Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Evaluación de pruebas de detección de SARS-CoV-2 en animales

Nota: El nombre científico de la nueva cepa de coronavirus es SARS-CoV-2. En las personas, la enfermedad causada por el virus se llama enfermedad del coronavirus 2019, también conocida como COVID-19. Como estamos tratando el virus en el contexto de sanidad animal, lo llamaremos SARS-CoV-2.

Estas guías fueron elaboradas a través del trabajo colaborativo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el Departamento de Agricultura y otras agencias del gobierno nacional que siguen el enfoque One Health. Los departamentos de salud locales y estatales pueden adaptar esta guía para responder a las circunstancias locales en constante cambio.

Lo que debe saber
  • No se recomiendan las pruebas de rutina para la detección de SARS-CoV-2 en animales.
  • La decisión de hacer una prueba de detección a un animal, incluidos los animales de compañía y los animales silvestres o de zoológico, se debe acordar a través del enfoque One Health con los funcionarios locales, estatales y/o federales de salud pública y salud animal.
  • Este documento brinda recomendaciones para establecer las prioridades para la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en animales dados los recursos limitados.
  • Se recomienda especialmente a los veterinarios que descarten otras causas de enfermedad más frecuentes antes de considerar una prueba de detección de SARS-CoV-2.

A quiénes está dirigida esta guía: esta guía fue creada para funcionarios de sanidad animal y veterinarios de salud pública estatales.

Propósito: esta guía pretende guiar las decisiones y ayudar a priorizar las situaciones que merezcan la realización de pruebas de detección del SARS-CoV-2 en mamíferos dados los recursos limitados.

Dada la escasez de recursos, el objetivo de esta guía es orientar las decisiones y ayudar a priorizar las situaciones que podrían requerir pruebas de detección de SARS-CoV-2 en mamíferos. La decisión de hacer una prueba de detección a un animal, incluidos animales de compañía, ganado o animales silvestres o en zoológicos, se debe tomar en coordinación con el enfoque One Health entre los funcionarios de salud pública y los funcionarios de salud animal locales, estatales y/o federales. Las pruebas de detección del SARS-CoV-2 en animales están disponibles si los funcionarios de salud pública y sanidad animal acuerdan que el caso merece ser analizado. La Tabla1 (abajo) no pretende ser prescriptiva; por el contrario, pretende ayudar a establecer las prioridades debido a los recursos limitados. No se recomienda la realización de pruebas de rutina en animales para detectar el COVID-19. Las pruebas de confirmación a través de los Laboratorios Nacionales de Servicios Veterinarios (NVSL) del USDA aún no están disponibles para los animales que no son mamíferos, como los anfibios, los reptiles, las aves y los peces.

Actualmente, no hay evidencias que demuestren que los animales pueden transmitirles el virus a las personas. Son muy poco frecuentes los casos en que las personas han transmitido este virus a ciertos tipos de animales. Se recomienda especialmente a los veterinarios que descarten otras causas de enfermedad más frecuentes antes de realizar una prueba de detección de SARS-CoV-2 en animales. Para determinar si es necesario realizarle la prueba de detección de SARS-CoV-2 a un animal en ciertas circunstancias, los veterinarios deberían contactar a un veterinario de salud pública estatalícono de pdfícono de sitio externo1 o el funcionario estatal designado a cargo de cuestiones de salud pública relacionadas con animales y/o su funcionario de salud animal del estadoícono de sitio externo2.

Hay información limitada disponible actualmente para caracterizar la infección del SARS-CoV-2 en animales; visite la página El COVID-19 y los animales de los CDC para ver la información más actualizada. Los criterios clínicos para considerar las pruebas de detección del SARS-CoV-2 en animales se basan en lo que actualmente se sabe del SARS-CoV-2 y el COVID-19 y están sujetos a cambios a medida que haya más información disponible.

Los pacientes humanos con COVID-19 tienen síntomas que se manifiestan de 2 a 14 días después de la exposición e incluyen fiebre, tos y dificultad para respirar. Por el momento se desconoce el espectro clínico de la infección por SARS-CoV-2 en animales, pero los animales pueden manifestar una combinación de síntomas respiratorios o de enfermedad gastrointestinal, con base en la presentación en una pequeña cantidad de animales y lo que se sabe acerca de otras cepas de coronavirus, incluidos el SARS-CoV-13. Los veterinarios deben usar su mejor criterio para determinar si un animal ha estado expuesto a personas con COVID-19 presunto o confirmado y si el animal tiene signos clínicos compatibles con la infección del SARS-CoV-23. La Tabla 1 describe los factores de riesgo epidemiológicos y las características clínicas que pueden ayudar a encauzar las decisiones sobre las pruebas en animales.

Si los funcionarios de salud pública y sanidad animal2 determinan que lo apropiado sería realizarle la prueba de detección del SARS-CoV-2 a un animal, será necesario hacerlo con la coordinación de socios de One Health. Consulte las Preguntas frecuentes del USDAícono de sitio externo para ver la toma de muestras, traslado, almacenamiento e informes de resultados. Si se envían muestras a laboratorios de veterinarios estatales, universitarios o privados para las pruebas iniciales, se debe obtener un duplicado de las muestras porque las muestras con resultado positivo se deben confirmar a través de una nueva prueba realizada por los NVSL. El USDA es la entidad responsable de informar cualquier caso positivo de SARS-CoV-2 en animales en los Estados Unidos a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)ícono de sitio externo.

Tabla 1: Criterios para guiar las evaluaciones y pruebas de laboratorio de detección del SARS-CoV-2 en animales 

Criterios para guiar las evaluaciones y pruebas de laboratorio de detección del SARS-CoV-2 en animales 
Criterios Riesgo epidemiológico Características clínicas
A Animal con antecedentes de contacto cercano4 con una persona o animal con infección por SARS-CoV-2 presunta o confirmada. Y Animal con signos clínicos que concuerdan con la infección por SARS-CoV-23.
B Animal con exposición a un ambiente de alto riesgo conocido (por ejemplo, donde se produjeron casos en seres humanos o en animales), como una residencia, un establecimiento o una embarcación (por ejemplo, un hogar de ancianos, una prisión, un crucero).
C Animal en peligro de extinción u otra especie exótica o amenazada5 en un establecimiento de rehabilitación o zoológico con posible exposición al SARS-CoV-2 a través de una persona u otro animal infectados. Y El animal no tiene síntomas O tiene signos clínicos que concuerdan con la infección por SARS-CoV-23.
D Animales en entornos de cuidado masivos o en grupos (como granjas, establecimientos de alimentación de animales, refugios para animales, guarderías de animales, zoológicos u otros espacios con animales), incluidos los animales de compañía, ganado y otras especies, si se desconocen sus antecedentes de exposición a personas con COVID-19. Y Un grupo de animales muestra signos clínicos que concuerdan con la infección por SARS-CoV-23

Notas a pie de página

NOTA: Se recomienda especialmente a los veterinarios que descarten otras causas de enfermedad más frecuentes antes de realizar una prueba de detección de SARS-CoV-2 en animales.

1 Ciertas jurisdicciones no tienen veterinarios de salud pública estatales, y las limitaciones geográficas, de recursos y tiempo podrían impedir que un veterinario de salud pública estatal pueda encargarse de alguna situación que involucre a un animal.
2 Los funcionarios de sanidad animal estatales deberían contactarse con los funcionarios de vida silvestre estatales para tomar decisiones relacionadas con los animales silvestres que no están en cautiverio.
3 Aunque todavía existe poca definición acerca del espectro clínico de la enfermedad causada por este virus en animales, los signos clínicos con mayores probabilidades de ser compatibles con infecciones por SARS-CoV-2 en animales mamíferos podrían incluir una combinación de los mencionados a continuación:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Letargo
  • Estornudo
  • Descarga nasal
  • Secreción ocular
  • Vómitos
  • Diarrea

4 Contacto cercano se define como:

  • Estar a menos de aproximadamente 6 pies (2 metros) de distancia de una persona con COVID-19 presunto o confirmado durante un periodo prolongado; el contacto cercano puede darse cuando una persona convive con un animal, lo acaricia, abraza, le da besos o se dejar lamer y/o comparte la comida o la cama.
  • Haber tenido contacto directo con secreciones infecciosas de una persona con COVID-19 presunto o confirmado (p. ej., que le hayan tosido cerca, haber consumido comida o compartido un objeto contaminado con secreciones mucosas o la saliva de una persona infectada).

5 La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) dirige una evaluación del estado de las especies que va desde "peligro crítico de extinción" hasta "menor preocupación": https://www.iucnredlist.org/ícono de sitio externo

Esta página fue revisada el 29 de junio del 2020