Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Actualización sobre la influenza H7N9; Actividades de los CDC en curso para la preparación ante una pandemia

26 de abril de 2013 - La cantidad de casos de infecciones en seres humanos con el virus de la influenza aviar A (H7N9) en China ha llegado a 109; con 23 casos de muerte.* Aún no hay informes del virus H7N9 en los Estados Unidos. Aunque no hay evidencia de una diseminación sostenida del virus entre seres los humanos, los CDC están tomando medidas de preparación de rutina para prepararse ante esa posibilidad. Esta actualización incluye información sobre actividades de laboratorios de los CDC hasta la fecha, una actualización sobre el brote del virus H7N9 en China e información de antecedentes sobre las pruebas RT-PCR.

Las actividades de los CDC hasta la fecha incluyen:

Cultivo e intercambio del virus

Los CDC recibieron la primera muestra aislada del virus de la influenza H7N9 desde China el jueves 11 de abril de 2013. El virus ha sido inoculado dentro de cientos de huevos para cultivar el virus. El virus se replica perfectamente en los huevos - lo que no es inusual para un virus de la influenza aviar - y los CDC pudieron envasar muestras viales del virus para distribuirlas a otros laboratorios el lunes 15 de abril de 2013. En este momento, los CDC han enviado muestras aisladas del virus H7N9 a 5 laboratorios, incluyendo el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Solo los laboratorios que cuentan con los permisos correspondientes pueden recibir las muestras aisladas del virus H7N9.

Un científico de los CDC usa una probeta para transferir el virus H7N9 a viales para compartir con laboratorios asociados para fines de investigación de salud pública.

Un científico de los CDC usa una probeta para transferir el virus H7N9 a viales para compartir con laboratorios asociados para fines de investigación de salud pública.

Realización de estudios con el virus

Los CDC están utilizando muestras aisladas del virus H7N9 para obtener más información acerca de cómo el virus causa enfermedades y su potencial para diseminarse entre seres humanos. Los estudios que utilizan cultivos de células brindarán información acerca de la gravedad de las enfermedades asociadas así como de la patología de la infección (cómo el virus afecta al organismo ya sea directa o indirectamente). Además, suelen utilizarse animales para realizar estudios sobre cómo se disemina el virus. Hasta ahora los estudios han confirmado lo que se sospechaba: que el virus se disemina entre los animales a través del contacto directo. Se están llevando a cabo estudios para determinar si el virus puede diseminarse a través de las gotas originadas por la respiración que se propagan por el aire.

Recolección de antisuero

Los estudios en animales permiten la recolección de antisuero (anticuerpos) para estos virus de modo que las respuestas inmunológicas de los animales ante el virus pueden ser examinadas y pueden llevarse a cabo otros estudios sobre inmunidad. Se están elaborando métodos para detectar respuestas inmunológicas en suero humano y se utilizarán para estudiar la inmunidad de la población al virus de la influenza H7N9. Recién se están realizando estos estudios; los resultados tardarán en llegar. Las pruebas de anticuerpo también se utilizarán para comprobar si los virus candidatos para la vacuna contra la influenza H7 tienen una buena correspondencia con el virus detectado en China.

Creación de una prueba para detectar este virus

Los CDC tienen un trabajo terminado sobre los nuevos materiales sobre pruebas de diagnóstico de laboratorio para detectar infecciones en humanos con el nuevo virus de la influenza aviar A (H7N9). Las pruebas de diagnóstico de la influenza que se utilizan en laboratorios de salud pública calificados denominan a los nuevos virus de la influenza H7N9 como "no clasificables", pero no pueden identificar de manera específica al subtipo H7N9. Los materiales de prueba para el virus H7N9 de los CDC están pensados para ser utilizados con la técnica RT-PCR (reacción en cadena reversa de la transcriptasa-polimerasa) en tiempo real, una prueba de laboratorio precisa y sensible para detectar e identificar los virus de influenza en muestras respiratorias por tipo y subtipo. El hecho de otorgarle esta prueba a los laboratorios de salud pública calificados permitirá realizar una detección rápida del virus H7N9, aunque cualquier muestra positiva del virus de la influenza H7N9 será enviada a los CDC para su confirmación. Los envíos nacionales e internacionales de materiales de pruebas de diagnóstico comienzan a realizarse esta semana.

Los CDC pudieron elaborar pruebas de diagnóstico antes de recibir la muestra aislada del virus de la influenza H7N9 a través de las secuencias genéticas publicadas en GISAID. La muestra aislada del virus fue utilizada para confirmar la sensibilidad y especificidad de la prueba. La prueba ha sido autorizada para ser utilizada en los Estados Unidos bajo una Autorización de uso de emergencia (EUA), una medida de regulación que permite que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorice rápidamente el uso de nuevos kits de pruebas de diagnóstico en laboratorios en los Estados Unidos. Aunque estas pruebas están siendo distribuidas conforme a una EUA, es necesario tener en cuenta que no hay una emergencia de salud pública en los Estados Unidos. La distribución de kits de prueba de diagnóstico a nivel nacional es una medida de preparación.

Desarrollo de un virus candidato para la vacuna

Los CDC reportaron un progreso constante en el desarrollo de un virus candidato para la vacuna contra la influenza H7N9 que podría utilizarse para fabricar la vacuna contra la influenza H7N9, si fuese necesario.

Pruebas para la susceptibilidad antiviral

Los CDC también han analizado la muestra aislada del virus de la influenza H7N9 que recibieron de China para comprobar si es susceptible a los medicamentos antivirales para la influenza oseltamivir/Tamiflu® y zanamivir/Relenza®. Las pruebas de laboratorio en los CDC indican que la primera muestra aislada del virus recibida el 11 de abril es sensible (susceptible) a los medicamentos antivirales "inhibidores de la neuraminidasa" (NAI), los dos medicamentos antivirales recomendados para tratar la influenza estacional. Las pruebas demostraron que el virus sería resistente a los adamantanos, otra clase de medicamentos antivirales cuyo uso no se recomienda actualmente debido a su amplia resistencia.

Es necesario tener en cuenta que los virus de la influenza pueden ser, o volverse, resistentes a los medicamentos antivirales para la influenza, y si esto sucediera, estos medicamentos no serían completamente efectivos. El virus H7N9 detectado en China es un nuevo virus y aún queda mucho por aprender acerca de sus propiedades. Además, el virus todavía está en proceso de evolución. A medida que se reciban nuevas muestras aisladas del virus H7N9, los CDC harán las pruebas pertinentes a fin de determinar la susceptibilidad a los medicamentos antivirales existentes. Actualmente, los CDC recomiendan oseltamivir/Tamiflu® y zanamivir/Relenza® para el tratamiento de pacientes con infección presunta o confirmada por la influenza H7N9.

Todos los trabajos en contacto con el virus vivo H7N9 se están llevando a cabo en una instalación con bioseguridad de nivel 3 (BSL-3). Una instalación de bioseguridad de nivel 3 con mejoras específicas incluye barreras primarias (gabinetes de bioseguridad, cámaras de aislamiento, equipo de protección personal) y secundarias (instalaciones de construcción, filtros HEPA para el tratamiento del aire viciado) para proteger a los trabajadores de laboratorios y el público contra la exposición a accidentes. Las mejoras específicas incluyen el cambio de vestimenta, requisitos para ducharse y el uso de mascarillas de respiración con purificador de aire motorizado (PAPR, por sus siglas en inglés) como parte del equipo de protección personal de los empleados.

Apoyo para la investigación en China

Los CDC recibieron una solicitud de cooperación bilateral de China, por lo que en este momento hay un equipo de los CDC en ese país respaldando la investigación y respuesta ante los brotes a nivel nacional.

 Arriba

Actualización sobre la influenza H7N9 en China

Si bien se han reportado algunos casos de enfermedad leve en pacientes con el virus H7N9, la mayoría presentó cuadros graves. Según lo informado, China está atendiendo casos con el virus H7N9 y recomienda que los pacientes con síntomas sean tratados con oseltamivir.

Como este virus H7N9 es un nuevo virus de influenza con potencial pandémico, se está investigando detenidamente la fuente de infecciones en seres humanos y cómo se disemina el virus. El virus H7N9 se ha detectado en aves de corral de China. Mientras la investigación sigue en curso, la hipótesis de trabajo actual es que la mayoría de las personas contrajeron el virus después de haber estado en contacto con las aves de corral infectadas o en ambientes contaminados. Un artículo del New England Journal of Medicine (NEJM) escrito por funcionarios de la salud pública de China, publicado el miércoles 24 de abril de 2013 informa que el 77% de los primeros 82 pacientes con H7N9 ha estado en contacto con animales.

China además está llevando a cabo investigaciones de seguimiento entre los contactos cercanos de las personas infectadas con el virus H7N9 a fin de evaluar si hay contagio de persona a persona. Según el artículo del NEJM, se hizo un seguimiento de más de 1,200 contactos directos de los primeros 82 pacientes con el virus H7N9 durante 7 días para comprobar si presentarían síntomas. Aunque algunos manifestaron síntomas similares a los de la influenza, todos arrojaron resultados negativos en relación al virus H7N9. No obstante, el artículo del NEJM también informa sobre dos pequeños grupos de casos en los cuales no se puede descartar el contagio de persona a persona, pero es posible que también hayan estado en contacto con animales. Los resultados de las investigaciones de China hasta la fecha indican que si hay contagio entre personas, son casos aislados y no han sido constantes. En el pasado, se han registrado casos de contagio entre personas limitados e inconstantes con otros virus de la influenza aviar, en particular el virus H5N1. No hay evidencias de haya casos de contagio sostenido entre personas.

Las infecciones en seres humanos con los virus de la influenza aviar son poco comunes y, con frecuencia, ocurren luego de que las personas están en contacto directo con aves infectadas (vivas o muertas) o en ambientes contaminados con el virus de la influenza aviar. Aún se está evaluando el alcance del brote del virus de la influenza aviar H7N9 en las aves de corral, pero China habría comenzado a sacrificar las aves en los mercados. Las aves infectadas pueden diseminar el virus de la influenza, por ejemplo, a través del excremento o mucosidad. Si alguien estuviese en contacto con aves infectadas o un ambiente contaminado con virus y luego se tocara los ojos, la nariz o la boca, podrían contagiarse con el virus de la influenza de las aves. Hay evidencia que demuestra que la infección también puede ocurrir si el virus de la influenza se transporta por el aire, como cuando las aves infectadas baten las alas. Si una persona inhala partículas del virus que se transportan por el aire, es posible que se infecte.

Esta situación sigue evolucionando rápidamente y los CDC brindarán actualizaciones a medida que se disponga de más información.

 Arriba

Antecedentes: ¿cómo funciona la técnica rRT-PCR?

Kit de prueba de diagnóstico de los CDC para detectar el virus H7N9. El kit incluye reactivos RT-PCR para ser utilizados por laboratorios especializados para detectar infecciones en humanos con el virus H7N9.

Kit de prueba de diagnóstico de los CDC para detectar el virus H7N9. El kit incluye reactivos RT-PCR para ser utilizados por laboratorios especializados para detectar infecciones en humanos con el virus H7N9.

RT-PCR es un proceso de muchos pasos capaz de identificar los virus de la influenza por tipos y subtipos analizando muestras respiratorias recolectadas de pacientes infectados. El ARN de un virus de la influenza se convierte en ADN utilizando una enzima llamada transcriptasa inversa (RT). Los cebadores, pequeñas fibras de ADN, están diseñados para adherirse al ADN del virus de la influenza y "amplificar" (es decir, multiplicar) a través de una enzima llamada polimerasa. El equipo de PCR es utilizado para calentar continuamente y luego enfriar la muestra del virus de la influenza. A esto se lo denomina "ciclo" y durante cada ciclo, los cebadores y la enzima se adhieren reiteradamente al ADN del virus de la influenza y luego se separan debido a los ciclos de frío y calor. Durante cada uno de estos ciclos, la cantidad de material genético detectado se duplica. En la técnica RT-PCR en tiempo real, la sonda es utilizada para identificar el material genético del virus detectado. Al igual que un cebador, la sonda es una pequeña fibra de ADN que se adhiere a una determinada parte del material genético del virus. A medida que los ciclos continúan, la sonda es cortada por la enzima y crea una señal fluorescente. Esta señal indica que la sonda y los virus de la influenza tienen una buena correspondencia. Por consiguiente, la señal fluorescente indica que el paciente está infectado con el virus de la influenza y la infección está asociada con un determinado virus de la influenza que la sonda puede detectar.

 Arriba

*Nota: El 24 de abril de 2013, las autoridades de China anunciaron que comenzarían a informar los casos de H7N9 semanalmente en vez de diariamente.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba