos estudios nos ayudan a entender:

Lea los últimos informes de estudios sobre el COVID-19 de los Informes Semanales de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) de los CDC

  • El tiempo existente entre la exposición de una persona al virus y el desarrollo de los síntomas (periodo de incubación). Sabemos que una persona puede estar infectada por el virus por 2 a 14 días antes de sentirse enferma y que algunas personas nunca tienen síntomas de la enfermedad.
  • Por cuánto tiempo puede una persona infectada diseminar (liberar del cuerpo) el virus. Para evitar propagar la infección, recomendamos que las personas infectadas por el virus eviten estar cerca de otras personas hasta que hayan transcurrido 3 días sin fiebre, no tengan síntomas y hayan pasado 10 días desde que empezaron a tener los síntomas.
  • La variedad de signos, síntomas y gravedad de la enfermedad, (espectro de la enfermedad). Conocer esta información ayuda a las personas a estar atentas a los primeros síntomas y ayuda a los profesionales de atención médica a diagnosticar y tratar la enfermedad.
  • Los factores de riesgo asociados a una enfermedad grave. Ahora sabemos que las personas mayores o que tienen afecciones crónicas graves tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Con qué frecuencia la infección causa enfermedad y muerte en la población (índice de morbilidad y mortalidad). Esta información ayuda a los epidemiólogos a conocer el impacto del COVID-19 en la salud pública.

Estudios de cohorte

Un estudio de cohorte lleva un registro de un grupo de personas (cohorte) durante un periodo. Si la información ya ha sido reunida para otros propósitos, este es un estudio de cohorte retrospectivo.

Por ejemplo, los científicos de los CDC que estudiaron las características demográficas de las personas en Georgia que fueron hospitalizadas a causa del COVID-19 hallaron que el porcentaje de los pacientes hospitalizados que eran negros era mayor que el porcentaje de pacientes hospitalizados en la población en general. Estos resultados ayudan a los profesionales de la salud pública a fijar las prioridades de las estrategias de prevención del COVID-19 para las personas que podrían tener mayor riesgo de enfermarse gravemente al priorizar los fondos, pruebas y estudios adicionales para esas comunidades y elaborar directrices clínicas específicas con base en las diferencias en los recursos para desacelerar la propagación en estas comunidades.

En un estudio de cohorte prospectivo, la recopilación de datos comienza cuando se forma una cohorte, y los datos se reúnen de ese grupo en adelante. Los estudios actuales sobre el COVID-19 examinan:

  • la gravedad de la enfermedad y los factores de riesgo de enfermarse gravemente,
  • el conocimiento, las actitudes y las prácticas de una población específica (como personas embarazadas o personas con afecciones subyacentes),
  • el uso de ciertos medicamentos, y
  • las prácticas de control y prevención de infecciones.

Estudios serológicos

Médico tomando una muestra para una prueba de detección del coronavirus

 

Las personas que se infectaron por el virus podrían desarrollar anticuerpos (que son proteínas en la sangre que combaten el virus) incluso si no saben que tienen la infección. Se pueden usar pruebas serológicas para la detección de anticuerpos. Al calcular la cantidad de personas que tiene anticuerpos contra el COVID-19, los científicos pueden obtener información sobre cuánto se ha propagado la enfermedad en la población. Las pruebas de anticuerpos son útiles porque incluyen infecciones que podrían haberse pasado por alto porque las personas no tenían síntomas (eran asintomáticas) o tenían síntomas leves y, por lo tanto, no se les realizaron las pruebas o no recibieron atención médica.

Las pruebas de anticuerpos ayudan a responder otras preguntas importantes acerca del progreso de las infecciones por COVID-19 en las poblaciones a lo largo del tiempo y ayudan a estimar el porcentaje de la población que aún no se ha infectado, que ayuda a los funcionarios de la salud pública a hacer la planificación en función de las necesidades de atención médica.

Los estudios de seroprevalencia del COVID-19 de los CDC incluyen estudios geográficos de gran escala, estudios a nivel de la comunidad y estudios que se centran en las poblaciones específicas.

Términos que debe conocer

Anticuerpos: proteínas que se encuentran en la sangre producidas por el organismo para combatir las sustancias extrañas como es el caso de un virus.

Asintomático: describe a una persona que ha sido infectada por un microbio patógeno (como un virus), pero que no tiene los síntomas de la enfermedad. Las personas asintomáticas aún podrían seguir propagando el virus que causa el COVID-19.

Estudio de cohorte: un estudio en el que los datos de un grupo de personas (cohorte) son reunidos y analizados durante un tiempo para identificar un resultado de salud o exposición común.

Periodo de incubación: el tiempo existente entre una persona que ha estado expuesta a un microbio patógeno y el momento en que empieza a presentar síntomas.

Índice de morbilidad y mortalidad: la frecuencia con la que se producen casos de enfermedad y muerte en una población dentro de un periodo específico.

Estudio de cohorte prospectivo: estudio en el que los científicos llevan registro de una cohorte (grupo de personas) durante un tiempo y reúnen datos y los analizan para identificar las características que tienen en común que podrían estar asociadas a una enfermedad o a otros resultados de salud.

Estudio de cohorte retrospectivo: estudio en el que los científicos analizan datos que ya se habían reunido de una cohorte (grupo de personas) durante un tiempo para identificar las características que tienen en común que podrían estar asociadas a una enfermedad o a otros resultados de salud.

Factor de riesgo: comportamiento, entorno o característica de una persona asociados a un mayor riesgo de enfermarse o a otro resultado en la salud.

Prueba serológica: prueba usada para detectar anticuerpos contra un microbio patógeno específico en la sangre de una persona.

Seroprevalencia: el nivel de un microbio patógeno en una población, que se mide en el suero sanguíneo.

Diseminación: liberación desde el organismo.

Espectro de la enfermedad: índice de signos, síntomas y gravedad de una enfermedad.