Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Temporada de influenza 2010-2011

Preguntas y respuestas

¿Cómo fue la temporada de influenza 2010-2011?

En comparación con las últimas tres temporadas, la temporada de influenza 2010-2011 fue menos grave que el año de la pandemia (2009-2010) y la temporada 2007-2008, pero más grave que la temporada de influenza 2008-2009, según lo determinado por el porcentaje de muertes provocadas por neumonía o influenza, la cantidad de muertes de niños asociadas a la influenza informadas, los índices de hospitalización pediátrica y de adultos, y el porcentaje de visitas a las clínicas de cuidados de salud ambulatorios por enfermedades asociadas a la influenza (ILI).

En general, durante la temporada de influenza 2010-2011, los virus más frecuentes en los informes fueron los de influenza A (H3N2), pero los virus de influenza (H1N1)2009 y los virus de influenza B también circularon. Debido a que un determinado grupo etario puede resultar más afectado por un tipo de virus de influenza que otro, la temporada de influenza 2010-2011 provocó un impacto importante en la salud en cada grupo etario (por ejemplo, el virus H1N1 2009 afectó de manera desproporcionada a las personas menores de 65 años en mayor grado que a las personas mayores de 65 años, mientras que el virus H3N2 en general afecta a los mayores de 65 años).

Las temporadas de influenza son imprevisibles en varios sentidos, incluyendo cuándo comienzan, cuán graves son, cuánto se pueden extender, qué virus se propagarán y si los virus de la vacuna coinciden con los virus en circulación de la influenza.

Se puede encontrar información adicional acerca de la actividad de la influenza durante la temporada 2010-2011 en el MMWR: Artículo: Actualización: actividad de la influenza - Estados Unidos, temporada 2010-11 y la composición de la vacuna contra la influenza 2011-12.

¿Cuándo alcanzó su pico máximo la temporada de influenza?

Durante la temporada de influenza 2010-2011, la actividad general de la influenza alcanzó su punto máximo a principios de febrero. En los Estados Unidos, el período de mayor actividad de las temporadas de influenza suele ser enero o febrero. (Vea el gráfico de los picos máximos de la actividad de la influenza por mes en los Estados Unidos de 1976 a 2009.)

El porcentaje semanal de visitas ambulatorias por enfermedades similares a la influenza (ILI) alcanzó su pico máximo, 4.6%, a mediados de febrero, según lo informó la Red de Vigilancia de Enfermedades Similares a la Influenza (ILI) en Pacientes Ambulatorios de EE. UU. (ILINet). Esto se puede comparar con los picos vistos en las dos temporadas anteriores a la pandemia H1N1 2009, que oscilaron entre 3.5% y 6.0% y se produjeron desde mediados y hasta finales de febrero. Durante el año de la pandemia, las enfermedades similares a la influenza alcanzaron su máximo valor, un 7.7%, a finales de octubre.

La cantidad de estados con actividad regional* o generalizada de la influenza ascendió a 49 a finales de febrero y disminuyó a cero a mediados de abril. El número máximo de estados que informó actividad generalizada o regional durante las tres temporadas anteriores osciló entre 49 y 50 estados.

*La actividad regional se define como un aumento en la actividad de enfermedades similares a la influenza (ILI) o brotes de influenza y casos recientes de influenza confirmada por laboratorio en al menos dos pero en menos de la mitad de las regiones de un estado con evidencia reciente de laboratorio de la presencia de influenza en esas regiones. La actividad generalizada de la influenza se define como un aumento en la actividad de las enfermedades similares a la influenza (ILI) o brotes de influenza y casos recientes de influenza confirmada por laboratorio en al menos la mitad de las regiones en un estado con evidencia reciente de laboratorio de la presencia de influenza en el estado.

 Arriba

¿Qué tan grave fue la temporada?

En general, la temporada 2010-2011 fue menos grave que la temporada de la pandemia 2009-2010 y la temporada 2007-2008, pero más grave que la temporada 2008-2009. Se puede encontrar información adicional acerca de la gravedad de la influenza durante la temporada 2010-2011 en el MMWR: Artículo Actualización: actividad de la influenza - Estados Unidos, temporada 2010-11 y la composición de la vacuna contra la influenza 2011-12.

¿Cómo se caracteriza la gravedad?

El impacto general sobre la salud (por ejemplo, enfermedades, hospitalizaciones y muertes) de una temporada de influenza varía de un año a otro. Según los datos disponibles de los sistemas de vigilancia de la influenza en Estados Unidos monitoreados e informados por los CDC, la gravedad de una temporada de influenza se puede juzgar según una variedad de criterios, incluyendo:

  • El número y la proporción de las pruebas de laboratorio para la influenza que dan positivo.
  • La proporción de consultas médicas por enfermedades similares a la influenza (ILI).
  • La proporción de todas las muertes provocadas por la neumonía y la influenza.
  • La cantidad de muertes de niños asociadas con la influenza y,
  • La tasa de hospitalización asociada con la influenza entre los niños y adultos.

La gravedad de una temporada se determina evaluando varias de estas medidas y comparándolas con temporadas anteriores.

¿Cuáles virus de la influenza circularon esta temporada?

Aunque los virus de influenza A (H3N2) predominaron en los Estados Unidos durante la temporada 2010-2011, también circularon altos niveles de virus de influenza A (H1N1) 2009 y virus de influenza B. La proporción relativa de cada tipo y subtipo de virus varía por región geográfica y semana durante la temporada de influenza.

A principios de la temporada, la proporción de virus de influenza B fue mayor (principalmente en los estados del sudeste), sin embargo, a medida que avanzó la temporada, una creciente proporción de subtipos del virus de influenza A resultó atribuirse a virus de influenza A (H1N1) en varias regiones. Sin embargo, en general, los virus de influenza A (H3N2) fueron los más frecuentes en los informes durante la temporada de influenza 2010-2011 en los Estados Unidos.

* La asignación de un subtipo es el proceso de identificar un virus de influenza A a por sus propiedades genéticas y antigénicas (biológicas) para determinar si es un virus de influenza A (H3N2) o influenza A (H1N1). Los virus de la influenza A se dividen en subtipos en los laboratorios de salud pública, por ejemplo, en los laboratorios del departamento de salud del estado y en los laboratorios de la División de Influenza de los CDC.

¿Cuán efectiva es la vacuna contra la influenza estacional?

La eficacia de la vacuna contra la influenza estacional puede variar de un año a otro y entre diferentes grupos etarios y de riesgo. En general, se ha comprobado mayor mayor efectividad de la vacuna entre adultos jóvenes sanos y niños mayores. Se ha informado menor efectividad de la vacuna entre niños pequeños (por ejemplo, los menores de 2 años) y adultos mayores con sólo una prueba aleatoria realizada en adultos de 60 años en adelante. La efectividad de la vacuna también depende de la medida en que los virus de influenza presentes en la vacuna indiquen una buena correspondencia con los virus de influenza que circulan. Se espera un nivel inferior de efectividad para los años en que la correspondencia entre los virus circulantes y los virus presentes en la vacuna sea subóptima. En el caso de los adultos sanos menores de 65 años, la vacuna contra la influenza también puede evitar días de trabajo perdidos, y evitará tener que acudir al médico o hacer uso de antibióticos innecesarios.

Para obtener más información sobre la eficacia de la vacuna contra la influenza estacional, visite ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza estacional?

 Arriba

¿Qué hicieron los CDC para monitorear la eficacia de las vacunas contra la influenza para la temporada 2010-2011?

Todos los años los CDC llevan a cabo evaluaciones y colaboran con socios externos para evaluar la eficacia de las vacunas contra la influenza estacional. Actualmente, los CDC están llevando a cabo estudios anuales sobre la eficacia de la vacuna entre personas de todas las edades recomendadas para la vacunación anual (es decir, de todas las edades, de 6 meses en adelante). Además, los CDC realizan estudios especiales destinados a dar respuesta a interrogantes más específicas, como la eficacia de la vacuna inactivada en la prevención de casos de hospitalización por influenza confirmados por laboratorio entre los residentes de mayor edad de los Estados Unidos.

¿Hubo una buena correspondencia entre la vacuna de la última temporada y los virus en circulación?

Aproximadamente los 2,494 virus de la influenza presentados a los CDC para su caracterización antigénica resultaron ser similares a los componentes de la vacuna contra la influenza 2010-2011. De los virus probados, el 99.8% de los virus de influenza A (H1N1), el 96.8% de los virus de influenza A (H3N2) y el 94% de los virus de influenza B eran similares a los componentes de la vacuna de la temporada 2010-2011.

Los virus de la influenza cambian constantemente (lo que se conoce como "transformación antigénica"), generalmente cambian de una temporada a otra, o incluso pueden cambiar dentro del curso de una misma temporada de influenza. Los expertos deben elegir qué virus incluirán en la vacuna con muchos meses de antelación a fin de producir y distribuir la vacuna a tiempo. (Para obtener más información acerca del proceso de selección de virus en la vacuna contra la influenza estacional, visite Selección de virus en la vacuna contra la influenza). Debido a estos factores, siempre existe la posibilidad de lograr una correspondencia menos que óptima entre los virus que circulan y los virus en la vacuna contra la influenza estacional.

¿Qué hicieron los CDC para monitorear la resistencia antiviral en los Estados Unidos durante la temporada 2010-11?

La resistencia antiviral significa que un virus ha cambiado de tal manera que el medicamento antiviral es menos eficaz para tratar o prevenir la enfermedad. Las muestras de virus obtenidas en los Estados Unidos y en todo el mundo se analizan para determinar si son resistentes a cualquiera de los cuatro medicamentos antivirales para la influenza aprobados por la FDA.

Los CDC recopilan virus habitualmente a través de un sistema de vigilancia nacional y mundial para supervisar los cambios en los virus de la influenza. Los CDC llevaron a cabo la vigilancia y la prueba de los virus de la influenza para verificar la resistencia antiviral. Además, los CDC trabajaron con los Departamentos de Salud Pública Estatales y la Organización Mundial de la Salud para recopilar información adicional sobre la resistencia antiviral en los Estados Unidos y en todo el mundo. La información recopilada ayudó a formular recomendaciones de políticas de salud pública bien fundadas.

A fines de la temporada 2010-2011, casi todos los virus (99.1%) de la influenza H1N1 2009 analizados para corroborar la resistencia antiviral en los CDC, fueron susceptibles al oseltamivir (Tamiflu®) y el 99.8% de los virus H3N2 analizados fueron susceptibles al Tamiflu®. Todos los virus de influenza B analizados eran susceptibles al Tamiflu®. A fines de la temporada 2010-2011, todos los tipos y subtipos de virus analizados eran susceptibles al zanamivir (Relenza®).

¿Se detectaron infecciones con virus inusuales de la influenza en 2010-2011?

Durante la temporada 2010-2011, se presentaron informes de infecciones humanas con influenza A (H3N2) de origen porcino. Estos casos se identificaron en Minesota, Pensilvania y Wisconsin. No hay vínculos epidemiológicos entre estos casos que han sido identificados y los virus de los cinco casos tienen diferencias genéticas que indican diferentes fuentes de infección. Los cinco pacientes se recuperaron totalmente de sus enfermedades.

En 2007, el contagio humano con un nuevo virus de influenza A se convirtió en una condición de declaración obligatoria a nivel nacional. Las infecciones con el nuevo virus influenza A incluyen todas las infecciones humanas con el virus de influenza A que son diferentes de los virus de influenza humana H1 y H3 que circulan actualmente. Estos virus incluyen aquellos que se clasifican en subtipo como no humanos en su origen. Podrá encontrar más información sobre vigilancia de la influenza en EE. UU. el sitio web de los CDC sobre la influenza.

 Arriba
Arriba