Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Guía para personas encargadas de animales terapéuticos y de servicio

Seguimos aprendiendo acerca del virus que causa el COVID-19, pero al parecer puede propagarse de personas a animales en ciertas situaciones. Los CDC tienen conocimiento de la notificaciónícono de sitio externo de una pequeña cantidad de casos de mascotas, incluidos gatos y perros, infectadas por el virus que causa el COVID-19, en su mayoría después de haber estado en contacto cercano con personas con COVID-19.

Si tiene un animal terapéutico o de servicio, siga su guía local sobre prácticas comerciales y sociales aceptables. Tenga en cuenta los niveles locales de transmisión del COVID-19 al evaluar el riesgo para usted, su animal y las personas con las que podría entrar en contacto.

Si es posible, siga las recomendaciones generales para proteger a las mascotas de las infecciones de los CDC. Por ejemplo, no permita el contacto innecesario con personas u otros animales fuera de lugar. Use el sentido común al llevar a un animal a lugares donde podría estar expuesto al COVID-19.

Los animales de servicioícono de sitio externo se definen como perros que han sido entrenados individualmente para realizar trabajos o tareas para personas con discapacidades. Los animales terapéuticosícono de sitio externo se usan en intervenciones asistidas por animales. En este caso, en una intervención con un objetivo preciso en la cual el animal que cumple un criterio específico es una parte integral del proceso de tratamiento.

Conforme a la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidadesícono de sitio externo, los animales de servicio están autorizados a permanecer con la persona a la que asisten.

Formas de proteger a los animales de servicio

  • Es posible que los animales de servicio deban estar cerca de otras personas y animales mientras trabajan. Cuando sea posible, tanto la persona asistida como el animal deben permanecer al menos a 6 pies de distancia de las demás personas.
  • Si el animal de servicio está enfermo, llame al veterinario y no salga a la calle con el animal.
  • Si es posible, no lleve al animal de servicio a entornos donde haya personas infectadas con COVID-19 o establecimientos donde no pueda evitar la interacción con personas que podrían tener COVID-19.
  • Evite el contacto entre personas enfermas y el animal de servicio tanto como sea posible. Si no es posible evitar el contacto, la persona enferma debe usar una cubierta de tela para la cara al estar cerca del animal.
  • Los CDC recomiendan que las personas usen cubiertas de tela para la cara en entornos públicos y al estar con personas que no viven en su casa, especialmente cuando sea difícil mantener otras medidas de distanciamiento social recomendadas.
  • Limpie y desinfecte con frecuencia los collares, chalecos, correas o arneses de los animales de servicio, y otros suministros.
  • No limpie ni bañe a los animales de servicio con desinfectantes químicos, alcohol, agua oxigenada ni ningún otro producto que no esté aprobado para usar en animales. No hay evidencia de que el virus pueda propagarse a las personas a través de la piel, el pelaje o el pelo de las mascotas.
  • No les coloque cubiertas para la cara a los animales de servicio. Cubrirle la cara a un animal podría hacerle daño.

Formas de proteger a los animales terapéuticos

Los establecimientos que normalmente usan animales terapéuticos podrían no permitir su ingreso en este momento dado que las personas en muchos de estos entornos tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Siga la guía local y los protocolos para establecimientos sobre distanciamiento social, cubiertas para la cara y otras formas de prevenir la propagación del COVID-19. Si se permite el ingreso de los animales terapéuticos a un establecimiento u otro entorno, siga las medidas mencionadas a continuación.

  • La visita de animales terapéuticos requiere un cierto nivel de contacto entre los clientes y el equipo de animales terapéuticos. Cuando sea posible, mantenga a los animales al menos a 6 pies de distancia de las personas y animales que no participan de la visita. Las personas encargadas del animal y los participantes deben usar una cubierta de tela para la cara durante la visita.
  • No lleve a los animales terapéuticos a las visitas si los animales están enfermos o han dado positivo para el virus que causa el COVID-19.
  • Para decidir si es seguro visitar un hogar, consulte las guías de los CDC acerca de Cuándo puede estar con otras personas después de haber tenido COVID-19 confirmado o presunto.​
  • Las personas con síntomas de COVID-19 no deben tocar, estar cerca ni interactuar con animales terapéuticos. Si una persona tuvo COVID-19, debe esperar hasta recuperarse para interactuar con animales terapéuticos.
  • Antes y después de cada contacto, la persona encargada del animal y cualquier otra persona que acaricie o tenga contacto con el animal deben lavarse las manos.
  • No use artículos que manipulen varias personas, en particular si los artículos suelen llevarse de un establecimiento a otro durante las visitas terapéuticas (por ejemplo, correas, arneses, juguetes o mantas). Si es necesario llevar artículos como correas de un establecimiento a otro, desinféctelos luego de cada uso o establecimiento.
  • No permita que otras personas toquen objetos que el animal suele agarrar con la boca, como juguetes o galletas de recompensa.
  • Desinfecte con frecuencia artículos como juguetes, collares, correas, arneses, chalecos y bandanas de terapia, y bols de agua/comida.
  • No permita que los animales terapéuticos den lamidos o "besos".
  • No limpie ni bañe a los animales terapéuticos con desinfectantes químicos, alcohol, agua oxigenada ni ningún otro producto que no esté aprobado para usar en animales. No hay evidencia de que el virus pueda propagarse a las personas a través de la piel, el pelaje o el pelo de las mascotas.
  • No les coloque cubiertas para la cara a los animales terapéuticos. Cubrirle la cara a un animal podría hacerle daño.

Si está a cargo de un animal terapéutico o de servicio, y usted se enferma con COVID-19 o tiene síntomas de COVID-19, siga las recomendaciones sobre lo que se debe hacer en caso de enfermarse y las recomendaciones para proteger a las mascotas si se enferma.

Si su animal terapéutico o de servicio se enferma luego de estar en contacto con una persona con COVID-19, llame a su veterinario. Si el animal da positivo para el virus que causa el COVID-19, siga las recomendaciones sobre lo que se debe hacer si la prueba de detección de su mascota da positivo.

Esta página fue revisada el 16 de junio del 2020