Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Información para las escuelas

Preguntas y respuestas

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reconocen que las autoridades de escuelas, profesores, el personal y los padres están preocupados por la influenza, especialmente por sus efectos sobre los niños. Las escuelas son un elemento fundamental para mantener la salud de sus comunidades, a través de publicaciones de medidas tales como información sobre la higiene de las manos en baños, difusión de mensajes de prevención en anuncios diarios, y vigilancia sobre la limpieza y desinfección del material didáctico.

A continuación, se presentan algunas respuestas a preguntas comúnmente formuladas por las autoridades escolares, maestros, personal y padres:

Información general sobre la enfermedad

¿Qué es la influenza?

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La mejor manera de evitar contraer esta enfermedad es recibiendo la vacuna contra la influenza todos los años.

Todos los años en Estados Unidos, en promedio:

  • Del 5% al 20% de la población se enferma de influenza.
  • Más de 200,000 personas son hospitalizadas debido a complicaciones a causa de la influenza.
  • 20,000 de esas personas hospitalizadas son niños menores de 5 años y,
  • De 3,000 a 49,000 personas mueren por influenza.

Algunas personas como las personas mayores, niños pequeños y las personas con ciertas afecciones (como asma, diabetes y enfermedades cardíacas) tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza.

¿Cómo se disemina la influenza?

Los virus de la influenza se contagian principalmente entre las personas a través de la tos o el estornudo de personas con influenza. Algunas veces, las personas se pueden contagiar al tocar algo infectado con los virus de la influenza y tocarse luego la boca o la nariz. La mayoría de los adultos pueden contagiar a los demás a partir del día 1 antes de que los síntomas se desarrollen, y hasta 5 días después del inicio de la enfermedad. Esto quiere decir que usted puede contagiar la influenza a otra persona antes de saber que está enfermo y también mientras lo está.

¿Cuáles son los síntomas de la influenza?

Los síntomas de la influenza incluyen:

  • fiebre (generalmente alta)
  • dolor de cabeza
  • cansancio extremo
  • tos seca
  • dolor de garganta
  • secreción o congestión nasal
  • dolores musculares
  • Además, pueden manifestarse síntomas estomacales como náusea, vómito y diarrea, pero son más comunes en niños que en adultos.

Aunque a veces se utiliza el término "influenza estomacal" para describir vómitos, náuseas o diarrea, estas enfermedades son ocasionadas por otros virus, bacterias o incluso parásitos, y rara vez se asocian a la influenza. También vea Resfrío versus influenza.

¿Por cuánto tiempo se puede contagiar el virus de la influenza?

El período en que una persona infectada puede contagiar la influenza depende de la edad y la salud de la persona. Los estudios demuestran que los adultos más saludables pueden contagiar a otros desde el día 1 de haberse enfermado y durante los 5 días posteriores a la aparición de los primeros síntomas. Algunos niños pequeños con sistemas inmunitarios debilitados pueden contagiar la influenza por más de una semana.

¿Cuál es la diferencia entre un resfrío y la influenza?

Tanto la influenza como el resfrío común son enfermedades respiratorias, pero son provocadas por diferentes virus. Debido a que estos dos tipos de enfermedades tienen síntomas similares a los de la influenza, puede ser difícil notar la diferencia entre ellos basándose en los síntomas por sí solos. En general, la influenza es peor que el resfrío común; y los síntomas como la fiebre, los dolores musculares, el cansancio extremo y la tos seca son más comunes e intensos con la influenza. Los resfríos suelen ser más leves que la influenza. Las personas resfriadas tienen mayores probabilidades de tener secreción o congestión nasal. Los resfríos, por lo general, no suelen provocar problemas graves de salud como neumonía, infecciones bacterianas u hospitalizaciones.

¿Cómo puede notar la diferencia entre un resfrío y la influenza?

Debido a que la influenza y el resfrío comparten muchos síntomas, puede ser difícil (o incluso imposible) establecer la diferencia entre ellos, basándose en los síntomas por sí solos. Pruebas especiales que normalmente deben hacerse dentro de los primeros días de la enfermedad pueden llevarse a cabo, cuando sea necesario para saber si una persona tiene la influenza.

Más información acerca de la Flu: La enfermedad.

 Arriba

Cómo prevenir y tratar la influenza

¿Qué puedo hacer para protegerme contra la influenza?

Los CDC recomiendan recibir la vacunación anual contra la influenza como el primer y más importante paso en la protección contra esta enfermedad grave. Aunque hay numerosos y diferentes tipos de virus de la influenza, la vacuna contra la influenza protege contra las tres cepas principales que las investigaciones arrojan como causantes de la mayoría de las enfermedades durante la temporada. La vacuna puede evitar que contraiga alguno de estos tres virus o puede aliviar su enfermedad en caso de contraer un virus de influenza.

Si contrae la influenza, los medicamentos antivirales son una opción de tratamiento importante. Los medicamentos antivirales son medicamentos recetados (píldoras, líquido o inhalador) que combaten la influenza evitando que los virus de la misma se multipliquen en su cuerpo. Los medicamentos antivirales pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. También pueden ayudar a prevenir complicaciones graves a causa de la influenza. Esto puede ser particularmente importante para las personas de alto riesgo. Para el tratamiento, los medicamentos antivirales funcionan mejor si se inicia la toma inmediatamente después de enfermarse (dentro de los 2 días de la aparición de los síntomas).

Además, puede tomar medidas como mantenerse alejado de las personas enfermas, lavarse las manos con frecuencia y limpiar y desinfectar las superficies de contacto más comunes, especialmente cuando alguien está enfermo, para reducir las probabilidades de contraer la influenza. Si contrae la influenza, modere el contacto con otros y cúbrase la boca al toser para ayudar a impedir la propagación de gérmenes.

¿Qué tipo de vacunas contra la influenza existen?

Existen dos tipos de vacunas que protegen contra la influenza. La "vacuna contra la influenza" es una vacuna inactivada (elaborada con virus muertos) que se administra con una aguja, generalmente en el brazo. El uso de la vacuna contra la influenza ha sido aprobado en personas de 6 meses o más, incluyendo personas saludables y aquellas con afecciones médicas crónicas (como las enfermedades cardíacas, el asma o la diabetes). Otro tipo de vacuna, llamada vacuna contra la influenza en atomizador nasal (a veces denominada LAIV, por vacuna contra la influenza atenuada en virus vivos o FluMist®

Cada uno de los dos tipos de vacuna contiene tres virus de influenza, que son elegidos en base a la información acerca de cepas que estén en circulación recientemente. Cada una de las tres cepas de las vacunas en las dos vacunas, una del virus A (H3N2), una del virus A (H1N1), y una del virus B, son una representación de las cepas de vacunas contra la influenza recomendadas para ese año. El virus para las dos vacunas se cultiva en huevos.

* "Sano" designa a personas que no tengan un trastorno médico subyacente que las predisponga a complicaciones de la influenza.

¿Cómo funcionan las vacunas contra la influenza?

La vacuna contra la influenza estacional protege contra tres virus de influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes en la próxima temporada. La vacuna contra la influenza de esta temporada brinda protección contra los tres virus principales que, según distintas investigaciones, provocarán la mayoría de las enfermedades durante esta temporada: un virus de la influenza A (H1N1), un virus de la influenza A (H3N2) y un virus de la influenza B. Los anticuerpos que brindan la protección contra la infección por el virus de la influenza se desarrollan en el cuerpo aproximadamente 2 semanas luego de la vacunación.

Las vacunas contra la influenza (la vacuna inyectable contra la influenza y la vacuna contra la influenza en atomizador nasal (LAIV) hacen que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo. Estos anticuerpos brindan protección contra la infección con los virus incluidos en la vacuna.

¿A qué edad debería vacunarse un niño?

Los CDC recomiendan que todos los niños de 6 meses a 19 años reciban una vacuna contra la influenza. Los CDC también recomiendan que las personas en contacto con determinados grupos de niños reciban una vacuna contra la influenza a fin de proteger la vida del niño (o niños) contra la influenza.

Los CDC recomiendan que las personas que establecen los siguientes contactos con niños se vacunen contra la influenza:

  • Las personas que están en contacto cercano con los niños menores de 5 años (personas que viven con ellos) deben vacunarse contra la influenza.
  • Los cuidadores fuera del hogar (niñeras, proveedores de cuidado infantil, etc.) de los niños menores de 5 años deben vacunarse contra la influenza.
  • Las personas que viven o tienen estrecho contacto de otra índole con un niño o niños de cualquier edad con un problema de salud crónico (asma, diabetes, etc.) deben vacunarse contra la influenza.
  • Además, los CDC recomiendan que todos los trabajadores del sector de la salud deben vacunarse cada año para impedir el contagio de la influenza a sus pacientes.

Los niños de 6 meses hasta 9 años que se vacunen contra la influenza por primera vez necesitarán dos dosis de la vacuna el primer año que se vacunen. Si es posible, la primera dosis debe administrarse en septiembre o tan pronto como la vacuna esté disponible. La segunda dosis debería darse 28 o más días después de la primera. La primera dosis "prepara" al sistema inmunitario; la segunda, ofrece protección inmunológica. Los niños que sólo reciban una dosis, pero que necesitan dos dosis, pueden tener protección reducida o ninguna protección con sólo una dosis de la vacuna contra la influenza. Se necesitan dos dosis para proteger a los niños.

¿Qué son los medicamentos antivirales para la influenza?

Los medicamentos antivirales contra la influenza son medicamentos recetados (píldoras, líquido o inhalador) que combaten la influenza evitando que los virus de la misma se multipliquen en su cuerpo. Los medicamentos antivirales pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. También pueden ayudar a prevenir complicaciones graves a causa de la influenza. Esto puede ser particularmente importante para las personas de alto riesgo.

¿Cómo se utilizan los medicamentos antivirales para la influenza?

Si bien recibir una vacuna contra la influenza todos los años es la mejor manera para protegerse de la influenza, los medicamentos antivirales pueden utilizarse como una segunda línea de defensa para tratar la influenza o para prevenir la infección de la influenza. Para el tratamiento, los medicamentos antivirales funcionan mejor si se inicia la toma inmediatamente después de enfermarse (dentro de los 2 días de la aparición de los síntomas). De esta manera, estos medicamentos pueden disminuir la gravedad de los síntomas de la influenza y acortar 1 o 2 días el período de enfermedad. Además, pueden hacer que usted contagie a menos personas.

 Arriba

Recursos sobre la influenza para las escuelas

¿Dónde puedo obtener más información acerca de la influenza?

Para obtener más información y actualizaciones sobre la influenza, llame a la línea directa de los CDC o visite el sitio web de los CDC. Puede llamar a la línea directa para obtener información sobre la influenza de los CDC (español e inglés) en:

  • 800-CDC-INFO (800-232-4636)
  • 888-232-6348 (TTY)

Puede visitar el sitio web de la influenza de los CDC donde podrá tener acceso a lo siguiente:

  • Información sobre prevención de la propagación de la influenza en las escuelas
  • Cubrirse la boca al toser": afiches en formato para imprimir
  • Juego de herramientas "It's a SNAP" , que incluye actividades que las autoridades escolares, profesores; así como estudiantes y otros, pueden hacer para ayudar a detener la propagación de gérmenes en las escuelas.

Encuentre información de contacto para su departamento de salud estatal o local.

Vea Datos clave sobre la influenza estacional, una hoja informativa que incluye información sobre los síntomas de la influenza, cómo se propaga y cómo se puede prevenir.

Vea La influenza: Guía para padres [252 KB, 2 páginas] , un folleto con respuestas a interrogantes sobre la influenza, cómo proteger a su hijo, el tratamiento y mucho más.

Para obtener más información acerca de la vacuna contra la influenza y la vacuna en atomizador nasal, visite Datos de la vacuna contra la influenza estacional.

Para obtener más información sobre el tratamiento de la influenza y los síntomas de la influenza, incluyendo información acerca de por qué los niños o adolescentes con síntomas similares a la influenza NO deben tomar aspirina, visite Más información importante para las personas con influenza.

 Arriba
Arriba